,

Uso seguro de fármacos en dolor 4.83/5 (6)

El uso seguro de los farmacos en dolor un gran handicap para el paciente de fibromialgia.

Claves para que pierdas el miedo al uso crónico de fármacos para el dolor, ayudandote a tomar decisiones que te ayuden a que uses y te beneficies de la toma de fármacos desde tu responsabilidad con la seguridad que necesitas tener y ser responsable con tu salud.

La lectura de este articulo te va a mostrar muchas dudas que te pueden surgir, dudas que se plantean muchos enfermos a lo largo de los tratamientos de una enfermedad crónica como fibromialgia.

Análisis y factores a tener en cuenta a la hora de tomar fármacos

Cuando se tienen una legislación de protección para el uso racional de los fármacos que protege al paciente y está más desprotegido que nunca, el acceso a la información puede ser un arma de doble filo y tomar decisiones equivocadas.
REAL DECRETO 1416/1994, DE 25 DE JUNIO, POR EL QUE SE REGULA LA PUBLICIDAD DE LOS MEDICAMENTOS DE USO HUMANO

Tomar fármacos para el dolor es una gran responsabilidad, conocer para que sirven, como tomarlos, en que te puede ayudar tú médicos es un primer paso para manejar la enfermedad sin dudas.

El primer paso en el mundo del dolor y los fármacos es familarizarse con la escalera analgésica de la OMS, el tratamiento del dolor a lo largo de la vida siempre irá unido a este gráfico.

Familias de fármacos que son ampliamente usados para diferentes tipos de dolor, no sólo de fibromialgia, también enfermedades reumáticas o no cursan con dolor crónico (neuralgia del trigémino, dolor del miembro fantasma, neuropátia diabética) afectando a una tercera parte de la población a lo largo de su vida.

escalera analgésica de la OMS

Conocerla te puede dar una amplia visión que fármacos te pueden prescribir en alguna etapa de la enfermedad. Esta escalera se avanza escalón por escalón. Según tú experiencia con el dolor en el momento de la consulta, mediante el interrogatorio de tú médico, según las caracteristicas del dolor (quemante, punzante, rampas) y la intensidad del dolor puede decantarse por un fármaco u otro.

Sí le informas que aumenta, aumentará dosis y/o escalón (siempre su decisión irá de acuerdo a muchas variables no sólo a la intensidad del dolor), y si disminuye el dolor considerará reducir dosis.

Los fármacos del segundo y tercer escalon son fármacos que atacan directamente a las señales que disparan el dolor, van directos a receptores que amplifican el dolor, van a intentar regularlos, por lo que se debe ser cauto y responsable en su toma. Igual que tú dolor lo consideras tan importante y limitante, debes saber que entonces el médico actuará con la necesidad que le comuniques.

uso seguro de los fármacos

Tu seguridad pasa:

-Por tomartelos con las pautas que te indican, debes respetar dosis y horarios.

-Si quieres ampliar dosis debes consultarlo, así como disminuirlas. Te informarán de como hacerlo sin que sufras efectos adversos.

-Comentar con tu médico todos los tratamientos que lleves para otras enfermedades. Tratamientos “naturales” también.

No subestimes las propiedades de lo natural, lo natural puede hacer que retroceda, no se consiga el efecto de los fármacos o combinados con ellos sean fuente de reacciones adversas.

Si quieres saber si es eficaz o no:

-No leas el prospecto, te asustará la mayoría de veces y no lo entenderás. Usa la lógica si empeoras de forma brusca actúa como te podría suceder con cualquier fármaco.

-Puede inducirte a tener efectos secundarios que no esperabas, el cerebro lo graba todo.

-Teniendo en cuenta esto y observandote de una forma cauta (sin obsesionarte) valora a medida que pasan los días si mejora o empeora tu estado en general, es la forma más eficaz de valorar los resultados en los fármacos. Ten en cuenta cambios tanto para mejor como para peor.

NUNCA tomes decisiones por tu cuenta, comentale a todo a tú médico, el valorará que hacer.

El dolor no es fácil de controlar por lo que sí usas la lógica su tratamiento farmacológico no es fácil, no podrás controlar muchas cosas que quieres saber, para hacer una combinación eficaz y personalizada hace falta años de estudio, imposible de resumir en una consulta.

Recuerda aunque se intente dar un tratamiento seguro con fármacos, según que niveles de dolor, se necesitaran grandes soluciones será tu responsabilidad como enfermo detectar cuanto antes un empeoramiento o una mejoría.

No te tomes los fármacos con prejuicios. Un fármaco tomado de forma segura con el asesoramiento de tú médico no tiene porque crear adicción, si haces un uso irresponsable del fármaco (saltarte tomas) tendrás probablemente consecuencias hasta que lo vuelvas a tomar.

Nunca debes de hacer:

Sí mejoras dejar el fármaco por tu cuenta (opioides, antidepresivos, benzodiacepinas) puede causarte retrocesos, más dolor efectos secundarios desagradables. Si no te informó, pidele como hacerlo.

No te pongas tus dosis propias, si mejoras no te los tomes a tu voluntad según los síntomas del día, la mayoría hacen su función en el dolor de forma continuada, alterar la dosis puede llevarte a un empeoramiento o efectos indeseables. Esto no es adicción.

Procura no saltarte tomas (intentalo pastilleros, alármas de móvil, lo que te sea más cómodo) puedes empeorar y no es adicción.

No le pidas ayuda a otro enfermo, un enfermo nunca está preparado para aconsejar un fármaco, aunque sea con toda la buena voluntad de ayudarte. Tú médico hará en el tiempo de la consulta procesos cognitivos rápidos con todos sus conocimientos, tendrá en cuenta sensibilidades, enfermedades asociadas, interacciones entre fármacos que tomas intentará SIEMPRE aliviarte el dolor, múltiples variables que tendrá en TU HISTORIAL.

Si no lo consigue se sentirá tan frustrado como tú, pero no te lo demostrará, los tratamientos que te manda son bien planificados. Ten siempre presente el dolor no se puede eliminar cuando es crónico, el dolor crónico tratado con fármacos tiene el objetivo de bajar su intensidad.

  • ¿Cuál es el fármaco más seguro?
  • El fármaco más seguro es el que mayor seguridad te dé y beneficios en tu salud. siempre debes valorar las dos variables.

Valora el gran problema que tienes:

No deposites expectativas de soluciones en fármacos, alivian no eliminan. La farmacología busca reducir no eliminar cuando se habla de dolor crónico. Ajusta tu expectativas de mejoria según la magnitud del problema. Es un gran reto para la medicina

  • NO EXISTE UNA PASTILLA QUE LO ELIMINE

Nunca confies en quien te diga palabra cura, detrás hay intereses económicos o una persona que no tenía la misma intensidad en los síntomas que tú, el dolor crónico por procesos que se desconocen pueden pasar por épocas de remisión…esto muchas veces en cuanto se vive, se expresa como cura. Muchos enfermos que han pasado por esta experiencia pasado un tiempo pueden volver a revivir los síntomas. El dolor crónico OSCILA.

Sé realista, pidele al médico lo que el médico puede hacer por tí. No le pidas que elimine tu dolor. No puede si sufres dolor crónico.

La información que encontrarás en el dolor, fibromialgia y fármacos

Puedes encontrar información médica con informes que te adviertan del peligro, como del beneficio del fármaco que estés usando o vayas a usar. Es tú responsabilidad el uso que haces en cada momento de la información que consumas, cualquier fundamento médico no puede ser interpretado por un enfermo. Habla siempre con franqueza con tu médico de la seguridad de tu tratamiento antes de decidir.

Puedes encontrar información como esta que te advierta y sea una situación que vele por la seguridad del enfermo, se advierte de una situación analizada, si hay un mal uso en prescripción. Esto no lo puedes valorar y extrapolar a tu situación:


O información como esta que podrá aclararate dudas como el uso seguro de los opioides  que debes valorar SIEMPRE con cautela y según tú situación.

¿Quieres saber que experiencia tienes los enfermos con los fármacos?

Existen mucha experiencia y variada de los enfermos y su relación con los fármacos.

El enfermo que:

Cree que no le hacen caso y lleva el último tratamiento

huye de la medicación y se la salta

le tiene miedo a la médicación y no la toma perpetuando su ciclo de dolor.

responsable que lleva muchos años de tratamiento y ha valorado que no le beneficia y lo deja a pesar de sentir dolor.

que no puede dejar de medicarse porque tiene otras enfermedades reumatológicas degenerativas.

fracasan con sus tratamientos porque combina con “tratamientos naturales” que le pueden crear efectos adversos con la mezcla y lo desconoce.

enfermo que no valora su grado de discapacidad y mezcla alcohol u otra droga que interactúa con el tratamiento

Como ves existen muchos tipos de enfermos y tú ¿qué tipo de enfermo quieres ser?

Este articulo tiene el fin de mostrarte diferentes realidades. Si has optado por el tratamiento con fármacos la información puede ayudarte con dudas que se te puedan plantear a lo largo del tratamiento. Este articulo recoge las  más comunes que se le plantean a los enfermos y no encuentran respuestas. En ningún momento se induce a el tratamiento con fármacos y este no recoge todas las vivencias con fármacos que pueden ser múltiples.

Redactado por Fibromialgianoticias.com©

Sí quieres seguir informandote sobre el uso fármacos:

Información del uso de opioides en dolor

Antidepresivos en dolor crónico

Adicción, tolerancia y dependencia

Fármacos y conducción

 

Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *