, ,

Ansiedad en el dolor 5/5 (1)

“En fibromialgia muchos enfermos además tienen ansiedad, conoce lo común que es la ansiedad en el dolor y como no es caracteristico sólo de la enfermedad de fibromialgia”  Redacción Fibromialgia Noticias

Investigadores del Grupo de Neuropsicofarmacología y Psicobiología de la Universidad de Cádiz, que forman parte del Cibersam (Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental del Instituto de Salud Carlos III de Madrid), han demostrado que, a nivel cerebral, existe una relación directa entre ansiedad y dolor.

Además se ha descubierto que el dolor que se activa en el sistema nervioso central, sus mecanismos son difernetes según la patología que los produzca.

En el estudio, publicado en la revista Progress in Neuro – Psychopharmacology & Biological Psychiatri y realizado en animales, se ha evaluado el dolor neuropático causado por un pinzamiento del nervio ciático y el generado por una diabetes mal controlada.

Investigadores españoles demuestran una relación directa en el cerebro entre la ansiedad y el dolor

En ambas dolencias, el dolor crónico deriva en el desarrollo de ansiedad, una enfermedad grave que afecta aproximadamente a un 35% de los pacientes que sufren dolor crónico, tal y como se ha descrito en diversos estudios epidemiológicos.

ansiedad en el dolor

De hecho, y según datos recogidos en este trabajo académico, entre un 10% y 30% de diabéticos padecen dolor crónico y de estos más de un 20% desarrolla ansiedad derivada de este sufrimiento.

Ansiedad en el dolor

No obstante, este desarrollo se manifiesta en el cerebro mediante procesos diferentes. Cuando el dolor se origina por una diabetes mal controlada, este se refleja en el sistema nervioso central a través de una disminución en la producción de noradrenalina y una disfunción en la actividad del Locus Coeruleus, una región del cerebro que está implicada en diversos procesos fisiológicos tales como el sueño, el control de la presión arterial o el estrés.

Sí el dolor es consecuencia de una lesión del nervio ciático, los investigadores observaron el efecto inverso: una hiperactividad del sistema noradrenergico. “Es decir, hay una mayor producción de noradrenalina, pero esta resulta insuficiente, con lo cual no se bloquea o elimina completamente el malestar”, explica  la científica Cristina Alba Delgado, perteneciente al grupo de investigación Neuropsicofarmacología y Psicobiología de la Universidad de Cádiz.

Entre un 10% y 30% de diabéticos padecen dolor crónico y de estos más de un 20% desarrolla ansiedad derivada de este sufrimiento

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *