, ,

Fibromialgia y bajas dosis de Natrelxona 4.75/5 (4)

Bajas dosis de  naltrexona puede proporcionar alivio para los pacientes con fibromialgia

Los médicos buscan nuevas alternativas para tratar la fibromialgia, la dosis baja de naltrexona podría proporcionar respuestas. Según datos clínicos recientes, hasta el 50% de los pacientes que recibieron naltrexona en dosis bajas han demostrado una mejoría significativa en los síntomas generales.

“Hemos estudiado dosis bajas de naltrexona durante varios años, como una nueva medicina barata y segura para usar para la fibromialgia”, dijo Sean Mackey, MD, PhD, jefe de medicina del dolor en el Centro Médico de la Universidad de Stanford, en California. Y estamos recibiendo hallazgos significativos en la clínica “.

Como la Dra. Mackey informó en la reunión anual de 2016 de la Academia Americana de Medicina del Dolor, la fibromialgia es una dolencia corporal generalizada que afecta a entre 8% y 10% de la población, y ha sido históricamente mal entendida como un trastorno de los tejidos blandos de amas de casa histriónicas y una enfermedad psicosomática.

Fibromialgia y el cerebro

Datos recientes, sin embargo, sugieren que las alteraciones del sistema nervioso central pueden contribuir a los síntomas de la enfermedad, con la sensibilización central emergente como una teoría líder de las deficiencias fisiopatológicas en la facilitación y la inhibición.

“Las regiones y redes disfuncionales del cerebro pueden conducirnos a objetivos que podemos seguir con agentes farmacéuticos, enfoques mentales / corporales o enfoques de estimulación”, explicó el Dr. Mackey.

Una estrategia es una clase de medicamentos que trabajan para inhibir la respuesta proinflamatoria de la microglia, que se cree que es hiperactiva en enfermedades como la fibromialgia. La naltrexona originalmente aprobada para el tratamiento de la adicción a los opioides, en dosis más bajas puede reducir la liberación de citoquinas proinhibitorias bloqueando el receptor tipo peaje 4.

Fibromialgia y bajas dosis de Natrelxona

Fibromialgia y bajas dosis de Natrelxona

Estudios con bajas dosis de Naltrexona

Al intentar replicar el éxito de un estudio piloto inicial a una escala más amplia, el Dr. Mackey y sus colegas reclutaron a 29 mujeres con fibromialgia para un estudio cruzado, doble ciego, aleatorizado y controlado.

Los pacientes comenzaron con una dosis inicial de referencia, usando muestras diarias, y luego pasaron a placebo o dosis bajas de naltrexona (4,5 mg) una vez al día. El dolor, el sueño, la comida y la función se controlaron dia a día con los cuestionarios de los pacientes.

Aunque los Diseño de cruce¹ proporcionan un aumento en el poder estadístico (hasta 2,5 veces), el Dr. Mackey informó de hallazgos en el periodo de aclarado. “Incluso después de suspender el tratamiento”, dijo, “los resultados no sólo desaparecen durante semanas o meses, además terminamos con una reducción del 28% en el dolor”.

Además, el 50% de los pacientes informaron “mucha mejoría” o “mucha mejor” en sus síntomas generales. –

Es interesante -dijo el doctor Mackey- que en realidad no fue el dolor el que mejoró primero; Era el sueño, seguido por el estado de ánimo, y luego por el dolor.

Los investigadores también observaron una relación entre los niveles más altos de velocidad de sedimentación de eritrocitos, una medida muy inespecífica de la inflamación, y una mayor mejoria en dosis baja de naltrexona, lo que puede sugerir un patrón en la búsqueda de biomarcadores adicionales.

Necesidad de estudios adicionales

A pesar de la falta de datos de seguridad a largo plazo disponibles, los investigadores están alentados por la historia de uso de naltrexona para la adicción a los opioides. Sin embargo, todavía se necesitan estudios adicionales para determinar la dosificación óptima. Mientras tanto, dijo el Dr. Mackey, los prescriptores deben incluir la dosis baja de naltrexona como una consideración para el tratamiento de la fibromialgia.

“Creo que es una gran opción”, dijo. “Es muy barato porque ha estado fuera de patente durante muchos años. … he tendido a utilizarlo como un agente de primera línea para la fibromialgia porque ha sido tan increíblemente seguro y fácil de usar.

Fibromialgia y bajas dosis de Natrelxona

“En mi experiencia, encuentro que la gente obtiene resultados espectaculares o nada en absoluto”, añadió. “Póngalos en él por dos meses. Si funciona, genial. Si no lo hace, simplemente quítelas.

El Dr. Mackey y sus colegas han comenzado a probar dosis bajas de naltrexona en otras enfermedades, también, incluyendo el síndrome de dolor regional complejo.

Anne Louise Oaklander, MD, PhD, profesora asociada en los Departamentos de Neurología y Patología de la Escuela de Medicina de Harvard y asociada en neurología y asistente en neuropatología en el Massachusetts General Hospital, ambos de Boston, subrayó las asociaciones entre la fibromialgia y la polineuropatía de fibras pequeñas .

“Nuestra investigación ha demostrado que estas enfermedades de los nervios periféricos tienen profundos efectos sobre el sistema nervioso central que no estamos acostumbrados a pensar”, dijo el Dr. Oaklander. “Sería interesante estudiar el efecto de bajas dosis de naltrexona en el sistema nervioso periférico”.

Diseño de cruce¹

  • Ventajas:
    • todos los sujetos sirven de sus propios controles y la varianza del error se reduce, lo que permite reducir el tamaño de la muestra necesaria;
    • todos los sujetos reciben tratamiento (al menos durante algún tiempo);
    • es posible aplicar test que impliquen que se ha realizado aleatorización;
    • es posible mantener el cegamiento.
  • Desventajas:
    • todos los sujetos reciben placebo o tratamiento alternativo en algún momento;
    • periodo de “aclarado” largo o desconocido;
    • no se puede emplear en tratamientos con efectos permanentes.

Escrito por Chase Doyle para Pain Medicine News traducido por fibromialgianoticias.com©

Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *