,

El dolor del dolor 4.9/5 (50)

A diario leo historias de dolor, de incomprensión sufridas por el dolor y desde el dolor. Los que no conviven con el dolor les cuesta asimilar que el dolor sea para siempre.

Que el dolor acabe con los años cambiándote la expresión de la cara: y aunque quieras reir la risa ya no es como la de antes, bajo la risa en tu rostro ya están marcadas las cicatrices del dolor.

El dolor te cambia

Todos, hasta yo, tenía la firme creencia que el dolor estaba controlado, un dolor de cabeza un analgésico, un dolor de muelas otro o un empaste, una torcedura de tobillo, tiempo, vendas y anti-inflamatorios…y así un largo etcétera.

Pero todo cambia cuando un día el dolor aparece y no desaparece, empiezas a automedicarte con lo flojito que tienes acceso en la farmacia, y pasan los días, hasta los años que haces caso omiso de lo que tu cuerpo está gritando.

Hasta que ya no puedes dejar de ignorarlo, hasta que te paraliza…existen muchas enfermedades que cursan con dolor crónico artritis, artrosis, Lupus, neuropatias, cáncer nuestra gran conocida fibromialgia…y el grito es unánime: Quiero dejar de sentirlo!!!

fibromialgia y fuerza

fibromialgia y fuerza

Un largo recorrido

El recorrido para todos es el mismo, de especialista en especialista, y no remite, no abandona, se mantiene aferrado a tu cuerpo como una segunda sombra.

Entonces es cuando nace el dolor del dolor:

-El dolor del dolor por qué TU no entiendes que no haya solución medica…una pastilla.
-El dolor del dolor por qué tu entorno no entiende que no haya nada que lo controle y veas en sus miradas desconfianza, creyendo que manipulas la situación.
-El dolor del dolor por qué todo a tú alrededor está cambiando: Ya no eres el/la misma/o de siempre.
-El dolor del dolor por qué algunos médicos no sensibilizados no te tratan como esperas.
-El dolor del dolor por qué empiezas a renunciar a cosas para tener mejor calidad de vida.

Y aún así, luchan a díario con esperanzas, intentando llevar una vida lo más normal posible y evitando las consecuencias del dolor a su entorno y sufre por los cambios que su dolor vá haciendo cambiar, pero aún así lucha y con gran fuerza!!!

El dolor y la fuerza

Pero aparte del mundo real, existe otra realidad paralela, una realidad maravillosa y que much@s no pueden ver y yo os quiero transmitir:

Existen grandes héroes que luchan contra esta lacra, los primeros los pacientes que sufren dolor continuo tenga el apellido que tenga haciéndolo visible mediante el mundo de internet, enfermos que alzan su voz en solitario, asociaciones de diversas enfermedades, enfermer@s sensibilizados y que luchan por apoyar al enferm@, familiares que con grandes iniciativas se involucran en grandes metas y objetivos para recaudar para asociaciones, médicos especializados y no especializados que luchan por sus pacientes e investigan y prueban nuevas terapias.

¿Te unes al dolor?

Ahora solo faltas tú, sí solo tú, que comprendas que existe el dolor incontrolable que lo sufren miles de pacientes con diversas enfermedades.

Sensibilizate, acercate, comprende, entiende que si tienes a un enfermo de dolor crónico es por qué la medicina no alcanza aún con sus alternativas (no insistas en que no quiere curarse) y que tienes enfrente tuya, o a tu lado o muy cerca a alguien que sufre dolor crónico y es un héroe a diario,no sientas compasión, admiralo.

Ahora, sólo faltas tú ¿te unes a nosotr@s?

A mis compañeros de camino…a todos.
Hoy no firmo…por qué hoy somos tod@s.

Escrito por Fibromialgianoticias.com©

Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

2 comentarios
  1. Gloria María Correa Torres
    Gloria María Correa Torres Dice:

    Agradezco la oportunidad de conocernos y compartir ,me identifico como fibro positiva y siempre buscando alternativas para mejorar mi calidad de vida. Gracias!

    Responder
  2. Paula Maldonado
    Paula Maldonado Dice:

    Debo reconocer que soy afortunada. Mi familia y amigos me comprenden, en mi trabajo se adaptan a mis necesidades. Mis médicos me creen y tuve la posibilidad de elegir aquellos profesionales con los que se generara empatía mutua. Pero todo esto no es suerte o casualidad, es el fruto de años de lucha y de trabajo denodado de aquellos que se han esforzado por investigar y dar visibilidad. Agradecida estoy también a quienes nos han precedido en este camino y a quienes toman las riendas de forma activa, sea en internet, sea en ámbitos académicos y sanitarios

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *