,

Riesgos en el embarazo con fibromialgia

Encontrar los riesgos en el embarazo con fibromialgia para poder llevar un control sobre las mujeres más proclives a padecer problemáticas en el embarazo. Nuevas investigaciones aportan datos sobre el embarazo en fibromialgia.

Este nuevo estudio realizado sobre una población de 7.700 mujeres embarazadas, muestra resultados hasta ahora no tenidos en cuenta en el seguimiento de la mujer con fibromialgia embarazada.

La fibromialgia puede aumentar el riesgo de que las mujeres embarazadas tengan complicaciones al dar a luz y que sus bebés tengan problemas de salud, concluye.

Desarrollo de la investigación

El estudio “Resultados maternos y neonatales entre las mujeres embarazadas con fibromialgia: estudio poblacional de 12 millones de nacimientos” ha sido publicado en publicado en The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine.

Los Investigadores de la Universidad McGill en Canadá basaron su estudio en nacimientos estadounidenses entre 1999 y 2013.
Durante 1999 y 2013, se produjeron 12.584.918 nacimientos en EE. UU., de ellos 7,758 bebés nacieron de mujeres que padecían fibromialgia. Este número representó solo el 0.06 por ciento de los nacimientos.

Los investigadores percibieron un aumento constante en los embarazos de pacientes con fibromialgia durante este tramo de años.

Datos del estudio

Una serie de características comunes entre las mujeres con mayor riesgo de embarazo en fibromialgia

Todos estos factores produce un aumento en los riesgos para la salud de la mujer embarazada con fibromialgia.
El equipo ha reunido datos en los que se muestra que las madres que sufrían fibromialgia  reunían una serie de características comunes entre ellas:

Las madres con fibromialgia eran en promedio mayores que aquellas sin la enfermedad y tenían un estatus socioeconómico más alto.
Tenían más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad y de tener presión arterial alta y diabetes antes de quedar embarazadas.
Era más que probable que consumieran tabaco, alcohol, opiáceos o drogas ilegales.

Destaca la proporción de condiciones psiquiátricas. Entre ellas: el quince por ciento tenía depresión, el 11 por ciento de trastornos de ansiedad y el 4 por ciento de trastorno bipolar.

Riesgos más comunes

Los riesgos en el embarazo incluyen coágulos sanguíneos, desarrollo de diabetes durante el embarazo, ruptura prematura de membranas. También se observó que había un riesgo ligeramente mayor de sufrir una una cesárea.

Destacar que el desarrollo de las complicaciones por coágulos de sangre representaban para las pacientes embarazadas con fibromialgia era 2,3 veces mayor que para las mujeres con endometriosis.

Los pacientes con fibromialgia también tenían un 35 por ciento más de riesgo de tener un hijo prematuro y casi un 50 por ciento de riesgo de que el bebe sufra bajo peso.

El equipo de investigadores afirmaron que no tenían información sobre los tratamientos que estaban siguiendo las mujeres con fibromialgia, lo que puede influir en los resultados.

La prevalencia de mujeres con fibromialgia que se quedan embarazadas está en aumento en los Estados Unidos. La fibromialgia es una condición que puede llevar a un embarazo de alto riesgo con resultados adversos en la madre y el recién nacido.

Destacó, también, la necesidad de futuros estudios en el embarazo con fibromialgia ya que este es solo el segundo estudio centrado en buscar que problemáticas se pueden sufrir durante el embarazo.
Todos estos resultados pueden ayudar a tener un mejor control durante el embarazo y evitar las posibles complicaciones en aquellas mujeres con mayores factores de riesgo asociados. Como las mujeres de mayor edad embarazadas, las que sufren obesidad y problemas de tensión arterial alta y diabetes deberían tener un control más exhaustivo.

Editado por Fibromialgia noticias©

Maternal and neonatal outcomes among pregnant women with fibromyalgia: a population-based study of 12 million births.
 J Matern Fetal Neonatal Med. 2017 Sep 27:1-7. doi: 10.1080/14767058.2017.1381684.
4.5/5 (6)

Valora esta información

,

¿Es efectiva la duloxetina en fibromialgia?

Duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa, el dolor crónico o la fibromialgia

Pregunta de la revisión
¿La duloxetina es efectiva para tratar el dolor generado por los nervios dañados a causa de enfermedades, o el dolor causado por la fibromialgia?

Antecedentes

La duloxetina es un fármaco que se usa para tratar la depresión y la incontinencia urinaria de urgencia (pérdida de orina) y también puede ser útil para ciertos tipos de dolor. El dolor puede surgir espontáneamente cuando existe daño en los nervios que transmiten la información de dolor al cerebro (dolor neuropático).

Cuando esta lesión ocurre en los nervios fuera de la médula espinal, se denomina neuropatía periférica. Otro tipo de dolor, el dolor nociceptivo, ocurre cuando los nervios perciben el daño en otro tejido (p.ej., un pinchazo en la piel).

Otros tipos de dolor son de origen incierto y ocurren sin un daño nervioso o tisular aparente. Este tipo de dolor ocurre, por ejemplo, en la fibromialgia.

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa y todos los tipos de dolor crónico.

Características de los estudios

Se examinó toda la literatura científica publicada y se encontraron 18 ensayos, con un total de 6407 participantes, que eran de suficiente calidad para incluirlos en esta revisión. Ocho ensayos evaluaron el efecto de la duloxetina en la neuropatía diabética dolorosa y seis en el dolor de la fibromialgia.

Tres ensayos trataron los síntomas físicos dolorosos asociados a la depresión y un estudio pequeño investigó la duloxetina para el dolor causado por accidentes cerebrovasculares o enfermedades de la médula espinal (dolor central).

Resultados clave y calidad de las pruebas

La dosis habitual de la duloxetina es de 60 mg. Con esta dosis, hubo pruebas de calidad moderada de que la duloxetina redujo el dolor en la neuropatía diabética periférica dolorosa y en la fibromialgia. En la neuropatía diabética periférica dolorosa, una mejoría del 50% o más con la duloxetina 60 mg por día fue apenas 1,5 veces superior que con placebo.

Estos datos significan que cinco pacientes con neuropatía diabética periférica dolorosa tuvieron que recibir duloxetina para lograr una respuesta del 50% o mejor en un paciente. El efecto en la fibromialgia fue similar, aunque el número necesario a tratar para que un paciente mejorase en un 50% o más fue de ocho. Sobre la base de un único estudio, no es posible determinar si una dosis de 20 mg es efectiva, y 120 mg no fueron más efectivos que 60 mg.

Se calculó que para la neuropatía diabética, se han realizado suficientes ensayos para establecer estas conclusiones, por lo que no se necesitan más ensayos. En cuanto a la fibromialgia y los síntomas dolorosos asociados con la depresión, se necesitan más ensayos para realizar afirmaciones convincentes acerca de la efectividad de la duloxetina.

La mayoría de los pacientes que recibieron duloxetina tendrá al menos un efecto secundario. Dichos efectos son principalmente menores y los más frecuentes son malestar, insomnio o somnolencia, cefalea, sensación de sequedad en la boca, estreñimiento o mareos. Alrededor de una de cada seis personas dejan de tomar duloxetina debido a los efectos secundarios. Los problemas graves causados por la duloxetina son muy poco frecuentes.

Aunque la duloxetina es beneficiosa en el tratamiento del dolor neuropático y la fibromialgia, hay pocas pruebas de ensayos que comparen la duloxetina con otros fármacos antidepresivos sobre cuál es mejor.

Se estableció la conclusión de que la duloxetina es útil para tratar el dolor causado por la neuropatía diabética y probablemente la fibromialgia.

Duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa, el dolor crónico o la fibromialgia

Michael PT Lunn, Richard AC Hughes, Philip J Wiffen
 Publicado en línea: 3 enero 2014
 DOI: 10.1002/14651858.CD007115.pub3
Valora la información

Valora esta información