, ,

Fibromialgia Catastrofe emocional

Juan Sánchez Vallejo (psiquiatra y médico generalista) considera que la fibromialgia supone una catástrofe emocional tanto para el paciente como para quien le rodea

Su afirmación no es gratuita, puesto que se trata de una enfermedad que invalida, a tal punto que las estadísticas demuestran cómo la mitad de los que la padecen han tenido que cambiar de ocupación o, incluso, dejar de trabajar.

La incomprensión del entorno y de la sociedad en general puede llegar a estigmatizar al enfermo de fibromialgia, que muchas veces la sufre en soledad y a menudo se pasa la vida pidiendo perdón, cuando, en realidad, no debiera ser así, reflexionó Sánchez Vallejo en su alocución del pasado miércoles ante un público atento y sensibilizado, la mayor parte de ellos afectados directa o indirectamente por el desconocido mal.juan-sanchez-vallejo-najera

vivir bajo sospecha

No permitais tener que vivir bajo sospecha sólo porque la ciencia lo diga así, enfatizó en el acto de Bizi Bide, para luego admitir el desconocimiento que se tiene de ello: Por qué no hay respuesta médica?, porque no tenemos ni idea. Lo que hay que hacer es crear concienciación, aconsejó Sánchez Vallejo.

Un obstáculo para médicos y enfermos es la mala fe de quienes simulan padecerla para beneficio propio, circunstancia también detectada: El médico debe intuir ese halo, hasta qué punto uno miente y otro le cuenta su sufrimiento?.

La fibromialgia se concreta en fatiga y dolor muscular, no puede diagnosticarse a través de pruebas de laboratorio -sólo mediante examen clínico-, y se trata con medicamentos para disminuir las molestias y mejorar el sueño, ejercicio moderado y técnicas de relajación.

Se calcula que en Euskadi son 40.000 los afectados (1.200.000 en toda Espa?a), y un dato esclarecedor es que de cada 100 enfermos, 90 son mujeres, en muchos casos de entre 40 y 55 años.

El Correo Digital (Vizcaya)

Guardar

Guardar

4.67/5 (3)

Valora esta información