Empatia en fibromialgia ¿Necesaria? Valora la información


Va a resultar complicado escribir esta entrada la empatia en fibromialgia, demasiadas vivencias juntas, la realidad está llena a su vez de demasiadas realidades que llega un momento en el que se interconecta todo y encuentras respuestas o crees haberlas encontrado.

Empatia en fibromialgia

Hablamos mucho de empatia, de que se pongan en nuestra piel, que necesitamos ser escuchados…
Sinceramente la empatia sólo es un cúmulo de problemas, demasiados problemas y rehusé a que sintieran empatia por mí.

Al principio de la enfermedad pude comprobar como había un cambio de actitud hacia mí, en tan sólo cinco minutos, relaciones del día a día, de las de saludar y ¿hola que tas estás?

Tan sólo con pillarte con un día bajo del “que no puedes ocultar nada” y empezar a contestar preguntas (una intrusión a tu intimidad con todas las de la ley) veias como dejabas de ser una persona sociable y divertida, a verte en un espejo que no te gustaba. El trato cambiaba…veias como en otras personas dejabas de ser la de siempre a una persona ?¿?¿?¿ (no puedo adivinar lo que piensan los demás) lo que sí sé es que esa visión, ese trato no me hacía sentir cómoda y las relaciones se enfriaban, tan sólo con un día de bajar la guardia.

Pasó de ser un hecho casual, a iniciar ensayo/error, y en efecto se confirmó…todo cambia cuando nombras la palabra enfermedad.

Cuando estas sano salir de la zona de confort, o ver que se aproxima un “problema” tiendes a eliminarlo, así de sencillo.

Esa misma zona de confort de la que gozamos tod@s antes de enfermar y que tan bien conocemos. La zona de confort que queda resquebrajada a todos los niveles y cuesta tanto sufrimiento emocional debido a abandonos familiares, pérdidas laborales y relaciones sociales como bien se muestra con esta peligrosa necesidad de sentir empatia.

Y sino respondes a la empatia…

Osea sí decides, desde tu libertad personal, desde la que decides vivir tu vida y tod@s tenemos derecho no responder a “empatias impuestas”.
Sí, tenemos derecho a decidir, como vivir cada uno nuestra enfermedad, y no vernos relegados a personas desválidas. Mostrarse fuerte en una situación de dificultad…entonces no está enfermo o eres un antipático…así de simple.
Escuchar la gran piedra angular de muchos problemas.
Escuchar y querer conocer.

Conocer a la persona que tienes enfrente.

La empatía asociada a la compasión, nos impulsa a ayudar a quien no desea ser ayudado. Aunque no se haga con mala intención, la persona a la que le brindamos ayuda puede sentirse amenazada y humillada. Puede sentirse incluso desmotivada por no poder hacer las cosas por sí sola. Por este motivo, debemos estar seguros de si la persona necesita o no nuestra ayuda, y si quiere o no recibirla.

Y sino la conoces no emitir juicios de valor sobre esa persona, un gran problema cuando para abreviar necesitamos ponerle una etiqueta a todo y “encasillarlo” en nuestro cerebro, ese cerebro en el que hay una lucha constante entre lo emocional y la inteligencia…o entre lo racional o lo irracional, como hablamos desde el más profundo desconocimiento de las emociones y el cerebro.

Pero somos humanos, como humanos necesitamos afectos y cariño, y ante el dolor crónico se hace más necesario esa necesidad de “empatia”.

Cuando se necesita empatia

El dolor crónico aisla, aisla obligatoriamente. En eso no hay decisión ni libertad posible, es incuestionable. Como enfermos y seres humanos cuando sufrimos el dolor crónico, somos el sumun del sumun de la empatia, no queremos que nos vea sufrir nadie, no queremos hacer daño a los que queremos. El dolor crónico duele fisicamente y vemos en las caras de nuestros seres queridos el reflejo de lo que estamos viviendo.



empatia en fibromialgia

Nos vemos reflejados en su cara de dolor emocional…entonces cuando más empatia necesitamos vamos rápidos a escondernos, si duro es sufrir el dolor crónico más duro es ver el daño que estás haciendo a los demás…no puedes con tanto dolor, el tuyo físico y el emocional de los demás ¡Qué gran problema!

Y cuantos desacuerdos puede generar en una familia, todos queremos el bien de los demás.

Quien no sufre el dolor crónico no puede entender que necesites “esconderte”, tú no puedes entender que lo has hecho necesitado de esa soledad cuando llega el dolor físico, quien tienes a tu lado necesita estar contigo porque te vé mal…moralmente no puede dejarte sol@ cuando te encuentras tan mal.

Pero cuando se siente rechazad@ una y otra vez, cuando ha querido ayudarte…cuando has decidido que no sufra por tí ¿Qué sucede?
Empatia, empatia, empatia, empatia…¿Solución o problema? ¿Juega a nuestro favor o en contra?

