, ,

Síndrome químico múltiple Criterios diagnósticos Síntomas

Síndrome químico múltiple criterios diagnósticos síntomas

En la enfermedad de las Sensibilidades Químicas Múltiples la persona afectada pierde la tolerancia a sustancias químicas presentes en el medio ambiente y que habitualmente son toleradas por otras personas. Por eso se considera una patología de “dosis bajas”97.

Esta patología se desencadena en personas con una predisposición genética similar a la de la FM y el SFC98 a partir de la exposición a sustancias químicas, casi siempre en concentraciones que no son consideradas tóxicas por la toxicología clásica.

Definición y diagnóstico SQM

Los seis criterios consensuados para definir y diagnosticar las Sindrome quimico múltiple, y conocidos como los “Criterios de Bartha” se establecieron en 1989 y se revisaron en 1999/99:

Criterios de Bartha para diagnóstico SQM

1. La condición es crónica.
2. Los síntomas se reproducen con una exposición química repetida.
3. Los síntomas se reproducen como el resultado de exposiciones a niveles más bajos que los previamente tolerados.
4. Los síntomas aparecen frente a múltiples sustancias sin relación química.
5. Los síntomas mejoran o se resuelven cuando las sustancias químicas incitantes son eliminadas.
6. Están afectados múltiples órganos del cuerpo.

Síntomas del Síndrome Químico múltiple

Los síntomas de las SQM pueden ser desde leves hasta graves y discapacitantes100.

Los más comunes son: fatiga101, afectación cognitiva (problemas de memoria, falta de concentración, etc.)102, dolor muscular y problemas gastrointestinales103.
Otros síntomas incluyen: problemas respiratorios, dermatológicos, cefaleas, sensibilidad visual y auditiva y muchos otros104.

Relación SQM y enfermedades autoinmnes

Aparte de estos síntomas invalidantes, las personas con SQM tienen un alto riesgo de
desarrollar enfermedades autoinmunes de la tiroides105 y otras como el lupus, la artritis reumatoide o la esclerosis múltiple.
Una posible señal de que la persona podría tener Sindrome quimico múltiple es que percibe olores que el resto de la población no huele.

Síndrome químico múltiple Criterios diagnósticos Síntomas

Prevalencia

La prevalencia de esta enfermedad varía según su severidad. La forma más grave afecta al 0,75% y la leve al 12% de la población106 y se constata que la prevalencia de esta enfermedad está en aumento debido a la creciente presencia de tóxicos en la vida cotidiana. 100

Sustancias químicas que desencadenan el síndrome químico múltiple

Las investigaciones demuestran que las sustancias químicas que desencadenan las SQM incluyen pesticidas107, perfumes108, suavizantes109, productos domésticos de limpieza, ropa y materiales de construcción110 y, especialmente, en los espacios interiores, ambientadores111.

Qué no es SQM

Las SQM son diferentes de las alergias. Las alergias son una reacción inmunológica mientras que las SQM son una reacción multisistémica en la que el Sistema Nervioso Central desempeña un papel fundamental.

SQM, Fibromialgia y SFC

Las SQM se solapa con la fibromialgia y el SFC-EM, de forma que muchas de las personas que tienen estas dos enfermedades también tienen un problema de sensibilidad química112. Hay que tener en cuenta esta coincidencia a la hora de recetar medicamentos.
Como en los casos de la fibromialgia y en el SFC-EM, en las SQM la bioquímica del paciente está alterada113, lo que aumenta la complejidad de esta enfermedad.
Para no empeorar, las personas con Sindrome quimico múltiple o FM y SFC-EM con SQM añadido necesitan eliminar la mayor cantidad posible de productos químicos de su entorno y su dieta.

Difícil control SQM

Dado que la presencia de productos químicos es difícil de controlar fuera del hogar, las personas con SQM tienden a quedarse bastante tiempo encerradas en sus casas y tienen muchas limitaciones respecto a donde pueden ir. Aunque es recomendable que las personas con SQM lleven puesta una mascarilla de filtro de carbón fuera de sus casas, no es suficiente para protegerlas de los tóxicos. Este aislamiento es además, como lo define el gobierno canadiense, un grave ataque a los derechos humanos de la persona con SQM114

Referencias

97 Arnold P (2009). Arnold P. Pequeñas causas, grandes repercusiones: sensibilidades químicas múltiples (y fibromialgia y SFC). Biorritmos (17); 2009.
98 Bell IR, Baldwin CM, Schwartz GE. Illness from low levels of environmental chemicals: relevance to chronic fatigue syndrome and fibromyalgia. Am J Med. 1998;105:74S-82S.
99 Multiple chemical sensitivity: a 1999 consensus. Arch Environ Health. 1999 May-Jun; 54(3):147:9.
100 Ziem G, McTamney J (1997). Profile of patients with chemical injury and sensitivity. Environ Health Perpect.
1997 March; 105 (Supple 2): 417-436.
101 Heuser G, Wodjani A, Heuser S. Diagnostic markers in chemical sensitivity. En: National Resaearch Council.
Multiple Chemical Sensitivities: Addendum to Biologic Markers in Immunotoxicology. Washington DC:National Academy Press; 1992.

102 Bolla KI. Neuropsychological evaluation for detecting alterations in the central nervous system alter chemical exposure. Regul Toxicol Pharmacol. 1996; 24(1 pt 2):S48-51.

103 Bell IR, Baldwind CM, Schwartz GE. Illness from low levels of environmental chemicals: relevance to chronic fatigue syndrome and fibromyalgia. Am J Med. 1998;105:74S-82S.
104 Baldwin CM, Bell IR. Increased cardiopulmonary disease risk in a community-based simple with chemical odor intolerante: implications for women’s health and health-care utilization. Arch Environ Health. 1998;53:347-353.
105 Sobel ES, Gianini J, Butfiloski EJ, Croker BP, Schiffenbauer J, Roberts SM. Acceleration of Autoinmunity by Organochlorine Pesticides in (NZB NZW) F1 Mice. Environ Health Perspect. 2005;113(3):323-8..
106 Caress SM & Steinemann AC. A national population study of the prevelance of multiple chemical sensitivity. Arch Environ Health. 2004 Jun;59(6):300-5.
107 Beard J, Sladden T, Morgan G, Berry G, Brooks L, McMichael A. Health Impcats of Pesticida Exposure in a Cohort of Outdoor Workers. Environ Health Perspect. 2003;111(5):724-30.

108 Millqvist E, Bengtsson U, Lowhagen O. Provocations with perfume in the eyes induce airway symptoms in patients with sensory hyperreactivity. Allergy 1999; 54:495-499.

109 Anderson RC, Anderson JN. Respiratory toxicity of fabric softner emissions. J Toxicol Environ Health A. 2000; 26;60(2):121-36.
110 Farrow A, Taylor H, Northstone K, Golding J. Symptoms of mothers and infants related to total volatile organic compounds in household products. Arch Environ Health. 2003; 58(10):633-41.
111 Singer BC, Destaillats H, Hodgson AT, Nazaroff WW. Cleaning products and air freshners: emissions and resulting concentrations of glycol ethers and terpenoids. Indoor Air. 2006; 16(3):179-91.

112 Bell I.R., Schwartz G.E., Baldwin C.M., Hardin E.E. Neural sensitization and physiological markers in multiple chemical sensitivity. Regulatory Toxicology and Pharmacology. 1996; 24(1), pt. 2: S39-S47.

Pall M. Explaining “unexplained illnesses”. Disease Paradigm for Chronic Fatigue Syndrome chronic fatigue syndrome (CFS), Multiple Chemical Sensitivity multiple chemical sensitivity (MCS), Fibromyalgia, Post-Traumatic Stress Disorder, Gulf War Syndrome, and Others. Binghamton, NY: The Hawthorn Press, Inc; 2007.
113 Galland L. Biochemical abnormalities in patients with multiple chemical sensitivities. Occup Med. 1987;2:713-720
114 Sears M. The Medical Perspectiva on Environmental Sensitivities. Canadian Human Rights Comission; 2007. [acceso 2 de noviembre de 2009]. Disponible en: http://www.chrc-ccdp.ca/research_program_recherche/
esensitivities_hypersensibilitee/toc_tdm-en.asp

Extraído de Nuevos retos en la consulta; ¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples?; Manual de comunicación

5/5 (1)

Valora esta información

, , ,

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Nuevos retos en la consulta;¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples?; Manual de comunicación

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Este nuevo manual publicado a fecha de Noviembre de el 2009 ha sido elaborado por Clara Valverde, Iñaki Markez, Cristina Visiers. Para el afectado de estas enfermedades tanto la información como el posterior tratamiento que recibimos es de vital importancia.
Afrontamos de por vida a enfermedades crónicas, altamente desconocidas por quien nos ha de tratar y con escasez en los resultados de los tratamientos.

Por ello un manual de esta envergadura que intenta paliar todas nuestras dudas y acercar al profesional estas enfermedades es algo de vital importancia para nosotros como afectados. Destacar que el trabajo de las tres personas es altruista y el acceso es libre para todo aquel que se muestre interesado en nuestras enfermedades; Fibromialgia, sindrome de fatiga cronica y sensibilidad quimica múltiple.

Objetivos del Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

“Este manual no pretende reemplazar los libros de texto, los artículos ni los protocolos sobre estas enfermedades. El objetivo de esta publicación, nuestro deseo, es poder animar a los profesionales sanitarios a empezar a conocer estas patologías y, además, a familiarizarse con la realidad de los pacientes que viven con ellas. Y como gran parte del seguimiento de la FM, de las SQM y del SFC-EM depende de la calidad de la comunicación que el profesional lleva a cabo con el paciente5, es muy importante que el profesional se comunique con los pacientes con la mayor eficacia posible y teniendo en cuenta su complejidad.
Este manual pretende ayudar a lograr estos objetivos y facilitar la no siempre fácil tarea de trabajar con las personas que sufren estas nuevas enfermedades.
La falta de tiempo es un factor determinante en el trabajo de todo profesional sanitario. Por eso ofrecemos ideas y herramientas para, en el mínimo tiempo posible, realizar intervenciones cortas que puedan ayudar al paciente con la FM, con el SFC-EM y las SQM.”

Extraido de la pagina Nº 13

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Manual de fibromialgia, SFC/EM y SQM

Profesionales que han intervenido en su elaboración

Clara Valverde

Profesora de enfermería. Formada en Canadá en Enfermería y Counselling, ha trabajado en atención primaria, hospitalaria, salud pública y comunitaria. Especializada en Relación Terapéutica. Experta en la cronicidad del paciente y del profesional, la Medicina Basada en la Narrativa y la Psicología y la filosofía
de la salud. Sus últimos libros son Comunicación Terapéutica en Enfermería (DAE, 2007) y Pues tienes buena cara. El Síndrome de Fatiga Crónica. Una enfermedad políticamente incorrecta. (m-r Ediciones, 2009). Fundadora del Equipo Aquo de formación y supervisión de profesionales sociosanitarios.

Cristina Visiers Würth

Licenciada en Humanidades (UPF, Barcelona). Logoterapeuta (Instituto de Logoterapia y Análisis Existencial de Tübingen, Alemania). Diploma Universitario en Psiquiatría Transcultural (Universidad París XIII). Docente en temas relacionados con la transculturalidad, la relación de ayuda y la logoterapia.
Responsable del ámbito de diversidad, mediación y participación de la Fundació Universitària Martí l’Humà. Cofundadora y Presidenta de la Associació Catalana de Logoterapia i Anàlisi Existencial.

Iñaki Markez

Investigador social. Doctor en Medicina. Psiquiatra en el CSM de Basauri, Bizkaia, en Osakidetza-Servicio Vasco de Salud. Profesor del Máster de Drogodependencias y otras Adicciones de la Universidad de Deusto. Responsable de Ekimen2000. Asesor y miembro de diversas redes de investigación de psicopatología en ámbitos de exclusión (violencia, cárcel, drogodependencias, inmigración, salud pública…) sobre lo cual versan muchas de sus publicaciones. Es miembro de OME-AEN, asociación vasca de salud mental y psiquiatría comunitaria y de Osalde, asociación por el derecho a la salud.

Acceso a Nuevos retos en la consulta; ¿Qué hacer ante la Fibromialgia, el Síndrome de la Fatiga Crónica-EM y las Sensibilidades Químicas Múltiples? Manual de comunicación (Archivo Pdf)

5/5 (1)

Valora esta información

,

Fibromialgia y sindrome de piernas inquietas

¿Qué relación guarda Fibromialgia y sindrome de piernas inquietas? El sindrome de piernas inquieta forma parte de uno de los trastornos asociados que lleva la enfermedad de fibromialgia, este articulo del Dr. Estivill, Dr. especialista en problemas de sueño, explica en este articulo los síntomas, tratamientos y problemas socio-laborales que pueden producir el sindrome de piernas inquietas.

Redacción Fibromialgia noticias

Más de 4 millones de españoles padecen síndrome de las piernas inquietas

En España hay más de cuatro millones de personas que padecen el síndrome de las piernas inquietas, un trastorno de tipo neurológico caracterizado por una sensación “extraña y desagradable” en las extremidades inferiores cuando están sentados o tumbados, según destacó el profesor Eduard Estivill, director de la Clínica del Sueño del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona.

Fibromialgia y sindrome de piernas inquietas

Fibromialgia y sindrome de piernas inquietas

“No es dolor, ni calambres, ni tampoco mala circulación”, asegura este experto, asegurando que cuando estos pacientes no están en movimiento “sienten la necesidad imperiosa de mover las piernas continuamente”, para lo que el único remedio es “levantarse y andar un poco para soliviantar esta inquietud”.

Aunque este trastorno tiene diferentes grados de gravedad, estos problemas se suelen dar más a menudo durante la noche, lo que afecta a las horas de sueño y a la calidad del mismo.

De hecho, explicó Estivill, cuando consiguen dormirse suele ser ya demasiado tarde, entre las tres y cuatro de la madrugada, por lo que el sueño es “superficial y entrecortado”.

Esto conlleva que los pacientes que padecen el síndrome de piernas inquietas presenten un deterioro físico y psicológico progresivo, siendo más propensos a una bajada de defensas, enfermedades cardiovasculares, digestivas e inmunitarias.

Del mismo modo, tienen un 40 por ciento más de riesgo de depresión, presentan irritabilidad e incluso pérdida de memoria.

A su vez, todo ello afecta también a su rendimiento laboral y a sus relaciones sociales y sexuales, ya que presentan un descenso importante de la líbido, según Estivill.

Las investigaciones realizadas hasta el momento reflejan una mayor incidencia en mujeres (60 por ciento del total de casos) y, aunque el diagnóstico se produce en edad adulta, hay estudios que apuntan a que el síndrome puede darse también en niños, en “aquellos que se quejan de molestias en las piernas y se pensaba que eran dolores de crecimiento”, advirtió.

Aunque todavía se desconoce el origen exacto de esta dolencia, las investigaciones realizadas han determinado la presencia de un componente genético que altera la transmisión del hierro que llega al cerebro.

De hecho, Estivill explicó que este síndrome era frecuente en mujeres embarazadas cuando no se controlaban las anemias que sufren muchas de ellas en los primeros meses de embarazo y, es más, hay casos que experimentan mejora con suplementos de hierro.

En la mayoría de casos, el tratamiento recomendado son unos fármacos orales, ropinirol o pramipexol, que consiguen eliminar esta sensación “aunque no curarla”, resultando efectivos en el 70 por ciento de los casos y sin efectos adversos señalados. “El problema es que requieren un cumplimiento exhaustivo porque si dejan de tomar el fármaco vuelven a recaer”, concluyó Estivill.

Europapress

Más enfermedades relacionadas con Fibromialgia

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

5/5 (7)

Valora esta información