La enfermedad no es una guerra 4.83/5 (6)


Hace mucho tiempo que quería usar este titulo la enfermedad no es una guerra, hoy Vicente Baos un gran divulgador médico me ha abierto las puertas de este post.
Ser un enfermo guerrero es lo más “in” en la enfermedad, es estar a la última, ponerse la coraza de que todo va perfecto.

El verdadero mensaje

El verdadero mensaje que lleva un enfermo que “guerrea”:
No llores, no desfallezcas, sé lo más independiente posible, adaptate a todo…no sufras, no tengas miedo.

No la vi llorar, siempre sonreía, estaba en todo, luchó hasta el final por encontrar una cura…¡Que mensajes con gran peligro!

Hoy decia Vicente Baos:


Se ha puesto de moda que el enfermo ha de ir a una batalla, que está librando una guerra, y en caso de morir se le ensalza, ha muerto en acto de servicio.

Abierto las 24 Horas

En la sociedad que vivimos de la perfección, de estar estupendos las veinticuatro horas del día, hay que camuflar que todo nos va bien, no “vende” lo contrario. Vivimos influidos bajo una campaña de marketing continuo que nos ha abocado a ser las sociedades que más consumo de psicofármacos consume en la actualidad.

¿No será la consecuencia de esta forma de vivir? ¿Vivimos la consecuencia de la frustración a todos los niveles?



No, la enfermedad no es una guerra

El enfermo necesita llorar, sufre…necesita sentir tristeza para avanzar en una enfermedad.  Para luchar contra su enfermedad ha de ACEPTAR.


Se le está mandando al enfermo el mensaje de no llores, no sufras, no desfallezcas a pesar de estar enfermo y luchando con los problemas diarios de cualquier ser humano.

¿Es licito “obligar” a vivir así? ¿Es lícito hacer que no pasa nada y mira hacía otro lado con la excusa de la perfección?

Flaco favor se le hace a los médicos…cuando no es un enfermo feliz cuando es tan díficíl ser persona y feliz…mensajes muy equivocos que pueden llevar a erróneas consecuencias para una sociedad que claramente se vé que no ACEPTA la enfermedad.
Sino que lucha por no verla.

Un enfermo Féliz

Sé un enfermo féliz…un mensaje que bombardea la sociedad de la información y del marketing y que está creando la cultura de todo ha de ser perfecto, hasta la enfermedad.

Consciente de este gran problema en el que la frustración de no conseguir esta perfección en la enfermedad, médicos muy próximos al enfermo y con gran humanidad se ven obligados a luchar contra esta realidad, mostrando, intentando liberar al enfermo de las problemáticas que ven en sus consultas.

“Permiso para quejarse” seguro que es un éxito de ventas, una liberación para el enfermo obligado a la cultura de que ha de luchar contra el dolor, contra la enfermedad, contra sus sentimientos. Por fin podrán respirar muchos aliviados ante un soplo fresco de humanidad hacia ellos.

No se lo leerán pero lo comprarán simplemente por mostrar a su entorno que tienen “derecho” a quejarse. Triste la sociedad que ha de probarlo todo, que ya no confia en la palabra de quien tiene más cerca.


Y ahora una pregunta para la reflexión ¿puede el enfermo ser feliz en una sociedad que no lo acepta sino es féliz? ¿Es inteligente ser un enfermo guerrero? O ¿Es sano ser un enfermo que acepta?

Para muchos enfermos es impensable aceptar, ha de luchar ¿como va a ser posible que un enfermo viva con tranquilidad su enfermedad?

La próxima vez que mandes el mensaje de lucha contra tú enfermedad sabrás que es lo que le estás pidiendo al enfermo y como tras una frase puede generar muchos sentimientos de frustración y puede que mucha más enfermedad.

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer, día en el que la expresión máxima de enfermedad y de dolor ha de vivir el ser humano y se les recuerdan como grandes guerrer@s ¿Cuanto se les habrá exigido?

Sí es enfermizo recrearse en el dolor, cuando un enfermo sufre por una enfermedad, es igual de “enfermizo” pedirle que esté estupendo y moleste lo menos posible.

¡Cuántas veces de llorar de impotencia a solas! Sin duda si alguien hay capacitado para entender estas vivencias sois vosotr@s.

Me veo obligada a ampliar el post después de leer una desgarradora historia en primera persona sobre el cancer de mama que muy valiente, como todo lo que hace @mlalanda mostrando la “cara oculta”.

“No, no disculparé nunca a aquella socorrista. Tampoco perdonaré a aquella enfermera que por llegar 5 minutos antes de la hora de cierre de la sala de analíticas en donde te sacan la sangre del reservorio se puso a gritarle y también le hizo llorar de impotencia.
No perdono a ninguna de las gentes que en estos 3 años nos hicieron sentirnos unas exageradas, unas quejicas… Porque así es como acabas sintiéndote. Todo va cada vez peor, pero mejor no lo cuentes porque quien escucha tenderá a minimizar lo que cuentas. Acabas callando. Te lo comes tú solito. Estás sólo. Pero el espectáculo rosa continúa.

Y acaba muerta y todavía hay a quienes les pilla por sorpresa porque “el cáncer de mama se cura”. Van al tanatorio y te dan ganas de echarles de allí.
Porque cuando uno tiene cáncer lo único que pide es empatía, acompañamiento, ESCUCHA.”
Lee la historia entera lo dicho la hipocresia de lo IN en enfermedad.

Valora esta información

2 comentarios
  1. keke orueta
    keke orueta Dice:

    Qué buen artículo. PERMITIDO QUEJARSE, no soy de las personas uqe ponen carteles en su escritorio , pero esto si me lo permiten lo voy a hacer, y lo voy a poner en la biblioteca que está al lado de mi ordenador. Esto por mí.
    Días atrás hablando con mi hija del corazón uqe nuevamente tiene metástasis cerebrales , de su primitivo de mama. luego hígado cerebro y ahora más cerebro, lloraba desesperadamente por su estado (tiene Carmen lo sabes, dos hijas de 14 y 7 años) y me decía “no puedo más” no soporto un tratamiento más, no quiero una vida así, parece egoísta por mis niñas pero ya basta…y yo ya no puedo decirle “sigue luchando, pues ella sí fue una guerrera y aguanto cuanto tratamiento terrible le propusieron, Ya casi es un encarnizamiento terapéutico. y yo le dije que aunque la amaba con toda a mi alma, tampoco quería verla sufrir, que la comprendía, Si yo no puedo con mis dolores , cómo puedo no entenderla cuando espera su deterioro. .. es ´bióloga ya sabe todo lo que le va a pasar, como decirle que no se queje, como lo hacen algunos de su familia ..yo le digo llora, grita haz lo que quieras es tu vida. No sé si está bien pero a estas alturas de mi vida (66) ya digo lo que siento como lo he hecho siempre pero más….PERMISO PARA QUEJARSE. GRACIAS COMO SIEMPRE POR SER NUESTRA VOZ.

    Responder
  2. Ana López
    Ana López Dice:

    No sólo en el cáncer.En cualquier enfermedad.
    Incluso en las mentales no está permitido quejarse y eso que el dolor psíquico es muy duro.
    La gente huye de la enfermedad.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *