Entradas

, ,

Fibromialgia y el tratamiento ¿Se cumple con él?

Están saliendo a la luz varios articulos de investigación que se centran en la fibromialgia y el tratamiento analizando si existe un buen cumplimiento por parte del paciente.

Factores implicados en la adherencia terapéutica en pacientes con fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica que requiere de un tratamiento farmacológico complejo y múltiple. Con el objetivo de estudiar el grado de adherencia terapéutica en esta enfermedad al tratamiento farmacológico prescrito y, conocer cómo influyen una serie de variables como son la edad, la salud percibida, el número de fármacos y la dificultad en la toma de medicación, se realizó un estudio descriptivo en 50 pacientes diagnosticados de fibromialgia.

Fibromialgia y el tratamiento

Los resultados nos muestran como la mayoría de los pacientes están polimedicados y un porcentaje amplio presenta mala adhesión al tratamiento, siendo en estos pacientes la puntuación media en salud percibida significativamente superior en problemas crónicos, con respecto a los que tienen una buena adherencia.

No adherencia

El análisis de regresión logística multivariante nos indica un riesgo elevado de no adherencia en los pacientes que están polimedicados, tienen 60 o más años y presentan problemas mentales crónicos, aunque la asociación solo es significativa para los problemas crónicos. Por tanto, factores como el número de fármacos, la edad y la percepción que tienen sobre su salud, son variables a considerar en el grado de cumplimiento terapéutico en estos pacientes.
Palabras clave: Adherencia terapéutica, fibromialgia, tratamiento farmacológico, edad, salud percibida.

Fibromialgia y el tratamiento

¿Qué es la adherencia terapéutica?

La OMS (2004) ha definido la adherencia terapéutica como “el grado en que el comportamiento de una persona para tomar medicamentos, seguir un régimen alimentario y realizar cambios en su estilo de vida, se corresponde con las recomendaciones acordadas por un profesional sanitario”.

Una mala adherencia al tratamiento prescrito, repercute no solo en el empeoramiento de la enfermedad, si no que produce una mayor mortalidad y un aumento de los costos sanitarios y sociales (Jimmy y Jimmy, 2011). Por tanto, es un problema relevante en la práctica clínica por su frecuencia, así como por la repercusión que produce, lo que implica que su abordaje sea complejo y requiera de múltiples intervenciones (Orueta, 2005; Van Dulmen et al., 2007).

Entre los elementos prioritarios para conseguir una buena adherencia al tratamiento se han estudiado una buena comunicación entre los pacientes y los profesionales sanitarios, junto con una intervención adaptada a las necesidades de los individuos (Butow y Sharpe, 2013).

Factores que influyen en el tratamiento terapeutico

En una clasificación acerca de los factores que pueden influir en el cumplimiento del régimen terapéutico prescrito, se han identificado cuatro bloques principales.

En primer lugar, aquellos que tienen que ver con la relación clínica entre el paciente y el profesional sanitario, los que están relacionados con el tratamiento indicado, los que dependen de las características de la enfermedad y por último, los relacionados con las dimensiones psicosociales de la persona (Ginarte, 2001).

Concretamente, entre las variables que están derivadas de las características de la enfermedad y más aún, en las patologías crónicas, como la hipertensión o la hipercolesterolemia, en las cuales el tratamiento farmacológico es continuo y periódico, se ha investigado que la adherencia al tratamiento es muy baja (Dimatteo, Giordani, Lepper, y Croghan, 2002).

La fibromialgia es una enfermedad crónica

que está caracterizada principalmente por un dolor continuo, no inflamatorio y por un aumento de sensibilidad al tacto que afecta a las partes blandes del aparato locomotor, repercutiendo en la esfera biológica, psicológica y social de los pacientes (Villanueva et al., 2004).

El principal síntoma es el dolor crónico,

pero también es característico de la enfermedad el componente psicológico, con síntomas como la ansiedad y depresión, que hace que los afectados tengan un perfil psicológico característico (Pérez-Pareja et al., 2004; Ubago, Ruíz, Bermejo, Labry, y Plazaola, 2005).

La prevalencia de fibromialgia es mayor en las mujeres que en los hombres e incluso su sintomatología difiere en función del género, causa situaciones de incapacidad laboral y repercute de forma considerable en el entorno familiar (Ubago, Ruiz, Bermejo, Labry, y Plazaola, 2005; Miró, Diener, Martínez, Sánchez, y Valenza, 2012).

El tratamiento farmacológico es complejo y muy variado.

Entre los fármacos más utilizados en la enfermedad destacamos los analgésicos, antidepresivos, antiinflamatorios y anticonvulsionantes (Redondo, 2011).

Sin embargo, no existen estudios que demuestren la eficacia de una pauta de tratamiento concreto para paliar la sintomatología, lo que implica que se estén utilizando otro tipo de terapias alternativas de forma coadyuvante con la medicación (Nishishinya, Rivera, Alegre, y Pereda, 2006), como pueden ser técnicas psicológicas como el midnfulness, con muy buenos resultados (Amutio, Franco, Pérez-Fuentes, Gázquez, y Mercader, 2015).

Grado de incumplimiento terapéutico considerable

En la fibromialgia al igual que en otras enfermedades crónicas, en la que los pacientes están sometidos a un tratamiento complejo y variable de medicamentos, se aprecia un grado de incumplimiento terapéutico considerable. Entre los factores implicados, se encuentran las características individuales de los pacientes y de la enfermedad y en mayor medida, aquellos que tienen que ver con la relación terapéutica (Sewitch et al., 2004) y con problemas psicológicos (Dobkin y Sewitch, 2006).

Concretamente, en un estudio realizado para valorar el grado de adherencia a un fármaco específico en fibromialgia se ha comprobado que factores como la edad o la toma de antidepresivos previos, estaban asociados con una alta adherencia terapéutica (Cui, Zhao, Novick, y Faries, 2012).

El objetivo de nuestro estudio consiste en analizar el grado de adhesión terapéutica al tratamiento farmacológico en pacientes con fibromialgia y conocer cómo influyen variables como la edad, la salud percibida, el número de fármacos y la dificultad en la toma de medicación, en el cumplimiento del tratamiento prescrito.

MÉTODO

Participantes

La muestra estaba compuesta por 52 mujeres diagnosticadas de fibromialgia, pertenecientes a la asociación de fibromialgia “AFIAL”, en la provincia de Almería. La edad media de los participantes del estudio era de 56.83 (DT=7.03), siendo la edad mínima de 35 y la edad máxima de 69 años. Al categorizar la variable edad, tal y como puede observarse en la tabla 1, el 53,8% de la muestra tenían una edad comprendida entre 51 y 60 años, el 30.8% de la muestra correspondía a más de 60 años y un 15.4% menos de 50 años. En lo referente al estado civil, un 59.6% de las mujeres estaban casadas, seguidas de los 28.8% que eran solteras, un 9.6% separadas y el resto viudas.

tratamiento fibromialgia

Instrumentos

Para valorar la adherencia al tratamiento farmacológico se ha utilizado el test de Morisky-Green (Morisky, Green, y Levine, 1986), validado para la población española en distintas enfermedades crónicas, entre ellas la hipertensión (Val, Amorós, Martínez, Fernández, y León, 1992).

Se trata de un cuestionario administrado mediante entrevista que consta de cuatro preguntas con respuestas dicotómicas (Si/ No) y que valora el grado de cumplimiento con respecto al tratamiento prescrito, proporcionando información sobre las causas del mismo. Se considera que el paciente es un buen cumplidor del tratamiento cuando responde a las preguntas de No/Si/No/No, por el contrario no está tomando bien la medicación según las indicaciones prescritas.

Otro instrumento utilizado, ha sido el cuestionario de Salud General de Goldberg (CHQ-28) (Lobo, Pérez-Echeverría, y Artal, 1986) que mide la salud percibida por el individuo y el bienestar emocional, en general. Su objetivo no es diagnosticar problemas psicológicos, pero si detecta trastornos psicológicos de reciente aparición y crónicos. Consta de 28 ítems y se divide en cuatro subescalas, de siete ítems cada una, que miden diferentes dimensiones: síntomas somáticos, ansiedad e insomnio, disfunción social y depresión grave. La fiabilidad oscila entre 0.82 y 0.93.

Procedimiento

La selección de la muestra se hizo de forma aleatoria, entre los miembros de la asociación de pacientes con fibromialgia de Almería “AFIAL” y que acudieron a la implementación de un taller sociosanitario impartido por la unidad de gestión clínica de Plaza de Toros, en el Distrito Sanitario Almería, al encontrarse la sede de la asociación ubicada en esta zona.
Previamente, a la recogida de datos y administración de los cuestionarios correspondientes, se les solicitó el consentimiento informado a los asistentes, preservando en todo momento la confidencialidad y e intimidad, según la ley de protección de datos y las normas éticas de Helsinki, en cuanto a los derechos de los individuos en cualquier investigación médica.

Diseño y Análisis de Datos

Estudio descriptivo de corte transversal.

En el estudio descriptivo de las variables cualitativas, se han utilizado distribuciones de frecuencias, tablas de contingencia y la prueba de Chi Cuadrado. En cambio, para las variables cuantitativas se han utilizado medidas de tendencia central y la prueba de t de Student para muestras independientes. Como variable respuesta hemos tomado la adhesión al tratamiento (variable categórica) y como variables predictoras, la edad, la salud percibida, el número de fármacos y la dificultad en la toma de medicación.

En un primer lugar, hemos realizado un análisis de regresión logística binaria con cada una de las variables predictores, calculando sus correspondientes razones de productos cruzados u odds ratios y sus respectivos intervalos de confianza.

Posteriormente, se ha construido un modelo con todas la variables predictoras y se ha realizado un análisis de regresión logística multivariante, con el método de razones de máxima verosimilitud y el estadístico Wald, calculando las odds ratios ajustadas y sus intervalos de confianza correspondientes al 95%.
Para el análisis de los datos se ha utilizado el programa estadístico SPSS, versión 22.

RESULTADOS

La siguiente tabla nos muestra la adherencia al tratamiento farmacológico, medida mediante el cuestionario de Morisky y su relación, con la prescripción de más de cinco fármacos diarios (polimedicación) y la dificultad en la toma de la medicación (Tabla 2). Como puede observarse, en un 32.7% de la muestra se observa una mala adherencia al tratamiento farmacológico, con respecto al 67.3% que si tiene una buena adherencia.

La mayoría de las mujeres son polimedicadas y no presentan dificultad para tomar la medicación, tanto en las mujeres que tienen una buena como una mala adherencia al tratamiento. Sin embargo, estas diferencias observadas entre la polimedicación y la dificultad para tomar la medicación prescrita en función de la adherencia terapéutica, no son significativas estadísticamente.adherencia a el tratamiento para la fibromialgia

La salud percibida media, tanto para los problemas agudos como para los problemas crónicos, es mayor en aquellas mujeres que tienen una mala adherencia al tratamiento. La t de Student para muestras independientes, nos muestra que la salud percibida para los problemas crónicos es significativamente superior en el grupo de mala adherencia, con respecto al de buena adherencia, medido mediante el cuestionario de Morisky (Tabla 3).

El análisis de regresión logística,

nos muestra la relación entre la adherencia al tratamiento farmacológico y las variables predictoras como la edad, el tomar más de cinco fármacos al día (polimedicación), la dificultad en la toma y la salud percibida, en los procesos agudos y los crónicos (Tabla 4). El análisis de regresión binario, nos indica como en las mujeres de 51 a 60 años, el riesgo de no adherencia a la medicación prescrita es de 2.6 veces más, en comparación con las de menor edad (50 o menos años).

En las mujeres, el riesgo de no tener un buen cumplimiento en el tratamiento es de 3.28 veces más en las polimedicadas, con respecto a las no polimedicadas. Con respecto a la salud percibida, el riesgo para tener una mala adherencia al tratamiento es mayor para los procesos crónicos que para los agudos. En concreto, para los procesos crónicos el riesgo es de un 27%, al compararlo con otra mujer que tiene una puntuación inferior, siendo además significativa su asociación.

salud percibida en fibromialgia

En el análisis de regresión multivariante

ajustado al resto de variables del modelo, el riesgo de incumplimiento aumenta en las mujeres de más de 61 años con respecto, a las de menor edad (50 o menos años). Es decir, el riesgo de no adherencia en la mujeres de más de 61 años es 2.86 veces más con respecto a las de 50 o menos edad.

Por el contrario, la odds ratio para la salud percibida en problemas agudos disminuye al ajustar el modelo (OR=.89). Sin embargo, aumenta significativamente para los problemas crónicos, es decir, el riesgo de tener una mala adherencia al tratamiento en las mujeres es del 38%, en comparación con una mujer que tiene una puntuación en salud percibida menor en una unidad, a igualdad del resto de variables analizadas.

En cuanto a la variable polimedicación el riesgo se mantiene elevado, siendo el riesgo de no adherencia 3.22 veces más elevado en las mujeres polimedicadas, tomando como referencia a las no polimedicadas (Tabla 4).

 

regresion logistica

 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Como se ha podido observar, todos los participantes del estudio son mujeres debido a que es una enfermedad prevalente en el sexo femenino, con un porcentaje muy pequeño de hombres diagnosticados con la enfermedad (Ubago et al., 2005; Miró et al., 2012). El tratamiento para paliar los síntomas de la enfermedad es complejo e incluye una gran variedad de fármacos, con distintos mecanismos de actuación.

En nuestro estudio al igual que en otras investigaciones, la mayor parte de los pacientes están tomando más de cinco fármacos diarios (Redondo, 2011) y un porcentaje elevado, presenta una mala adherencia al tratamiento farmacológico indicado (Sewitch et al., 2004; Dobkin y Sewitch, 2006).

principales factores que inducen al consumo de fármacos

Se ha comprobado que uno de los principales factores que inducen al consumo de fármacos en atención primaria, en pacientes los pacientes diagnosticados de fibromialgia, es la salud que perciben y no tanto, el dolor crónico que padecen (Boyer, López-Roig, Calatayud, y Gelabert, 2010). Este aspecto es relevante en nuestra investigación, observándose como las mujeres describen que su salud, tanto para problemas agudos como para crónicos, es mala en ambos grupos de adherencia terapéutica, siendo más acentuada cuando existe incumplimiento al tratamiento y está relacionada, con problemas psicológicos crónicos.

No debemos obviar que en la fibromialgia, existe un gran componente psicológico, característico de la enfermedad y que cursa principalmente con trastornos de ansiedad y depresión (Pérez-Pareja et al., 2004; Ubago et al., 2005).

La edad es otro factor relacionado con las características del paciente

Va a provocar una mala adherencia al tratamiento farmacológico, al igual que otros estudios en los que se ha tenido en cuenta esta variable, relacionándola con alto grado de cumplimiento terapéutico, junto con otras variables (Cui et al., 2012). En nuestra investigación las mujeres más longevas son las que tienen más riesgo de tener una mala adherencia terapéutica, en comparación con las mujeres más jóvenes.

A modo de conclusión, no debemos obviar que

la fibromialgia es una enfermedad crónica reumatológica que requiere de un tratamiento continuado y prolongado de fármacos para paliar la sintomatología característica de la enfermedad. Por esta razón, una buena adherencia al tratamiento prescito, es fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados y en consecuencia, evitar o reducir todas las repercusiones que provoca esta enfermedad en el ámbito personal, social y laboral.

Acceso a consulta Tratamiento en fibromialgia

REFERENCIAS
Amutio, A., Franco, C., Pérez-Fuentes, M.C., Gázquez, J.J., y Mercader, I. (2015) Mindfulness training for reducing anger, anxiety, and depression in fibromyalgia patients. Frontiers in Psychology, 5, 1572. doi: 10.3389/fpsyg.2014.01572.
Boyer, A.L., López-Roig, S., Calatayud, N.P., y Gelabert, M.M.A. (2010). Predictores de la utilización de recursos sanitarios en la fibromialgia. Psicothema, 22(4), 549-555.
Butow, P., y Sharpe, L. (2013). The impact of communication on adherence in pain management. Pain®, 154, S101-S107.
Cui, Z., Zhao, Y., Novick, D., y Faries, D. (2012). Predictors of duloxetine adherence and persistence in patients with fibromyalgia. Journal of Pain Research, 5, 193-201. doi:10.2147/JPR.S31800 [doi].
Dobkin, P.L., Sita, A., y Sewitch, M.J. (2006). Predictors of adherence to treatment in women with fibromyalgia. The Clinical Journal of Pain, 22(3), 286-294.
Dimatteo, M.R., Giordani, P.J., Lepper, H.S., y Croghan, T.W. (2002). Patient adherence and medical treatment outcomes: A meta-analysis. Medical Care, 40(9), 794-811.
Ginarte, Y. (2001). La adherencia terapéutica. Revista Cubana de Medicina General Integral, 17(5), 502-505.
Jimmy, B., y Jimmy, J. (2011). Patient medication adherence: Measures in daily practice. Oman Medical Journal, 26(3), 155-159. doi:10.5001/omj.2011.38 [doi].
Lobo, A., Pérez-Echeverría, M.J., y Artal, J. (1986). Validity of the scaled version of the General Health Questionnaire (GHQ-28) in a Spanish population. Psychological Medicine, 16, 135-140.
Miró, E., Diener, F.N., Martínez, M.P., Sánchez, A.I., y Valenza, M.C. (2012). La fibromialgia en hombres y mujeres: Comparación de los principales síntomas clínicos. Psicothema, 24(1), 10-15.
Morisky, D.E., Green, L.W., y Levine, D.M. (1986). Concurrent and predictive validity of a self-reported measure of medication adherence. Medical Care, 24(1), 67-74.
Nishishinya, M.B., Rivera, J., Alegre, C., y Pereda, C.A. (2006). Intervenciones no farmacológicas y tratamientos alternativos en la fibromialgia. Medicina Clínica, 127(8), 295-299.
OMS (2004). Adherencia a los tratamientos a largo plazo. Pruebas para la acción. Génova: OMS.
Orueta, R. (2005). Estrategias para mejorar la adherencia terapéutica en patologías crónicas. Información Terapéutica Del Sistema Nacional De Salud, 29(2), 40-48.
Orueta, R. (2006). Evidencias disponibles para favorecer y mejorar la adherencia terapéutica. Revista Clínica de Medicina de Familia, 1(4), 185-192.
Pérez-Pareja, J., Borrás, C., Palmer, A., Sesé, A., Molina, F., y Gonzalvo, J. (2004). Fibromialgia y emociones negativas. Psicothema, 16(3), 415-420.
Redondo, J.R. (2011). Tratamiento farmacológico en la fibromialgia. Seminarios de la Fundación Española de Reumatología, 12(1), 21-26.
Sewitch, M.J., Dobkin, P.L., Bernatsky, S., Baron, M., Starr, M., Cohen, M., y Fitzcharles, M.A. (2004). Medication non-adherence in women with fibromyalgia. Rheumatology (Oxford, England), 43(5), 648-654.

Ubago, M.C., Ruiz, I., Bermejo, M.J., Labry, A.O., y Plazaola, J. (2005). Clinical and psychosocial characteristics of subjects with fbromyalgia: Impact of the diagnosis on patients' activities. Revista Española de Salud Pública, 79(6), 683-695.
Van Dulmen, S., Sluijs, E., van Dijk, L., de Ridder, D., Heerdink, R., y Bensing, J. (2007). Patient adherence to medical treatment: A review of reviews. BMC Health Services Research, 7, 55. doi: 1472-6963-7-55 [pii].
Val, A., Amorós, G., Martínez, P., Fernández, M.L., y León, M. (1992). Estudio descriptivo del cumplimiento del tratamiento farmacológico antihipertensivo y validación del test de Morisky y Green. Atención Primaria, 10(5), 767-770.
Villanueva, V.L., Valía, J.C., Cerdá, G., Monsalve, V., Bayona, M.J., y Andrés, J.D. (2004). Fibromialgia: diagnóstico y tratamiento. El estado de la cuestión. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 11(7), 50-63.

 

Mª Dolores Ruiz-Fernández1, Dolores Hernández-Martínez2, Antonia Fernández-Leyva1 y María López-Cano1

1SAS, Distrito Sanitario Almería (España); 2SAS, Distrito Sanitario Poniente (España)

Recibido: 28 de junio de 2015
Recepción Modificaciones: 31 de julio de 2015
Aceptado: 3 de agosto de 2015

European j investiga Vol. 5, Nº 2

3.67/5 (3)

Valora esta información

,

Paracetamol el analgésico inofensivo

Hoy en un rotativo de gran tirada del Pais se recoge un articulo basado en la evidencia cientifica sobre el paracetamol el analgésico inofensivo que creemos todos. En base a ello se demuestra como un analgésico que  lleva 50 años entre nosotros y es usado con cifras que se miden en toneladas, no es tan seguro ni eficaz como cree el consumidor. Las creencias generalizadas, una vez más con estudios cientificos y el criterio de los investigadores hace caer un mito el del paracetamol como un fármaco poco tóxico.

 

El articulo está escrito por Andrew Moore, investigador honorario de la Universidad de Oxford. Andrew Moore es escritor y editor del grupo Cochrane de Dolor, Apoyo y Cuidados Paliativos.  Hasta hace poco era presidente del grupo de interés especial para pruebas y revisiones sistemáticas de la Asociación Internacional de Estudio del Dolor.

analgesicos información

consejos sobre análgesicos

Desconocimiento del consumidor

Mucha gente no sabe lo que contiene su analgésico. Un estudio realizado en un servicio de urgencias de Londres puso de manifiesto que la mitad de los pacientes creía que el ibuprofeno contenía paracetamol. En Estados Unidos, la mitad de un grupo similar no sabía que la popular marca de paracetamol Tylenol (nombre comercial en Estados Unidos del paracetamol) contenía, de hecho, paracetamol.

El consumidor no sabe cual es la dosis máxima diaria. En Reino Unido, alrededor de una de cada cuatro personas supera la dosis máxima diaria (es 4.000 mg, u ocho pastillas de 500 g, por cierto). En Estados Unidos, la mitad de los entrevistados no conocía la dosis máxima diaria y uno de cada 20 pensaba que era de nada menos que 10.000 mg.

¿Sabias que?

Dosis máxima

La dosis actual máxima recomendada para adultos de  acetaminofén  es de 4,000 miligramos por día

Además de en comprimidos

El paracetamol se encuentra no solo en las pastillas de paracetamol, sino también en toda clase de medicamentos para el resfriado y la gripe, y en pastillas para el dolor de cabeza. Además de usarse en muchos medicamentos prescritos comúnmente en combinación con analgésicos tales como codeína, oxicodona, e hidrocodona.

Estudios cientificos de Paracetamol el analgésico

Las pruebas indican que probablemente no sirva de nada para el dolor crónico. Ensayos clínicos grandes, buenos e independientes y revisiones de la Biblioteca Cochrane ponen de manifiesto que el paracetamol no es mejor que el placebo para el dolor crónico de espalda o la artritis. Y eso es a la dosis diaria máxima en estudios de tres meses de duración, de modo que las pruebas son bastante exhaustivas.

paracetamol el analgésico

paracetamol el analgésico

Los dolores agudos se presentan de manera repentina y desaparecen un tiempo después (el dolor de cabeza o el dolor posoperatorio, por ejemplo). En estos casos, las revisiones de la Biblioteca Cochrane muestran que el paracetamol puede aliviar el dolor, pero solo a un pequeño número de personas. Si se trata de dolor posoperatorio, quizás sirva a una de cada cuatro personas; si es dolor de cabeza, puede que a una de cada 10. Estas prueban proceden de revisiones sistemáticas, a menudo de un gran número de ensayos clínicos fiables.

Se trata de resultados sólidos y fidedignos. Si el paracetamol les funciona, estupendo. Pero no sucede así con la mayoría.

Se usan cantidades ingentes de paracetamol para tratar el dolor, medidas no en número de pastillas, sino en miles de toneladas

Toxicidad del Paracetamol

La toxicidad se reduce a analizar cosas muy malas que le pasan a un número muy reducido de personas que toman un medicamento. Salvo que la proporción de cosas muy malas sea ridículamente pequeña, las autoridades no permiten que compremos el medicamento sin receta. Si queremos estudiar esos episodios infrecuentes, tenemos que observar a un gran número de personas. Debido en parte a que el paracetamol es un medicamento tan antiguo, muchos de esos estudios no se han hecho hasta hace poco.

El paracetamol puede aliviar el dolor, pero solo a un pequeño número de personas

Los que se han llevado a cabo nos dicen que el consumo de paracetamol se relaciona con índices elevados de muerte, infarto de miocardio, hemorragia estomacal e insuficiencia renal. Se sabe que el paracetamol causa insuficiencia hepática a dosis excesivas, pero también causa insuficiencia hepática entre personas que toman dosis normales para aliviar el dolor. El riesgo es solo de uno entre un millón, aproximadamente, pero es un riesgo. Todos estos riesgos se suman unos a otros.

Conclusión de Andrew Moore

El dilema es qué hacer con esta información sobre un medicamento con efectos limitados, pero peligroso en dosis excesivas. Es un rompecabezas para los organismos reguladores y las autoridades del medicamento, por no mencionar organizaciones como NICE, que intentan ayudar a los médicos a tomar decisiones terapéuticas sensatas. Y tampoco existe una alternativa sencilla.

Los métodos no farmacológicos para tratar el dolor carecen en su mayoría de pruebas bien fundadas.

Puede que otros medicamentos funcionen mejor, pero también tienen efectos secundarios.

No hay que precipitarse al emitir un juicio, ni descartar el paracetamol por completo. Pero replanteárselo es, sin duda, oportuno.

Referencias
Paracetamol for low back pain
Efficacy and safety of paracetamol for spinal pain and osteoarthritis: systematic review and meta-analysis of randomised placebo controlled trials
Effectiveness of non-steroidal anti-inflammatory drugs for the treatment of pain in knee and hip osteoarthritis: a network meta-analysis

Articulo original publicado en The Conversation

Imágen de consejos sobre analgésicos de Holadoctor.com

Guardar

Guardar

Guardar

4.38/5 (8)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Cada día surgen nuevas preguntas, una fuente inagotable de querer saber, una pregunta más, una duda más si tengo Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Sinceramente, para mí, son preguntas dificiles de contestar en cuatro palabras.

Entiendo y comprendo la magnitud de la pregunta, sufrir una enfermedad, “convivir” con una enfermedad que no sabes al día siguiente que te puede deparar, que rompe tu estabilidad personal es duro y dificil, muy dificil… es convivir, revivir un duelo diario, algo que no recogen los libros de psicología. Y es necesario más que cuatro palabras en una respuesta en cualquier red social para hacer comprender y entender lo correcto, lo necesario con la importancia que requiere hablar de salud.

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

grave expectativas de vida

Saber profesional y experiencia del enfermo

Explicarlo en cuatro frases para su comprensión no soluciona ni calma a quien lo pregunta porque hay matices que el enfermo vive de una forma y el médico ha aprendido y estudiado que es de otra. Chocando el saber profesional con la experiencia del enfermo.

Estamos acostumbrados a que la enfermedad es aceptación sufres unos síntomas, se controlan y sigues con tus limitaciones, pero cuando cada día puede aparecer un nuevo sintoma, al que adaptarte y tiempo después desaparecerá para tener que adaptarte a otro que irrumpirá para sorprenderte, es un vaiven emocional y que pone a rueba las fortalezas más férreas, poniendo a prueba todos los días la voluntad inagotable de los que la sufren.

Para quienes no la sufriís creo que hecha esta matización, podreís entender el porque de esta pregunta: Tengo fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Aquí entra en juego un nuevo handicap entre médicos-pacientes y de la que tanto se habla la relación médico-paciente.

Durante muchos años he oido frases de los que la sufren, como sus profesionales de la salud les afirman: “No te preocupes, no es de morirte”. Una afirmación que lejos de tranquilizar aún sume en más dudas.

Con el paso del tiempo, la aparición de nuevos síntomas asociados a la enfermedad, que no se traducen sólo en dolor sino en confusión, vertigos, ruidos en tus oidos, alteraciones en la vista, problemas intestinales y un sinfin de alteraciones que para quien la sufre se hace infinito. Esa confusión de el porque todo va asociado a la enfermedad, ¿Por qué nunca se está bien? hace que retumbe en tus oidos ¿No es grave?

Fibromialgia ¿por qué no me dicen que es grave?

Como enfermo crónico para mi sí que es grave, grave porque no tengo ninguna estabilidad, porque no entiendo que pasa, yo quiero pero no puedo…

Y ante estas afirmaciones entra el verdadero problema la relación médico-paciente, las dos partes en multitud de situaciones pueden ser los desencadenantes de un clima de confusión: una por no querer o poder explicarse bien y la otra por no querer o poder comprender bien.

Chocamos con la jerga médica-convivencia del paciente con la enfermedad, algo como cuatro palabras que puede deshacer muchas dudas y no vivir en más dudas al caos que ya se vive con la enfermedad crónica.

Notareis que pocas veces digo Fibromialgia y sí utilizo enfermedad crónica, existe una razón: la convivencia con la enfermedad se dá igual en todas las enfermedades crónicas.

Se siente que uno está grave por la limitación y el sufrimiento que conlleva la enfermedad, para el enfermo crónico es grave, no para de sufrir, pero como dije antes es aquí donde viene el conflicto, un conflicto, que como la mayoría de los que surgen día a día se podrían deshacer dialogando.

Diferencias entre grave y discapacidad

Para el médico el término GRAVE se refiere a que tiene unas expectativas de vida limitadas, que la muerte puede aparecer en un lapso de tiempo, de ahí nace la frase “no te preocupes que no es GRAVE” “que no es de morirte” y algunas frases más que ahora no recuerdo.

Sí la relación médico-paciente fuera correcta el médico explicaría al enfermo lo mismo que vais a leer ahora y parte de lo que ya habeis leido: La gravedad en medicina no es un término de sufrimiento por los síntomas, es un término de expectativa de vida: Cuando el enfermo habla de grave, tú sientes que tú situación es grave, en medicina lo que tu consideras grave se traduce con el término de discapacidad, no te niegan que no sea grave para lo que tú comprendes o entiendes, ellos lo traducen como discapacitante.

Para ello usaran las herramientas para evaluar tu discapacidad, la calidad de vida que tienes día a día para defenderte sin necesidad de ayuda, lo que puedes o no puedes hacer  a diario insisto, lo que la enfermedad te ha obligado a dejar de hacer.

la discapacidad afecta a la caalidad de vida

la discapacidad afecta a la caalidad de vida

Discapacidad

¿Qué es discapacidad?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud)

Discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación. Las deficiencias son problemas que afectan a una estructura o función corporal; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales.

Por consiguiente, la discapacidad es un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que vive.”

La discapacidad está totalmente regulada y existen documento realizados bajo el criterio de la OMS y que se reune en Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF)

Aquí está una fuente de sufrimiento emocional: el enfermo crónico cierra la puerta de la consulta afligido porque no se siente comprendido. Siente que se le quita, resta importancia a su lucha contra la enfermedad y todo es una situación subrealista, el enfermo crónico habla en unos términos y el médico en otro.

A juicio del lector sea médico o paciente dejo el criterio para solventar esta situación, en cada situación vivida será el responsable una figura diferente, unas el médico y otras el paciente.

Y ahora hazte una reflexión como enfermo crónico, ¿no crees que es necesario informarte, tomar las riendas de tu enfermedad con información válida? ¿Cuantos sufrimientos te ahorraría?

Se ha de dar pasos en ambas direcciones del médico al paciente, y del paciente al médico para evitar todas estas situaciones que serían totalmente vitables.

Carmen Martín para Fibromialgianoticias.com©

Guardar

Guardar

Guardar

4.78/5 (63)

Valora esta información

, ,

Migraña y fibromialgia. Incremento del dolor

Estudio Migraña y fibromialgia. La migraña crónica va ligada a la gravedad del incremento del dolor en Fibromialgia

La frecuencia y la cronicidad de la migraña pueden aumentar la sensibilidad al dolor en pacientes con fibromialgia, según  investigadores italianos.

Ambas condiciones “hacen de pantalla produciendo hiperalgesia somática (1)”, lo que sugiere que tienen “mecanismos fisiopatológicos comunes”, anotaron los autores del estudio. Por otra parte, las observaciones clínicas en los pacientes con fibromialgia muestran un aumento en los síntomas de fibromialgia inmediatamente después del dolor de cabeza por lo que sugiere que las migrañas pueden realmente precipitar el dolor de la fibromialgia.

Traducción por Fibromialgianoticias.com©

Investigación Migraña y fibromialgia

Para investigar esta hipótesis, Marie Adele Giamberardino, MD, Del Centro del dolor y fibromialgia, Departamento de Medicina y Ciencias de la Universidad de Chieti, Italia, y sus colegas realizaron un estudio de dos fases.

En la primera fase, los investigadores dividieron a 203 pacientes de sexo femenino en cinco grupos: 40 pacientes con fibromialgia; 41 con alta frecuencia de la migraña episódica (de ocho a 14 días por mes); 42 con migraña crónica (> 15 días al mes); 41 con fibromialgia además migraña episódica; y 40 con la fibromialgia más migraña crónica.
Se midieron los umbrales de dolor eléctrico en la piel, tejido subcutáneo y músculo; los umbrales de dolor a la presión en los sitios de control; los umbrales de dolor a la presión en los puntos sensibles; y se registró el número de ataques de migraña mensuales y brotes de fibromialgia (basado en un diario de tres meses).

En la segunda fase, 86 pacientes con migraña y fibromialgia se dividieron en dos grupos y se evaluaron antes y después de la profilaxis de la migraña, o sin profilaxis, durante tres meses (n = 47 yn = 39, respectivamente).

Los pacientes con fibromialgia y migraña crónica

Los pacientes con fibromialgia más migraña crónica experimentaron los umbrales eléctricos y de presión más bajos en todos los sitios y los tejidos, seguido de la fibromialgia con dolores de cabeza episódicos de alta frecuencia, la fibromialgia con migraña crónica y la migraña episódica. La tendencia de la variación entre los grupos fue significativa para todos los parámetros. Los brotes de dolor cada mes en fibromialgia fueron progresivamente mayor en la fibromialgia más migraña episódica y la fibromialgia, más la migraña crónica.

Migraña y fibromialgia

Migraña y fibromialgia

La importancia de la profilaxis de la migraña

Cerca del 87% de los brotes ocurrieron dentro de las 12 horas en un ataque de migraña en pacientes comórbidos de fibromialgia y migraña. La profilaxis eficaz de la migraña  produce una mejoría significativa en los síntomas de fibromialgia (es decir, disminución de brotes mensuales y el aumento de los umbrales de dolor) en comparación sin profilaxis.

“La comorbilidad entre la fibromialgia y la migraña implica que se eleve la hiperalgesia somática , en comparación con una sola condición”, señalan los autores. “El aumento del tratamiento en la migraña … mejora tanto la hiperalgesia y el dolor espontáneo, por lo que invertir en profilaxis (2) es eficaz.”

Migraña como factor desencadenate de fibromialgia

Llegaron a la conclusión, “Estos resultados sugieren diferentes niveles de la sensibilización central en pacientes con migraña, fibromialgia o ambas condiciones, y el papel para la migraña como un factor desencadenante para la fibromialgia.”
“Este es un buen estudio”, comentó Daniel Clauw, MD, profesor de anestesiología de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. “Esto demuestra que a medida que la gente desarrolla migrañas episódicas y pasan a ser migrañas más frecuentes convirtiendose en dolores de cabeza casi a diario, se ven cada vez más en  pacientes con fibromialgia.”

Y añadió: “Esto tiene mucho sentido en la clínica y suma a otros hallazgos en el mismo sentido  con otra literatura científica.”

El estudio fue publicado en la revista Journal of Headache Pain (2016; 17: 28).

1.-La sensibilidad somática y visceral es toda la sensibilidad que sale del soma (piel, estructura muscular, huesos, articulaciones...). También hay receptores viscerales.

2.-Prevención o conjunto de medidas para evitar una enfermedad

Guardar

4.85/5 (13)

Valora esta información

, ,

El Clima y el dolor: Hallan relación con App

El clima y el dolor es una relación ampliamente sufrida por los enfermos de fibromialgia, el otoño es especialmente cruento, los cambios climáticos son muchas veces los desencadenantes de brotes de dolor. La medicina mediante estudios se contradice en los resultados, un estudio realizado con 9.000 participantes mediante na APP confirma que los brotes de dolor están más que justificados.

Redacción Fibromialgia Noticias

Los participantes registran sus síntomas diarios de dolor en una aplicación especial, la cual también capta las condiciones meteorológicas vinculando así los datos de dolor con los fenómenos meteorológicos locales en tiempo real

Hallan un vínculo entre el clima y el dolor, gracias a un proyecto de investigación con teléfonos inteligentes

Los resultados preliminares de un estudio con participación masiva han indicado una relación entre las condiciones climáticas –específicamente la lluvia y la falta de sol– y el dolor crónico. Estos primeros hallazgos sugieren una correlación entre el número de días soleados y los niveles de lluvia y los cambios en los niveles de dolor.

Para obtener estos datos, los autores han analizado datos diarios introducidos por más de 9.000 participantes de Reino Unido en el proyecto Cloudy with a Chance of Pain’, liderado por la Universidad de Manchester, Reino Unido, en el ecuador del estudio de 18 meses. El profesor Will Dixon, que conduce el trabajo, presenta este miércoles los resultados en una conferencia en el Festival de Ciencia británico.

el clima y el dolor

Los participantes que tienen dolor a largo plazo registran sus síntomas diarios de dolor en una aplicación especial, la cual también capta de forma independiente las condiciones meteorológicas cada hora, utilizando el GPS del teléfono inteligente, vinculado así los datos de dolor con los fenómenos meteorológicos locales en tiempo real. El estudio está todavía abierto a nuevos participantes y los autores están dispuestos a reclutar el mayor número posible de personas que quieran realizar un seguimiento de sus síntomas.

Menos horas de sol más dolor

En el punto medio del trabajo, el equipo de investigación examinó los datos provisionales, centrándose específicamente en los conjuntos de datos recogidos de los participantes en tres ciudades: Leeds, Norwich y Londres. En las tres ciudades, como el número de días soleados aumentó de febrero a abril, la cantidad de tiempo con dolor severo disminuyó. Sin embargo, la cantidad de tiempo con dolor severo se elevó de nuevo en junio, cuando el clima era más húmedo y había un menor número de horas de sol.
Planificar las actividades en función del tiempo

Will Dixon, profesor de Epidemiología Digital de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Manchester y director científico del proyecto, destaca que los primeros resultados fueron alentadores, pero instó a más personas a participar en el estudio con el fin de permitir llegar a conclusiones sólidas al final del trabajo.

“Una vez que se ha demostrado el vínculo, la gente tendrá la confianza necesaria para planificar sus actividades de acuerdo con el clima. Además, entender cómo influye el clima en el dolor permitirá a los investigadores médicos explorar nuevas intervenciones para el dolor y los tratamientos”, añade.

“Para trabajar en los detalles de cómo influye el clima en el dolor, necesitamos tantas personas como sea posible que participen en el estudio y el seguimiento de sus síntomas en sus teléfonos inteligentes”, añade. “Si se ve afectado por el dolor crónico, ésta es tu oportunidad de hacer algo personalmente -y de manera fácil– para dar lugar a un gran avance en nuestra comprensión del dolor”, propone este investigador.

Las personas con acceso a un teléfono inteligente que quieran participar pueden inscribirse en www.cloudywithachanceofpain.com.

Guardar

4.56/5 (9)

Valora esta información

Fármacos para el dolor
, ,

Pregabalina y duloxetina combinados mejoran el dolor

La combinación de pregabalina y duloxetina (medicamentos para el dolor) ha sido en un estudio encontrados mas eficaces en combinación frente a a tomarlos como monoterapia en el tratamiento de la fibromialgia. Los resultados publicados en PAIN, dan apoyo a la terapia de combinación, usados comúnmente en esta enfermedad a pesar de la falta de pruebas sólidas para usarlos en la práctica, según los investigadores.

Estudios halla que Pregabalina y duloxetina combinados mejoran el dolor

Los investigadores llevaron a cabo un ensayo controlado que compara la eficacia de pregabalina (Lyrica, Pfizer) y la duloxetina (Cymbalta, Lilly) con la de cada fármaco al azar individual, así como con el placebo (Pain 2016; 157: 1532-1540) . Se reclutaron 41 pacientes con fibromialgia (rango de edad, 18-70 años) entre abril de 2011 y septiembre de 2014.

Todos los pacientes habían experimentado dolor diario de 4 o superior en una escala de 0 a 10 durante al menos tres meses antes de reclutarlos. Además de estudiar los medicamentos, los participantes recibieron analgésicos recetados con anterioridad incluyendo acetaminofeno, fármacos opioides y antiinflamatorios no esteroideos.

El estudio

A los pacientes le fueron asignados aleatoriamente a cada uno de los 24 combinaciones posibles de la medicación durante cuatro períodos de seis semanas. El techo de la meta dosis diaria fue de 450 mg de pregabalina y 120 mg de duloxetina.

Cada período se desglosa de la siguiente manera: Días 1 a 24, la escalada hacia el techo de la dosis; días 25 y 31, la dosificación estable a la dosis límite máximo para el tratamiento que se da; 32 a 41 días, la dosis de forma cónica; y el día 42, lavado completo.

Los participantes que optaron por retirarse del tratamiento del estudio por efectos secundarios u otras causas se les ofreció la oportunidad de recibir el siguiente tratamiento después de la forma cónica y el lavado de su tratamiento actual. La medida de resultado primaria fue la “intensidad del dolor promedio durante las últimas 24 horas,” nominal de 0 a 10 en una escala de calificación numérica de cada mañana y un promedio de más de siete días en la dosis máxima.

Alivio del dolor en terapia combinada

Aunque el diseño original fué realizado para 49 pacientes, un análisis preliminar determinó que los resultados podían considerarse fiables utilizando sólo 41 participantes, 39 de los cuales fueron incluidos en el análisis de eficacia. La media de dolor (media ± SEM) en dosis de techo fue de 3,7 ± 0,3 para la terapia de combinación, en comparación con 5,1 ± 0,3 con placebo (P <0,001) y 5.0 ± 0.3 para pregabalina (P <0,001).

La media de dolor para la terapia de combinación fue también inferior a la de duloxetina sola; Sin embargo, este hallazgo no fue estadísticamente significativa (P = 0,09).

Por otra parte, en cuanto al alivio del dolor total, una medida de resultado secundaria, el 67,7% de los pacientes reportaron un alivio moderado o mayor alivio del dolor con la terapia de combinación, en comparación con 38,5% para la pregabalina (P = 0,02) y el 41,7% en el caso de duloxetina (P = 0,03).

Ian Gilron, MD, director de investigación clínica del dolor en la Universidad de Queen en Kingston, Ontario, director del estudio, dijo que los hallazgos validan otros estudios con la combinación de estos fármacos  siendo eficaces para tratar el dolor no sólo en fibromialgia.

Necesidad de más estudios

“Al igual que con otras áreas de la investigación clínica, siempre es importante replicar los resultados del estudio en otros ensayos realizados en diferentes regiones del mundo y con diferentes equipos de investigación con el fin de proporcionar una estimación aún más fiable de los efectos del tratamiento,” dijo el Dr. Gilron .

“Sin embargo, ya que sabemos que esta combinación ya está siendo tomada por muchos pacientes con fibromialgia, este estudio proporciona evidencia que es una combinación razonable para los doctores que están tratando el dolor de sus pacientes con uno de estos fármacos con resultados moderados en el alivio del dolor. ”

El estudio ofrece esperanza para los pacientes con fibromialgia, la mayoría de los cuales reciben “muy mala atención”, dijo Chad Boomershine, MD, PhD, director médico de los Centros de Bienestar Boomershine, consultas de reumatología con bases científicas especializadas en la atención personalizada a los pacientes con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y gota.

Alternativa razonable para el tratamiento de la fibromialgia

“Los estudios han demostrado de forma consistente que el tratamiento de la fibromialgia con la monoterapia normalmente sólo se consigue una mejoria con un promedio de  un 25% a un 30% , con otros pacientes no se obtienen ninguna mejoria,” dijo el Dr. Boomershine. “Hasta que se encuentren mejores tratamientos, el tratamiento combinado es una alternativa razonable y, por este y otros estudios, una  opción segura que puede mejorar significativamente los síntomas en monoterapia.”

El Dr. Boomershine añadió que a medida que otros estudios vayan demostrado la eficacia de los diferentes tratamientos combinados, los estudios cruzados que comparan la eficacia y la tolerabilidad de diferentes opciones de tratamiento combinados resultaran “muy interesante.”

-Ajai Raj de Pain Medicine News

Traducido por fibromialgia Noticias©

4.32/5 (19)

Valora esta información

, ,

Guia actualizada fibromialgia en EULAR 2016

La guia actualizada fibromialgia se dió a conocer por La Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) , organización que representa a las sociedades científicas, a las asociaciones profesionales y a las organizaciones de Salud para las personas con enfermedades reumáticas del aparato locomotor en toda Europa

El número de contribuciones científicas en EULAR 2016, según datos de la organización, supera los 4.000 resúmenes presentados. Se ha aceptado el 56% para su presentación y otro 27% para su publicación. Hay, además, unos 2.000 posters científicos en un área habilitada para ellos. Mediante 45 rutas temáticas, en estos días se explicarán casi 500. Los asistentes a esta cita internacional están tratando temas como las formas tempranas de la artritis, así como el tratamiento de la artritis reumatoide, de la espondiloartritis y de la fibromialgia. El objetivo es mejorar la atención al paciente.

Guia actualizada fibromialgia

Eular celebrado en Londres en Junio 2016

Nuevas recomendaciones para el tratamiento de la fibromialgia se dieron a conocer en la reunión anual de la Liga Europea Contra el reumatismo (EULAR 2016) haciendo hincapié en una atención escalonada.

Estas son las primeras nuevas recomendaciones desde las últimas publicadas en 2008, diferenciandose principalmente por tener una alta evidencia superior a las anteriores, de acuerdo con el autor ptincipal de las directrices, el Prof. Gary MacFarlane de la Universidad de Aberdeen, Escocia, Reino Unido.

“La última década ha visto una explosión de pruebas de ensayos aleatorios en la fibromialgia. Creo que esta será una de las primeras directrices EULAR en el que todas las recomendaciones van a estar basadas en revisiones sistemáticas o meta-análisis “, dijo el Prof. MacFarlane a los asistentes a la reunión. De hecho, las directrices se basan en un total de 107 de estos estudios.
Un enfoque de tratamiento multidisciplinar

Guia actualizada fibromialgia procesamiento anormal del dolor

La fibromialgia es una condición de dolor heterogénea que implica un procesamiento anormal del dolor. Se puede ver afectado el sueño, la función diaria y la calidad de vida,pudiendo ser difícil de diagnosticar y tratar. El dolor es una característica de la fibromialgia, pero otros objetivos de tratamiento puede ser el sueño, la funcionalidad y la calidad de vida diaria.

El manejo óptimo de la fibromialgia depende de algo más que un diagnóstico.

Prof. MacFarlane hizo hincapié en que es necesaria una evaluación exhaustiva de la capacidad funcional del paciente y el contexto psicosocial para poder determinar el mejor enfoque.
El primer paso en el manejo de la enfermedad implica la educación del paciente, incluyendo guias escritas . El enfoque no farmacológico se recomienda como primera línea, y se señalara los beneficios del ejercicio, aunque el mejor tipo de ejercicio no está aún muy claro cal es el que puede ayudar .

En esta etapa, se recomienda a los pacientes con fibromialgia a inscribirse en un programa de ejercicio individualizado gradual, la hidroterapia y la acupuntura pueden ser útiles.
Si el enfoque no farmacológico y el aprendizaje de las pautas para controlar la enfermedad no logran una buena respuesta, entonces el paciente debe someterse a una nueva evaluación con el objetivo de desarrollar un programa de intervención individualizado.

Las características dominantes de los síntomas del paciente por lo general caen en una de estas tres categorías: la depresión y la ansiedad relacionada con el dolor,el comportamiento que indica estrategias de supervivencia anormales; dolor severo, trastornos del sueño o de ambos; o discapacidad grave.

Enfoques psicológicos, especialmente la terapia cognitivo-conductual (TCC), se sugieren para los pacientes con depresión y la ansiedad relacionada con el dolor, o el comportamiento que indican las estrategias de afrontamiento anormales. El tratamiento psicofarmacológico debe ser considerado para los pacientes con ansiedad o depresión grave.

Farmacoterapia en fibromialgia

La farmacoterapia es la piedra angular del tratamiento para pacientes cuyos síntomas caen en el segundo grupo de dolor severo, trastornos del sueño o ambos.

El dolor severo puede ser tratado con duloxetina, pregabalina (Lyrica, Pfizer) y tramadol, ya sea solo o en combinación con acetaminofeno. Los fármacos recomendados para los trastornos del sueño incluyen dosis bajas de amitriptilina, pregabalina o ciclobenzaprina al acostarse.

Un programa de rehabilitación multimodal se recomienda para pacientes con discapacidad grave.

Faltan por recoger evidencias

El Prof. MacFarlane señala que algunas de las recomendaciones anteriormente propuestas no fueron incluidas en la actualización de 2016 debido a la falta de una base de evidencias fiables.
Estas incluyen la biorretroalimentación, la capsaicina, la hipnoterapia, masajes, S-adenosilmetionina, y algunas terapias complementarias y alternativas.

Las evidencias más fuertes de las directrices del 2016, aún no son seguras y quedan algunas preguntas, incluyendo los mejores tipos de ejercicio y el beneficio que se deriva de la TCC (terapia cognitiva conductual), según el profesor MacFarlane.

En el futuro, será importante para saber qué terapias y enfoques se pueden combinar e identificar qué pacientes pueden beneficiarse más de las intervenciones como la terapia cognitiva conductual, señaló.

¿Es el reumatólogo el especialista?

Otra cuestión es si el reumatólogo es el mejor especialista para el tratamiento de la fibromialgia.
La tendencia, señalo, es hacia la implicación de los especialistas del dolor, enfermeras, terapeutas ocupacionales de salud y terapeutas físicos.

El Prof. MacFarlane cree que los reumatólogos deben desempeñar un papel importante, pero debe ser estudiados otros modelos de atención. También hizo un llamada para centralizar los servicios de atención a los pacientes con fibromialgia, en el que los servicios de atención médica se cordine mejor, para evitar el efecto rebote de visitas entre los especialistas.

Un paso adelante

“Las nuevas directrices EULAR son un paso adelante muy importante, sobre todo por todas las nueva evidencias acumuladas desde las directrices anteriores”, dijo Daniel Clauw, MD, profesor de anestesiología, medicina (reumatología) y psiquiatría en la División de Investigación del Dolor, del sistema salud de la Universidad de Michigan , en Ann Arbor.

“Ellos recomiendan el uso de terapias no farmacológicas en todos los pacientes, así como terapias farmacológicas basadas en la evidencia que pueden ser muy útiles y necesarias en el manejo de pacientes con síntomas más graves.”

-Escrito por Alice Goodman
-Traducido por Fibromialgia Noticias

4.26/5 (31)

Valora esta información

,

El dolor y la humanidad

No existe peor relación que el dolor y la Humanidad.

El ser humano como instinto de supervivencia huye del dolor, cuando no quiere sentir daño huye, corre…

Es ese ser humano irracional, el que no sabe empatizar, el que está por encima del bien y del mal. Tod@s sufrimos, el sufrimiento dicen que es opcional pero si hablamos de dolor, dolor en mayúsculas, el dolor crónico que llega y no se vá hablamos de supervivencia.

NADIE está preparado para vivir con dolor las 24 horas del día, a nadie le gusta depender de fármacos, a nadie le gusta que le quiten su libertad…y el dolor aísla, la sociedad no quiere dolor, la sociedad huye del dolor.

He leído centenares miles de historias de abandono, de rechazo, de crueldad de como familiares aíslan, atormentan y abandonan.

Historias que marcan y elevas un grito hasta el infinito, nunca tiene respuesta ¿Por qué?

Vivimos en una sociedad que preserva los derechos de los más débiles, las grandes organizaciones humanitarias las redactan…son letras que dejan constancia de una gran problemática.

¿Pero y las soluciones?

¿Quien tiende una mano a quien sufre dolor?

Mientras existan médicos que escriben sobre el dolor, acerca del dolor, médicos empáticos que visibilizan la gran problemática que ceden sus horas y mantienen un compromiso, ciudadanos de a pie que forman parte de asociaciones o sólos luchan por visibilizar el gran problema del dolor no está todo perdido.

Pero el gran problema del dolor es el paciente y su entorno más cercano; el no entender, comprender, empatizar y saber que todas sus vidas han cambiado. Que el dolor viene y va, que cuando ríes es un problema y cuando lloras también.

El paciente que vive con un dedo acusador su enfermedad…

El dolor y la humanidad

el hombre y el dolor

¿Cuando un paciente acude a una consulta se le pregunta sí su entorno más cercano le ayuda?

Una pregunta que evitaría colgar más sintomatología, ansiedad, depresiones y cambiarlo en los informes médicos por “paciente abandonado por su familia”. “Su entorno no empatiza ni quiere involucrarse con la enfermedad”

No es humano para quien día a día lucha contra el dolor hacerlo responsable de la actitud de terceros, de la falta de humanidad de quien provenga.

Si algo demuestra un paciente de dolor crónico cuando acepta su enfermedad y lucha contra sus limitaciones es que la humanidad está a salvo con personas que en teoría son débiles y se les niega darles su lugar, personas con gran fortaleza y grandes ganas de vivir.

No es necesario sufrirlo, sólo acercarse y comprender, por mucho que duela, más duele y peor se vive cuando no creces como ser humano dando la espalda a todo lo que te permite crecer.

Y el dolor ayuda a crecer.

El dolor ese dolor del que lo sufre, y el que huye del dolor sin sufrirlo  por que no quiere caer en las cadenas del dolor, otro tipo de dolor.

Escrito por Fibromialgia noticias

Guardar

Guardar

4.75/5 (12)

Valora esta información

,

Homeopatia en fibromialgia ¿Cuál es el futuro de los pacientes?

La homeopatia en fibromialgia es un remedio alternativo muy usado entre los pacientes de fibromialgia. Médicos expertos ya empiezan a recabr datos entre sus pacientes y el gran perjuicio que supone en sus tratamientos. Desde la Agencia Sinc con el titular “Farmacéuticos españoles firman un manifiesto contra la homeopatía” advierten de la falsedad de la terapia e instan a, Universidades y a Organizaciones cientificas la están avalando, que la llamada “terapéutica homeopática” esté presente en nuestro ejercicio profesional ni en OFICINAS NI SERVICIOS DE FARMACIA
Redacción Fibromialgia noticias

homeopatia en fibromialgia

homeopatia en fibromialgia ¿Cuás es el futuro de los pacientes que abandonan sus tratamientos?

El 25 de septiembre de 2016, en el Día Internacional del Farmacéutico, un grupo de profesionales de este sector ha decidido publicar un manifiesto contra la homeopatía, en el que piden a sus representantes que salga del mundo de la farmacia.

La homeopatía es una pseudoterapia que jamás ha conseguido efectos convincentes más allá de lo que se logra con un sucedáneo que funciona como placebo. Niega los principios de la física y la química, no tiene ningún efecto farmacológico y a pesar de eso sus consumidores piensan que a ellos les funciona.

No son medicamentos

“Como falsa terapia que es, sin avales científicos y aprovechándose de la laxitud de la ley que la intenta regular, se introduce en nuestro ejercicio a muchos niveles: farmacias que la dispensan y recomiendan, universidades que se atreven a enseñarla (pocas afortunadamente), sociedades que se llaman ‘científicas’ que la incluyen en sus guías terapéuticas y nuestro más importante órgano representativo, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que la acoge sin pudor y le da una oficialidad que no debe tener”, explica este grupo de profesionales en su nota de prensa.

“Como falsa terapia sin avales científicos y aprovechándose de la laxitud de la ley, se introduce en nuestro ejercicio a muchos niveles”

Esta pseudoterapia se fundamenta en la administración de cantidades infinitesimales de sustancias que, si se aplicaran en grandes proporciones a un individuo sano, producirían los mismos síntomas que se pretenden combatir. Se supone que estos productos son más efectivos cuanto más diluidos están.

Como explicaba a Sinc Vicente Baos, experto de la Agencia Europea de Medicamentos, en España “su venta no tiene ninguna restricción, son productos alegales. Se rigen por una regulación del año 94 que permitía su venta y consumo, pero no poseen una regulación según su análisis. La regulación que los igualaba a los medicamentos formales indicaba que solo tenían que demostrar su calidad, no su eficacia ni para qué enfermedades están indicados. Se les llama medicamentos y no lo son”.

Según explican los farmacéuticos firmantes, que no pertenecen a ninguna organización que los agrupe, después de lanzar esta carta organizarán más actividades en las que se incluirán a otros colectivos como estudiantes, médicos, fisioterapeutas, matronas, químicos, fisicos “y todo aquel que tenga criterio para confirmar que la homeopatía no es más que un engaño que lleva 200 años con sus artes, pero que tiene los días contados”, afirman.

Su usuario en Twitter es @FarmaCiencia

CARTA ABIERTA AL MINISTERIO DE SANIDAD, ASUNTOS SOCIALES E IGUALDAD, PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS OFICIALES DE FARMACÉUTICOS, A LOS DECANOS DE LAS FACULTADES DE FARMACIA Y PRESIDENTES DE SOCIEDADES CIENTÍFICAS FARMACÉUTICAS

Los abajo firmantes con motivo del DÍA INTERNACIONAL DEL FARMACÉUTICO, licenciados todos en farmacia, y ejerciendo en los diversos sectores de nuestra profesión, nos dirigimos a Vds. para que intervengan y demanden que la homeopatía no sea avalada por ninguna organización científica, gubernamental, universitaria ni profesional farmacéuticas: Ministerio de Sanidad, Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Facultades de Farmacia ni sociedades científicas.

Los motivos que nos llevan a expresar esta petición son de índole científica, técnica, ética y profesional. Como profesionales sanitarios que somos y conscientes de nuestra importancia como técnicos en el Sistema Nacional de Salud, apostamos por que nuestro ejercicio profesional esté siempre sustentado en criterios científicos y técnicos validados, así como acordes con la legislación vigente.

