,

La discriminación continua del enfermo Valora la información

Siempre os he inculcado lo mismo INFORMACION (ojo no cualquiera driscriminar), la discriminación continua del enfermo existe es real, el maltrato psicológico cuando necesitas ayuda es REAL.

Enfermar aunque vivamos en un estado de “sociedad de Bienestar” deja mucho que desear, desde la medicina los propios profesionales de la salud piden HUMANIZACION, y hay una gran corriente luchando por ello.
Por humanizar la enfermedad.

Desde que enfermé sabía que no iba a ser fácil, para nada, mi lado humanista desde que tengo uso de conciencia siempre ha sido muy crítica ante la injusticia y el maltrato al débil.
Enfermar para muchos se traduce en debilidad, transformandole desde la salud en una posición de privilegio, de poder. Inconscientemente, traducen, está enfermo…eres débil.
Son conductas muy retrográdas, que dicen mucho del interlocutor que tienes enfrente, de las pocas habilidades sociales y empatia hacía el sufrimiento.

Pero esto no sólo lo vivimos en esta enfermedad.

Son discriminaciones habituales, demasiado habituales

¿Cuántas veces habremos oido a un familiar de un diabético gruñirle porque le ha subido el azúcar?, en la diabetes hay factores que son controlables otros que no, el estrés puede llevarte a una subida de azúcar por muy disciplinado que seas en tu enfermedad, con la hipertensión sucede lo mismo a pesar de llevar una vida san,a una crisis hipertensa se puede desarrollar por factores estresantes…y así sucede con todas las enfermedades.

Así de sencillo, hay partes que se pueden controlar y partes que no.
Y cuando se enferma, el débil siempre siente un dedo amenazador porque toda recaida es culpa de él…así de simplista es lo que nos rodea.

Siempre con los prejuicios a cuestas

Enfermar para muchos aun quiere decir que algo estás haciendo mal…para los reduccionistas de la vida que no saben ir más allá es así de sencillo. El enfermo es enfermo porque quiere, y no mejora porque no quiere.

La discriminación continua del enfermo

La medicina afortunadamente tiene otra perspectiva, para una parte de ella que busca HUMANIZAR la salud, su lucha es contra el desagravio al enfermo. Afortunadamente hay muchos, no son todos los que necesitamos pero los hay que luchan desde dentro para cambiar estas situaciones de desigualdad.

¿Pero como luchar contra un prejuicio?

Hay una palabra mágica INFORMACION, sí como enfermo conoces tu enfermedad podrás entender, comprender, saber que necesitas, donde acudir, no dar pasos en falso (esos que nos cuesta tanto dar) o tomar ciertos comentarios como “personales”…cuando uno conoce, y ya sabe los comentarios tóxicos los relativiza…sabe que no son por su forma de actuar, sino que nacen de prejuicios tóxicos (sí me repito, insisto tóxico).

INFOTOXICACION

Tenía que pasar la revisión de discapacidad, trámites que no son nada fáciles para ninguno, es cuando más presente tenemos nuestras límitaciones y realmente estamos especialmente sensibles.
Es cuando se cuantifica en un número el alcance de tus limitaciones y no es nada grato…aceptar una y otra vez a lo largo del tiempo que tu vida se va limitando…pero hay q aceptarlo y seguir con las herramientas que nos queden, siempre hay soluciones sólo hay que buscar un poquito más.

Llevaba ya varios días con los informes recogidos de especialistas, sinceramente nada grato, para nada…ver tu salud en tantas hojas de papel no es nada fácil de digerir…se resumen muchas horas de incertidumbre, de salvar obstáculos, de soledades que no quieres compartir…porque es tu intimidad y si no puedes, no puedes.

La entrevista con el profesional de turno fué decepcionate, fluia una dejadez y una parsimonia, el estar allí porque tenia que estar ( y lo siento si lo está leyendo o sí algún día lo leyera, era su actitud…lo que reflejaba) y esto no es un prejuicio es una realidad constatable, todo su cuerpo y su forma de expresarse lo reflejaba.
Ya llevaba tiempo sentada esperando…la tortura del dolor, que te deja extenuada y cuando tienes que reaccionar ya no te quedan fuerzas.

A pesar de llevar nuevos diagnósticos, en un principio sólo se fijo en el diagnóstico de fibromialgia algo que ya tenia valorado hace años en la discapacidad y que no era el motivo de la revisión.

Su primera frase

“Ah veo que tienes fibromialgia esa enfermedad que os quejais que sólo os vé el médico de cabecera”

No sé como tuve fuerzas, sinceramente estaba agotada del dolor, y mis palabras no nacieron desde el reproche…nacieron desde la seguridad de lo vivido, de la información.
Con absoluta calma, ha llegado un punto en mi vida que la frustración es cero en este sentido, puedo decir que desde el inicio de la enfermedad ya lo viví así, no he dejado que me afectaran los prejuicios.

“Sinceramente este no es el motivo de la revisión, vengo por otros diagnósticos nuevos y soy muy consciente de que la medicina ha hecho todo lo que ha podido por mi y no me quejo, lo puede ver en los informes, otra cosa es que pueda hacer más”

No sé lo que sintió, ni me importa…sinceramente creo que la infotoxicación le jugó una mala pasada, muy mala…y la escala de sus valores morales otra peor (sabeis lo que se está viviendo en redes sociales, he llegado a leer titulares de como es el final de la vida con fibromialgia y realmente me parece espeluznate cómo se está jugando con los enfermos y sus miedos) .

Lo que sí tengo claro es la continua discriminación del enfermo, lleve el nombre que lleve por parte de sanitarios, familia o amigos somos un colectivo especialmente vulnerable al maltrato psicológico y físico, hay muchos estudios que lo comprueban que en discapacidad las cifras de maltratto psicológico y físico se multiplican hasta por tres…y eso sólo tiene un nombre una parte de la sociedad, desde la salud está completamente deshumanizada y nada tiene que ver con el comportamiento del enfermo.

Agradecer a todos los que desde la salud y por empatía luchan porque este mundo sea justo para todos. Los hay y muchos, tenemos que aprender a verlos y la gran labor que hacen desde una invisibilidad.

Recordar INFORMACION os ayudará a manejar la enfermedad y quizás con un poco de suerte un poco más allá. La infotoxicación un gran problema que tenemos que afrontar, el precio por la libertad de opinión que tanto se clama en las redes sociales y que yo como enferma tengo que pagar las consecuencias de la libertad de expresión de los demás.

Redacción Fibromialgia Noticias o Carmen Martín Pérez porque es mi opinión y la opinión, jamás debe esconderse detrás del anónimato…hay que saber usar la libertad de expresión y la información.

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *