Esto duele. Entendiendo el dolor 5/5 (2)

Entendiendo el dolor “¿Cómo el cerebro  puede  pensar que el mismo puede doler (por ejemplo, durante un dolor de cabeza)?
No entiendo cómo el cerebro podría incluso entender el concepto de daño cerebral (es decir, el proceso para sentir que el mismo cerebro duele), ya que el cerebro no tiene receptores de dolor. Supongo han ocurrido que las cosas más extrañas dentro de la psicología anormal, sin embargo.

¿Son los dolores de cabeza y las migrañas (excluyendo los dolores de cabeza secundarios) esencialmente psicosomáticos por naturaleza? ” – Conley Moorhous
Antes de responder a su pregunta, tengo que decir una cosa importante: ¡ay!

Entendiendo el dolor

Así es – cuando me senté en mi teclado para responder esta pregunta, recibo un golpe el dedo del pie muy doloroso con el escritorio. Afortunadamente, este es un buen momento para explicar cómo el cerebro procesa el dolor, lo que ayuda a responder su pregunta.

En su cuerpo, hay neuronas sensoriales especiales llamadas “nociceptores” cuyo trabajo es decirle al cuerpo “esto duele!”.

Hay muchos tipos diferentes de nociceptores; Algunos detectan productos químicos nocivos (como la capsaicina), otras temperaturas nocivas (como la superficie de una estufa caliente) y otros detectan daños corporales (como la contractura que sufre en los tendones cuando golpea el pie del piano con demasiada fuerza).
Los nociceptores también pueden cambiar la forma en que transmiten mensajes al cerebro.

Algunas, llamadas fibras A, tienen una envoltura de mielina grasa alrededor de sus axones largos, parecidos a brazos, que actúan como el aislamiento de un alambre ayudando a que los mensajes lleguen rápidamente al cerebro.

Estas neuronas son las responsables de la primera explosión de dolor en mi dedo gordo justo cuando fué aplastado. Otro tipo de nociceptor, llamado nociceptor de fibra C, conduce las señales mucho más lentamente, pero tiene muchas ramas en el cerebro así llega a muchísimas áreas diferentes del cuerpo.
Este tipo de nociceptor se asocia con dolor difuso, y es el posible culpable del ay, y la sensación de ardor que tengo en el pie ahora.

De camino al cerebro

Vamos a seguir el mensaje de pie en su camino hacia el cerebro.
Primero, el mensaje pasa de mi pie, de mi pierna, y de mi médula espinal, donde es retransmitido a neuronas cuyas fibras suben hasta el cerebro. A través del tronco encefálico estas fibras van, viajando al cerebro mismo, donde el mensaje rebota entre el tálamo, el hipotálamo, y otras regiones que los científicos están empezando a analizar [Almeida 2004].

La comunicación eléctrica entre estas regiones da lugar a la sensación de dolor.

De la “sensación” a la “sensación”

Entonces, ¿qué pasa, como siente el cerebro sí está sufriendo? Está en todo lo cierto, el cerebro no tiene nociceptores.
De hecho, los nociceptores nunca se desarrollan en el cerebro; En los embriones, las células que son responsables de hacer nociceptores son diferentes de las que componen el cerebro [Woolf 2007].

El cerebro es tan insensible a los estímulos dolorosos que los neurocirujanos no aplican anestesia al tejido cerebral que operan, lo que permite al paciente estar despierto y completamente sensible para todo el procedimiento. Este fénomeno se puede ver en el video que se muestra.

Así que si un cerebro es incapaz de enviar las señales “esto duele!” ¿por qué existen dolores de cabeza?

Una respuesta es que el cerebro identifica de forma errónea el dolor como proveniente del centro de la cabeza. El cerebro puede localizar mal ciertos tipos de dolor de cabeza por tantos tipos diferentes de tejidos en la cabeza, y muchos de ellos son bastante malos a la hora de comunicar donde esta sucediendo el daño.

Las personas que sufren de infección sinusal sabrán de lo que estoy hablando – la inflamación de los espacios justo debajo de la frente se siente como un nudo de dolor en el centro de la cabeza.

Como otro ejemplo, considere la sensación del dolor de cerebro congelado, el dolor de cabeza doloroso que recibe durante unos segundos después de comer helado demasiado rápido.

¿Por qué sucede? Piense en un día frío al aire libre: cuando el aire frío primero golpea los vasos sanguíneos en su cara, que finalmente se ensanchan, dándole color a las mejillas. Lo mismo sucede cuando la parte superior de la boca se enfría repentinamente – los vasos sanguíneos se ensanchan de repente, activando nociceptores en el cielo de la boca.

Dolor referido

Por desgracia, estos nociceptores no son muy precisos en “describir” de donde proviene el dolor, por lo que crean la sensación de dolor en el centro de la cabeza – un fenómeno que los médicos llaman “dolor referido” [Yankelowitz 2001, Andrews 2008]. También puede haber oído hablar de dolor referido en el contexto de un ataque al corazón – a pesar de que su corazón es el tejido dañado, los enfermos a menudo sienten dolor referido en su brazo en lugar de el propio corazón [Kosek 2003].

Por último, recuerde que su cabeza está llena de muchos músculos diminutos. Cuando estos músculos se tensan – digamos, porque estaban mirando a su computadora todo el día – los nociceptores incrustados en estos tipos de tejido envían señales de dolor.

Muchos de estos nociceptores son formados por muchas ramas, por lo que puede ser difícil para el cerebro identificar exactamente de dónde viene el dolor, y como resultado el dolor es muy difícil de localizar.

Su cerebro también tiene la desafortunada habilidad de fabricar una sensación de dolor cuando no hay nociceptores activos.

Para explicar lo que quiero decir con esto, es crucial entender que “dolor” (el sentimiento) no siempre resulta de “esto duele” (la señal). Considere, por ejemplo, cuando se raspa su rodilla durante un partido de fútbol. Puede estar tan entretenido que realmente no se siente el dolor hasta después el acabar el partido, acaba lo que “distrae”
el dolor.

Localiza en la parte inferior derecha del video pulsa y elige el ididoma de los subtitulos.

Bueno, sus nociceptores sin duda estaban enviando señales de “esto duele” en todo el juego, pero su cerebro sólo procesó las señales y creó la sensación de dolor más tarde. Esto puede suceder también de otras maneras – si usted sufre dolor psicosomático, usted siente dolor a pesar de que sus nociceptores están tranquilos. Su cerebro puede incluso crear sensaciones de dolor en lugares que no tienen nociceptores – como una mano amputada [Flor 1995].

Dolor cerebral

Por lo tanto, dado que el dolor no siempre significa que los nociceptores estén activos, es posible que el llamado “dolor cerebral” sea sólo el subproducto accidental de un conjunto de regiones del cerebro que interactúan aún de forma desconocida.

Algunos científicos creen que las migrañas pueden estar relacionadas con este tipo de dolor psicosomático, pero nuevas pruebas sugieren que hay más detrás. Las migrañas y las cefaleas en racimos podrían ser, en parte, porque el cerebro “reacciona exageradamente” a la actividad nociceptiva que de de otro modo es monótona.
Esa reacción exagerada significa que las neuronas a lo largo del camino pueden convertir la señal de dolor que es retransmitida como “esto es tolerable” a “esto es TERRIBLE!”.

Otra teoría es que las migrañas ocurren cuando una actividad eléctrica exagerada en el cerebro, accidentalmente, estimula los nociceptores en los vasos sanguíneos circundantes.

Entendiendo el dolor

Depresión cortical propagada

Esta actividad, un acoplamiento de la sobre-excitabilidad extendida de la neurona seguida por la sub-excitabilidad, es “Depresión cortical propagada” debido a la manera que se propaga a través de partes de la corteza. Dado que esto parece afectar a las áreas de la corteza relacionadas con la visión, esto podría explicar por qué algunos pacientes con migraña experimenta auras visuales y baile de luces antes de comenzar la migraña.

De acuerdo con la teoría de la Depresión cortical propagada, esto podría dar inicio a una cadena de eventos en los que las neuronas inducen a las células vecinas llamadas glía a liberar factores inflamatorios que obligan a los vasos sanguíneos a estrecharse, estimulando un relé de dolorosas señales de dolor de cabeza.

Por lo tanto, para resumir, podría haber un doble “ataque” en las cabezas de las personas que sufren dolores de cabeza debilitantes: las neuronas que son demasiado sensibles a las sensaciones normales, y un cerebro que sobre-interpreta masivamente dónde y cómo de dolorosas son esas sensaciones.

Entendiendo el dolor: el futuro

Los científicos necesitan investigar muchas más preguntas para poder explicar por qué ocurren las migrañas. En la mayoría de los casos, sin embargo, es seguro asumir que su dolor de cabeza es el resultado de la interpretación de su cerebro (o interpretación errónea) del patrón de activación de los nociceptores en los músculos de la cabeza y los vasos sanguíneos.
¡Espero que todo esto ayude!

Actualmente Kristin Muench (autora del articulo original “Pain in the Brain”) está en el Departamento de Neurociencias de la Universidad de Stanford
Traducción y adaptación de Fibromialgia Noticias

 

En la actualidad se han encontrados problemas a nivel de alteraciones en el volumen sanguineo en el cerebro de pacientes de fibromialgia

Recibe todas las nuevas informaciones

* son necesarios lo datos
Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *