Fibromialgia y entender el dolor 4.75/5 (4)

Si hay algo que vive con un sufrimiento emocional es la necesidad de la relación de fibromialgia y entender el dolor, el sufrimiento de los afectados por sentir que su enfermedad se minusvalora. En este articulo se descubre que otras enfermedades como el cáncer también sufren esos costes emocionales los afectados.

Redacción fibromiagia noticias

Desarrollan un programa informático que enseña a los oncólogos a ponerse en la piel de sus pacientes

Un estudio pone de relieve que la aplicación de esta herramienta propicia que los especialistas mejoren la empatía con el paciente y éste, a su vez, muestre una mayor confianza a la hora de exponer sus problemas.

La necesidad de empatia con el paciente

Un programa informático que incluye grabaciones de las consultas de los pacientes realizadas por los médicos, acaba de revelarse como alternativa a los cursos que siguen los oncólogos para optimizar la relación con sus pacientes.
En un estudio que se publica esta semana en la revista Annals of Internal Medicine, los autores descubrieron que, gracias a esta herramienta, se obtuvieron respuestas más empáticas de los oncólogos. Además, los pacientes mostraron una mayor confianza con sus médicos, un factor primordial para la mejora de la calidad de vida.
“Estudios anteriores ponen de relieve que los oncólogos reaccionan a la angustia de los pacientes con empatía en sólo una de cada cuatro situaciones”, afirma James A. Tulsky, director del Centro de Cuidados Paliativos de la Universidad de Duke (EE UU) y autor principal de la investigación.

“A veces, cuando los pacientes expresan sus preocupaciones, los médicos cambian de tema o se centran en el tratamiento médico más que en el problema emocional”, explica Tulsky. “Desgraciadamente, en este comportamiento se lee un mensaje: ‘No estamos aquí para hablar de eso’”.

fibromialgia y entender el dolor

fibromialgia y entender el dolor

Cancer, fibromialgia y entender el dolor

Los autores subrayan que los oncólogos tienen muchos motivos para evitar conversaciones de carácter emocional. Algunos piensan que los intercambios, más que aliviar, puedan provocar estrés, o que no tienen tiempo para ocuparse de temas que no son de carácter médico.
Según Tulsky, ninguna afirmación es cierta. Su trabajo demuestra que hacer las preguntas adecuadas durante la consulta puede ahorrar tiempo y aumentar la satisfacción del paciente.
“Los oncólogos se enncuentran entre los facultativos más comprometidos, con una gran dedicación a sus pacientes. Desgraciadamente, éstos no siempre llegan a saberlo, a menos que los doctores se muestren abiertamente empáticos”, sostiene Tulsky.
El tutorial enseña a los médicos habilidades comunicativas, que incluyen cómo reconocer y reaccionar en las situaciones en las que los pacientes comparten una emoción negativa y cómo informar sobre el pronóstico.
Hasta ahora, el aprendizaje de técnicas de empatía consistía en un curso de varios días que incluía breves charlas y un juego de rol para simular situaciones clínicas. El programa informático pretende reproducir los mismos contenidos de esos cursos, aunque a un precio considerablemente menor. En el estudio actual, se grabaron entre cuatro y ocho consultas de pacientes con cáncer en estado avanzado con 48 médicos del Centro Médico de Veteranos de Duke y del centro médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos).

‘Sonsacar al paciente’

Después, todos los médicos asistieron a una conferencia de una hora de duración sobre habilidades comunicativas. La mitad fueron elegidos aleatoriamente para recibir un tutorial en CD-ROM y la otra mitad no contó con ningún otro medio.
Los asistentes también escucharon ejemplos de sus propias consultas y recibieron información acerca de cómo mejorar la gestión asistencial. Posteriormente, se grabó de nuevo a todos los médicos durante las consultas con los pacientes, y se evaluaron las conversaciones midiendo el grado de idoneidad de las afirmaciones empáticas de los médicos.
Los oncólogos que realizaron el curso del CD reaccionaron de forma empática en el doble de ocasiones que aquellos que no realizaron el curso. Además, se mostraron más capaces a la hora de ‘sonsacar’ las preocupaciones a los pacientes, valiéndose de tácticas psicológicas para provocar conversaciones en vez de despacharlas.

Recibe todas las nuevas informaciones

* son necesarios lo datos
Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *