, ,

Fibromialgia por Martinez Lavin

«La frecuencia cardiaca discrimina a los pacientes con fibromialgia»

Una entrevista de Fibromialgia por Martinez Lavin

Conoce más la Fibromialgia por Manuel Martinez Lavin

Es uno de los autores más citados en la bibliografía internacional con respecto a una enfermedad actual y poco conocida: la fibromialgia. Mexicano de origen y formado como reumatólogo en EE.UU., fue en este último país donde Martínez Lavín acuñó el término fibromialgia, junto al equipo de Philip S. Hench (Clínica Mayo, Rochester), refiriéndose a un reumatismo no articular detectado sobre todo en mujeres.

De regreso a México, investigó con profusión la participación del sistema nervioso autónomo en la fisiopatología de la fibromialgia. Martínez Lavín visitó España hace escasas semanas, a propósito de un encuentro nacional de reumatología en Granada, y aprovechó para poner al día a los especialistas sobre «una enfermedad cada vez mejor caracterizada, que sigue guardando importantes misterios».

Usted es reumatólogo, pero se encuentra investigando el sistema nervioso en un instituto de cardiología.

Fibromialgia por Martinez Lavin

Fibromialgia por Martinez Lavin

¿Dónde ubicamos la enfermedad?

La fibromialgia es un trastorno muy común que afecta a cerca del 2% de la población general. Pensamos que se origina por un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo, encargado de controlar la mayor parte de funciones fisiológicas que llevamos a cabo los animales. Lo hace, además, sin que experimentemos ningún control consciente, ajeno a nuestra propia voluntad, y de ahí su consideración de autónomo.

¿Podría explicármelo?

La presión arterial, la frecuencia del pulso cardiaco o el ritmo de la respiración son algunas de las funciones del sistema, que incluye una serie de nervios llamados simpáticos que operan a partir de la producción de adrenalina. Como contrapartida, el sistema autónomo dispone de otros nervios, los parasimpáticos, que actúan como antagonistas de la actividad simpática y regulan procesos que requieren cierta quietud, como el sueño o la digestión.

Llegué a la conclusión de que la fibromialgia, una enfermedad de identificación reumatológica, guardaba mucha relación con la actividad de los nervios simpáticos (ámbito neurológico), cuya mejor caracterización consiste en la monitorización del ritmo cardiaco (cardiología).

Para complicar más las cosas la producción de adrenalina incumbe al ámbito de la psiquiatría.

En realidad, el sistema nervioso autónomo actúa como una ‘interfaz’ de la mente en el cuerpo. Consigue que muchas emociones de ternura, pánico, tristeza o ira se traduzcan en reacciones fisiológicas y causen temblores, movimientos bruscos, palidez, dilatación de las pupilas o taquicardia. En el laboratorio en que actualmente me encuentro trabajando he podido demostrar que un análisis pormenorizado de la variabilidad de la frecuencia cardiaca permite discriminar a los pacientes con fibromialgia de quienes no padecen esta enfermedad. Sin embargo, no es un reflejo consciente.

Los pacientes con fibromialgia presentan una hiperactividad del sistema nervioso simpático más acusada durante las horas de sueño.

El síntoma más preocupante de la fibromialgia es el dolor.

En efecto, pero no el único. Aparecen con frecuencia hormigueos en las extremidades, trastornos abdominales, una necesidad obstinada de evacuar orina, ansiedad y depresión.

¿Es el reumatólogo el profesional más indicado para tratar la fibromialgia?

Soy de la opinión de que nos hallamos ante una enfermedad genuinamente neurológica. Sin embargo, el reumatólogo va a ser en numerosas ocasiones quien diagnostique la enfermedad a partir de un dolor muscular en las extremidades que tiene mucho en común con otras dolencias reumáticas.

Se impone un acometimiento multidisciplinario de la enfermedad.

Cuando el paciente desarrolla una actitud combativa y asume un deseo de mejorar aumenta enormemente su calidad de vida
Ciertamente.

La fibromialgia es un paradigma de algo cada vez más cierto en medicina: todas las enfermedades crónicas poseen tanto un componente físico como mental, sobre todo aquellas enfermedades, como los reumatismos, en las que el dolor es un factor indisociable.

Cuando era pequeño y me negaba a ir a la escuela porque me dolían las tripas, me decían que era cuento y me obligaban a despabilar…

El dolor siempre será una sensación subjetiva y privada, pero los neurotransmisores del dolor aparecen en concentración muy elevada en el líquido cefalorraquídeo de las pacientes (puesto que casi siempre se trata de mujeres) con fibromialgia.

Entonces se puede demostrar.

Sí. Y por otro lado, la enfermedad empeora -y de qué manera- cuando no somos capaces de empatizar con la paciente. Ésta percibe que nadie la comprende, se sume en una actitud de amargura y desesperación y la enfermedad empeora.

Por el contrario, cuando desarrolla una actitud combativa y asume un deseo de mejorar aumenta enormemente su calidad de vida.

Pero el dolor es difícil de lidiar.

La sensación de dolor suele subrayar que algo no anda bien en el organismo.

Un cólico puede ser síntoma de un conflicto, pero el dolor neuropático se produce por una alteración intrínseca y específica de los nervios transmisores del dolor, que en el caso de la fibromialgia aparecen incesantemente irritados y transmiten un tipo de dolor que se acompaña de otras sensaciones desagradables: irritación, hormigueo e hipersensibilidad al tacto.

Un simple abrazo o el uso de ropa muy ajustada pueden causar dolor al enfermo de fibromialgia.

¿Por qué vía interviene la adrenalina en el origen de este dolor neuropático?

En circunstancias normales, la adrenalina no está implicada en las reacciones de dolor. No obstante, se ha descrito que una liberación incontrolada de adrenalina puede acabar irritando los terminales nerviosos del dolor, de forma que se ‘averían’ de forma permanente.

¿Intervienen los genes?

La fibromialgia tiene un componente genético importante, como sucede por otra parte en la gran mayoría de las enfermedades reumáticas. En este sentido, los descendientes de afectados con fibromialgia podrían llegar a triplicar las posibilidades de padecer, en un futuro, la enfermedad. El equipo liderado por Vargas-Alcorcón ha llevado a cabo recientemente un estudio de distribución en porcentaje de haplotipos (constitución genética de un cromosoma individual) en pacientes con fibromialgia y controles sanos de España y Méjico.

Curiosamente, los cuatro haplotipos identificados (ACCG, ATCA, GCGG y GTGA) están mucho más presentes en pacientes y controles españoles que en mexicanos. Ningún mexicano, por ejemplo, expresó en el estudio un haplotipo GTCA.

¿Cómo se trata a los pacientes?

Ante todo, con comprensión y sensibilidad. Clínicamente, deberemos centrarnos en un acometimiento integral, prodigando ejercicios físicos que disminuyan el tono simpático (son muy beneficiosas algunas técnicas orientales como el yoga o el tai-chi), desarrollando recursos de aurorrelajación y también vigilando las dietas que incorporen al organismo sustancias análogas a la adrenalina (hormonas de la carne o la leche).

En la actualidad no existe ningún tratamiento específicamente aprobado para la fibromialgia, aunque varios fármacos antidepresivos, anticonvulsivos, analgésicos e hipnóticos hayan demostrado en estudios preliminares una cierta eficacia para el control y la paliación de los diversos síntomas de esta enfermedad. Aún así, se calcula que sólo el 30% de los pacientes responde de forma satisfactoria a tales tratamientos.

¿Qué futuro aguarda a la enfermedad?

Seguimos inmersos en un duro trabajo por afianzar mejor el reconocimiento clínico de la enfermedad. Poco a poco vamos desgranando factores etiopatogénicos clave, como la presencia de un estado hiperadrenérgico, hiperactividad simpática, deterioro de la médula espinal e hiporreactividad. A la hora de tratar, los intentos de plasmar una terapia reduccionista han fallado.

Son tan múltiples los síntomas que resulta imposible controlar la enfermedad por la vía sintomática; la ecuación de una pastilla para cada síntoma que aparezca no está dando buenos resultados.

¿Qué funciona mejor con estos pacientes?

Sé que uno no espera este tipo de comentarios por parte de un investigador clínico, pero la medicina llamada holística da resultados más satisfactorios que la galénica convencional. Se trata de armonizar el principal sistema adaptativo de estos enfermos, que es muy complejo, mediante terapia en grupo, terapia cognitivo-conductual, ejercicio aeróbicos, disciplinas orientales de relajación y ejercicios respiratorios.

MODULADORES DE NEUROTRANSMISIÓN

El escepticismo de Manuel Martínez Lavín frente a los tratamientos farmacológicos para la fibromialgia contrastó, en el encuentro de la Sociedad Española de Reumatología (SER) de Granada, con el flamante anuncio de un nuevo grupo de fármacos moduladores de la neurotransmisión cerebral.

Estos fármacos han sido ya sometidos a distintos ensayos clínicos y aguardan tan sólo un análisis de resultados, para poder ser aprobados por las agencias internacionales del medicamento con una indicación específica para el tratamiento de la fibromialgia.

Según el coordinador del Comité de Asuntos Científicos de la SER, Javier Rivera (Hospital Universitario Gregorio Marañón, Madrid), «se calcula que estos tratamientos estarán disponibles para los pacientes en uno o dos años, y supondrán un avance importante en el tratamiento actual de la enfermedad, ya que se calcula que un 60% de los enfermos podría responder adecuadamente».

La fibromialgia no es precisamente una enfermedad menor, por poco conocida. Afecta a casi un millón de personas en España y se caracteriza por un dolor músculoesquelético generalizado y difícil de valorar, puesto que el paciente percibe como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son.

Se acompaña asimismo de trastornos en el sueño, jaquecas y malestar general. En los últimos años se ha advertido un incremento importante de esta enfermedad entre la población, gracias a un perfeccionamiento de las técnicas diagnósticas, una mayor conciencia social de los pacientes y un estilo de vida cada vez más estresante, factor que contribuye al empeoramiento sintomático de la fibromialgia.

La enfermedad se ha solapado muchas veces bajo un inexacto síndrome de la fatiga crónica, algo que ha despistado a médicos y pacientes, cuya vida laboral puede haber quedado resentida.

Invalideces tierra de nadie, sin datos

A lo largo de la historia más reciente, recuerda Rivera, ha habido médicos que han atribuido cuadros de fibromialgia a exageraciones motivadas por la vagancia y la apatía, lo que sólo ha contribuido a agravar los problemas psicológicos del enfermo.

¿Patria picaresca? Sólo el 11,5% de los españoles con fibromialgia tiene reconocida una incapacidad laboral, frente al 25% de otros países europeos de nuestro entorno. «Esto origina que muchos pacientes soliciten la baja por causa de otras enfermedades concomitantes, lo que desfigura la realidad epidemiológica de este trastorno».

4.5/5 (2)

Valora esta información

,

Fibromialgia y EULAR 2007

¿Qué es EULAR?

Lugar de encuentro para presentar los avances en cuanto ainvestigación básica y clínica. Los nuevos conocimientos se van traduciendo en la mejora de las enfermedades reumáticas a través de la prevención, mejora en los tratamientos y rehabilitación.

El congreso también es un punto de encuentro para reumatológos profesionales de salud y los pacientes donde juntos, intercambian ideas, y desarrollan los planes para la investigación de colaboración futura o las actividades educativas.
Este año se celebra en Barcelona

fibromialgia y Eular

fibromialgia y Eular

Relación de los trabajos presentados referentes a  las enfermedades de Fibromialgia y Síndrome de Fátiga Crónica

POLYMORPHISMS OF SEROTONIN AND COMT RECEPTORS GENE AND PSYCHIATRIC STATUS IN TURKISH PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Author/Co-Authors details: Berna Tander, Sezgin Gunes, Omer Boke, Gamze Alayli, NurtenKara, Hasan Bagci, Ferhan Canturk

IDENTIFICATION OF DIFFERENTIAL GENETIC PROFILES IN SEVERE FORMS OF FIBROMYALGIA AND CHRONIC FATIGUE SYNDROME.

Author/Co-Authors details: Ferran Garcia-Fructuoso, Jose Ignacio Lao-Villadoniga, Estibaliz Olano-Martin, Cristina Santos, Violant Poca-Dias, Joaquim Fernandez-Sola, Antonio Martinez, Laureano Simon, Diego Tejedor

FIBROMYALGIA IN MEXICAN PATIENTS WITH PRIMARY SJOGREN’S SYNDROME. A CASE-CONTROL STUDY

Author/Co-Authors details: Arnulfo Nava, Maria Gómez-Guerrero, Enrique Hinojosa-Pérez, Ignacio García de la Torre, Carlos Riebeling-Navarro, Gerardo Orozco-Barocio

ASSOCIATION BETWEEN FIBROMYALGIA AND MOOD DISORDER IN PATIENTS WITH SYSTEMIC LUPUS ERITHEMATHOSUS: A SERIES OF 77 PATIENTS.

Author/Co-Authors details:VICENTE TORRENTE SEGARRA, JOSEP MARIA MANRESA DOMINGUEZ, JORDI CARBONELL ABELLO

HEALTH AND SOCIAL RESOURCES UTILIZATION IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA SYNDROME

Author/Co-Authors details: Manuel Acasuso-Diaz,. Andujar-Fernandez, De Miguel-Bartolome,. Corral-Peralba,. Galdo

PLATELET LEVELS OF CALCIUM, MAGNESIUM AND ATP IN FIBROMYALGIC PATIENTS: CORRELATIONS WITH CLINICAL PARAMETERS

Author/Co-Authors details: Laura Bazzichi, Giovanni Mascia, Camillo Giacomelli, Antonio Lucacchini, Tiziana Giuliano, Alessandra Rossi,
Gino Giannaccini, Francesca De Feo, Laura Fabbrini, Lara Schmid,
Stefano Bombardieri

AUTONOMIC RESPONSE AND ERGOSPIROMETRIC TEST IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Author/Co-Authors details:pitiguara coelho, anabel rodrigues, grupi grupi, valeria valim, jamil natour, samira miyamoyo

AN OPEN LABEL CLINICAL TRIAL OF VENLAFAXINE TREATMENT OF FIBROMYALGIA: PRELIMINARY DATA

Luigi De Filippis, Gianfilippo Bagnato, Antonio Bruno, Saverio Anghelone, Annalisa Caliri, Irene Cocuzza, Gianluca Bagnato

EVALUATION OF GASTRIC EMPTYING RATE IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Gulcan Gurer, Bengu Beydag Odabasi, Isil Berkit Karatas, Serpil Erdogan, Hamdi Afsin

PATIENTS’ SATISFACTION WITH TREATMENT MODALITIES IN FIBROMYALGIA

Mirjana Jeremic, Radmila Petrovic, Boza Josipovic

EXCESSIVE TEAR EVAPORATION WAS MORE COMMON CAUSE OF DRY EYE IN FIBROMYALGIA PATIENTS.

Ji Hyun Lee, Hye jung Jang

POLYSOMNOGRAPH STUDY’S ROLE IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Maria Manrique, Martina Steiner, Jose Manuel Galan, Roman Jurschik, Antonio Pedrera, Emilio Martin Mola

INFLAMMATORY FIBROMYALGIA : IS IT REAL ?

Samy Metyas, John Ibrahim, Glenn Ehresmann, Daniel Arkfeld

CHRONIC DIFFUSE PAIN SYNDROME AND AROMATASE INHIBITORS

Nicolas Nemitz, Patric Kurmann, Daniel Van Linthoudt

FIBROMYALGIA AND TEMPOROMANDIBULAR DISORDER: TWO FACES OF THE SAME DISEASE

Lucienir Silva, Narcisa Pavan Abstract

TENDER POINTS COUNT, HEALTH AND PSYCHOLOGICAL STATUS IN FIBROMYALGIA PATIENTS: ARE THEY ASSOCIATED?

Vlado Skakic, Sladjana Bozilov, Olivera Skakic

PREVALENCE OF SELF-REPORTED CHRONIC WIDE-SPREAD PAIN AND DIAGNOSIS OF FIBROMYALGIA IN PATIENTS WITH RA AND IN COMMUNITY POPULATION OVER AGE 40

Tuulikki Sokka, Pekka Hannonen

NEUROTIC DISTURBANCES IN PRIMARY FIBROMYALGIA SYNDROME PATIENTS

Alexander Zborovsky, Galina Suleimanova, Svetlana Kharchenko, Rostislav Grekhoff, Irina Zborovskaya

PREVALENCE AND FACTORS ASSOCIATED WITH FIBROMYALGIA IN ANKYLOSING SPONDYLITIS. A CROSS-SECTIONAL SPANISH REGISTER OF SPONDILOARTHROPATHYS (REGISPONSER).

RAQUEL ALMODOVAR, XAVI JUANOLA, CARLOS GONZALEZ, JUAN MULERO, EDUARDO COLLANTES, RAMON MAZZUCCHELLI, PEDRO ZARCO, JOSE LUIS FERNANDEZ SUEIRO, JORDI GRATACOS, ENRIQUE BATLLE, JUAN CARLOS TORRES, RAFAEL ARIZA

CLINICAL CHARACTERISTICS AND PATTERNS OF HEALTHCARE UTILIZATION AMONG

Areil Berger, Gerry Oster, Susan Martin, Ellen Dukes

AN EVAULATION OF THE SAFETY AND EFFICACY OF DULOXETINE IN THE TREATMENT OF WOMEN WITH FIBROMYLGIA SYNDROME: RESULTS FROM TWO CLINICAL STUDIES

Deborah D\’Souza, Lesley Arnold, Yili Lu Pritchett, Deborah D’Souza, Daniel Kajdasz, Amy Chappell, Smriti Iyengar, Joachim Wernicke

FIBROMYALGIA AMONG MAJOR DEPRESSION DISORDER FEMALES COMPARED TO MALES

Zamir Dovrish, Tali Vishne, Daniela Amital, Alan Rubinow, Howard Amital

THE SPECIFICITY AND SENSITIVITY OF THE LONDON FIBROMYALGIA EPIDEMIOLOGY STUDY-SCREENING QUESTIONNAIRE FOR EPIDEMIOLOGICAL STUDIES.

Mohamed Elleuch, Sofiène Baklouti, Charles Taieb, Jamel Damak, Mouna Sellami, Samah Ghroubi, Mohamed Guermazi, Claude Schmitt, Etienne André

EFFICACY OF ORAL MAGNESIUM THERAPY ON PRIMARY FIBROMYALGIA SYNDROME

Hikmet Kocyigit, Yasemin Turan, Secil Ekinci, Korhan Baris Bayram, Alev Gurgan

IS IT FEASIBLE FOR A SPECIALISED RHEUMATOLOGY NURSE TO (PARTIALLY) SUBSTITUTE RHEUMATOLOGISTS IN THE DIAGNOSTIC PROCESS OF FIBROMYALGIA? A RANDOMISED STUDY

Mariëlle Kroese, Monique Bessems-Beks, Frans Nijhuis, Guy Schulpen, Hans Severens, Robert Landewé

INFLUENCE OF SPECIFIC REHABILITATION PROGRAMS ON PRESSURE PAIN THRESHOLDS IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA OR CHRONIC LOW BACK PAIN

Didier Maquet, Christophe Demoulin, Marie-Paule Lecart, Marie aymonville, Jean-Louis Croisier, Jean-Michel Crielaard

USE OF MAGNETIC RESONANCE IMAGING AND 31P-SPECTROSCOPY TO EXPLORE MUSCLE ENERGETICS IN FIBROMYALGIA PATIENTS

Didier Maquet, Marc Vanderthommen, Marie-Paule Lecart, Christophe Demoulin, Anne Leroy-Willig, Jean-Louis Croisier, Jean-Michel Crielaard, Pierre Carlier

THE LACRIMAL AND SALIVARY GLAND FUNCTIONS IN PRIMARY FIBROMYALGIA SYNDROME

Baris Nacir, H. Rana Erdem, Berna Erbas, Ayse Burcu Nurozler, M. Koray Demirel, Huseyin Ustun, Meliha Korkmaz

INCREASED FREQUENCY OF GASTROINTESTINAL SYMPTOMS IN FIBROMIYALGIA PATIENTS AND ASSOCIATED FACTORS

Ömer Pamuk, Orbay Harmandar, Necati Cakir, Salim Dönmez, Yusuf Yesil

THE CLUES FOR THE RECOGNATION OF THE PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Berna Tander, Kivanc Cengiz, Gamze Alayli, Ilker Ilhanli, Yuksel Bek, Ferhan Canturk

PARAOXONASE AND ARYLESTERASE ACTIVITIES IN FIBROMYALGIA

Ozlem Altindag, Ali Gur, Nazife Calgan, Neslihan Soran, Hakim Celik, Sahabettin Selek

SOMATOSENSORY PROFILE OF PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Frank Petzke, Roman Rolke, Julia Samel, Hanke Marcus, Thorsten Giesecke, Hans Gerbershagen, R.D. Treede

QUANTITATIVE ANALYSIS OF NAILFOLD CAPILLARY MORPHOLOGY IN PATIENTS WITH FIBROMYALGIA

Hyun-Sook Kim, Jin-Jung Choi, Chul-Soo Cho, Do-June Min, Bo-Hyoung Park, Wan-Uk Kim

FREEDOM: THE FIBROMYALGIA RELAPSE EVALUATION AND EFFICACY FOR DURABILITY OF MEANINGFUL RELIEF TRIAL, A 6-MONTH, DOUBLE-BLIND, PLACEBO-CONTROLLED TRIAL OF PREGABALIN AS TREATMENT OF FIBROMYALGIA SYNDROME

Leslie Crofford, George Haig, James Young, Susan Simpson, Jeannette Barrett

PREGABALIN MONOTHERAPY FOR RELIEF OF SYMPTOMS OF FIBROMYALGIA SYNDROME: ANALYSIS OF TWO DOUBLE-BLIND, RANDOMIZED, CONTROLLED TRIALS

Lesley Arnold, Rachel Duan, I. Russell, Hana Florian, James Young, Jr, Susan Martin, George Haig, Jeannette Barrett

A REGIONAL CEREBRAL BLOOD FLOW STUDY BETWEEN GENDERS IN FIBROMYALGIA

Jonathan Chen, Albert Kao, Sun-Shen Sun, Shen-Yu Su, Cheng-Ming Yuang, Kuo-Yang Yen, Jiun-Yi Wang

NEUROIMAGING OF POSITRON EMISSION TOMOGRAPHY (PET) FINDINGS IN FIBROMYALGIA

Jonathan Chen, Albert Kao, Sun-Shen Sun, Shen-Yu Su, Jiun-Yi Wang, Kuo-Yang Yen, Cheng-Ming Huang

Guardar

Guardar

Guardar

Valora la información

Valora esta información

,

Recomendaciones tratamiento de la Fibromialgia por expertos

Nueve recomendaciones para el tratamiento de la Fibromialgia

(según expertos en EULAR 2007)

Eular es la Liga Europea contra las enfermedades reumáticas

Edición | Fibromialgianoticias.com

Todas estas recomendaciones están basados en los estudios presentados sobre la investigacion en Fibromialgia en el año 2005 (seleccionados los de más alta calidad presentados).

En areas donde los estudios eran escasos o de mala calidad ( por ej. ejercicio ) la recomendación está basada en la opinión del conjunto de expertos.

Todos los estudios incluyen a enfermos de Fibromialgia diagnosticados según la universidad americana de los criterios de la clasificación de la reumatología (ACR) establecidos en 1990

Los estudios están basados en escala análoga visual (VASO), y la función determinada usando el cuestionario del impacto de Fibromyalgia (FIQ). Otros síntomas/medidas no eran considerados.

Las nueve recomendaciones para el tratamiento de la fibromialgia – una sinopsis

(A, B, C, y D calificados según la alta evidencia y calidad del ensayo; no significan grados de importancia.)

Recomendaciones generales

1. Reconocer que Fibromialgia es una condición compleja y heterogénea; implica el “proceso anormal del dolor y otras características secundarias.” La comprensión completa se debe basar en un gravamen comprensivo del dolor del paciente, de la función, y del “contexto psicosocial.” (D – De acuerdo con el juicio de expertos.)

2. Un acercamiento multidisciplinario del tratamiento con una combinación de modalidades no-farmacológicas y farmacológicas es óptimo.

El tratamiento debe de ser adaptado al paciente- basado en la discusión con el paciente – para reflejar intensidad del dolor, la función, y las características asociadas tales como fatiga, la depresión, y disturbios del sueño. Puede requerir la educación paciente para el manejo de la enfermeddad. (D – Refleja el juicio de expertos, la práctica general.)

Abordaje No-Farmacológico

3. El tratamiento de la piscina (o balneoterapia aclimatada) son eficaces en mejorar dolor y la función, con y sin ejercicio. (B – Número pequeño de estudios; bastante alta calidad.)

4. Los programas del ejercicio se han de adaptar al individuo – incluyendo el entrenamiento de la fuerza y el ejercicio aerobio – pueden suponer una gran ventaja para los pacientes de FM. (C – Juicio en gran parte de expertos;.)

5. La terapia del comportamiento cognoscitiva (CBT) puede ser provechosa para algunos pacientes. (D – De acuerdo con el juicio de expertos. “Otra área en la cual la mal calidad de ensayos ha enmascarado lo que creen los expertos para ser una reflexión realista de ventajas posibles. ”)

6. Otras terapias que se pueden utilizar dependiendo de las necesidades del paciente individual incluyen la relajación, la rehabilitación, la fisioterapia, y la ayuda psicologica. (C – De acuerdo con el juicio de expertos, una cierta evidencia experimental.)

Abordaje farmacológico

7. Tramadol se recomienda para la gerencia del dolor. Este es un “opioide anormal” en que no está considerado una sustancia controlada en muchos países, aunque la posibilidad de síntomas del retiro con la discontinuación debe ser observada. (A – La evidencia incluye un estudio grande,De acuerdo con un volumen alto de estudios y de alta calidad .)

Las analgesias simples se pueden considerar, por ejemplo “paracetamol y otros opioids débiles” – mientras que los opioides y los corticoesteroides fuertes no se recomiendan. (D – Basado sobre todo en el juicio de expertos, debido a escasos datos en ensayos .)

8. Los antidepresivos – amitriptilina, fluoxetina, duloxetina, milnacipran, moclobemide, y pirlindole – mejoran la función paciente de Fibromialgia y reducen dolor, y por lo tanto se recomiendan a menudo. (A – De acuerdo con un volumen alto de estudios y de alta calidad en estas drogas.)

9. Tropisetron, el pramipexole, y pregabalina (LyricaR) reducen dolor y se recomiendan para FM. (A – Los estudios recientes sugieren que éstas sean drogas prometedoras para FM.Se sugieren estudios a más largo plazo)

EULAR evidence based recommendations for the management of fibromyalgia syndrome

S F Carville 1*, S Arendt-Nielsen 2, H Bliddal 3, F Blotman 4, J C Branco 5, D Buskilla 6, J AP Da Silva 7, B Danneskiold-Samsøe 3, F Dincer 8, C Henriksson 9, K Henriksson 10, E Kosek 11, K Longley 12, G M McCarthy 13, S Perrot 14, M J Puszczewicz 15, P Sarzi-Puttini 16, A Silman 17, M Späth 18 and E H Choy 1

1 King’s College London, United Kingdom 2 Aalborg University, Denmark 3 The Parker Institute, Frederiksberg Hospital, Denmark 4 Hospital Lapyeronie, France 5 Hospital Egas Moniz, Portugal 6 Soroka Medical Center, Israel 7 Hopitais Da Universidade, Portugal 8 Hacettepe Medical School, Turkey 9 INR, Linkoping University, Sweden 10 University Hospital Linkoping, Sweden 11 Karolinska Institute, Sweden 12 Bath, United Kingdom 13 Mater Misericordiae University Hospital, Republic of Ireland 14 Hospital Cochin,, France 15 Rehabilitation and Internal Medicine University of Medical Sciences, Poland 16 Sacco University Hospital, Italy 17 University of Manchester, United Kingdom 18 University of Munich, Germany

* To whom correspondence should be addressed. E-mail: serena.carville@kcl.ac.uk. Accepted 5 July 2007

Recomendaciones para el tratamiento de fibromialgia acceso a el articulo

Valora la información

Valora esta información