, ,

Fibromialgia y dolor orofacial

La relación de fibromialgia y dolor orofacial ¿Por qué me duele la cara?

El dolor orofacial se refiere a un amplio grupo de patologías agudas y crónicas que incluyen desde condiciones simples con etiología somática hasta condiciones complejas e idiopáticas. Los dolores orofaciales más comunes incluyen la disfunción craneomandibular (DCM), las cefaleas primarias y los dolores neuropáticos.

El bruxismo del sueño y la fibromialgia son dos entidades que frecuentemente se asocian con dolor orofacial. Un gran número de pacientes con dolor orofacial crónico describe alteraciones del sueño.

El dolor orofacial es el resultado de un impulso doloroso provocado por lesiones en boca y cara, que es enviado al cerebro a través de una vía común: el nervio trigémino.

Tipos de dolor orofacial

El dolor orofacial puede ser de origen buco-dental, temporo-mandibular, muscular o describirse como neuralgia craneal.

Relación dolor orofacial y sueño

La fragmentación del sueño, el insomnio y el síndrome de apnea/hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) son alteraciones del sueño que se presentan frecuentemente en pacientes con dolor orofacial. La relación entre el dolor orofacial y las alteraciones del sueño es bidireccional.

El dolor puede interferir con la calidad del sueño y romper su continuidad. A su vez, las alteraciones del sueño contribuyen a un dolor más acusado, produciendo un círculo vicioso donde ambos cuadros se mantienen y amplifican.

El correcto conocimiento de la arquitectura normal del sueño mediante la polisomnografía y de las bases neurobiológicas que explican la interacción entre el dolor y el sueño nos proporcionan el conocimiento de fondo necesario para el diagnóstico y el manejo terapéutico del paciente.
Fibromialgia y dolor orofacial
Palabras clave: Anestesiología, Articulación temporomandibular, Bruxismo del sueño, Cefalea, Dolor, Dolor craneofacial, Fibromialgia, Fisiopatología, Maxilares, Revisión, Sueño, Trastornos del sueño, Tratamiento, Tratamiento cognitivo-conductual, Tratamiento farmacológico

Relación de Fibromialgia y dolor orofacial

Dolor crónico debido a los Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial crónico

¿Qué especialidad debe tratarlos?

El dolor crónico debido a los Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial crónico provoca un impacto significativo en la calidad de vida de sus víctimas, que va desde leves cambios en la alimentación hasta la manifestación de la conducta depresiva profundamente discapacitante, además de una interferencia significativa en las actividades diarias. En un momento determinado, la demanda de tratamiento para los TTM parece estar predominantemente relacionada con la presencia del dolor y su intensidad, siendo el alivio de este el indicador más confiable para que los pacientes y los médicos juzguen el éxito del tratamiento.

Endocrinología

Otras condiciones de dolor crónico son más frecuentes en las mujeres, como el síndrome del colon irritable, la fibromialgia y la migraña. La asociación de esteroides sexuales femeninos con estas condiciones nociceptivas es bien conocida, pero los mecanismos responsables de sus efectos sobre la señalización del dolor no se han aclarado completamente. Los receptores de estrógeno se localizan en los tejidos de la ATM y su expresión ha demostrado sufrir modulación por medio del proceso inflamatorio y de la concentración de estrógeno, lo que suministra un sustrato molecular para los efectos directos de estas hormonas en la articulación (2).

Se observaron efectos metabólicos directos de los estrógenos sobre la proliferación y el metabolismo de las células del cartílago del cóndilo en las tasas de crecimiento celular y en la síntesis de proteoglicanos por los condrocitos, que varían dependiendo de las concentraciones de hormonas presentes (3).

Reabsorciones progresivas de los cóndilos mandibulares, antes consideradas idiopáticas, están en algunos casos posiblemente asociadas a bajos niveles circulantes de estrógenos, inducidos como método anticonceptivo, por ejemplo (4).

Actualidad a 2019 Cuidado con las férulas!!!

¿Que otras especialidades estarían involucradas?

 Actualidad a 2018

La investigación en cefaleas y dolor orofacial es muy amplia

MULET PRADERA M, DE LA HOZ AIZPURUA JL¹
 Revista de la Sociedad Española del Dolor 2014;21(Supl.2): 53-64
L. V. Willeman Bastos Tesch, R. de Souza Tesch y F. J. Pereira Jr.

Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial crónico: al final, ¿a qué área pertenecen?
Facultad de Medicina de Petrópolis. Río de Janeiro, Brasil
Rev. Soc. Esp. Dolor vol.21 n.2 Madrid Mar./Apr. 2014

http://dx.doi.org/10.4321/S1134-80462014000200002

 

4.5/5 (18)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y otros diagnósticos imposibles

De como existe la fibromialgia y otros diagnósticos imposibles. Para el “no experto” que somos la mayoría tenemos la asociación inconsciente de diagnóstico sin pruebas es igual no diagnóstico, la asociación oculta en nuestra mente de que esa enfermedad no existe.

Para los profanos de la medicina, el 99% de quienes no la practicamos, nuestras creencias frente a las enfermedades se ponen en tela de juicio cuando nos tocan de cerca, cuando somos nosotros mismos los que cuestionamos la legitimidad de una enfermedad buscando otros diagnósticos más “fiables” o dudamos de los que no tienen pruebas clínicas que puedan dejar constancia con una cifra en un papel escrito.

Cuestionar la legitimidad de la enfermedad

Pensamos que tener una enfermedad “legitima” como artritis o asma enfermedades que todos conocemos son infalibles a la hora de diagnósticar por lo que nadie se cuestiona su existencia.

Nada más equivocados, con este razonamiento ilógico de nuestro inconsciente por el que nos dejamos llevar desde el no conocimiento.

Las enfermedades “legitimas” también son caldo de cultivo de problemas diagnósticos a pesar de contar con pruebas que demuestran la enfermedad con cifras, en este articulo se muestra que equivocados tenemos los conceptos como ciudadanos de a pie profanos en la gran ciencia médica, sobretodo aquellos que no tienen la enfermedad y dudan de su existencia.

Fibromialgianoticias.com

Fibromialgia y otros diagnósticos imposibles, el desconocimiento en medicina de los que no sufren la enfermedad caldo de cultivo para perpeptuar la ilegitimidad de la enfermedad. ¿pero qué sucede cuando se compara con otras enfermedades de alta prevalencia y que son dificiles de diagnosticar a pesar de contar con pruebas para ello?

Fibromialgia y otros diagnósticos imposibles

Frente a estas 5 enfermedades, el diagnóstico médico ‘pincha’ más veces

Afecciones con alta prevalencia como el asma o la celiaquía siguen suponiendo un quebradero de cabeza en la consulta

Fibromialgia y otros diagnósticos imposibles

La diagnosis médica desafía muchas veces ese aforismo que dice que a cada síntoma le corresponde una enfermedad. Pese a todos los avances clínicos, continúan existiendo afecciones que desafían la capacidad de los médicos para discernir qué enfermedad tiene el paciente.

La lista, de hecho, podría ser inacabable. Pero si se limita sólo a las enfermedades más frecuentes se obtienen cinco afecciones con una alta prevalencia y que aún presentan grandes dificultades para el diagnóstico médico.

Celiaquía

Es posible que hasta cinco de cada seis celíacos en todo el planeta no estén diagnosticados, según una investigación publicada en ‘Best Practice & Research: Clinical Gastroenterology’. La variedad de síntomas complica la diagnosis, ya que muchos pacientes con este trastorno crónico autoinmune sufren diarrea, pero otros no presentan este problema.

Llega a ser confundida con el síndrome de colon irritable, con la enfermedad de Crohn o la fibrosis quística. De ahí que se.la haya llamado en ocasiones “la gran imitadora”. Actualmente puede ser diagnosticada a través de un análisis de sangre en el que se comprueba la ausencia de determinados anticuerpos o mediante enteroscopia.

Asma

Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Norácica, la prevalencia en España del asma es del 10,3%, sin embargo, una investigación publicada recientemente en ‘JAMA’ defiende que muchas de las personas diagnosticadas con esta enfermedad no la tienen realmente.

Muchos de los pacientes de asma son diagnosticados sólo a partir de síntomas como la falta de aire, la tos o la fatiga. Los autores de este estudio, sometieron a 600 pacientes ya diagnosticados a una espirometría y 200 de ellos dieron negativo. Shawn D. Aaron, principal autor del estudio, “es una prueba muy rápida que no tiene riesgos ni efectos secundarios y que puede predecir el asma u otros problemas respiratorios”.

Hipotiroidismo

La fatiga, la sequedad de la piel, el dolor muscular, problemas con la memoria o ganancia de peso, son algunos de los síntomas del hipotiroidismo. Síntomas que pueden ser fácilmente confundidos con los de otras patologías, como la depresión. Tanto esta última dolencia como los problemas tiroideos ocasionan astenia, somnolencia o problemas de concentración.

El infradiagnóstico del hipotiroidismo también se debe a que la mayor parte de pacientes son mujeres con más de 60 años, por los que los síntomas se consideran parte del envejecimiento. El diagnóstico correcto se realiza a partir de una prueba de los niveles de TSH (hormona estimulante de la tiroides) en el laboratorio.

Artritis reumatoide

Se trata de una enfermedad de origen autoinmune como la esclerosis o la fibromialgia y se estima que afecta al 1% de la población mundial. Se trata de una inflamación persistente de las articulaciones que las daña paulatinamente. Aunque se conoce desde hace siglos, no existe una cura ni se conocen las causas exactas, lo que dificulta enormemente su diagnosis.

Síndrome del colon irritable

Se trata de un conjunto de trastornos funcionales del intestino que engloba diarrea, estreñimiento o ambas cosas. Sin embargo, los pacientes no presentan alteraciones orgánicas, por lo que durante mucho tiempo se consideró un trastorno psicosomático.

Todavía hoy no se conoce la causa exacta y el diagnóstico se realiza por eliminación de otras patologías, pese a que, como señala una investigación recientemente publicada en el ‘World Journal of Gastroenterology’, hasta un 12% de la atención primaria está relacionada con esta enfermedad.

Articulo de Redacción médica

5/5 (4)

Valora esta información