Cada uno tendréis una contestación, tantas como vivencias hasta este momento…pero y ¿a largo plazo cuando se llevan muchos años de cronicidad?

Acudamos a los datos cientificos…la razón por encima de lo emocional. Leyendo y leyendo, escuchando y reflexionando y desde la perspectiva de la cronicidad veo como empiezan a encajar piezas.

La empatia en la ciencia

Vamos a usar la ciencia de una forma empática (puede resultar muy incoherente), sí algo se desconoce es que la psiquiatria sabe que el mayor número de suicidios se dá en el hombre.

El hombre no sabe pedir ayuda, no habla de sus problemas, la mujer sí…esto es conocido en la ciencia, está comprobado. Aquí ya tenemos un porque el hombre es más reacio a hablar cuando tiene fibromialgia, no sabe pedir ayuda.

Por eso es tan visible la mujer en la enfermedad y tan invisible el hombre. Mientras la mujer es más diagnósticada el enfermo de fibromialgia tarda más años en ser diagnósticado, un médico comprobará cientos de parametros médicos más hasta que diagnostique a un hombre de fibromialgia.

Y la reciente investigación lo ha puesto de manifiesto el hombre sufre fibromialgia en casi los mismos porcentajes que la mujer
Un médico empático con el hombre es un gran problema para el hombre que sufre de fibromialgia, no puede hacerle “esa faena” a otro hombre (se pone en su piel)…otra vez la empatia en contra del enfermo.

La empatia en las redes sociales

Las redes sociales están supliendo el ejercicio de muchos psicologos, tener donde volcar tus frustraciones es un gran ejercicio terapeutico, y es usado por cientos de enfermos creando una redes de colaboración que ya existe en la vida real (abogados, psicologos, médicos, ayudas sociales….), la empatia del enfermo a otro enfermo, ha hecho aligerar la carga asistencial de quien debe de tratar con toda la seriedad la salud psicológica de un enfermo crónico y sus dificultades en la sociedad ante la discapacidad. (leer con atención sucede en todas las enfermedades).

En las redes sociales se muestra la violencia económica, psicológica que sufre el enfermo por culpa de su discapacidad y que es tan importante en todas las enfermedades, no sólo en la fibromialgia, hay estudios constatables que la mujer con discapacidad (con cualquiera) es mucho más vulnerable a la violencia de todo tipo.

Aparte del gran daño social que se está haciendo por parte de webs que han identificado este problema y nada más que crean contenidos que retroalimentan la desesperación…se pide empatia…se dan contenido que reflejan su realidad y estas webs conocedoras de ello están haciendo que la enfermedad SI PAREZCA realmente de las emociones cuando es física.

Grave daño está siendo usado por la empatia, se pide empatia a gritos y se está usando en contra del colectivo.

Y que decir de coachings escritores que tienen redes sociales y manejan grandes datos y análiticas. Detectan necesidades y crean libros para retroalimentar esa empatia. Empatia un gran negocio.

Ayer mismo a través de una red social una enferma decía que se dedicaba a crear contenidos sobre la enfermedad y que hacia coaching (claro a un precio) porque su tiempo tenia precio, y a callar toca por empatia. Sólo entendereis esto quien lleva años en el espacio aviso.

Bueno….aquí teneis más de lo mismo, otra problemática que cada uno decide como manejar, no seré yo quien tire la primera piedra contra nadie…hay que ser muy coherente y el ser humano es incoherente por naturaleza.

Yo simplemente HOY soy una escritora que intenta reflejar la realidad…que escribe lo que muchos no se atreven a decir (y que huye de la “empatia amiga me acerco a tí”, tengo posesión de favoritismos)…o simplemente hable en el desierto, ya lo sabes de los prejuicios nadie nos libramos y hoy me pongo a tu disposición.

Lo siento no quiero EMPATIA tal y como se está viviendo no…prefiero la palabra AMOR. Amor incondicional .

Quiero que me quieras tal y como soy, con mis virtudes y defectos. En la salud y en la enfermedad.

Uppps se me olvidó…. la empatia politica el uso o mal uso que se está haciendo de ella, pero los que me conoceis sabeis que NUNCA he hablado de politica y desde aqui un tirón de orejas a los partidos politicos que usan el nombre de este espacio en twitter para darse visibilidad en la enfermedad, es un espacio cientifico y a veces de reflexión social como en este caso.

Etiquetar para conseguir seguidores en las redes sociales es SPAM. Este espacio no quiere miles de seguidores que no creen en la ciencia y mucho menos cuando se aleja la empatia solidaria y positiva. Este espacio quiere RESPETO, respeto para la enfermedad dentro y fuera de las redes sociales.

 

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *