La verdad sobre el placebo y dolor 4.33/5 (3)

,

El placebo y dolor. ¿Cuantas veces te has preguntado si un fármaco o una terapia alternativa ha hecho efecto o ha actuado como placebo en el dolor? La investigación ha llegado a un sorprendente hallazgo no hace falta que se oculte que el placebo actue como tal, aunque el cerebro lo sepa y seas consciente de un placebo que estás tomando el cerebro lo identifica y puede hacer los mismos efectos que si creyeras que estás tomando un fármaco.

No hace falta ocultar que las medicinas son falsas para que hagan efecto, revela un estudio.

placebo y dolor

el efecto placebo actualidad.rt.com

¿Pero que es el efecto placebo?

Siempre se ha creído que el placebo funciona gracias al engaño, esto es, cuando los pacientes creen que están tomando una medicina falsa como si fuera real. Sin embargo, un nuevo estudio ha demostrado que los pacientes pueden mejorar tomando placebo, incluso cuando saben que están tomando un medicamento falso.

¿Cómo es posible? La clave podría estar en los rituales médicos y en la relación de cercanía con los profesionales sanitarios, afirman los autores del estudio.

En los ensayos clínicos, un placebo es un medicamento que no contiene ningún principio activo. Los placebos no tienen ningún efecto médico conocido.

El «efecto placebo» es un beneficio o efecto secundario percibido por los pacientes que toman el placebo a pesar de que no se usa ningún fármaco.

Al paciente no se le consigue engañar suministrandole un placebo

La sabiduría médica convencional ha sostenido durante mucho tiempo que los efectos del placebo dependen de la creencia de los pacientes en que están recibiendo medicación farmacológicamente activa.

Ahora, un estudio cuestiona esta idea, pues ha demostrado que pacientes que tomaron un placebo a sabiendas de que era un placebo, además del tratamiento real que ya tomaban para el dolor de espalda, mejoraron su estado, en comparación con otros pacientes que siguieron tomando solo las medicinas de siempre.

“Estos resultados le dan la vuelta a nuestra comprensión del efecto placebo “, afirma Ted Kaptchuk, autor de la investigación y director del Programa de Estudios de placebo del Beth Israel Deaconess Medical Center; además de profesor asociado de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard.

Según Kaptchuk, su estudio demuestra que el efecto placebo no es provocado necesariamente por la expectativa consciente de los pacientes sobre un medicamento supuestamente activo, sino que tomar una píldora en el contexto de la relación médico-paciente, incluso cuando se sabe que esa píldora es un placebo, constituye todo un ritual que cambia los síntomas, pues activa regiones del cerebro que los modulan.

El estudio sobre el placebo y dolor

Kaptchuk y sus colaboradores del Instituto Superior de Psicología Aplicada (ISPA) de Lisboa estudiaron a un total de 97 pacientes con dolor lumbar crónico, un trastorno que provoca en todo el mundo más discapacidad que cualquier otra condición médica.

Tras un examen médico de todos los participantes, realizado por una enfermera especialista en este trastorno, los investigadores dieron a los pacientes una explicación de 15 minutos sobre el efecto placebo.

A continuación, los dividieron al azar en dos grupos. En uno de ellos, los pacientes siguieron su tratamiento acostumbrado; y en el otro se suministró a los pacientes un placebo, además del tratamiento que ya seguían. El frasco de píldoras de placebo llevaba una etiqueta que especificaba claramente lo que eran. Los participantes debían tomar dos de estas pastillas al día.

La gran mayoría de los participantes de ambos grupos (entre un 85 y un 88%) ya estaban tomando medicamentos (antiinflamatorios no esteroideos) para el dolor. Aquellos pacientes que tomaban medicamentos opioides fueron excluidos de la investigación.

A los participantes de ambos grupos se les obligó a no cambiar de dosis en sus medicamentos tradicionales para el dolor ni hacer cualquier otro cambio de estilo de vida, como iniciar un plan de ejercicios o tomar un nuevo medicamento, con el fin de determinar el verdadero efecto del placebo ‘consciente’ sobre su dolor crónico.

A raiz de estos resultados se podrían cuestionar las terapias alternativas que funcionan, y funcionan realmente al efecto placebo como sostiene el articulo y a la conclusión que llegan los autores del estudio debio a “La clave podría estar en los rituales médicos y en la relación de cercanía con los profesionales sanitarios”

Redacción Fibromialgianoticias.com

Recibe todas las nuevas informaciones

* son necesarios lo datos
Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *