El dolor crónico tiene nombre Valora la información


Sí deja de sufrir, deja de sentirte “invisible”. El dolor crónico tiene nombre en fibromialgia y en otras muchas más enfermedades.

Y lleva tú nombre y tus apellidos, y tus circunstancias y tus vivencias. Y tus ganas de superación y de lucha.

No existe fracaso, existe mucha superación, ganas de seguir. Una voluntad férrea que encara cada nuevo día con la certeza de tenerlo todo pérdido por el dolor físico, con las ganas el empeño en seguir adelante.

Cada tras nuevo embate de la enfermedad. Cada tras nueva crisis y guerra intima con tu cuerpo, con sus gritos que no te dejan descansar, hay un nuevo despertar.

Un nuevo resurgir, los enfermos de dolor crónico nos reinventamos día a día y luchamos contra el sentimiento más duro el de la incertidumbre continua.

Tras comenzar cada nuevo sueño, cada nuevo proyecto nunca sabremos sí lo podremos acabar, nunca sabremos cuando tendremos que vernos obligados a claudicar al capricho del dolor crónico. Y mientras sufrimos la crueldad del dolor físico, el dolor emocional de ver como se va quedando atrás otro nuevo proyecto inconcluso.

Un tren que continuamente queremos coger

y continuamente nos vemos obligados a abandonarlo. No podemos aunque queramos seguir el ritmo de esta sociedad. No podemos subirnos al tren de la civilización.

Queremos apretarnos y subir a un vagón, compartir los retos de la sociedad, luchar por nuestras vidas, como el resto de seres humanos, pero sencillamente el dolor crónico nos arrastra y nos deja continuamente en el andén.

Un andén lleno de proyectos inconclusos, volcando miles de ilusiones y esperanzas. No sólo sufrimos dolor. También somos capaces de construir cosas bellas, hermosas.



"<yoastmark

No sólo nos vestimos de desesperanza, también de ilusiones, lucha y mucha, mucha voluntad…muchos silencios porque aceptamos nuestras “debilidades” y luchamos ante ellas y no hacemos responsables a nadie.

Somos muchos, somos legión…somos un gran silencio que lucha con dignidad contra una enfermedad cruel, demasiado cruel llamada dolor crónico.

Preguntate como es vivir con dolor crónico

¿Estarías dispuesto a levantarte y luchar contra el dolor físico? ¿Estarías dispuesto a levantarte una y otra vez después de perder lo que estabas haciendo por un nuevo ataque de dolor?
¿Cuántos días, semanas, meses, años estarías dispuesto a vivir en un continuo recomenzar, en un nuevo reinventarte?
¿Aguantarías el dolor crónico y perder tus proyectos de vida una vez detrás de otra?

¿Estarías dispuesto a convivir con las exigencias de tu entorno pidiéndote que pongas cara de felicidad, cuando simplemente no puedes? El dolor crónico deja mella en muchas partes del cuerpo, pero la más evidente es el semblante de tu cara. El sufrimiento físico se manifiesta en un rostro cansado…agotado. Y tu cerebro sigue creando proyectando ilusiones.

Demasiado contradictorio, demasiado complicado para una sociedad que sólo está preparada a juzgar por la apariencia física. No tenemos tiempo para profundizar, para ver más allá. No se entiende como una persona puede verbalizar sueño e ilusión y su cara mostrar todo lo contrario.

Esto es una vivencia común entre todos los que sufren dolor crónico, no sólo en fibromialgia, existen muchas, demasiadas enfermedades que llevan asociadas el dolor crónico.

¿Luchadores, héroes? Simplemente personas

Se busca famosos para que muestren lo que es el dolor crónico, para que aleccione, para que ayuden. Los famosos siempre tendrán a su acceso a médicos que les impartirán drogas a demanda para seguir su ritmo de vida, un infierno en el que se ven envueltos ante la necesidad de mantener su cara “limpia” el marketing no perdona a famosos con “debilidades”.

Drogas estimulantes cuando necesitan “acción” o “relajantes” cuando pueden permitirselo. Ese fué el caso de Kennedy, Prince o el propio Michael Jackson el poder del dinero da el acceso a las drogas a capricho y demanda según se necesite, analgésicos, estimulantes que esconden el dolor crónico, y que muchos mueren por el uso inapropiado de ellas esclavos de sus obligaciones.

Tú nombre. El dolor crónico tiene nombre

El dolor crónico está formado por millones de personas que se levantan cada día, como tú.

Tú nombre el constructor de tu vida llena de una infinita superación

La/El que se levanta sin poder , empieza cientos de veces tras los caprichos de la enfermedad. No deja de soñar que algún día en ese vagón atestado de gente al que se sube cientos de veces, cuando se vea otra vez obligada a bajar por el dolor crónico…entonces esa vez…esa saldrán todas las manos de alrededor tendiéndole ayuda y por fin no verse obligada a esperar en el anden con sus maletas llenas de sueños.

Sí de algo se nos puede acusar es de tejedores de esperanzas y de ilusiones, de soñadores eternos.

¿Por qué hoy?

Para los que no creéis, puede que os moleste, yo sólo plasmo la vida y parte de la vida es la crucifixión y la resurrección del Señor ¿No os recuerda una continua resurrección el camino al que nos vemos obligados a recorrer? Tan sólo es una metáfora…nada más… #Félizdomingo

Escrito por Carmen Martín Pérez para Fibromialgia noticias©

Recuerda o conoce, sino lo sabes, por favor no copies sin saberlo me estás robando la única libertad que me queda y es la de describir lo que muchos podemos sentir. No robes, no te apropies de mis reflexiones es mi sueño, no robes mis sueños…conviértete en el que me dá la mano para subir al tren. No me obligues continuamente a vivir en el andén.

Valora esta información

5 comentarios
  1. Silvana
    Silvana Dice:

    Muy buen artículo, refleja a la perfección el lado emocional de esta enfermedad, el día a día, es la primera vez que me siento identificada con un artículo referido a esta esta enfermedad que nos aqueja. Gracias!

    Responder
  2. Celia Rosa Ricardo Infante
    Celia Rosa Ricardo Infante Dice:

    Hola soy Celia tengo 26años y sufro de fibromialgia es terrible y ya no se que hacer con mis crisis he leído mucho sobre mi enfermedad pero no encuentro alivio siempre me duele todo y todos mis huesos tienen algo que me sugiere

    Responder
  3. Tania
    Tania Dice:

    Excelente artículo muy sentido y acertado logras plasmar el sentimiento de muchos en tus palabras, no pude hacer más que llorar mientras leía y lo compartire con todos los que pueda por que logras traducir todo lo que pasa por nuestras cabezas constantemente y tal vez no sabemos comunicar.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *