, ,

La tensión crónica altera el sistema inmunológico Valora la información

Estudios coinciden en que la tensión crónica alteraría el funcionamiento del sistema inmunológico

Lejos de los debates sin soluciones sobre las frecuentes olas de delitos en las que queda sumergida la tranquilidad social, están las huellas psicológicas con las que las víctimas deben convivir de por vida convirtiendose en victimas de la tensión crónica . Nuevos estudios empiezan a confirmar que esas huellas dejarían marcas en la salud física.

“No podemos afirmar que todas las personas que sufren un delito desarrollan enfermedades, pero existen evidencias de que los eventos traumáticos afectan la salud de las víctimas: realizan más consultas médicas, se les realizan más cirugías o tienen una mayor cantidad de síntomas somáticos”, explicó a LA NACION la psicóloga Birgit Pfitzer, investigadora de la Universidad de Adelaida, en Australia.

celulas inmunidad

celulas inmunidad

Pfitzer acaba de finalizar un estudio piloto en víctimas de abuso sexual, violación de domicilio, estafa, violación y en sobrevivientes a intentos de homicidios. Los resultados preliminares, que la investigadora presenta hoy en la última jornada del IV Congreso Mundial de Estrés Traumático, que se realiza en el país, demostrarían la relación entre el estrés postraumático y la aparición de indicadores que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades futuras, como los problemas cardíacos.

efectos del estrés crónico en la salud

Para determinarlo, el grupo dirigido por Pfitzer comparó los efectos del estrés crónico en la salud de dos grupos de participantes: 27 víctimas de delitos versus 31 personas que no habían sufrido ningún delito. A todos se les realizaron mediciones psicológicas para evaluar el nivel de estrés y se les extrajo muestras de sangre.

“Es muy difícil encontrar y confirmar efectos directos entre el estrés generado por un evento traumático y las enfermedades orgánicas, pero estudios previos demostraron que el estrés postraumático afecta principalmente al sistema inmune”, dijo la científica alemana que realiza su investigación de doctorado en el Departamento de Psicología de la universidad australiana.

En el estudio, comentó Pfitzer, las víctimas tenían síntomas postraumáticos, entre los que suelen estar revivir la angustia del hecho vivido, repetir involuntariamente reacciones de ese momento, sentir despreocupación e indiferencia, insensibilidad emocional, aislamiento, falta de interés en las actividades diarias, vigilancia excesiva, irritabilidad o ataques de ira y sufrir falta de sueño, entre otras.

Sin embargo, aclaró la especialista, en la aparición de esos síntomas pueden influir experiencias traumáticas previas al delito, lo que confirma un estudio sueco en 6000 vendedores de comercios. La investigación demostró que una experiencia violenta previa a un robo aumenta 2,5 veces más el riesgo de desarrollar el trastorno de estrés postraumático después de sufrir o presenciar el delito.

efecto acumulativo

“Hablamos de un efecto acumulativo -resumió el doctor Hans Peter Söndergaard, autor principal del estudio-. La experiencia previa podría tener alguna similitud, pero también podrían influir razones bioquímicas para ese efecto. Las mujeres que buscaron ayuda después de una violación, por ejemplo, tienen mayor riesgo de desarrollar estrés postraumático si tienen bajo el nivel de cortisol, un descenso hormonal característico del estrés crónico y que le impide al organismo enfrentar el evento traumático.”

El equipo dirigido por Söndergaard, del Instituto Nacional para la Investigación de Factores Psicosociales y Salud, de Suecia, determinó que el robo era la situación laboral negativa más frecuente (44,7%) mencionada por los vendedores. Y los investigadores observaron que sufrir un robo aumenta el nivel de ansiedad, pero no el riesgo de sufrir depresión.

Síntomas participantes del estudio

Entre los participantes del estudio, 96 dijeron haber comenzado a sufrir dolor de cabeza, espalda y cuello; tener presión arterial elevada; sentir depresión, ansiedad y somnolencia; sufrir gastritis y úlcera; tener dolor en las articulaciones y desarrollar psoriasis, problemas de tiroides, fibromialgia, diabetes, asma e, incluso, aumentar de peso.

“La salud física puede desmejorar debido a las alteraciones del sueño que, a menudo, son parte del trastorno de estrés postraumático”, indicó Söndergaard a LA NACION vía correo electrónico antes de la presentación de los resultados en el congreso organizado por la Sociedad Argentina de Psicotrauma.

“Durante el sueño profundo, que son los primeros 100 minutos del descanso -continuó el experto-, se suceden procesos regenerativos que se alteran cuando el desorden del sueño forma parte del trastorno. Lo mismo ocurre con el sueño REM, lo que reduce la capacidad de procesar las emociones y de deshacerse de los problemas creados por el recuerdo del evento traumático.”

A los tres meses

El trastorno de estrés postraumático, que se caracteriza por la existencia de una amenaza de lesión o de muerte para quien sufre el evento traumático o un tercero, puede aparecer de manera inmediata o a los seis meses.

En la investigación dirigida por Pfitzer se analizaron los efectos del estrés traumático a partir de los tres meses posteriores al delito, aunque entre los participantes hubo personas que habían sido víctimas de un delito hacía 16 años.

“Estudiar el efecto del estrés a largo plazo en las víctimas de delitos es importante porque a menudo también sufren los problemas relacionados con el proceso legal, la incapacidad laboral y los problemas físicos y psicológicos”, explicó la investigadora.

La acumulación de las tensiones que genera todo esto, y que no se agota una vez que la víctima denunció el delito y regresa a su casa, debilitaría a largo plazo las defensas del organismo. “Entonces, las víctimas de delitos podrían sufrir deficiencias en el sistema inmune, por lo que decidimos estudiar el bienestar psicológico de los participantes y analizar distintos indicadores bioquímicos en la sangre -dijo-. Hallamos que algunos de esos marcadores habían cambiado, lo que podría deberse al estrés.”

Indicadores de inflamación

Uno de esos indicadores, el que más llamó la atención a la investigadora, fue el de la inflamación, que suele estar asociada con la aterosclerosis y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Claro que, la respuesta exacta aún se desconoce. “Existen varios mecanismos -puntualizó Söndergaard-. Uno es la sensación exacerbada a largo plazo de alerta y excitación propia del estrés postraumático. Esto puede aumentar la presión arterial y la tensión muscular, que produce dolor y fibromialgia. Otro mecanismo es la variación en distintas hormonas esteroides, como el cortisol o dehidroepiandrosterona, que pueden alterar la respuesta inflamatoria del sistema inmune y provocar enfermedad.”

La recuperación del estrés postraumático depende de muchos factores, entre ellos, el apoyo social, la asistencia terapéutica, las estrategias de autorrecuperación, las creencias religiosas, la valoración personal de la realidad y las experiencias previas.

“Si alguien ha sufrido una experiencia traumática previa, el delito puede disparar muchísimas consecuencias para la salud”, concluyó Pfitzer.

Fuente: LA NACION

Valora esta información

, ,

Lilly somete solicitud de Cymbalta para trastorno de ansiedad Valora la información

Cymbalta para trastorno de ansiedad

CYMBALTA , medicamento aprobado para tratar el trastorno de depresión mayor y el manejo del dolor periférico por neuropatía diabética en adultos, ha sido sometido para aprobación de la Administración Federal de Drogas y Alimentos para controlar el trastorno de ansiedad generalizada.

El medicamento, producto de la farmacéutica Eli Lilly se encuentra bajo el proceso de investigación para conocer los efectos que tiene en la fibromialgia, un trastorno de dolor crónico, a menudo debilitante, en los músculos, acompañado por fatiga y trastornos del sueño.

cymbalta

cymbalta molecula duloxetina

“Más de tres millones de pacientes alrededor del mundo han sido tratados con Cymbalta desde que el medicamento fue aprobado por FDA para el tratamiento de la depresión mayor y el manejo de dolor de la niropatía diabética”, dijo Alan Breier, MD, vicepresidente de la división médica y director médico de Eli Lilly and Company en comunicado de prensa.

Según estudios realizados en los EE.UU., cuatro millones de estadounidenses entre las edades de 18 y 54 son diagnosticados con trastorno de ansiedad generalizada, entre ellos, la mayoría son mujeres. Según investigaciones, personas que sufren del trastorno de ansiedad también experimentoan otros trastornos mentales y físicos, como depresión, trastornos alimentarios o abuso de sustancias.

Valora esta información

,

Lupus y fibromialgia enfermedades de dificil diagnóstico Valora la información

Lupus y fibromialgia enfermedades que comparten mucho.

Lupus

No es ni mucho menos, uno de esos términos que han surgido últimamente en el mundo de la medicina. Sin embargo, el conocimiento de su realidad sigue estando muy limitado.

Hace escasos años se popularizó cuando surgieron rumores de que los supuestos blanqueos del rostro de Michael Jackson eran en realidad, efectos de una enfermedad llamada lupus. Aquello no se confirmó aunque al menos sí permitió una mayor familiaridad con el concepto.

Afortunadamente para los afectados, su diagnóstico ha mejorado notablemente en los últimos años, aunque hace una década no era difícil encontrar médicos de atención primaria que no habían oído siquiera de esta enfermedad.

Lupus y fibromialgia

Lupus y fibromialgia

El lupus eritematoso sistémico es, hoy por hoy, una enfermedad incurable del sistema inmunitario, una condición por la que el mecanismo de defensa de nuestro organismo comienza a atacarse a sí mismo creando un exceso de anticuerpos en el torrente sanguíneo que causan inflamación y dañan las articulaciones, los músculos y otros órganos. El lupus discoide afecta por lo general, sólo a la piel, pero en algunas ocasiones puede degenerar en sistémico.

Esta enfermedad se puede presentar con síntomas muy diversos llegando a imitar a otras enfermedades como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple. Se cree que un 1% de la población puede tener lupus en este país, de los cuales el 90% son mujeres, principalmente entre 15 y 55 años de edad.

Hace algo más de una década se fundó la asociación Huelva Lúpicos Asociados (Hulua).

Lupus y Fibromialgia

Con el paso del tiempo y dadas esas connotaciones que asemejan el lupus con enfermedades reumáticas, se han ido añadiendo pacientes de otras patologías incluida la fibromialgia. La presidenta de Hulua, Mari Ángeles García Asuero, señala que las pacientes de fibromialgia se comenzaron a inscribir en la asociación en 200 1y los de espondilitis al no estar funcionando su asociación.

Define al lupus como “la madre de todas las enfermedades reumáticas”. García Asuero comenta que el seguimiento de los pacientes de lupus a través de los internistas es ahora bueno y comenta que el diagnóstico sigue siendo aún complicado ya que “tiene cosas que le hace coincidir con otras enfermedades, aunque aún es más complicado el diagnóstico de la fibromialgia”.

Las pacientes de fibromialgia se fueron acercando a Hulua porque en muchos casos hay un puente entre ésta y el lupus: “Mucha gente del lupus también tiene fibromialgia”, dice la presidenta de esta asociación.

El dolor síntoma que comparten

Los dolores en cualquiera de estos casos son una de las principales características por lo que una de las mejores maneras de combatirlos es “acostumbrarse a vivir con el dolor”. En los casos más extremos algunas de ellas llevan parches de morfina, pero hay que insistir es que el mayor sufrimiento proviene de la incomprensión de los familiares, “pues suelen reaccionar mal y no llegan a creerse que en verdad estemos enfermas”.

Fibromialgia

La fibromialgia ha sido hasta hace poco tiempo, otra de las grandes desconocidas. Gracias al testimonio de la actual vicepresidenta del PSC y onubense de origen, Manuela de Madre, su conocimiento se ha extendido. Sin embargo, las pacientes se quejan de que la fibromialgia sigue estando considerada como un cajón de sastre.

Es el reumatólogo quien realiza el diagnóstico aunque en algunos casos también lo hace el médico de familia. Para ello hay como una clave secreta que son los 18 puntos repartidos por todo el cuerpo que al menos en número de 11, deben causar dolor.

Comentan que actualmente no hay grandes demoras para las consultas de esos especialistas, aunque a nadie se le escapa que hay mucha gente a la que le falta ese diagnóstico. De hecho se calcula que el 13% de los pacientes que acuden a las consultas de atención primaria padece este síndrome, disminuyendo a un 10,4% en las consultas de reumatología. Se considera que el 95% de los afectados por la fibromialgia es mujeres, con una media de edad que oscila entre los 44 y 52 años.

Se han investigado distintas causas de la fibromialgia sin llegar a resultados concluyentes. Aun así parece que se produce por la acción de diferentes factores como procesos virales y condiciones neurológicas que pueden afectar al flujo sanguíneo, al sueño, a los músculos y al funcionamiento cerebral.

Escrito por ENRIQUE MORÁN para Huelva Información

Valora esta información

, ,

fibromialgia enfermedad de difícil diagnóstico Valora la información

El lupus y la fibromialgia son dos enfermedades de difícil diagnóstico

No es ni mucho menos, uno de esos términos que han surgido últimamente en el mundo de la medicina. Sin embargo, el conocimiento de su realidad sigue estando muy limitado. Hace escasos años se popularizó cuando surgieron rumores de que los supuestos blanqueos del rostro de Michael Jackson eran en realidad, efectos de una enfermedad llamada lupus. Aquello no se confirmó aunque al menos sí permitió una mayor familiaridad con el concepto.

Afortunadamente para los afectados, su diagnóstico ha mejorado notablemente en los últimos años, aunque hace una década no era difícil encontrar médicos de atención primaria que no habían oído siquiera de esta enfermedad.

fibromialgia enfermedad de difícil diagnóstico

fibromialgia enfermedad de difícil diagnóstico

lupus eritematoso sistémico hoy

El lupus eritematoso sistémico es, hoy por hoy, una enfermedad incurable del sistema inmunitario, una condición por la que el mecanismo de defensa de nuestro organismo comienza a atacarse a sí mismo creando un exceso de anticuerpos en el torrente sanguíneo que causan inflamación y dañan las articulaciones, los músculos y otros órganos. El lupus discoide afecta por lo general, sólo a la piel, pero en algunas ocasiones puede degenerar en sistémico.

Esta enfermedad se puede presentar con síntomas muy diversos llegando a imitar a otras enfermedades como la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple. Se cree que un 1% de la población puede tener lupus en este país, de los cuales el 90% son mujeres, principalmente entre 15 y 55 años de edad.

Hace algo más de una década se fundó la asociación Huelva Lúpicos Asociados (Hulua).

Con el paso del tiempo y dadas esas connotaciones que asemejan el lupus con enfermedades reumáticas, se han ido añadiendo pacientes de otras patologías incluida la fibromialgia. La presidenta de Hulua, Mari Ángeles García Asuero, señala que las pacientes de fibromialgia se comenzaron a inscribir en la asociación en 2001y los de espondilitis al no estar funcionando su asociación. Define al lupus como “la madre de todas las enfermedades reumáticas”. García Asuero comenta que el seguimiento de los pacientes de lupus a través de los internistas es ahora bueno y comenta que el diagnóstico sigue siendo aún complicado ya que “tiene cosas que le hace coincidir con otras enfermedades, aunque aún es más complicado el diagnóstico de la fibromialgia”.

Mucha gente del lupus también tiene fibromialgia

Las pacientes de fibromialgia se fueron acercando a Hulua porque en muchos casos hay un puente entre ésta y el lupus: “Mucha gente del lupus también tiene fibromialgia”, dice la presidenta de esta asociación. Los dolores en cualquiera de estos casos son una de las principales características por lo que una de las mejores maneras de combatirlos es “acostumbrarse a vivir con el dolor”.

En los casos más extremos algunas de ellas llevan parches de morfina, pero hay que insistir es que el mayor sufrimiento proviene de la incomprensión de los familiares, “pues suelen reaccionar mal y no llegan a creerse que en verdad estemos enfermas”.

fibromialgia enfermedad de difícil diagnóstico

Gracias al testimonio de la actual vicepresidenta del PSC y onubense de origen, Manuela de Madre, su conocimiento se ha extendido. Sin embargo, las pacientes se quejan de que la fibromialgia sigue estando considerada como un cajón de sastre. Es el reumatólogo quien realiza el diagnóstico aunque en algunos casos también lo hace el médico de familia.

Para ello hay como una clave secreta que son los 18 puntos repartidos por todo el cuerpo que al menos en número de 11, deben causar dolor. Comentan que actualmente no hay grandes demoras para las consultas de esos especialistas, aunque a nadie se le escapa que hay mucha gente a la que le falta ese diagnóstico.

De hecho se calcula que el 13% de los pacientes que acuden a las consultas de atención primaria padece este síndrome, disminuyendo a un 10,4% en las consultas de reumatología. Se considera que el 95% de los afectados por la fibromialgia es mujeres, con una media de edad que oscila entre los 44 y 52 años.

causas de la fibromialgia sin resultados concluyentes

Se han investigado distintas causas de la fibromialgia sin llegar a resultados concluyentes. Aun así parece que se produce por la acción de diferentes factores como procesos virales y condiciones neurológicas que pueden afectar al flujo sanguíneo, al sueño, a los músculos y al funcionamiento cerebral.

Huelva digital

Guardar

Guardar

Valora esta información

,

Depresión y fibromialgia. Cómo tomar el control Valora la información

Por Lynne Matallana. Traducido por Claudia Carrillo

Cuando una persona se enfrenta a una enfermedad crónica, tal como la Fibromialgia, no es sorprendente que también desarrolle problemas psicológicos secundarios tales como: la depresión, miedo, rabia y/o ansiedad.

La fibromialgia no es una enfermedad psicológica, sin embargo, todas las enfermedades fisiológicas tienen un efecto emocional. Es muy importante recordar que somos una entidad completa: cuerpo, mente y espíritu.

Aún la persona más optimista puede ser desafiada emocionalmente por los síntomas y alteraciones en la vida que resultan de la fibromialgia.

La depresión no es una debilidad emocional o algo que pueda desaparecer fácilmente, por lo contrario, esta es una condición médica complicada la cual es producida por un desequilíbrio químico en el cerebro.

Debido a que la fibromialgia tiene múltiples síntomas y que muchos de ellos son idénticos a los de la depresión, es muy fácil pasar por alto los signos de la depresión.

Si ud. ha perdido interés en actividades que anteriormente lo divertían o si ud. evita la participación en actividades normales de la vida porque se siente vacío, solo o fatigado, es hora de discutir esos síntomas con un profesional de la salud.

Pedir apoyo emocional y/o buscar tratamiento psicológico puede ser una parte importante de su salud en gral.

Junto con los diferentes tipos de tratamiento médico que tratan los aspectos físicos de la fibromialgia, hay otras opciones de tratamiento que pueden tratar los aspectos mentales, emocionales y espirituales de su salud:

TERAPIA COGNITIVA del COMPORTAMIENTO:

al aprender a reconocer sus pensamientos inadecuados y practicar técnicas específicas para el control del dolor. ud. podría observar un mejoramiento en su dolor total.

BIORRETROALIMENTACION:

es una técnica de tratamiento en la cual la gente es entrenada para mejorar su salud usando señales que provienen de su propio cuerpo. La persona es conectada a uno de los numerosos tipos de aparatos de biorretroalimentación.

El aparato puede detectar funciones sensitivas internas corporales y reportar (a través de luces, sonidos, gráficos, cuadros y otros) información importante que será de ayuda para determinar mediciones y para dirigir el progreso del tratamiento.

El aparato puede percibir señales eléctricas en los músculos y luego reportar esta actividad al paciente en forma de una luz brillante que destella, o por medio de una línea en la pantalla que se mueve hacia arriba con la tensión y hacia abajo con la relajación del músculo. (…).

TERAPIA INDIVIDUAL:

se fundamenta en la asistencia personalizada, la cual es suministrada por un terapeuta, proveedor de salud o un terapeuta especializado.

TERAPIA de GRUPO de APOYO:

consiste en la reunión de un grupo de individuos con problemas similares o condiciones de salud retadoras guiado por un líder (facilitador, terapeuta o profesional de la salud) para el intercambio de experiencias y pensamientos que conlleven a la discusión de normas positivas para la resolución de problemas.

(segmento extraído del libro The Complete Idiot´s Guide to Fibromialgia).

La Autentica defensa.Edición digital

Valora esta información

,

Sifrol/Mirapexin Síndrome de Piernas Inquietas Inquietas Valora la información

Sifrol/Mirapexin recibe la recomendación favorable de la EMEA en el tratamiento del Síndrome de Piernas Inquietas Inquietas

Boehringer Ingelheim ha anunciado que el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Evaluación de Medicamentos (EMEA) ha emitido una opinión favorable por lo que recomienda la autorización de Sifrol/Mirapexin(pramipexol) para el tratamiento del Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) en la Unión Europea.
Pramipexol es un agonista dopaminérgico autorizado actualmente para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Se ha presentado una solicitud adicional de autorización de una nueva indicación (sNDA) ante la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para incluir también el tratamiento del SPI en la etiqueta para Estados Unidos.
Boehringer Ingelheim España

Valora esta información

, , ,

Reumatología y dolor: pacientes sín dolor controlado 4.67/5 (6)

El 40% de los pacientes reumáticos no tiene suficientemente controlado el dolor

Los opioides son una alternativa lícita y necesaria cuando los tratamientos tradicionales no son suficientemente eficaces

Si el uso de fármacos tradicionales no ha sido lo suficientemente eficaz, el tratamiento con opioides es lícito y necesario, según el consenso de la Sociedad Española de Reumatología
En la fibromialgia el dolor persiste, generalmente sin cambios, a lo largo de muchos años y produce un gran impacto sobre la calidad de vida, la capacidad funcional, el estado emocional y las relaciones personales
El ejercicio aeróbico, en cualquiera de sus modalidades (natación, bicicleta, ejercicios en el suelo, danza, etc.), ha demostrado beneficio para aliviar el dolor, el grado de ansiedad y en el impacto global que la fibromialgia produce en la vida del paciente

Reumatología y dolor

“Tiene más valor lo que el paciente cuenta acerca de su dolor que lo que nosotros podamos objetivar”. (Dr. Javier Vidal, de la Unidad de Dolor Reumatológico del Hospital Universitario de Guadalajara)
Hay sustancias propias del organismo capaces de disminuir o inhibir la sensación dolorosa. Entre estas sustancias se encuentran las llamadas endorfinas, muy parecidas a los opioides (como la morfina) lo que explica su utilidad como analgésicos potentes
Reumatología y dolor

Dolor crónico en enfermedades reumáticas

El dolor crónico característico de las enfermedades reumáticas no tiene una función biológica, sino que produce sufrimiento y altera todos los componentes de relación personal, familiar y social, afecta a las actividades laborales y de la vida diaria. Tiene además unos costes asistenciales y laborales muy elevados. Prácticamente el 95% de las enfermedades reumáticas cursan con un gran dolor para el paciente, y a pesar de todos los tratamientos, un 40% de ellos no lo tiene suficientemente controlado, señala el doctor Jesús Tornero, presidente de la Sociedad Española de Reumatología que celebra el I Simposio sobre Dolor el 22 de octubre en Guadalajara.

En este Simposio que reune a más de X especialistas en reumatología y dolor, se presentan los primeros documentos de consenso sobre la utilización de opioides en el dolor reumatológico y sobre el tratamiento de la fibromialgia.

hay que tener en cuenta la causa que lo origina

“En el enfoque del dolor hay que tener en cuenta la causa que lo origina, los mecanismos que intervienen en la transmisión del dolor y la vivencia personal y psicológica del paciente”, señala el doctor Javier Vidal Fuentes, miembro del Comité Científico del Simposio y responsable de la Unidad de Dolor Reumatológico del Hospital Universitario de Guadalajara, una de las pocas Unidades de estas características que existen en nuestro país.

dolor reumático

El dolor, según este especialista, “es una manifestación subjetiva de los pacientes y uno de los motivos primordiales de consulta con el médico. En muchas ocasiones no hay demasiada relación entre el grado de la lesión, la severidad de la enfermedad y lo que ellos manifiestan sentir. Para nosotros tiene más valor lo que el paciente cuenta acerca de ese dolor que lo que nosotros podamos objetivar”.
El dolor reumático más frecuente es el dolor inflamatorio por lesión de los componentes del aparato locomotor, como el hueso, el cartílago, los ligamentos, tendones, músculos, pero también puede haber dolor neuropático por afectación de los nervios periféricos o las raíces nerviosas, como es el caso de la hernia discal con ciática.

Los neurotransmisores en el dolor

En el proceso de transmisión de la señal dolorosa intervienen múltiples sustancias y moléculas, llamadas neurotransmisores, así como diferentes receptores para las mismas que contribuyen a modular, modificar, ampliar e incluso a cronificar el dolor. “También hay sustancias propias del organismo capaces de disminuir o inhibir la sensación dolorosa -señala el doctor Vidal- Entre estas sustancias se encuentran las llamadas endorfinas, sustancias muy parecidas a los opioides (como la morfina) lo que explica su utilidad como analgésicos potentes”.

Bajo consumo de opioides en España

Según el doctor Jesús Tornero, el consumo de opioides en España es bajo, con respecto a otros países occidentales, “sin duda por desconocimiento de su farmacología y el miedo injustificado a los potenciales riesgos de uso” Los fármacos opioides han demostrado ser efectivos en una parte importante de pacientes con enfermedades reumatológicas, como artritis reumatoide, aplastamientos vertebrales, artrosis evolucionadas, osteoporosis con fracturas, lumbalgias, cervicalgias, dolor neuropático.

Además, la relación beneficio-riesgo de su utilización es favorable, con unos criterios de selección y unas normas de utilización adecuadas. Según el documento de consenso de la SER sobre utilización de opioides, si el uso de fármacos tradicionales no ha sido lo suficientemente eficaz, el tratamiento con opioides es lícito y necesario.

Los opioides son los analgésicos más potentes que se conocen.

Son eficaces como monoterapia, aunque lo más habitual es utilizarlos conjuntamente con paracetamol, AINE/COXIB y/o fármacos. Permiten reducir las dosis y consumo de analgésicos y, además de reducir el dolor, tienen un efecto sedante, mejoran la capacidad funcional y el estado de ansiedad asociado al dolor crónico.

Uso de opioides mayores y menores en el dolor

Los especialistas del aparato locomotor utilizan opioides con asiduidad en la práctica clínica habitual, aunque hasta el momento no estaba claramente definida ni la pauta cronológica a seguir, ni la estratificación terapéutica con opioides mayores y menores, señala el doctor Arturo de la Serna, del hospital San Pablo de Barcelona y coordinador de la revisión realizada por la SER para mostrar las evidencias científicas de la literatura en la eficacia de los opioides mayores y menores en el tratamiento del dolor osteoarticular.

Según el consenso de la SER, los opioides están indicados cuando hay un diagnóstico definido, no se han obtenido resultados con otros tratamientos, o están contraindicados y el dolor es convincente. La elección de un opioide menor (codeína, tramadol) o mayor (morfina y oxicodona) dependerá de la intensidad y tipo del dolor, de las características del paciente, de su sensibilidad, de los efectos adversos y de la experiencia del médico.

Según este especialista debe haber un control al inicio del tratamiento, hasta ajustar la dosis adecuada con la que se obtiene respuesta. Junto al tratamiento, se recomienda el uso de cuidados y medicación concomitante en las fases iniciales y en los cambios de dosis o de opioide: buena hidratación, dieta rica en fibra, antieméticos y laxantes.

Efectos adversos de los opioides

Los efectos adversos más frecuentes son estreñimiento, náuseas, vómitos, mareos, somnolencia. Suelen ser leves o moderados al inicio del tratamiento, excepto el estreñimiento que suele durar más. El médico debe considerar cuándo ha finalizado el tratamiento con el opioide y ha de hacerlo reduciendo las dosis de forma progresiva.

Fibromialgia, la causa más común de dolor musculoesquelético generalizado

La Fibromialgia (FM) es una enfermedad de etiología desconocida que se caracteriza por dolor crónico generalizado que el paciente localiza en el aparato locomotor, además de otros síntomas como cansancio intenso, alteraciones del sueño, depresión, ansiedad, rigidez articular, cefaleas y sensación de tumefacción en manos.

Es una de las enfermedades que causa más insatisfacción a los profesionales y a los pacientes en el abordaje terapéutico. Debido a ello la Sociedad Española de Reumatología, decidió elaborar un documento de consenso donde se analizan los diversos aspectos de la enfermedad, epidemiología, factores que predisponen a la enfermedad y la desencadenan, aspectos psicológicos, familiares, sociales y laborales, costes sanitarios, incapacidades y tratamientos, tanto farmacológicos, psicológicos y terapias alternativas.

“Con este documento pretendemos dar un soporte a los reumatólogos de nuestra sociedad para enfrentarse a este síndrome multisintomático”, señalan los coordinadores del documento de consenso, los doctores Cayetano Alegre, del Hospital Universitario Val d´Hebrón de Barcelona y Javier Rivera, del Instituto Provincial de Rehabilitación de Madrid.

No se conoce el origen ni los mecanismos por los que actúa la Fibromialgia

Se calcula que en nuestro país están afectadas más de 700.000 personas, con una prevalencia mucho mayor en la mujer que en el hombre (9 a 1). Aparece en todos los grupos de edad, en especial entre los 40 y los 50 años. En la actualidad no se conoce el origen ni los mecanismos por los que actúa la enfermedad, aunque se ha comprobado que el riesgo de padecer la enfermedad miembros de una familia con fibromialgia es 8,5 veces mayor que en el resto de la población.

Existen indicios de que algunos fenotipos genéticos son más frecuentes en los enfermos con FM, como es el caso del gen que regula la expresión de la enzima catecol-o-metil-transferasa o el gen regulador de la proteína transportadora de serotonina.
Según los autores del consenso, uno de los hallazgos más consistentes en los estudios sobre la FM ha sido un incremento de la sustancia P en líquido cefalorraquídeo. La presencia de este péptido favorece la trasmisión de los estímulos dolorosos a través de facilitar la estimulación de las vías dolorosas por otros neurotrasmisores.

alteraciones neurotransmisores en Fibromialgia

También se han hallado alteraciones en la concentración, precursores o metabolitos de otros neurotrasmisores cerebrales como serotonina, noradrenalina, encefalina, ácido gama amino butírico. En la actualidad el significado de estas alteraciones centran la mayor parte de investigaciones sobre su origen.
La FM es una afección crónica en la que el dolor persiste, generalmente sin cambios, a lo largo de muchos años y que además produce un gran impacto sobre la calidad de vida, la capacidad funcional, estado emocional, relaciones personales. El conocimiento que el paciente adquiera sobre su enfermedad, el tratamiento farmacológico, la realización diaria de ejercicio físico moderado y la terapia psicológica, son los principios básicos del tratamiento en estos pacientes.

Tratamiento de la Fibromialgia

Los autores proponen como tratamiento básico en los pacientes con FM una combinación de ejercicios físicos, terapia cognitivo-conductual y tratamiento farmacológico a base de analgésicos, amitriptilina a dosis bajas y relajantes musculares.
En cuanto a la acupuntura, homeopatía y masajes, en la actualidad no se pueden obtener conclusiones sobre la eficacia de estas modalidades terapéuticas en los pacientes con Fibromialgia.
El ejercicio aeróbico, en cualquiera de sus modalidades (natación, bicicleta, ejercicios en el suelo, danza, etc.), ha mostrado en ensayos clínicos un efecto beneficioso tanto en el dolor, como en el grado de ansiedad y en el impacto global que la enfermedad produce sobre la vida del paciente.

Técnicas intervensionistas en el dolor reumatológico

El bloqueo neural, la radiofrecuencia… son técnicas intervensionistas que se utilizan cuando los tratamientos convencionales de fármacos y rehabilitación no muestran evidencias de respuesta al dolor en las enfermedades reumáticas. Son técnicas que se realizan desde hace quince años como un paso intermedio antes de recurrir a la cirugía para controlar el dolor, señala el doctor Enrique Reig, director de la Clínica del Dolor de Madrid, uno de los mayores expertos en estas técnicas y que intervendrá en el Simposio de la SER.

bloqueo neural, la radiofrecuencia

La técnica consiste en colocar -mediante catéter- agujas lo más cercano posible del nervio, donde se aplica el anestésico, el antiinflamatorio o electricidad (radiofrecuencia). Según este especialista, se puede aplicar en cualquier nervio, los más utilizados son los de la espalda. Los resultados se obtienen generalmente en una o dos sesiones, aunque en otras ocasiones se van a necesitar más. Con el tiempo es probable que el paciente pueda necesitar repetir el tratamiento.
Los resultados de las técnicas intervensionistas son buenos y no tiene por qué haber efectos secundarios si se realizan correctamente, ” hay que tener en cuenta que estamos pinchando estructuras muy cerca de la médula hay que tener un cuidado exquisito, hacerlo con radioscopia, en un ambiente aséptico, limpio, con la experiencia que exigen estos tratamientos”.

Son técnicas más frecuentes de lo que el público piensa

“En la clínica llevamos más de 15 años realizando estos tratamientos, con más de un centenar de pacientes al mes”. Estas técnicas las realizan especialistas en anestesia y reanimación, “pero pueden realizarlas cualquier especialista que tenga formación para ello, como neurocirujanos o reumatólogos”.

Más alternativas en tratamientos

Dentro de las técnicas intervensionistas, el bloqueo del nervio supraescapular (BNSE), una de las más utilizada por los reumatólogos para mejorar el dolor y la función del hombro en determinadas enfermedades como artritis reumatoide, artrosis, capsulitis adhesiva, tendinitis y rotura de manguito de rotadores, entre otras; una alternativa para el dolor del hombro severo o refractario a otras modalidades de tratamiento, como las infiltraciones de anestésicos locales y corticoides. Según el doctor Félix M. Francisco, del Hospital DR. Negrín de Gran Canaria, el nervio supraescapular recoge la sensibilidad de aproximadamente el 70% de la articulación del hombro

Sociedad Española de Reumatologia

Valora esta información