Mucha gente cree hoy en día la que la HOMEOPATÍA es una terapia válida y sus productos reciben el nombre de MEDICAMENTOS sin que exista ningún aval científico que así lo demuestre, permitiéndose la comercialización de productos con indicación terapéutica que incumplen toda la legislación y normativa sanitarias y a la que están sometidos los verdaderos medicamentos.

También se introduce en Colegios de Farmacéuticos que cuentan hasta con vocalías “ex profeso” y hasta ofrecen formación a sus colegiados, incumpliendo sus estatutos y códigos éticos, que rezan:

16.- El farmacéutico proporcionará una información veraz y adecuada a cada paciente, no fomentando en ningún caso expectativas terapéuticas injustificadas o inadecuadas y promoviendo su derecho a la prevención y diagnóstico de la enfermedad y a tratamientos eficaces y seguros

Llega a aparecer en guías clínicas de sociedades científicas, menospreciando así el valor que la ciencia puede dar a la terapéutica moderna.

Hay facultades de farmacia que incluyen en sus planes de estudios asignaturas de esta falsa terapia, dañando la imagen de la universidad y la profesión al incluir la homeopatía con el resto de los tratamientos científicos, sin ninguna evidencia que la respalde. Porque la homeopatía no es ciencia ni ha curado a nadie de nada en más de 200 años.

Por eso, apelamos a la profesión farmacéutica para que no permita que el engaño de la llamada “terapéutica homeopática” esté presente en nuestro ejercicio profesional ni en OFICINAS NI SERVICIOS DE FARMACIA, donde se le da un indebido amparo científico. Todo esto sin olvidar el peligro que conlleva para los pacientes el remplazo o abandono de terapias que sí han demostrado su efectividad.

Esperamos su apoyo y colaboración para que la homeopatía deje de tener el aval de nuestra profesión en su ámbito de actuación y trabajo.

Atentamente.

3.5/5 (4)

Valora esta información

, ,

Opioides seguros en España

Tras muchos años de divulgación hablar de opioides entre pacientes genera un rechazo absoluto al tratamiento con ellos, unido a que se prescriben menos de los que se necesitan para tratar el dolor crónico, hace que mchos pacientes no encuentren o renieguen de alternativas, que sin pretender eliminar por completo el dolor les ayudaría a tener mejor calidad de vida.

Entre el colectivo de enfermos en redes sociales corre como la pólvora las muertes de famosos por usos indebidos de estos tratamientos, generando alarmismo y más rechazo.Esto impide, a mejorar la calidad de vida de los enfermos con dolor crónico. En España se está muy lejos de esta situación tal y como recoje el articulo de Diario Médico y que se reproduce a continuación.

Redacción Fibromialgia Noticias

Los opioides seguros en España

”De entre todos los remedios que Dios ha puesto a nuestro alcance, nada más eficaz y potente que el opio”, decía Thomas Sydenham, el Hipócrates inglés que rediseñó el láudano. Y es que los derivados del opio, y más actualmente los opioides o sustancias análogas, usados desde tiempos remotos, son los medicamentos de elección para el control del dolor agudo, oncológico y crónico benigno. Sin embargo, su manejo sigue presentando luces y sombras derivadas no sólo de sus efectos secundarios adversos, sino más bien, del potencial riesgo de adicción, fenómeno del que ya se ha dado la voz de alarma en Estados Unidos y que ha obligado a su presidente, Barack Obama, a impulsar ciertas medidas de control.

En este país, se producen 44 muertes diarias por consumo de opioides legales, según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, más que las que se registran por drogas consideradas ilegales.

opioides seguros en España

Administración de analgesicos según la escala establecida por la OMS

Contextos opuestos

La pregunta es si en España, donde el consumo de opioides ha aumentado en la última década, se puede correr la misma suerte a largo plazo. “El contexto español es completamente diferente al estadounidense, ligado a un uso indebido e inadecuado.

Más que aumentar, en España se ha regulado y adaptado el consumo y la prescripción de analgésicos opioides a las necesidades reales”, indica Concha Pérez, portavoz de la Sociedad Española del Dolor (SED) y jefa de la Unidad del Dolor en el Hospital de La Princesa, de Madrid, quien, no obstante, alaba “la honradez y valentía de la Administración estadounidense al reconocer el problema porque permiten que todos aprendamos de los errores y que se avance en el desarrollo de nuevos opioides más seguros”.

Dos son los grandes elementos diferenciadores de la realidad estadounidense y española. En primer término, el modelo sanitario que en Estados Unidos es privado casi en su totalidad, a excepción de un pequeño porcentaje de hospitales de beneficencia, lo que se traduce en “una liberalización e inhibición a la hora de prescribir opioides, sin desdeñar el perfil un tanto compulsivo de la sociedad americana”, apunta Ignacio Velázquez, coordinador del Grupo de Trabajo de Opioides de la SED y vicepresidente de la Sociedad Andaluza del Dolor.

la receta electrónica, son capaces de alertar de consumos abusivos y permiten la detección de errores en las pautas

Comparte esta idea Víctor Mayoral, miembro de la SED y especialista de la Unidad de Dolor del Hospital de Bellvitge, en Barcelona, así como en el Instituto Catalán de Oncología (ICO). A su juicio, la gran diferencia entre el problema que está afrontando Estados Unidos y España radica en el uso no medicinal del fármaco en Estados Unidos y la trazabilidad que hoy en día tenemos de los opioides en España.

“Es cierto que se podría mejorar aún más el sistema en nuestro país, por ejemplo, con una historia clínica compartida por todo el Estado. Pero iniciativas que ya son una realidad en el ámbito autonómico, como la receta electrónica, son capaces de alertar de consumos abusivos y permiten la detección de errores en las pautas. Los profesionales, además, son conscientes de los efectos secundarios de los opioides y pueden ver conductas aberrantes”.

Garantías de control

En España, afortunadamente, se ha tenido un control muy exhaustivo de la prescripción de opioides, en primer lugar con la ya desaparecida receta de estupefacientes y posteriormente con mejoras sucesivas e igual control, de forma que el 98 por ciento de las prescripciones de opioides se realizan en el sistema público de salud, lo que supone una “garantía de control, de eficacia y de asegurarnos que un paciente recibe opiodes cuando verdaderamente le hace falta”.

Así, los especialistas consideran que en España estamos a salvo de una “epidemia de opioides” para combatir el dolor, “al menos, a salvo del modelo indiscriminado estadounidense, aunque no es menos cierto que debemos elegir muy exhaustivamente al paciente al que le vamos a prescribir y administrar los opiodes”, subraya Velázquez.

Pérez considera, en este sentido, que el profesional que maneja el dolor no solo debería conocer cuáles son los fármacos que mejorarían su proceso, funcionalidad y calidad de vida. Tampoco ha de perder de vista el perfil de cada paciente en cuanto a posibilidades o no de adicción o de dependencia física y/o psíquica a opioides, patrón en el que actualmente trabaja el Grupo de Opioides de la SED, centrado sobre todo en unidades del dolor.

Opioides potentes de larga duración no se relaciona con adicción

A su juicio, “la experiencia nos está demostrando que la administración de opioides potentes de larga duración no se relaciona con adicción. Ésta aparece más asociada a fentanilos de absorción rápida (mucosa, nasal o sublingual) que ofrecen un rápido y gran beneficio a los pacientes”. Sin embargo, “la monitorización detecta si la adicción se está produciendo, por lo que es fácil revertir la situación”, aclara Velázquez.

Otro aspecto que jugaría a favor en el control del uso abusivo de opiáceos en España es que la población sigue teniendo una opinión negativa de ellos, indica Inmaculada Failde, profesora de Medicina Preventiva y Salud Pública y directora del Observatorio del Dolor de la Universidad de Cádiz.

Los datos de un informe elaborado por esta institución sobre una muestra de 1.300 personas alertan de que un 47,6 por ciento de la población teme a los efectos secundarios de los opioides, aunque el 85,3 por ciento aceptaría un tratamiento con ellos en el caso de que ese médico se los recetara, siendo la confianza hacia éste la principal razón para tomarlo, así como la ausencia de otras alternativas.

Formación, una clave

Para Emilio Blanco, coordinador fundacional del Grupo de Dolor de Semergen y miembro de la SED, solo una amplia formación, tanto en atención primaria como especializada, asegura un manejo adecuado del dolor con opioides. La clave es realizar una “valoración correcta del dolor y extender las recomendaciones sobre su uso a primaria y al resto de especialidades”.

4.27/5 (15)

Valora esta información