,

El dolor crónico Doctor Alfonso Vidal

Dolor crónico Doctor Alfonso Vidal miembro comité asesor cientifico de esta web.

El dolor crónico Doctor Alfonso Vidal y el sufrimiento emocional con el que se convive día a día

En la estructura general de un centro de asistencia sanitaria siempre hay un espacio reservado a los tiempos intermedios, la antesala de la atención. La sala de espera.

SALAS DE ESPERA por Dr. Alfonso Vidal

La sala de espera es tierra de nadie donde se suceden múltiples interacciones de las que no somos conscientes siempre. Es la parte más externa de nuestra consulta, en la que comienzan los mensajes terapéuticos. Habla mucho de nosotros su calidez o frialdad, la decoración, la amplitud, el confort. Mesas, sillas, suelos, techos, puertas y ventanas transmiten mensajes de los terapeutas e invitan a relajarse, o a mantenerse en tensión.

Permite estar cómodo o solo estacionados hasta ser atendido. Desde luego es más importante el interior de la consulta y sobre todo la atención que se dé al paciente, las personas y medios técnicos y médicos, pero la sala de espera es el primer punto de contacto entre el paciente y su galeno.

dolor salas de espera

dolor salas de espera

Sin embargo, de lo que quería hablar hoy no es de los médicos, sino de los pacientes, y cómo la sala de espera se convierte en un espacio de interacción, de reconocimiento, de crítica, de reflexión sobre la atención o los profesionales. La sala de espera, dice mucho de los médicos y las instituciones que las albergan, pero los pacientes que allí se encuentran dicen aún más cosas.

Los pacientes en las salas de espera

En la sala de espera los pacientes hablan con naturalidad de sus enfermedades con sus acompañantes y con otros pacientes. Puede resultar curioso que algo tan íntimo y reservado como es la salud se exprese con pocas reticencias. Se hace de una forma natural, amén de ser forma de pasar el tiempo.

El ser humano es un ser sociable y en un espacio reducido de convivencia casi es imposible no hablar, ni comentar la experiencia propia sobre la vida, la salud o la atención de los profesionales por los que esperamos. Se comenta la razón, el tipo de atención, si se emplea un tipo de tratamiento u otro, si el médico lo hace solo o en equipo,…En suma en un rato, unos y otros realizan una catarsis y te hacen un retrato completo.

Siendo solo un espacio de transición, muchas veces es más definitivo que la propia consulta, ya que el paciente viene condicionado por la interacción que ha recibido a la entrada. Si los pacientes que esperan están contentos, se sienten comprendidos. Sí las medicinas o procedimientos han sido exitosos, los comentarios serán favorables y el paciente pasará a consulta orientado en sentido favorable. Si los que esperan no han tenido la atención que necesitaban o deseaban, puede que nuestro nuevo paciente entre con más reservas de las deseables.

La sala de espera el ágora del pueblo

La sala de espera no es un espacio inocente. Es el primer rompeolas en el que se prueba a los médicos, es él ágora donde se expresa libremente el pueblo, donde se juzga y absuelve o condena una forma de ser o de trabajar, a veces antes de iniciar la actividad.

Esta podría ser una descripción suficiente si no fuera porque hay otros puntos de vista.La sala de espera es también el recinto donde se concentran las angustias, los miedos, las impaciencias, mientras terapeutas y pacientes están en las áreas asistenciales, las familias y acompañantes sufren en silencio a la espera de explicaciones, de respuestas, de esperanza.

dolor-cronico-doctor-alfonso-vidal

El ágora griega era el lugar de reunión de los ciudadanos para discutir sobre los problemas de la comunidad

La gestión de la información es una habilidad imprescindible para una profesión como la medicina y, a veces, no comprendemos las emociones que sienten nuestros pacientes hasta que no nos vemos sometidos a la “pena de banquillo” de una espera de información, de visita. Hasta que no nos toca entrar en horario, esperar el salvoconducto o el guía que nos permita pasar las puertas prohibidas.

Cuando son los tuyos los que necesitan atención y tú solo eres otro acompañante. Entoces entiendes lo dura que es la silla de la sala de espera y lo necesario que es que los espacios sean amigables. La atención no sólo debe de hacerse dentro de la consulta.

– FIN –

En Linkedin encontrareis todo su perfil profesional y académico y podeis localizarlo en caso de necesidad para acudir a su consulta.

Accesso a Linkedin del Dr. Alfonso Vidal especialista en dolor crónico

Articulo sobre Fibromialgia: Fibromialgia el dolor incomprendido

Sus reflexiones en DiagNostrum

 

Encontrareis más médicos del comité asesor cientifico en Fibromialgianoticias.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (6)

Valora esta información

2 comentarios
  1. Sol Yolanda Mendez
    Sol Yolanda Mendez Dice:

    Saludos..
    Hacen 6 años vivo con Fibromiargia.
    Este ultimo año tuve dos bloqueos los cuales la mejoria fue poca.
    Uso plantas medicinales las cuales con alcolahado siento un poco alivio también la vitamina B 12. Y vitamina D 10.000 mg diarios más una vitamina para los huesos han logrado aliviar un poco mis dolores.

    Responder
  2. Maria Amparo
    Maria Amparo Dice:

    Padezco fibromialgia hace yo no sé cuántos años……el primer diagnóstico me lo dieron con este nombre hace 36 años…..el Dr.,algo dudoso, se limitó a decir: ” esto va a ser fibromialgia”( no lo reflejó por escrito)…..yo le dije,—– Dr. eso qué es?…….—–reuma de toda la vida, dijo él……y con analgésicos me mandó para casa…,.A los 20 años ya me dieron el diagnóstico definitivo, FIBROMIALGIA, comenzaron a tratarme. siquiatras, reumatólogos, traumatólogos, ginecólogos…….internistas,…..han pasado 36 años y aquí estoy con una pésima calidad de vida, atiborrada de medicamentos, con una celiaquía diagnosticada hace 5 años muy afectados los intestinos, dos verteroplastias hace 4 y 5 años de las que no he quedado bien , una ostopenia generalizada con gran afectación en las caderas………y, —ya qué? a mis 66 años ……pues qué puedo esperar?……

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *