Inflamación y dormir poco Valora la información

, ,

Un nuevo estudio revela la inflamación y dormir poco están estrechamente relacionadas, que la privación de horas de sueño incrementa la respuesta inflamatoria en personas sanas y puede asociarse a múltiples enfermedades

Dormir poco puede provocar que el sistema inmunológico actúe contra los propios órganos y tejidos. Es lo que revela un artículo publicado en “Biological Psychiatry” por investigadores del UCLA Cousins Center (Estados Unidos).

Relación entre inflamación y dormir poco

Los autores muestran que la falta de sueño, aunque sea de unas pocas horas, desencadena un mecanismo celular que produce inflamación en los tejidos. En consecuencia, dormir bien por las noches reduciría el riesgo cardíaco y de trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide. Midieron los niveles de factor nuclear, un factor de transcripción que desempeña un papel clave en la señalización inflamatoria del organismo en personas sanas.

Esas mediciones se repitieron por la mañana en voluntarios que habían dormido sin dificultad toda la noche y también en situación de privación de sueño –fueron despertados para que se mantuvieran sin dormir durante cuatro horas en mitad de la noche-. En estos últimos casos, la activación de la señalización por el factor nuclear fue significativamente mayor respecto a la medición basal y a la medición tras haber dormido bien toda la noche.

Inflamación y dormir poco

Que te puede ayudar a reducir la inflamación mediante la alimentación

No obstante, los autores apuntan que ese incremento de la respuesta inflamatoria se observó solamente en mujeres.

A juicio de los investigadores, sus datos vienen a llevar un importante vacío en el conocimiento de los mecanismos celulares por los que la falta de sueño aumenta la inflamación en humanos, lo cual tiene implicaciones para entender mejor la asociación entre los trastornos del sueño y el riesgo de un amplio abanico de enfermedades, entre ellas las cardiopatías, la artritis, la diabetes, la obesidad y ciertos cánceres.

“El estrés físico y psicológico derivado del trabajo, la escuela y las responsabilidades sociales –apuntan los autores- provocan que millones de norteamericanos no puedan dormir bien por la noche. Los hábitos de sueño de los norteamericanos no son saludables. Nuestros resultados sugieren que incluso una pérdida moderada del tiempo de sueño puede desempeñar un papel en muchos trastornos frecuentes”.

Biological Psychiatry 2008;64:538-540

Recibe todas las nuevas informaciones

* son necesarios lo datos
Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *