, ,

Mejorar la atención a enfermos de fibromialgia

Pajín presenta un plan para mejorar la atención a enfermos de fibromialgia

La ministra de Sanidad promete a las asociaciones de afectados un avance en tratamiento y prevención

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, presentó ayer a las asociaciones de afectados de fibromialgia un documento cuyo objetivo es “contribuir a un mayor conocimiento de la enfermedad por parte de los profesionales y avanzar en unas pautas comunes de actuación con una perspectiva integral” a fin de mejorar la detección precoz de esta enfermedad.

La fibromialgia es un síndrome crónico que provoca un dolor generalizado que en ocasiones puede resultar invalidante para la persona que lo sufre. En España se estima que la padece el 2,4% de la población, con predominio en mujeres.

Mejorar la atención a enfermos de fibromialgia

Mejorar la atención a enfermos de fibromialgia

Ante las asociaciones mejorar la atención a enfermos de fibromialgia

Durante el encuentro de ayer, la ministra explicó a los representantes de las asociaciones que este documento tiene tres objetivos concretos. Uno de ellos es ayudar a los profesionales, sobre todo a los equipos de atención primaria, fundamentalmente en la toma de decisiones sobre el diagnóstico, tratamiento y otros aspectos relacionados con la enfermedad. Otro objetivo es avanzar en unas pautas de actuación para mejorar la calidad de la atención a los afectados y, por último, mejorar la concienciación del entorno familiar, social y laboral, y de toda la sociedad en su conjunto.

Por último, Leire Pajín avanzó ayer que su departamento trabaja también en el estudio de otras patologías como el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple que, al igual que ocurre con la fibromialgia, requiere de una atención específica.

5/5 (1)

Valora esta información

,

El tratamiento del dolor muscular en Europa

Mandatarios y expertos en salud piden planes de acción para tratar el dolor muscular en Europa

Mandatarios europeos y nacionales así como expertos en salud y trabajo piden planes de acción nacionales para tratar el dolor muscular y articular en Europa

El tratamiento del dolor muscular en Europa

El dolor muscular y articular cuesta a los trabajadores y economías más de 240.000 millones de euros al año, pero pocos países tienen planes o infraestructuras para poder mantener a las personas en activo

Debemos luchar internacionalmente para mejorar las vidas de los que viven -y trabajan- con dolor. -Pero solo la acción coordinada a nivel nacional mantendrá a los trabajadores bien como para participar totalmente en la sociedad, incluyendo poder estar en trabajos donde es duro llegar”, dijo en la conferencia.

Hoy, los políticos, pacientes y expertos en salud y trabajo de la Fit for Work Europe Coalition añadieron sus voces a los defensores nacionales de Europa para sus países para dar atrevidos pasos para reducir la asombrosa carga económica de 240.000 millones de euros[1] de los desórdenes músculo-esqueléticos crónicos (MSDs) a la sociedad europea.
Haga clic en el siguiente enlace para acceder al comunicado multimedia:

http://multivu.prnewswire.com/mnr/prne/fitforwork/52154

Cien millones de europeos sufren una dolor muscular crónico

Presentes en la tercera Fit for Work Europe Conference anual, el honorable Lech Walesa, expresidente de Polonia, y nuevo embajador globalde Fit for Work dijo: “Cien millones de europeos sufren una MSD crónica -más de 40 millones de los cuales son trabajadores- con hasta un 40% teniendo que dejar de trabajar debido a su condición. Esto es inaceptable en el siglo 21, cuando las cosas sencillas como la intervención temprana y el cuidado coordinado a nivel nacional pueden marcar dicha diferencia para las personas que viven con MSD”.

La conferencia Fit for Work Europe Coalition también destacó la última investigación que muestra el creciente impacto de los MSD en la población envejecida de Europa, por ejemplo, casi la mitad (49%) de todas las ausencias del trabajo y el 60% de la incapacidad laboral permanente en la Unión Europea está causada por el MSD, y más de un cuarto de la población laboral reportan dolor de espalda relacionado con el trabajo.[2,3]

Las estadísticas nacionales importantes de la actual prevalencia e impacto de los MSD se notificaron a la conferencia y pueden verse en detalle online [http://blog.fitforworkeurope.eu/2011/10/17/new-ffw-coalition-briefing-paper-maximising-employment-social-inclusion-in-the-eu ] .

Acción frente al dolor muscular crónico

El tratamiento del dolor muscular en Europa

El tratamiento del dolor muscular en Europa

El cambio efectivo de política y práctica a nivel nacional no solo será el resultado de un enfoque basado en la evidencia unificada al tratamiento de los MSDs, escucharon los delegados.-Específicamente, los planes de acción de MSD nacionales deben:

– Hacer los MSDs una prioridad de salud pública nacional, junto con otras condiciones crónicas graves.

– Asignar la financiación adecuada para la intervención temprana y tratamiento de MSDs

– Establecer “permanecer en el trabajo” como una medida clínica válida del tratamiento de éxito de los MSDs

– Defensa, incluyendo la productividad laboral (p. ej., costes societales) en evaluación de tecnología económica/sanitaria

“Hoy, sabemos que la Unión Europea, mediante su soporte institucional para las actividades de Fit for Work Europe, reconoce el impacto de MSDs en nuestras economías y la necesidad de llevar a cabo acciones.

Ahora, debemos centrar nuestros esfuerzos en apoyar los gobiernos nacionales, ayudándoles a hacer que los MSDs y la salud de la población en activo sean una prioridad en su sistema sanitario, para mejorar los resultados en salud y trabajo”, dijo Antonia Parvanova, la MPE anfitriona de la cumbre en Bruselas y copresidenta de la Coalición. “Solo entonces podremos apoyar efectivamente a estos ciudadanos que viven con dolor crónico”.

El parlamento Europeo

El Parlamento Europeo también ha tomado nota de los esfuerzos de Fit for Work Europe.-Comentando el trabajo de la Coalición hasta la fecha y la tercera conferencia anual, el presidente del Parlamento Europea, Jerzy Buzek dijo: “Asociaciones como Fit for Work Europe son ejemplos excelentes de cómo la UE y los Estados miembro pueden trabajar juntos para lograr ambiciosos objetivos. Las instituciones de la UE, específicamente, los que estamos en el Parlamento Europeo apoyan los esfuerzos de Fit for Work para asegurar que cada Estado miembro tenga la evidencia y finalmente los recursos para hacer de los MSDs una prioridad en salud”.

Para más información, visite http://www.fitforworkeurope.eu

 

Notas a los redactores

Acerca de los desórdenes musculoesqueléticos

Los desórdenes musculoesqueléticos es un término paraguas que cubre más de 200 condiciones que afectan a los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, nervios periféricos y vasos sanguíneos, causando dolor y el deterioro funcional a quienes los padecen (Punnett et al, 2004)

Acerca de Fit for Work Europe

Fit for Work Europe trabaja para promover el diálogo entre múltiples partes sobe los desórdenes musculoesqueléticos (MSDs) para impulsar la práctica clínica y la política de salud y trabajo que mejorará la calidad de la vida laboral para las personas con MSDs.

Fit for Work es una asociación de organizaciones e individuos, y disfruta el patrocinio de The Work Foundation, la UN’s Bone and Joint Decade, la European League Against Rheumatism (EULAR) y RAND Europe, y el soporte de un amplio rango de participantes, incluyendo la European Agency for Social Inclusion, la European Federation of Nurses Associations, Association Internationale de la Mutualité, Enterprise for Health, Arthritis Ireland, Association of Chartered Certified Accountants, UniEuropa y otras que se unen cada mes.

La Fit for Work Europe Coalition está apoyada por una beca de Abbott – socio fundador -y una beca de GE Healthcare.

Acerca de la Fit for Work Europe Coalition

La Fit for Work Coalition es una unión única de pacientes, médicos, políticos y representantes de la sociedad; todos ellos creen en la importancia de la detección temprana, prevención y tratamiento de los MSDs en el lugar de trabajo.

Su visión es pasar los MSDs de condiciones discapacitadoras a condiciones tratables, asegurando que más ciudadanos europeos estén en el trabajo, y ayudando a mejorar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios y sociales de Europa.

Específicamente, la coalición pretende:

– Ofrece un liderazgo activo para convertir los MSDs en una prioridad sanitaria y laboral en la UE y a nivel nacional

– Establecer condiciones laborales para apoyar proyectos clínicos, económicos y políticos en apoyo a los objetivos de FfW

– Proporcionar continuamente una evidencia robusta para apoyar la visión de Fit for Work, de intervención temprana con el tratamiento adecuado

– Compartir las mejores prácticas recomendadas en entornos nacionales y adaptar iniciativas de éxito para la implementación a nivel nacional, con el objetivo de crear planes nacionales para los MSDs en cada país

Los informes y documentos de posición de Fit for Work se han producido independientemente por la organización fundadora The Work Foundation, con total control editorial solamente. Para más información y la oportunidad de comentar/bloguear/compartir tu experiencia para hacer que Europe Fit for Work sea una prioridad, visite http://www.fitforworkeurope.eu-y síganos en Twitter (@FfWEurope)

1. The Fit for Work research found that MSDs cost the EU from 0.5%-2% of GDP annually. -EU27 GDP in 2007 was EUR12.3 trillion. -A loss of 2% is approximately EUR240bn. Figures calculated from Europe in Figures – Eurostat yearbook 2009, published 18 Sept 2009.

2. Fit for Work? Musculoskeletal Disorders in the European Workforce. The Work Foundation. -Brussels, 30 Sept 2009.

3. Maximising Employment and Social Inclusion, a Fit for Work Europe Data Briefing Paper, 19 Oct 2011

CONTACTO: Para información de prensa, contacte con Tara Farrell en Fitfor Work Secretariat, tel. +32-(0)2-894-9027 o arrell@webershandwick.com.
Europa press

Valora la información

Valora esta información

,

Dolor en Urgencias ¿Cómo se trata?

Dolor en Urgencias, conocer que en los servicios de urgencias no existen profesionales que exclusivamente traten el dolor crónico y que sólo pueden ofrecer soluciones paliativas para que el enfermo pueda posteriormente ir a su especialista puede ser la clave para que los afectados se sientan minusvalorados en esta atención cuando acuden a un servicio de urgencias.

Redacción Fibromialgia Noticias

El dolor agudo es el principal síntoma del 43% de los pacientes que ingresan en urgencias

Un estudio llevado a cabo en 180 centros hospitalarios señala que la dedicación exclusiva a la etiología de la enfermedad hace que los especialistas se olviden de los síntomas dolorosos.

“Alrededor del 43% de los ingresos que se producen en urgencias hospitalarias tienen como principal sintomatología el dolor agudo. Sin embargo, en tres de cada cuatro hospitales españoles no existen programas específicos de formación continuada para el tratamiento de este tipo dolor.

dolor en urgencias

dolor en urgencias

Tan sólo un 13% de los centros encuestados tienen en marcha iniciativas en este sentido”, explicó el doctor José Luis Aguilar, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor Agudo de la Sociedad Española del Dolor (SED) durante la presentación de un estudio realizado por esta sociedad en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), y cuyos resultados se han hecho públicos coincidiendo con la celebración ayer, lunes 17, del Día Mundial contra el Dolor.

El tratamiento del dolor está muy lejos de ser óptimo

De la encuesta se desprende que tanto la medición (en cuatro de cada diez centros consultados, la medición del dolor mediante una escala sistematizada es escasa o nula) como el tratamiento del dolor son una asignatura pendiente en la unidad de urgencias hospitalarias. “Los resultados demuestran que el tratamiento del dolor está muy lejos de ser óptimo”, afirmó el doctor Alberto Camba, presidente de la SED. “Prueba de ello”, añadió Camba, “es que el ámbito clínico del dolor no está reconocido como área de capacitación específica y no existe la especialización en unidades de dolor.

Actualmente, la SED está trabajando en la definición de cómo deben ser y funcionar estas unidades, y está claro que para poder trabajar en ellas hay que tener una formación específica en el dolor.”

En este sentido, el doctor José Ramón González Escalada, secretario de la SED, explicó que actualmente hay dos formas de trabajar en el tratamiento del dolor dentro de los hospitales: “Por un lado, están las unidades especializadas en el tratamiento del dolor crónico y aquellas en las que se trata el dolor agudo, que tienen unas estructuras y una forma de trabajo totalmente distintas. Sin embargo, fuera de estas unidades hay una gran carencia del tratamiento hospitalario del dolor, ya que en muchos casos la dedicación exclusiva a la etiología de la enfermedad hace que los especialistas se olviden de los síntomas dolorosos”.

Individualizar el tratamiento

La doctora Rosalía de la Torre, del Grupo de Trabajo de Dolor Agudo de la SED, comentó al respecto que “en el caso concreto del dolor agudo, la clave está en individualizar el tratamiento, ya que el umbral de dolor de cada paciente es variable. Si bien el 50% de los hospitales españoles dispone de protocolos para tratar este tipo de dolor, éstos no se renuevan y rara vez se consensuan”.
En esta línea, el doctor Aguilar comentó que “hay que entender el dolor en sí mismo como una enfermedad, ya que se trata de un problema físico y emocional que requiere tiempo de atención humana. Y precisamente esto es lo que falta en los hospitales más modernos, en los que la tecnificación hace que se delegue el abordaje de estos pacientes en otros profesionales, como por ejemplo, los de enfermería. En este sentido se puede decir que el dolor agudo está desatendido e infravalorado en nuestros hospitales, y no hay que olvidar que el dolor agudo, si no es debidamente tratado, puede cronificarse”.

Dolor en urgencias

En cuanto al tipo de dolor agudo tratado en urgencias, el doctor Aguilar explicó que éste es de distinto tipo: traumático, postoperatorio, de origen médico, obstétrico, grandes quemados, bucodental… “Según el estudio, de ese 43% de las admisiones en urgencias, el volumen de casos se distribuye según dolor asociado a traumatismos (39,2%), dolor grave (27,7%) y pacientes con agudización de dolor crónico (15,9%)”. Además, ocho de cada diez pacientes ingresan a causa de un dolor músculo-esquelético, con especial incidencia de las lumbo-ciatalgias. Le siguen en frecuencia los dolores de tipo abdominal (12%) y, en menor medida, las dolencias torácicas (3%) y las isquémicas o neuropáticas (1,5%).

4/5 (1)

Valora esta información

, , ,

Cómo relajarnos, estrés y salud

¿Quieres saber cómo relajarnos? Conoce los beneficios de la relajación en fibromialgia y en cualquier otra enfermedad crónica.

Estrés y salud: Cómo “encender” la respuesta de relajación

Activar la respuesta de relajación ayuda a desarrollar una mayor resistencia física, psicológica y emocional frente a situaciones de estrés, que son múltiples y muchas veces inevitables en la vida cotidiana.

Estudios científicos han demostrado que la respuesta de relajación puede utilizarse como complemento de la medicina convencional para el tratamiento de numerosas alteraciones que son causadas o agravadas por el estrés.

¿Qué es el estrés?

Es la respuesta del organismo para hacer frente a situaciones psicológicas, ambientales o fisiológicas adversas, desafiantes y/o desestabilizadoras. La respuesta de estrés es necesaria para que nuestro organismo funcione correctamente y con un rendimiento máximo. Sin embargo, cuando esta respuesta supera un límite, el estrés conduce a estados de fatiga y agotamiento tanto físicos como mentales. En esas condiciones, el estrés puede causar o agravar enfermedades.

¿Qué es la respuesta de relajación?

La respuesta de relajación, definida por el Dr. Herbert Benson en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, es un estado físico de profundo descanso y constituye la contrapartida fisiológica de la respuesta de estrés (disminuye el ritmo cardíaco, la tensión arterial, el ritmo respiratorio, y la tensión muscular).
La activación frecuente y regular de la respuesta de relajación ayuda a desarrollar una mayor resistencia física, psicológica y emocional frente a situaciones de estrés, que son múltiples y muchas veces inevitables en la vida cotidiana. Estudios científicos han demostrado que la respuesta de relajación puede utilizarse como complemento de la medicina convencional para el tratamiento de numerosas alteraciones que son causadas o agravadas por el estrés.

¿Quiénes pueden beneficiarse de la práctica de la respuesta de relajación?

Cualquier persona con:
síntomas físicos de ansiedad (palpitaciones, respiración alterada, nerviosismo)
enfermedades o condiciones agravadas por el estrés
dolor de cabeza
problemas gastrointestinales
problemas de piel
dolor crónico
dificultades para dormir
enfermedades autoinmunes
síndrome premenstrual
fatiga
asma
alergias

¿Cómo se induce la respuesta de relajación?

A diferencia de la reacción de estrés que se desencadena automáticamente, para “encender” la respuesta de relajación necesitamos participar voluntaria y activamente.

Cómo relajarnos

A continuación se describe una técnica sencilla para activar la respuesta de relajación:
como relajarnos
Elija una palabra, sonido o frase que le resulte natural o agradable, por ejemplo “uno”, “paz”, etc.
Siéntese tranquilamente en una posición cómoda.
Cierre los ojos si le resulta cómodo. Si no, puede dirigir la mirada hacia abajo, con los ojos entreabiertos y sin tensión.
Relaje sus músculos progresivamente: pies, pantorrillas, muslos, abdomen, hombros, cuello, cabeza.
Respire lenta y naturalmente, y mientras lo hace, concéntrese repitiendo para su interior, al final de cada exhalación, la palabra o frase que haya elegido, por ejemplo “uno”.
Adopte una actitud pasiva. No se preocupe acerca de si lo está haciendo bien o mal. Cuando surjan pensamientos en su mente, simplemente suspire y vuelva suavemente a la repetición.
Continue entre 5 y 20 minutos.
No se ponga de pie inmediatamente al acabar. Continúe sentado/a tranquilamente durante un minuto escuchando los sonidos que llegan desde el exterior. Luego, abra los ojos y permanezca sentado/a otro minuto antes de ponerse de pie.
Practique la técnica una o dos veces por día. Antes del desayuno o de la cena son buenos momentos

Beneficios demostrados de la práctica de la respuesta de relajación

La práctica frecuente de esta técnica tiene como resultado una mejora en la calidad de vida y en la capacidad para afrontar situaciones difíciles, tanto en personas sanas como en aquellas que afrontan enfermedades graves y/o crónicas. Muy recientemente, se ha comenzado a demostrar que la respuesta de relajación tiene efectos a nivel celular (expresión de genes relacionados con estrés oxidativo y daño celular) y sobre diversas funciones cerebrales.

Bibliografia:
 “Benson-Henry Institute for Mind Body Medicine” (Massachusetts General Hospital; Harvard Medical School) http://www.mbmi.org
 Dusek JA, Otu HH, Wohlhueter AL, Bhasin M, Zerbini LF, Joseph MG, Benson H, Libermann TA. (2008) Genomic counter-stress changes induced by the relaxation response. PLoS ONE. 3(7):e2576
 Tang YY, Ma Y, Fan Y, Feng H, Wang J, Feng S, Lu Q, Hu B, Lin Y, Li J, Zhang Y, Wang Y, Zhou L, Fan M. (2009) Central and autonomic nervous system interaction is altered by short-term meditation. Proc Natl Acad Sci U S A. 106, 8865-8870.

La voz del paciente


Guardar

5/5 (3)

Valora esta información

,

Dolor neuropático dificultad de controlar el dolor

Dolor neuropatico; cientificos del CSIC hallan las claves a la dificultad de controlar el dolor

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han avanzado en las causas por las que el tratamiento frente al dolor neuropático no ofrece los resultados esperados. Con este hallazgo se da un paso más en la búsqueda de nuevas terapias para controlar este tipo de dolor causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso

Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha hallado el mecanismo molecular responsable de que los opiáceos, analgésicos de alta intensidad como la morfina, sean poco eficaces a la hora de tratar el dolor neuropático.

El hallazgo, publicado en la revista Neuropsychopharmacology, supone un paso más en la búsqueda de nuevos tratamientos para controlar el dolor “rebelde” causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso.

Dolor neuropático dificultad de controlar el dolor

proteína receptora NMDA

¿Qué es el dolor neuropático?

El dolor neuropático, que incapacita al que lo sufre para llevar una vida normal, persiste aún después de que la causa que lo originó haya desaparecido.

Se caracteriza por un incremento de la sensación dolorosa ante estímulos agresivos y por aparecer, incluso, ante el tacto.

“La eficacia se reduce hasta tres veces cuando se suministran opiáceos para tratar un dolor neuropático, algo que complica su uso clínico”, según explicó el líder del trabajo, el investigador del CSIC en el Instituto Cajal Javier Garzón.

Los científicos han encontrado en el sistema nervioso una asociación entre la proteína receptora NMDA, donde actúa el principal neurotransmisor del dolor, el glutamato, y la proteína receptora Mu, que constituye la puerta de entrada de los efectos analgésicos de los opiáceos. “Hemos visto que ambas proteínas receptoras están unidas en las vías nerviosas que transmiten la sensación del dolor.

Cuando se activa el receptor NMDA, el glutamato se eleva considerablemente, lo que influye negativamente sobre la proteína Mu asociada a él. La capacidad analgésica de los opiáceos se reduce”, precisó Garzón.

medicosypacientes.com

4/5 (3)

Valora esta información

, ,

Higiene del sueño. Guia para dormir mejor

Higiene del sueño, cuando el sueño debe “mimarse” con dolor.

Guía de pautas de higiene del sueño

El sueño, una necesidad primaria

El ser humano necesita dormir y esto sucederá de forma natural aunque el individuo no quiera. Sin embargo, no se trata solo de dormir, es necesario un número suficiente de horas y que el sueño sea de calidad, es decir, que sea reparador y que permita restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigilia.
Todas aquellas medidas encaminadas a conseguir un sueño de calidad que permita el adecuado descanso reciben el nombre de higiene del sueño.
El insomnio es uno de los trastornos más habituales en las unidades de sueño. La incapacidad para iniciar y/o mantener el sueño repercute en gran manera en la posterior vigilia del paciente y puede ser causa de múltiples trastornos que afectan a la calidad de vida e incluso de accidentes.

La clasificación internacional de los trastornos del sueño, distingue dos grupos que pueden alterar el correcto descanso y pueden beneficiarse de una adecuada higiene del sueño.

Por un lado, están aquellos cuyo factor desencadenante se encuentra en el entorno del paciente, como por ejemplo viajes con cambios de horario grandes, variaciones estacionales, entornos ruidosos, etc. En otras ocasiones, es el propio paciente, quien, ya sea por unos hábitos inadecuados como consumo de café u otras sustancias, o por patología de base, no consigue conciliar o mantener el sueño.

Para establecer el origen del problema es necesario realizar una correcta valoración del paciente.

Las medidas de higiene del sueño pueden dividirse en 4 grupos según los factores sobre los que incide: ritmo circadiano, cambios fisiológicos con la edad, factores desencadenantes de alertamientos o despertares y consumo de sustancias. Para reconocer su eficacia deben seguirse estas pautas durante un mínimo de cuatro a seis semanas.

Ritmo circadiano

El sueño se produce de forma natural a lo largo del día con un ciclo de aproximadamente 24 horas. Es decir, que lo habitual es que durante la tarde-noche
notemos somnolencia y por la mañana seamos incapaces de continuar el sueño tras un periodo de 8 horas aproximadamente. Este periodo de sueño coincide con la oscuridad, ya que la luz es un factor que influye en que no sintamos sueño. En realidad, la natural tendencia al sueño tiene dos picos durante las 24 horas. Todo el mundo ha sentido hacia el medio día somnolencia. Esto es un fenómeno fisiológico.
Una vez transcurridas unas 8 horas del episodio de sueño nocturno, se puede sentir somnolencia, es lo que denominamos habitualmente siesta. Este periodo nunca debe superar los 15 – 20 minutos y además, no debe producirse una vez transcurridas 12 horas del sueño previo. De otro modo estaremos dificultando el posterior descanso nocturno.
Por otro lado, existen variaciones interindividuales a la hora de dormir. No todos dormimos de la misma manera ni necesitamos la misma cantidad. En términos generales, el periodo de sueño nocturno tiene una duración de 8 +/- 1 hora. Esto no significa que no haya personas que con 5 – 6 horas se encuentren totalmente alerta al día siguiente, mientras que otras necesiten 10 horas de sueño.

Además, hay que considerar la fase en la que se produce el sueño.

Algunos individuos sienten somnolencia hacia el final de la tarde y son capaces de despertarse y levantarse de la cama muy temprano. En términos coloquiales se les conoce como alondras. Sin embargo, aquellos que son capaces de mantenerse despiertos hasta altas horas de la madrugada, pero que por la mañana tiene mucha dificultad para madrugar se les suele denominar como búhos.
También será necesario considerar las variaciones estacionales. A la hora de dormir influye, como ya se ha mencionado la luz ambiental por tanto, el sueño se verá alterado en mayor o menor medida con los cambios estacionales.

Edad

La edad también es un factor a tener en cuenta a la hora de valorar una correcta higiene del sueño. Durante la infancia los periodos de sueño son mucho más prolongados; por ejemplo los lactantes mantienen periodos de sueño diurnos de forma intermitente durante todo el día. Esta situación va variando a medida que el niño crece, hasta llegar más o menos a los 25 años, momento en el que se suele perder la capacidad de iniciar el sueño en cualquier momento del día.
Además, en términos generales, hacia los 40 años comienza una etapa en la que es más habitual que se produzcan alertamientos durante el sueño y en consecuencia sea más fragmentado y poco reparador.

Factores que pueden provocar alertamientos

Se trata de un conjunto de factores que provocan estrés psicofisiológico e impiden la conciliación del sueño. Estos factores van desde preocupaciones como exámenes, problemas de salud, conflictos familiares, etc…, hasta situaciones laborales o de otro tipo, de las que no es posible “desconectar”.
Sin embargo, en ocasiones, estos factores son elementos del entorno que generan esta situación de estrés. Por ejemplo, el caso del paciente que al mirar de forma insistente el reloj piensa en el tiempo que le queda para tener que levantarse.
Con frecuencia estos pacientes se benefician de la realización de un ritual antes de acostarse. Este puede consistir en elaborar una lista con las preocupaciones que le impiden dormir, anotando al lado las posibles soluciones. Otras veces, serán beneficiosas las técnicas de relajación previas al sueño.
Sin embargo, hay pacientes que necesitan llevar a cabo su propio ritual como comprobar que todo está en su sitio, las ventanas y puertas cerradas, etc.

Consumo de sustancias

Existen numerosas sustancias de consumo habitual, que pueden afectar al sueño.

CAFEÍNA:

la cafeína provoca un aumento en el tiempo necesario para iniciar el sueño, pero además es causa de un incremento en el número de despertares, es decir que el sueño es más superficial. También suele influir en que los episodios de sueño sean más breves.
Se trata de un efecto dosis dependiente. Se estima que una taza de café normal tiene entre 100 y 200 mg de cafeína, mientras que el té o las bebidas de cola se encuentran entre 50 – 75 mg. Por regla general, el sueño se afecta en cualquier persona si se superan los 500 mg al día. Además, hay que considerar las ya mencionadas variaciones interindividuales, según las cuales, existen individuos en los que el efecto de la cafeína puede llegar a duran entre 8 – 12 horas

ETANOL:

se trata de una sustancia que aunque inicialmente favorece el comienzo del sueño, posteriormente lo fragmenta. Además, debido a otros efectos que posee, es capaz de añadir síntomas que alteraran el sueño, haciendo que no sea reparador (cefalea, malestar general…). Hay que tener en cuenta, que aunque los efectos pueden durar entre 2 – 3 horas, en algunos individuos pueden persistir incluso cuando el alcohol ya no es detectado en sangre.
Además, también tiene serios efectos sobre la ventilación, por lo que todas aquellas personas con problemas respiratorios, no deben ingerirlo antes de ir a dormir. En general, se recomienda evitarlo siempre a la hora de dormir, pero especialmente en aquellas personas con riesgo de padecer un síndrome de apnea/hipopnea del sueño como varones de edad media, mujeres después de la menopausia o en roncadores.
También deben evitarlo las personas que tomen sustancias con efecto hipnótico sedante.

NICOTINA:

la nicotina presenta un efecto contrario en función de su concentración, es decir de la cantidad de sustancia en sangre. Cuando es poca muestra efectos sedantes y relajantes. Cuando es alta, tiene efecto euforizante que impide el sueño y favorece su fragmentación.
higiene del sueño

Siempre hay que evitar fumar a la hora de irse a dormir. Además, no hay que olvidar que con frecuencia el consumo de nicotina se asocia a la ingesta de alcohol o cafeína, por lo que los efectos se suman.
Aunque siempre hay que tratar a cada persona de forma individual hay una serie de normas que se pueden considerar generales. Esta serie de medidas se añaden a otros tratamientos, en el caso del insomnio como las terapias cognitivo-conductuales y solo en caso necesario, fármacos hipnótico sedantes, pero siempre de forma transitoria.

Guía de pautas de higiene del sueño

Pautas de higiene del sueño:

1. No tomar sustancias excitantes como café, té, alcohol, tabaco, etc., especialmente durante la tarde o al final del día.
2. Tomar una cena ligera y esperar una o dos horas para acostarse. No irse a la cama con sensación de hambre. Se puede tomar un vaso de leche caliente (sin chocolate) o una infusión (sin teína) para favorecer la relajación antes de ir a dormir.
3. Realizar ejercicio físico pero evitar hacerlo a última hora del día, ya que activa el organismo.
4. Evitar siestas prolongadas (no más de 20-30 minutos) y nunca por la tarde noche.
5. Si se está tomando medicación hay que tener en cuenta que algunos medicamentos pueden producir insomnio.
6. Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora. Si no se consigue conciliar el sueño en unos 15 minutos salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño.
7. Evitar la exposición a luz brillante a última hora de la tarde y por la noche si existen problemas para conciliar el sueño.
8. No realizar en la cama tareas que impliquen actividad mental (leer, ver tv, usar ordenador, etc.).
9. Es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño. Se debe procurar tener una temperatura adecuada, evitar ruidos, usar colores relajantes, una cama confortable etc. Evitar los ambientes no familiares o no habituales a la hora de dormir.
10. Si es necesario se puede realizar un ritual antes de acostarse que incluya conductas relajantes como escuchar música tranquila, lavarse los dientes, una ducha templada, etc.

Consejos específicos para fibromialgia:

El estrés quita el sueño. Ante un foco de estrés como el dolor existe la necesidad de equilibrar el estrés y el dolor mediante técnicas de relajación.

El fín de los fármacos para dormir es conseguir instaurar el sueño, una vez conseguido deben dejarse. Siempre por indicación médica y sino existen problemas asociados como ansiedad.

Sí tu insomnio aparece de forma brusca y coincide con el cambio, la incorporación de una medicación, tenlo en cuenta. Consultalo con tu médico

Sí el dolor fracciona el sueño, consultar al médico para que adapte la analgesia para que facilite el sueño. Cuando se lleva demasiado tiempo sin dormir el dolor aumenta, con lo que sueño y dolor pueden llevar a un circulo vicioso que empeore el estado general del enfermo. Si No existe una depresión puede hacer aparición.

La fibromialgia es una fuente de estrés inagotable producida por el dolor o por los problemas sociales y familiares que conlleva. Mimate cuidando tu sueño, prioriza y evita irte a la cama con problemas del día. Aprovecha el silencio para hacer actividades que te satisfagan a corto plazo, en las que se suele ver resultados a corto plazo.

Si llevas mucho tiempo sin dormir probablemente ir a dormir sea ya de por sí una fuente de estrés. NUNCA te metas en la cama sino tienes sueño contribuye a más estrés.

Cambia tus rutinas, engaña a tu cerebro, ducharte, poner una vela, aromas con aceites esenciales, ponerte una crema hidratante que tenga muy buen olor…leer dos hojas de un libro (no en la cama). Es una sencilla rutina en la que puedes indicarle a tu cerebro que vas a realizar una actividad que le va a ayudar a descansar. Descubre las que te funcionen a tí.

Todos estos rituales siempre los más exentos de luz o con luces directas a la actividad que hagas. Se quiere conseguir engañar al cerebro para que duerma la luz le hará estar despierto.

Espero que todas estas pequeñas ayudas te lleven a un sueño placentero.

Redactado por Fibromialgia Noticias

 

Actualizado a 2018: Dolor y sueño, dormir mal empeora el dolor

5/5 (15)

Valora esta información

,

Desvelan cómo el cerebro se ocupa del estrés

Neurocientíficos de la Universidad de Leicester en Reino Unido han dado un significativo paso adelante en la comprensión de cómo el cerebro se ocupa del estrés y mitiga su impacto. Examinando partes de las células nerviosas en el cerebro, responsables de aprender y recordar, descubrieron que es posible alterar lo que se recuerda con el fin de mitigar el estrés de los recuerdos dolorosos.

Cerebro y estrés: una proteina lo regula

Los investigadores han identificado una proteína que el cerebro produce en respuesta al estrés. Pruebas en ratones mostraron que aquellos que carecían de esta proteína eran más tímidos y preferían esconderse en la oscuridad.

Los resultados, publicados en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS), son potencialmente importantes para la comprensión del estrés relacionado con las enfermedades psiquiátricas en los seres humanos.

El doctor Robert Pawlak, profesor de Neurociencia en la Universidad de Leicester, afirma que, según el estudio, la producción de la mencionada proteína en el cerebro puede ayudar a proteger a las personas que sufren demasiada ansiedad, y ayudar a los organismos para hacer frente a diversos acontecimientos vitales adversos.

Según el doctor Pawlak, cada día de estrés hace que las células nerviosas cambien su morfología, el número de conexiones con otras células y la forma de comunicarse con otras neuronas.

Estas respuestas son adaptativas y beneficiosas. -ayudan al cerebro a lidiar con el estrés y a buscar la forma de reacción conductual adecuada.

Sin embargo, en momentos de estrés severo el cerebro puede perder el control, las células nerviosas en el hipocampo- una área del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria – comienzan a retirar sus procesos, dejan de comunicarse con eficacia con otras células y muestran signos de enfermedad.

Según explica el doctor Pawlak, “una de las estrategias que las células cerebrales utilizan para lidiar con el estrés es mediante un cambio en la forma de realizar pequeños procesos -que normalmente emplean para intercambiar información con otras neuronas- llamadas espinas dendríticas.

Las espinas nos ayudan a recordar cosas una vez aprendidas, aunque esto no siempre es bueno, ya que algunos acontecimientos estresantes deben olvidarse rápido o pueden dar lugar a trastornos de ansiedad.

Hemos identificado una proteína que produce el cerebro en respuesta al estrés con el fin de reducir el número de espinas y la ansiedad asociada con futuros eventos estresantes.

cerebro y estrés

proteina lipocalina-2

Esta proteína, lipocalina-2, no se produce normalmente, pero su fabricación se incrementa dramáticamente en respuesta al estrés en el hipocampo. Cuando añadimos lipocalina-2 a las neuronas en cultivo, éstas empiezan a perder sus espinas de memoria”.

En el estudio, se extrajo la lipocalina-2 del cerebro de los ratones; se utilizaron ratones en los que se interrumpió el gen de la lipocalina-2, resultando estos animales más ansiosos que los ratones normales. Los científicos observaron que en estos ratones sin lipocalina-2 las espinas se formaban más fácilmente en el cerebro después de la tensión y, por lo tanto, propiciaban fuertes recuerdos del evento traumático.

Según los investigadores, el cerebro produce lipocalina-2 con el fin de protegernos de padecer demasiada ansiedad y nos ayuda a hacer frente a diversos acontecimientos vitales adversos.

La identificación de la lipocalina-2 puede ayudar a lidiar con el estrés que, si no funciona correctamente, puede llevar al padecimiento de enfermedades psiquiátricas.

El estrés relacionado con trastornos psicológicos y mentales es muy común y afecta a más del 30% de la población. Los investigadores que participaron en el estudio se disponen ahora a probar si la lipocalina-2 funciona de la misma forma en los seres humanos, para poder ayudar, en el futuro, a tratar los trastornos de ansiedad y depresión.

Europa press

Valora la información

Valora esta información

, ,

Cerebro y estrés ¿que relación guardan?

Cerebro y estrés, el dolor crónico es una fuente importante de estrés para el organismo, un cuerpo que “sufre” continuamente es un gran candidato a sufrir alteraciones cerebrales, descubre en este articulo como puede derivar el estres fisico continuado del dolor en el cerebro.

Redacción Fibromialgia Noticias

Desvelan cómo el cerebro se ocupa del estrés

Neurocientíficos de la Universidad de Leicester en Reino Unido han dado un significativo paso adelante en la comprensión de cómo el cerebro se ocupa del estrés y mitiga su impacto. Examinando partes de las células nerviosas en el cerebro, responsables de aprender y recordar, descubrieron que es posible alterar lo que se recuerda con el fin de mitigar el estrés de los recuerdos dolorosos.

Los investigadores han identificado una proteína que el cerebro produce en respuesta al estrés. Pruebas en ratones mostraron que aquellos que carecían de esta proteína eran más tímidos y preferían esconderse en la oscuridad.

Los resultados, publicados en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS), son potencialmente importantes para la comprensión del estrés relacionado con las enfermedades psiquiátricas en los seres humanos.

El doctor Robert Pawlak, profesor de Neurociencia en la Universidad de Leicester, afirma que, según el estudio, la producción de la mencionada proteína en el cerebro puede ayudar a proteger a las personas que sufren demasiada ansiedad, y ayudar a los organismos para hacer frente a diversos acontecimientos vitales adversos.

Como a el cerebro le afecta el estrés

Según el doctor Pawlak, cada día de estrés hace que las células nerviosas cambien su morfología, el número de conexiones con otras células y la forma de comunicarse con otras neuronas. Estas respuestas son adaptativas y beneficiosas. -ayudan al cerebro a lidiar con el estrés y a buscar la forma de reacción conductual adecuada.

Cerebro y estrés

como el cerebro le afecta a el estres

Sin embargo, en momentos de estrés severo el cerebro puede perder el control, las células nerviosas en el hipocampo- una área del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria – comienzan a retirar sus procesos, dejan de comunicarse con eficacia con otras células y muestran signos de enfermedad.

Cerebro y estrés

Según explica el doctor Pawlak, “una de las estrategias que las células cerebrales utilizan para lidiar con el estrés es mediante un cambio en la forma de realizar pequeños procesos -que normalmente emplean para intercambiar información con otras neuronas- llamadas espinas dendríticas. Las espinas nos ayudan a recordar cosas una vez aprendidas, aunque esto no siempre es bueno, ya que algunos acontecimientos estresantes deben olvidarse rápido o pueden dar lugar a trastornos de ansiedad.

Proteina que responde al estrés

Hemos identificado una proteína que produce el cerebro en respuesta al estrés con el fin de reducir el número de espinas y la ansiedad asociada con futuros eventos estresantes. Esta proteína, lipocalina-2, no se produce normalmente, pero su fabricación se incrementa dramáticamente en respuesta al estrés en el hipocampo. Cuando añadimos lipocalina-2 a las neuronas en cultivo, éstas empiezan a perder sus espinas de memoria”.

En el estudio, se extrajo la lipocalina-2 del cerebro de los ratones; se utilizaron ratones en los que se interrumpió el gen de la lipocalina-2, resultando estos animales más ansiosos que los ratones normales. Los científicos observaron que en estos ratones sin lipocalina-2 las espinas se formaban más fácilmente en el cerebro después de la tensión y, por lo tanto, propiciaban fuertes recuerdos del evento traumático.

Según los investigadores, el cerebro produce lipocalina-2 con el fin de protegernos de padecer demasiada ansiedad y nos ayuda a hacer frente a diversos acontecimientos vitales adversos. La identificación de la lipocalina-2 puede ayudar a lidiar con el estrés que, si no funciona correctamente, puede llevar al padecimiento de enfermedades psiquiátricas.

El estrés relacionado con trastornos psicológicos y mentales es muy común y afecta a más del 30% de la población. Los investigadores que participaron en el estudio se disponen ahora a probar si la lipocalina-2 funciona de la misma forma en los seres humanos, para poder ayudar, en el futuro, a tratar los trastornos de ansiedad y depresión.

Guardar

5/5 (2)

Valora esta información

,

Identificado un gen relacionado con el dolor crónico

Unos científicos españoles y británicos han descubierto un gen implicado en la regulación del dolor crónico. Este hallazgo, publicado en la revista Science, aporta información valiosa sobre la posibilidad de diseñar fármacos que bloqueen específicamente la proteína producida por este gen, con el fin de combatir el dolor crónico. El estudio fue financiado en parte por una beca amparada en las acciones Marie Curie del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea.

Los investigadores de la Universidad de Cambridge, en colaboración con científicos del Departamento de Neurociencia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz (España), perteneciente al Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, han destacado el papel determinante que desempeñan en la intensidad del dolor los potenciales de acción que se desencadenan en los nociceptores.

Alrededor de uno de cada siete británicos padece dolor crónico o duradero. Los trastornos que lo originan con mayor frecuencia son la artritis, la lumbalgia y las cefaleas. Según los expertos, existen dos formas de dolor crónico: el dolor inflamatorio y el neuropático.

El dolor inflamatorio

aparece debido a una lesión persistente, como la artritis o una quemadura, que provoca un aumento en la sensibilidad de las terminaciones nerviosas que detectan el dolor. Esto hace que los pacientes sufran un dolor mucho más intenso.

El dolor neuropático

es el más difícil de tratar. En este caso se producen daños en los nervios, lo que da lugar a un dolor continuo que hace que los pacientes se vuelvan hipersensibles a los estímulos.

Tal y como señalan los investigadores, el dolor neuropático, que puede durar toda la vida, afecta a una gran cantidad de personas, pero su tratamiento resulta complicado.

Este tipo de dolor afecta por ejemplo a los diabéticos (3,7 millones de personas padecen diabetes en Europa, Japón y Estados Unidos) y a los pacientes de herpes zóster y con cáncer. Las personas con lumbalgia también sufren dolor neuropático.

«Los individuos que sufren dolor neuropático tienen muy pocos o ningún momento de alivio debido a la falta de medicación efectiva», señala el profesor Peter McNaughton, científico del Departamento de Farmacología de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y autor del estudio. «Nuestra investigación ha sentado las bases para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar el dolor crónico mediante el bloqueo de HCN2.»

El gen HCN2 se expresa en las terminaciones nerviosas que detectan el dolor. A pesar de que los científicos conocían este hecho desde hace tiempo, hasta el momento nadie había sido capaz de desvelar su mecanismo de acción en la regulación del dolor.

Un gen de la misma familia, denominado HCN4, interviene en el control de la frecuencia de la actividad eléctrica en el corazón, por lo que los investigadores sospechaban que HCN2 podría participar en la regulación de los potenciales eléctricos en los nervios sensibles al dolor.

Para llevar a cabo este estudio, el equipo investigador suprimió el gen HCN2 en este tipo de nervios. Posteriormente, se aplicaron estímulos eléctricos a estas células nerviosas en cultivo con el fin de analizar el efecto de la eliminación de HCN2 sobre las propiedades celulares.

«En la sensibilidad al dolor intervienen numerosos genes, pero en la mayor parte de los casos al interferir en su acción solo se consigue eliminar cualquier tipo de dolor, e incluso cualquier sensación», indica el profesor McNaughton.

«Lo que resulta prometedor acerca de este trabajo sobre el gen HCN2 es que su eliminación (o su bloqueo farmacológico) elimina el dolor neuropático sin afectar al dolor agudo normal. Este descubrimiento tiene una gran importancia clínica, ya que la sensación normal de dolor es esencial para evitar el daño accidental.»

Valora la información

Valora esta información

,

Dolor crónico y gen HCN2. Formas de dolor

Identificado un gen relacionado con el dolor crónico

Unos científicos españoles y británicos han descubierto un gen implicado en la regulación del dolor crónico. Este hallazgo, publicado en la revista Science, aporta información valiosa sobre la posibilidad de diseñar fármacos que bloqueen específicamente la proteína producida por este gen, con el fin de combatir el dolor crónico. El estudio fue financiado en parte por una beca amparada en las acciones Marie Curie del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea.

Los investigadores de la Universidad de Cambridge, en colaboración con científicos del Departamento de Neurociencia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz (España), perteneciente al Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, han destacado el papel determinante que desempeñan en la intensidad del dolor los potenciales de acción que se desencadenan en los nociceptores.

Formas de dolor crónico: el dolor inflamatorio y el neuropático

Alrededor de uno de cada siete británicos padece dolor crónico o duradero. Los trastornos que lo originan con mayor frecuencia son la artritis, la lumbalgia y las cefaleas. Según los expertos, existen dos formas de dolor crónico: el dolor inflamatorio y el neuropático.

El dolor inflamatorio aparece debido a una lesión persistente, como la artritis o una quemadura, que provoca un aumento en la sensibilidad de las terminaciones nerviosas que detectan el dolor. Esto hace que los pacientes sufran un dolor mucho más intenso.

El dolor neuropático es el más difícil de tratar. En este caso se producen daños en los nervios, lo que da lugar a un dolor continuo que hace que los pacientes se vuelvan hipersensibles a los estímulos. Tal y como señalan los investigadores, el dolor neuropático, que puede durar toda la vida, afecta a una gran cantidad de personas, pero su tratamiento resulta complicado.

Este tipo de dolor afecta por ejemplo a los diabéticos (3,7 millones de personas padecen diabetes en Europa, Japón y Estados Unidos) y a los pacientes de herpes zóster y con cáncer. Las personas con lumbalgia también sufren dolor neuropático.

«Los individuos que sufren dolor neuropático tienen muy pocos o ningún momento de alivio debido a la falta de medicación efectiva», señala el profesor Peter McNaughton, científico del Departamento de Farmacología de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y autor del estudio. «Nuestra investigación ha sentado las bases para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar el dolor crónico mediante el bloqueo de HCN2.»

El gen HCN2 se expresa en las terminaciones nerviosas que detectan el dolor. A pesar de que los científicos conocían este hecho desde hace tiempo, hasta el momento nadie había sido capaz de desvelar su mecanismo de acción en la regulación del dolor.

Dolor crónico y gen HCN2

Un gen de la misma familia, denominado HCN4, interviene en el control de la frecuencia de la actividad eléctrica en el corazón, por lo que los investigadores sospechaban que HCN2 podría participar en la regulación de los potenciales eléctricos en los nervios sensibles al dolor.

dolor cronico y gen hcn2

dolor cronico y gen hcn2

Para llevar a cabo este estudio, el equipo investigador suprimió el gen HCN2 en este tipo de nervios. Posteriormente, se aplicaron estímulos eléctricos a estas células nerviosas en cultivo con el fin de analizar el efecto de la eliminación de HCN2 sobre las propiedades celulares.

«En la sensibilidad al dolor intervienen numerosos genes, pero en la mayor parte de los casos al interferir en su acción solo se consigue eliminar cualquier tipo de dolor, e incluso cualquier sensación», indica el profesor McNaughton. «Lo que resulta prometedor acerca de este trabajo sobre el gen HCN2 es que su eliminación (o su bloqueo farmacológico) elimina el dolor neuropático sin afectar al dolor agudo normal. Este descubrimiento tiene una gran importancia clínica, ya que la sensación normal de dolor es esencial para evitar el daño accidental.»
Fuente | CORDIS

5/5 (1)

Valora esta información