Entradas

diagnóstico fibromialgia

Los síntomas característicos de la fibromialgia no son únicos de esta enfermedad: la fatiga, el dolor generalizado, problemas para dormir y dificultad para concentrarse suelen ser síntomas que comparten otras muchas enfermedades.
Los síntomas inespecíficos de la fibromialgia, y el hecho de que no exista una prueba de diagnóstico aceptada para la enfermedad, puede dar lugar a que la fibromialgia puede diagnosticarse erróneamente.
Los síntomas menos conocidos de la fibromialgia incluyen síndrome del intestino irritable, dolores de cabeza, problemas menstruales, problemas de la mandíbula e hipersensibilidad a los ruidos y la luz. El médico también debe tener en cuenta la tendencia de las personas que tienen fibromialgia pueden tener al menos una enfermedad más.
Obtener el diagnóstico correcto es importante, ya que el tratamiento ha de adaptarse a la situación del individuo. La fibromialgia puede confundirse con una de las siguientes seis enfermedades:

  • Enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten.
  • Hipotiroidismo / Enfermedad de Hashimoto
  • Enfermedad de Lyme y otras enfermedades transmitidas por garrapatas
  • Artritis reumatoide
  • Síndrome de fatiga crónica (encefalomielitis mialgica)
  • Dolor miofascial

establecer diagnóstico diferencial

El proceso de determinar la causa de los síntomas de un paciente cuando otras afecciones tienen características similares se denomina diagnóstico diferencial. Algunas de las condiciones anteriores se pueden diagnosticar con un análisis de sangre, por lo que es probable que el médico use análisis de sangre para reducir el número de posibles causas. Un diagnóstico diferencial también puede requerir visitas a más de un especialista.

El seguimiento de los síntomas ayuda al paciente y al médico

Para asegurarse de que no se olviden los síntomas al reunirse con el médico, puede ser útil compartir un registro diario que incluya esta información:

  • Duración y calidad del sueño.
  • Niveles de dolor durante el día y al acostarse.
  • Medicamentos tomados y el efecto sobre los síntomas
  • Suplementos tomados y el efecto sobre los síntomas
  • El ejercicio y el dolor aumentan o disminuyen después
  • Comidas y cualquier problema posterior.
  • Cualquier tratamiento psicológico utilizado, como visualización o terapia cognitiva conductual, y resultados obtenidos.
  • Cualquier masaje u otras terapias y resultados obtenidos.
  • Niveles de dolor
  • Niveles de fatiga

Se recomienda mantener este registro durante al menos dos semanas. Además de ayudar al médico a comprender la afección, el individuo puede notar un patrón de acciones (o «desencadenantes») que provocan brotes de síntomas.

Enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten

Estas dos enfermedades tienen síntomas similares a la fibromialgia y, por lo tanto, podrían diagnosticarse por error.

Enfermedad celíaca

Comer alimentos que contengan gluten, como trigo, centeno o cebada, puede desencadenar una variedad de problemas de salud para las personas con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten.

Se estima que el 1% de los estadounidenses tienen enfermedad celíaca, y la enfermedad afecta tanto a niños como a adultos.1

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune. La reacción del cuerpo al gluten causa inflamación, y continuar comiendo gluten puede dañar con el tiempo el revestimiento del intestino delgado. El daño puede evitar que el cuerpo absorba los nutrientes necesarios, lo que dificulta el crecimiento en los niños. No se cree que las personas sensibles al gluten que no tienen enfermedad celíaca experimenten el mismo daño.

Similitudes con fibromialgia: fatiga, erupción cutánea, entumecimiento u hormigueo, síntomas digestivos similares al síndrome del intestino irritable, ansiedad, depresión y problemas menstruales. El dolor articular puede ser constante o ir y venir.

Diferencias con fibromialgia: los análisis de sangre, una biopsia del intestino delgado y las pruebas genéticas pueden determinar la existencia de la enfermedad celíaca, aunque no la sensibilidad al gluten. Puede producirse hinchazón en los brazos y las piernas. Además, eliminar el gluten hace que desaparezcan los síntomas.

Hipotiroidismo/ Enfermedad de Hashimoto

La hormona producida por la glándula tiroides afecta a todo el cuerpo al regular el metabolismo. El hipotiroidismo, o tiroides baja, ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona, lo que resulta en un metabolismo más lento. Esta desaceleración afecta los niveles de energía, frecuencia cardíaca, agudeza mental y temperatura corporal.

Enfermedad de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto, un trastorno autoinmune, es la causa más común de hipotiroidismo. En la enfermedad de Hashimoto, el sistema inmunitario daña el tiroides e impide que produzca suficiente hormona. Una causa menos común es la tiroiditis.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo ocurre en casi el 5% de los estadounidenses mayores de 12 años. Es más probable en mujeres que en hombres y en personas mayores de 60 años. Debido a que la los niveles de hormona tiroidea bajos que no se tratan puede conducir a un deterioro mental y un retraso en el crecimiento, a los recién nacidos generalmente se les realiza un cribado para detectar hipotiroidismo.

Si bien hay síntomas menos prevalentes, puede provocar problemas cardíacos, infertilidad y otros problemas de salud si no es tratado, se recomienda consultar con el médico cuando hay síntomas.

Similitudes con fibromialgia: la fatiga, el olvido y la falta de agudeza mental, depresión, dolores de cabeza frecuentes, pérdida de cabello y una mayor sensibilidad al frío son comunes. Los dolores musculares, la rigidez y la sensibilidad a menudo también son síntomas.

Diferencias con fibromialgia: a diferencia de la fibromialgia, un análisis de sangre puede determinar si alguien tiene un problema de tiroides y, por lo general, se puede controlar con medicamentos.

Artritis reumatoide, Lyme

Los síntomas de la enfermedad de Lyme, la artritis reumatoide y la fibromialgia son similares en algunos aspectos, aunque los tratamientos son muy diferentes. Obtener un diagnóstico correcto acelera el tratamiento adaptado a las necesidades de cada paciente.

Enfermedad de Lyme

Quienes pasan mucho tiempo al aire libre en áreas boscosas y cubiertas de hierba corren un mayor riesgo. Esto incluye quienes disfrutan del camping, excursiones y personas que trabajan en jardines y parques, que se transmite por garrapatas de venado y garrapatas de patas negras occidentales. La enfermedad también se llama borreliosis de Lyme.

Una garrapata puede transmitir más de una infección en una sola picadura, y los síntomas de estas otras infecciones no son los mismos que los de la enfermedad de Lyme.

Los Centros para el Control de Enfermedades estiman que alrededor de 300.000 personas en los Estados Unidos son diagnosticadas con la enfermedad de Lyme cada año, con mayor frecuencia en el medio oeste superior y el noreste de los Estados Unidos.

Los Centros para el Control de Enfermedades recomiendan un proceso de dos pruebas para diagnosticar la enfermedad de Lyme, pero la confiabilidad de las pruebas depende del tiempo que la persona haya tenido la infección y otros factores.

Tratamiento

Los antibióticos generalmente son efectivos cuando se administran poco después de que comienza la infección. En algunos casos, sin embargo, la persona no es consciente de la picadura y el tratamiento se retrasa. Si el diagnóstico se retrasa o si la enfermedad de Lyme regresa, puede compartir algunos síntomas con fibromialgia.

Similitudes con fibromialgia: fatiga, rigidez, dolor de artritis, dolores de cabeza extremos, problemas de sueño y dificultad para concentrarse pueden ser sintomas de la enfermedad de Lyme a largo plazo. Los síntomas pueden ir y venir, a veces regresan años después.

Diferencias con fibromialgia: la rigidez generalmente se limita al cuello en la enfermedad de Lyme. A menudo se desarrolla una erupción distintiva en forma de anillo. Los antibióticos tratan eficazmente la infección de la enfermedad de Lyme en la mayoría de las personas cuando se diagnostica pronto. No existe un medicamento que elimine la fibromialgia.

Artritis

Encontrar el diagnóstico y tratamiento tempranos es importante, ya que la inflamación de la artritis causa un daño progresivo en las articulaciones. Las manos y las muñecas, así como pies y las rodillas, generalmente, son las zonas que primero se ven afectads.

Alrededor de 1.5 millones de adultos estadounidenses tienen artritis reumatoide.2 Los síntomas generalmente aparecen a las franjas de edad entre los 40 y 60 años. La artritis reumatoide es más común en las mujeres.

Similitudes con fibromialgia: las dificultades para dormir, el dolor en las articulaciones, la ansiedad, la depresión, la falta de agudeza mental y la rigidez corporal. Los períodos en que los síntomas se intensifican, llamados brotes o brotes, son típicos.

Diferencias con fibromialgia: la artritis reumatoide es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Daña las articulaciones, causando hinchazón y, a veces, deformidades. (Las articulaciones no están inflamadas ni dañadas en la fibromialgia). Además, el dolor de la fibromialgia generalmente está más extendido y es más duradero. El ejercicio debe abordarse cuidadosamente en la fibromialgia para evitar un dolor significativo al día siguiente, mientras que el ejercicio generalmente alivia el dolor para las personas con artritis reumatoide. Ninguna prueba de laboratorio o examen puede confirmar que una persona tiene cualquiera de estas afecciones, pero los análisis de sangre pueden mostrar marcadores biológicos para la artritis reumatoide.

Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica y fibromialgia son tan similares que algunos médicos creen que son la misma enfermedad. Otros consideran que están relacionadas. El agotamiento que se sufre con la enfermedad puede ser debilitante y durar años.

El síndrome de fatiga crónica puede debutar en niños y adolescentes, pero es más común en personas entre las edades de 40 y 60 años. Se estima que más de 1 millón de personas en los Estados Unidos tienen síndrome de fatiga crónica, y la condición es cuatro veces más común en mujeres que hombres.1

El agotamiento severo, combinado con muchas otras afecciones, obliga a muchas personas con síndrome de fatiga crónica a reducir significativamente sus actividades, y algunas no pueden seguir trabajando.

Similitudes con fibromialgia. Son comunes la fatiga, las dificultades para dormir, la rigidez, la ansiedad, la depresión, los dolores de cabeza frecuentes, la sensibilidad a la luz y los problemas cognitivos. Otras similitudes incluyen síntomas del síndrome del intestino irritable, síntomas que van y vienen, y dolor en las articulaciones sin hinchazón. No existe un medicamento único que alivie todos los síntomas. El diagnóstico se realiza descartando otras posibles enfermedades.

Diferencias con fibromialgia. La fatiga es el síntoma crucial del síndrome de fatiga crónica, mientras que el dolor es la característica dominante con la fibromialgia. También puede parecer que el cuerpo está luchando contra una infección, y los dolores de garganta pueden ser frecuentes. La fibromialgia a menudo parece provenir de un evento traumático, como un accidente automovilístico. Se especula que el síndrome de fatiga crónica está relacionado con un virus.

Síndrome de dolor miofascial

El tejido conectivo es similar a una red que cubre los músculos de todo el cuerpo se conoce como fascia. Cuando funciona bien, la fascia es flexible. Sin embargo, si algo restringe el movimiento de la fascia, puede causar presión y tensión intensas, lo que lleva a dolor muscular.

Todos tenemos dolor muscular de vez en cuando, pero el síndrome de dolor miofascial es más grave. En lugar de aliviarse gradualmente, el dolor empeora y no desaparece. Ejemplos de síndrome de dolor miofascial incluyen dolor de espalda agudo, dolores de cabeza por tensión, codo de tenista y dolor en el piso pélvico, entre otras afecciones.

Puntos gatillo

Una persona con síndrome de dolor miofascial puede notar nudos o «puntos gatillo», que son dolorosos si se aplica presión. El dolor muscular es un dolor profundo dentro de los músculos. La rigidez puede ser tan severa que puede restringir el movimiento.

La controversia sobre los criterios para el diagnóstico hace que sea difícil determinar cuantas personas tienen síndrome de dolor miofascial. Una estimación aproximada muestra que aproximadamente 44 millones de estadounidenses pueden sufrir dolor miofascial.2 No se sabe con seguridad qué causa el síndrome de dolor miofascial, pero se cree que los problemas hormonales, el uso excesivo, las lesiones y el estrés juegan un papel importante.

Diferencias con fibromialgia: el dolor generalmente se limita a pequeños nudos llamados puntos gatillo en el síndrome miofascial, mientras que en fibromialgia el dolor es generalizado y en áreas conocidas como puntos sensibles en la fibromialgia. El dolor no sigue un patrón simétrico el dolor miofascial.

Similitudes con fibromialgia: dolor y sensibilidad muscular, rigidez, fatiga, problemas para dormir, dolores de cabeza, dolor de espalda y la depresión es común. El dolor en el punto gatillo puede ocurrir en varias partes del cuerpo. Las pruebas de laboratorio, las resonancias magnéticas y las radiografías generalmente no son útiles para diagnosticar el síndrome miofascial. El tratamiento es multifactorial; ningún medicamento elimina los síntomas.

Autor Dr. Vijay B. Vad

Más enfermedades a tener en cuenta en el diagnóstico diferencial de fibromialgia

4.83/5 (6)

Valora esta información

control del dolor en fibromialgia juvenil

La fibromialgia primaria juvenil es única entre las enfermedades reumáticas pediátricas respecto a los puntajes de dolor y discapacidad. El dolor es significativamente mayor en estos pacientes que en aquellos con otras enfermedades reumáticas infantiles, según los datos publicados en Pediatric Rheumatology.

«Aunque ya existe evidencia de que el dolor puede ser perjudicial para los niños y adolescentes que tienen dolor crónico como trastorno primario, este es el caso de la fibromialgia juvenil en la mayoría de los casos , poco sabemos, sobre la medidas de como se informa el dolor o a las dificultades asociadas en el desarrollo funcional de los jóvenes comparado con otras enfermedades reumáticas pediátricas «, explica Mark Connelly, Doctor del Hospital Children’s Mercy de Kansas City.

«Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que compara directamente los informes de dolor y las medidas de las limitaciones en el funcionamiento diario de las enfermedades evaluadas y tratadas en reumatología pediátrica», agrega. «Pensamos que la realización de este estudio podría ayudar a identificar enfermedades que podrían beneficiarse de medidas adicionales de monitoreo y mitigación del dolor».

Fibromialgia reumática juvenil y otras enfermedades reumáticas

El grado de dolor es más elevado junto a la limitación funcional, así como la fuerza de su asociación, es exclusivo de los pacientes con fibromialgia primaria juvenil comparado con otras enfermedades pediátricas reumáticas . Connelly y sus colegas han estudiado los datos de la Alianza de Investigación de Artritis y Reumatología Infantil ( CARRA). Según los investigadores, el registro CARRA, que proviene de 56 centros en América del Norte, es la base de datos clínica más grande de niños y adolescentes con una enfermedad reumática.

Mayor dolor en fibromialgia juvenil

Según los datos, la fibromialgia primaria juvenil es única entre las enfermedades reumáticas pediátricas con respecto al dolor y las calificaciones de discapacidad, con un dolor significativamente mayor en estos pacientes que en aquellos con otras afecciones reumáticas infantiles.
Para su estudio, Connelly y sus colegas realizaron una revisión retrospectiva de datos de 7.753 niños y adolescentes de entre 5 y 21 años en el momento del consentimiento de la participación. Con una visita para una evaluación inicial entre mayo de 2010 y mayo de 2014. De esos pacientes, 201 tenían antecedentes fibromialgia Los investigadores compararon los niveles y la asociación del dolor y la función entre pacientes con fibromialgia primaria con aquellos con otras enfermedades reumáticas, incluida la enfermedad mixta del tejido conectivo , lupus eritematoso sistémico, dermatomiositis juvenil, artritis idiopática juvenil y vasculitis del sistema nervioso central. .

Resultados del estudio

Según los investigadores, los niveles de dolor se clasificaron como los más altos entre los pacientes con fibromialgia primaria (M = 6.4 / 10; SD = 2.4) y los más bajos para la dermatomiositis juvenil (M = 1.7 / 10; SD = 2.2). Además, el dolor fue significativamente mayor entre aquellos con fibromialgia primaria que cualquier otra enfermedad reumática (tamaño del efecto = 0.22-1.05). Las calificaciones de funcionamiento y bienestar también fueron significativamente peores en el grupo de fibromialgia en comparación con los pacientes con otras enfermedades reumáticas (tamaños del efecto = 0,62-1,06).

Conclusiones

«En la fibromialgia juvenil se reportan altos niveles de dolor y discapacidad funcional, niveles que exceden los recogidos en otras enfermedades tratadas en la reumatología pediátrica», dice Connelly. «Esto refuerza aún más lo difícil que puede llegar ser vivir con esta enfermedad para los niños y adolescentes a los que se les diagnostica».

A pesar de los tratamientos el control del dolor es insuficiente

«Los tratamientos para la enfermedad reumática pediátrica han recorrido un largo camino en los últimos años. En muchos casos los tratamientos son excelentes para reducir la actividad de la enfermedad, pero sabemos que la reducción de la actividad de la enfermedad no necesariamente se corresponde con la reducción del dolor», dice Connelly. «Uno de los principales hallazgos de este estudio sugiere que, en la medida en que el dolor no sea un objetivo importante del tratamiento en la enfermedad reumática pediátrica, es difícil mejorar la calidad de vida».

Mark A. Connelly, Doctor en Psicología infantil, Psicólogo clínico; Director de Investigación, Desarrollo y Ciencias del Comportamiento; Profesor de Pediatría, Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri-Kansas City

 Pain, functional disability, and their Association in Juvenile Fibromyalgia Compared to other pediatric rheumatic diseases 
5/5 (1)

Valora esta información

fibromialgia y microglias

La fibromialgia se entiende mejor y se trata como un síndrome inflamatorio central. Los reumatólogos deben asumir que el dolor no es el síntoma principal. Según los hallazgos presentados en el Congreso de Reumatología Clínica de 2018.

«Lo que noté al observar la fibromialgia y a los pacientes con la enfermedad es que, si bien el dolor es ciertamente un gran problema, claramente sufren de muchas otras cosas», dijo a los asistentes Jarred Younger, PhD, de la Universidad de Alabama en Birmingham. «En muchos casos, el dolor no era la principal característica debilitante: era la fatiga, trastornos del sueño o los trastornos cognitivos».

Liberacion anormal de citocinas

Agrega que, es posible. que la fibromialgia sea causada por una liberación anormal de citocinas en el cerebro.

«Cuando se contrae la gripe, o cualquier tipo de infección aguda, hay dos clases de síntomas: síntomas periféricos, como estornudos o tos, y también los síntomas centrales, que incluyen malestar, disminución del estado de ánimo y aspectos conductuales», dice.

“Esos dos grupos de síntomas, generalmente, se mueven juntos, pero en realidad son canales diferentes. Las células involucradas son totalmente diferentes.

¿Qué es fibromialgia?

Si tuvieras una persona cuya respuesta a los síntomas centrales se activa, pero la respuesta periférica no, se parecería a alguien que se queja de malestar, fatiga, alteración cognitiva, pero no muestra ningún signo periférico, eso es fibromialgia «.

Fibromialgia y microglias

Younger dice que cree que las células de la microglia en el cerebro son las responsables de la fibromialgia. Se encuentran entre las células más numerosas del cerebro y son responsables, entre otras tareas, de la respuesta inmune. Cuando las células de la microglia detectan un problema, se vuelven » hiperexcitables » y liberan citocinas proinflamatorias que, entre otros efectos, suprimen la activación neural de la dopamina y alteran el estado de ánimo del paciente.

Según Younger, es posible que, la fibromialgia sea causada cuando un evento traumático, como una infección, hace que las células de microglia entren en un estado patológico, en el que sobreexpresan todos sus receptores, se vuelven demasiado sensibles y rápidamente entran en su estado inflamatorio.

Con respecto al tratamiento, Younger dice que los medicamentos antiinflamatorios son ineficaces en la fibromialgia debido a su incapacidad para romper la barrera hematoencefálica para llegar a las células de la microglia. Por ello, los tratamientos para la enfermedad deberían poder apuntar a las células de la microglia. Además de también «eliminarlas por completo», añade Younger.

Los moduladores de microglia actualmente disponibles para los pacientes incluyen suplementos , como la quercetina y la curcumina. Estas han sido objeto de ensayos clínicos. Sin embargo, advierte que no puede recomendar estos suplementos, ya que muestran problemas de pureza y de vida media , dice Younger .

Farmacos que suprimen la microglia

Los medicamentos que suprimen la activación de la microglia incluyen naloxona, naltrexona, minociclina, ibudilast, dextrometorfano, rifampicina, propentofilina, ceftriaxona, acetato de glatiramero y Rintatolimod , un agonista de TLR3, según Jarred Younger.

También hay varios agentes experimentales que han demostrado ser prometedores en la supresión de la activación de la microglia. Como la dextro-naltrexona, el dilapimod y el 3-hidroximorfinano.

«Estos son los fármacos en los que más se pueden depositar futuras expectativas, pero todavía no se tiene acceso a ellas», dijo Younger. «Estamos tratando de desarrollar dextro-naltrexona. Además de el resto de estos agonistas TLR3, TLR4 o TLR7 / 8/9, con el fin de eliminar esas microglias»

El Dr. Jarred Younger es el director de Neuro-inflammation, Pain and Fatigue Laboratory y también miembro de UAB PAIN Collective.

 Younger J. Microglia: New targets in the treatment of fibromyalgia. Presented at: Congress of Clinical Rheumatology; May 17-20, 2018; Destin, Fla. 
 Brain glial activation in fibromyalgia – A multi-site positron emission tomography investigation  2019
4.63/5 (16)

Valora esta información

móvil y dolor de cabeza

Las personas con dolor de cabeza que usan el móvil tienen más probabilidad de usar más medicamentos para el dolor, ya que obtienen menos alivio. Estas son las conclusiones que recoge un nuevo estudio realizado en la India.

Los investigadores encuestaron a 400 personas que sufren dolor de cabeza. Los tipos de dolor de cabeza incluían migraña, dolor de cabeza tensional y otros tipos de dolor de cabeza. Las preguntas se basaron en el uso del móvil y medicamentos.

Mayor uso de MÓVIL más dolor de cabeza

Los usuarios de móvil tenían más probabilidades de tomar más medicamentos que los no usuarios del móvil. Las cifras arrojan que el 96% de usuario móvil toman medicamentos en comparación con el 81% de los no usuarios. Los usuarios de móvil toman un promedio de ocho fármacos por mes en comparado con los cinco por mes para los no usuarios.

Los usuarios de móviles también informan de obtener menos alivio de los fármacos, un 84% obtiene alivio moderado o completo del dolor de cabeza en comparación con el 94% de los no usan esta tecnología. Los hallazgos del estudio fueron publicados en la revista Neurology Clinical Practice.

La necesidad de estudios más rigurosos y amplios

«Estos resultados deben confirmarse con estudios más amplios y rigurosos. Los hallazgos son preocupantes, ya que el uso del móvil crece rápidamente y se ha relacionado con una serie de síntomas, el dolor de cabeza el más común», dice la autora principal Deepti Vibha, Doctora y profesora de neurociencias del Instituto de Ciencias Médicas All India.

El estudio tiene limitaciones.

Se examinó a las personas en un momento y no se hizo seguimiento en un periodo de tiempo. También depende del autoinforme sobre síntomas y fármacos para el dolor de las personas que han participado.

Si bien el estudio no prueba que el uso de móvil sea la causa del dolor de cabeza o un mayor uso de medicamentos, sí muestra una asociación.

Móvil y dolor de cabeza. La necesidad de estudios más amplios

“Se especula demasiado entre la población sobre el efecto de los ordenadores y los teléfonos móviles en enfermedades como dolores de cabeza y dolor de cuello. Sin embargo, hay historias anecdóticas que sugieren el vínculo entre el uso de la tecnología y el dolor, es necesaria más evidencia para establecer una relación definitiva o datos que absuelvan a los móviles o computadoras y el vínculo del dolor recurrente «, escribió Heidi Moawad, Doctora y Profesora de Neurologia, de la Universidad Case Western Reserve , en un editorial que acompaña al estudio.

¿Cambios en hábitos nuevos desencadenantes en el dolor?

“Los usuarios de móviles hacen un uso amplio del dispositivo durante muchas horas al día. Se han convertido en el eje de la actividad mientras viajan, descansan o trabajan, lo que ejerce presión sobre los ojos, el cuello y la espalda. A medida que las personas se vuelven más dependientes de estos dispositivos, debería estudiarse el uso de móviles y el impacto en la salud ”.

¿Qué tipos de dolor puede desencadenar el uso del móvil?

Una encuesta nacional realizada a casi 10.000 adultos realizada por The Vision Council pone en evidencia que aproximadamente un tercio tenía síntomas de fatiga visual digital, incluyendo dolor de cuello y hombro, dolor de cabeza, visión borrosa y ojos secos.

Pacientes de fibromialgia identifican el uso del móvil con el dolor

5/5 (1)

Valora esta información

tratamiento fibromialgia

La fibromialgia es una condición crónica que se manifiesta con dolor, interrupción del sueño dificultades de concentración generalizadas, fatiga, dolores de cabeza, cambios de humor, 1-3 y sensibilidad.

Los pacientes también pueden tener ansiedad, depresión, deterioro en las funciones de las actividades diarias y otros síntomas. La angustia emocional, trastornos endocrinos, la activación inmune y el trauma físico tienen el potencial de desencadenar la fibromialgia. Las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia que los hombres. La fibromialgia generalmente se presenta en pacientes de mediana edad o jóvenes 4,5. La prevalencia en los Estados Unidos se ha estimado en alrededor del 2%, pero los expertos avisan de que esta cifra es baja.6

Causas de fibromialgia

Aunque se desconocen las causas exactas de la fibromialgia, los expertos sospechan que es una combinación de factores ambientales y genéticos. Los investigadores indican que la afección puede tener origen en 2 mecanismos que afectan el sistema nervioso central (SNC): La hiperreactividad del SNC y una disminución de la capacidad de modulación del dolor en el SNC, probablemente asociada con una disminución de la actividad de las vías serotoninérgicas / noradrenérgicas5,7. Los pacientes con fibromialgia pueden tener niveles más bajos de líquido cefalorraquídeo, de metabolitos de noradrenalina y niveles más bajos de ácido 5-hidroxindolacético, serotonina sérica y triptófano que las personas que no tienen fibromialgia. También pueden tener niveles más altos de factor de crecimiento nervioso, neurotransmisores pronociceptivos (detección de dolor) y sustancia P.

Además, los pacientes tienden a tener fibras nerviosas pequeñas funcionalmente deterioradas y de menor densidad.8 Los investigadores también están buscando otras causas posibles o factores contribuyentes , como la arquitectura aberrante del sueño, el funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo, la neurotransmisión dopaminérgica disfuncional, los polimorfismos del gen catecol-O-metiltransferasa y los cambios del eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal. Los factores psicológicos y físicos también parecen afectar la presentación de fibromialgia de cada paciente.

Tratamiento de fibromialgia

El enfoque general para tratar la fibromialgia se describe en la figura10,11. Una estrategia principal en el tratamiento de la fibromialgia es utilizar intervenciones para limitar la entrada periférica que aumenta la alodinia, la hiperalgesia y el dolor. Además, es importante abordar las fuentes de dolor comórbido.12 Los farmacéuticos deben tener en cuenta que generalmente se usan combinados. Los pacientes a menudo no pueden tolerar las dosis recomendadas, por lo tanto se debe aplicar el principio de «comenzar bajo, ir lento».

Tratar la depresión mejora el sueño y el dolor

Muchos pacientes con fibromialgia además tienen depresión. El tratamiento de la depresión no curará la fibromialgia, pero puede mejorar el sueño de los pacientes y reducir el dolor.14 La FDA ha aprobado 3 medicamentos específicamente para la fibromialgia: los antidepresivos duloxetina y milnacipran para aliviar la fatiga, el dolor y los problemas del sueño, y la pregabalina para mejorar el sueño y reducir dolor.15

Los médicos a menudo emplean gabapentina y pregabalina para mejorar la calidad de vida relacionada con la salud, mejorar el sueño y tratar el dolor crónico.

Aunque los antidepresivos tricíclicos han dejado de usarse en muchas afecciones, la amitriptilina sigue siendo un complemento útil en la fibromialgia, especialmente en combinación con fluoxetina o pregabalina, más duloxetina.10,11

Dosis bajas de amitriptilina, ciclobenzaprina y pregabalina, administradas antes de acostarse, también se usan para tratar los trastornos del sueño.11 Las guías también recomiendan el tramadol, administrado solo o junto con acetaminofén o paracetamol, ya que los estudios indican que reduce el dolor en un 30% .13

¿Qué fármacos se estan investigando?

Desafortunadamente, muchos pacientes son intolerantes o no responden a estos medicamentos, lo que indica una necesidad de investigación en fármacos. Los investigadores están investigando IMC-1, una combinación de dosis fija de famciclovir, un análogo de nucleósido antiviral, y celecoxib, un inhibidor de COX-2 con actividad antiviral única.

La FDA otorgó a este producto designación de vía rápida basada en los resultados del estudio de fase 216,17. La teoría detrás de esta combinación es que los virus del herpes parecen aumentar las enzimas COX-2, y muchos pacientes con fibromialgia pueden ser incapaces de suprimir el virus adecuadamente. 16 Otros agentes en estudio incluyen neurotrofinas, estabilizadores de mastocitos y mirogabalina, un primo más específico de gabapentina o pregabalina.13

Opioides en el tratamiento

Los pacientes con fibromialgia a menudo reciben analgésicos opioides potentes de parte de médicos que no tienen experiencia en el tratamiento de esta enfermedad. Los opioides tienen una eficacia limitada en la mayoría de estos pacientes y generalmente no se recomiendan, excepto para aquellos con alodinia severa que no respondieron a otros enfoques. Si los pacientes toman altas dosis de opioides, los médicos deben retirar gradualmente los opioides bajo estrecha supervisión médica18.

acompañamiento medico en el tratamiento

Muchos pacientes con fibromialgia tienen limitaciones cognitivas y pueden procesar mal la información verbal. Proporcionar instrucciones escritas comprensibles que describan los medicamentos y los horarios es la mejor manera de garantizar el cumplimiento. Los clínicos deben instruir al paciente.

Pregunte sobre los medicamentos o suplementos de venta libre antes de usarlos. A menudo, los pacientes con este trastorno experimentan síntomas que disminuyen y crecen, por lo que es importante identificar y evitar los desencadenantes. Una intervención clave es el ejercicio moderado y favorecer la actividad para aumentar los niveles de energía.

Además, como es probable que tomen varios, si no muchos, medicamentos, los pacientes necesitarán ayuda para identificar formas para garantizar la adherencia a los medicamentos.

Conclusión en el abordaje del tratamiento

Hay muchas opciones disponibles para tratar la fibromialgia, pero ninguna opción es efectiva para su constelación de síntomas.

Más opciones de tratamiento

El tratamiento es un acto de equilibrio y requiere de prueba y error. Un recordatorio final es importante: evite ansiolíticos, hipnóticos, opioides y relajantes músculo esqueléticos que tengan riesgos de abuso o puedan empeorar la disfunción cognitiva y la fatiga.

Escrito por Jeannette Wick

 Benca RM, Ancoli-Israel S, Moldofsky H. Special considerations in insomnia diagnosis and management: depressed, elderly, and chronic pain populations. J Clin Psychiatry. 2004;65(suppl 8):26-35.
Bigatti SM, Hernandez AM, Cronan TA, Rand KL. Sleep disturbances in fibromyalgia syndrome: relationship to pain and depression. Arthritis Rheum. 2008;59(7):961-967. doi: 10.1002/art.23828.
Moldofsky H. The significance, assessment, and management of nonrestorative sleep in fibromyalgia syndrome. CNS Spectr. 2008;13(suppl 5):22-26.
López-Pousa S, Garre-Olmo J, de Gracia M, Ribot J, Calvó-Perxas L, Vilalta-Franch J. Development of a multidimensional measure of fibromyalgia symptomatology: the comprehensive rating scale for fibromyalgia symptomatology [published online February 4, 2013]. J Psychosom Res. 2013;74(5):384-392. doi: 10.1016/j.jpsychores.2012.12.018.
Yarnitsky D. Conditioned pain modulation (the diffuse noxious inhibitory control-like effect): its relevance for acute and chronic pain states. Curr Opin Anaesthesiol. 2010;23(5):611-615. doi: 10.1097/ACO.0b013e32833c348b.
Katz RS, Wolfe F, Michaud K. Fibromyalgia diagnosis: a comparison of clinical, survey, and American College of Rheumatology criteria. Arthritis Rheum. 2006;54(1):169-176.
Häuser W, Ablin J, Fitzcharles MA, et al. Fibromyalgia. Nat Rev Dis Primers. 2015;1:15022. doi: 10.1038/nrdp.2015.22.
Üçeyler N, Zeller D, Kahn AK,  et al. Small fibre pathology in patients with fibromyalgia syndrome [published online March 9, 2013]. Brain. 2013;136(Pt 6):1857-1867. doi: 10.1093/brain/awt053.
Staud R. Peripheral pain mechanisms in chronic widespread pain. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2011;25(2):155-164. doi: 10.1016/j.berh.2010.01.010.
Macfarlane GJ, Kronisch C, Atzeni F, et al. EULAR recommendations for management of fibromyalgia [published online May 5, 2017]. Ann Rheum Dis. 2017;76(12):e54. doi: 10.1136/annrheumdis-2017-211587. 
Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, et al. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia [published online July 4, 2016]. Ann Rheum Dis. 2017;76(2):318-328. doi: 10.1136/annrheumdis-2016-209724. 
Calandre EP, Hidalgo J, Rico-Villademoros F. Use of ziprasidone in patients with fibromyalgia: a case series. Rheumatol Int. 2007;27(5):473-476.
Atzeni F, Gerardi MC, Masala IF, Alciati A, Batticciotto A, Sarzi-Puttini P. An update on emerging drugs for fibromyalgia treatment [published online December 19, 2017]. Exp Opin Emerg Drugs. 2017;22(4):357-367. doi: 10.1080/14728214.2017.1418323.
Häuser W, Bernardy K, Üçeyler N, Sommer C. Treatment of fibromyalgia syndrome with antidepressants: a meta-analysis. JAMA. 2009;301(2):198-209. doi: 10.1001/jama.2008.944.
FDA. Living with fibromyalgia, drugs approved to manage pain. FDA website. fda.gov/consumers/consumer-updates/living-fibromyalgia-drugs-approved-manage-pain. Updated January 31, 2014. Accessed February 19, 2020.
Pridgen WL, Duffy C, Gendreau JF, Gendreau RM. A famciclovir + celecoxib combination treatment is safe and efficacious in the treatment of fibromyalgia. J Pain Res. 2017;10:451-460. doi: 10.2147/JPR.S127288. 
Eslava-Kim L. Combo tx fast tracked for fibromyalgia. MPR. January 29, 2016. empr.com/home/news/drugs-in-the-pipeline/combo-tx-fast-tracked-for-fibromyalgia/. Accessed February 19, 2020.
Littlejohn GO, Guymer EK, Ngian GS. Is there a role for opioids in the treatment of fibromyalgia [published online June 14, 2016]? Pain Manag. 2016;6(4):347-355. doi: 10.2217/pmt-2016-0012. 
Goldenberg DL. Multidisciplinary modalities in the treatment of fibromyalgia. J Clin Psychiatry. 2008;69(suppl 2):30-34.

 
5/5 (3)

Valora esta información

vitamina B12 y dolor crónico

Deficiencia de vitamina B12: el dolor generalizado podría ser un signo de falta de vitamina B12

¿Existe relación entre vitamina B12 y dolor crónico? La deficiencia de vitamina B12 afecta a todas las edades, ambos sexos, razas y clases económicas. Es una de las deficiencias nutricionales más comunes, un diagnóstico precoz es crucial para prevenir futuras lesiones neurológicas.

Vitamina B12 y dolor crónico

La fibromialgia podría ser una señal de advertencia de esta deficiencia y podría volverse extremadamente grave si no se trata.

¿Qué es la deficiencia de vitamina B12?

La deficiencia de vitamina B12 es muy común. De hecho, el estudio de Framingham encontró que casi el 40 por ciento de las personas de 27 a 83 años tenían niveles de vitamina B12 en el rango «bajo normal», que es un nivel en el que podría comenzar a experimentar síntomas neurológicos.
La vitamina B12 juega un papel importante que garantiza el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso.

Acido fólico

El ácido fólico, que también se conoce como vitamina B9, se asocia comúnmente en la etapa del embarazo para ayudar a reducir el riesgo de defectos en el desarrollo de nacimiento en el niño.

Los médicos saben desde hace mucho tiempo que la vitamina B12 puede mejorar la función del sistema inmunitario y es esencial para la salud general.

Vitamina B12 fibromialgia y sindrome de fatiga crónica

Sin embargo, la investigación ahora indica que la vitamina B12 puede mejorar los síntomas de las personas que sufren de fibromialgia (FM) y síndrome de fatiga crónica (SFC).

¿Qué es la fibromialgia?

El NHS dice: «La fibromialgia, también llamada síndrome de fibromialgia , es una afección a largo plazo que causa dolor en todo el cuerpo».

Además del dolor generalizado, las personas con fibromialgia también pueden tener:

  • Aumento de la sensibilidad al dolor.
  • Cansancio extremo
  • Rigidez muscular
  • Dificultad para dormir
  • Problemas con los procesos mentales, como problemas con la memoria y la concentración.
  • Dolores de cabeza
  • Síndrome del intestino irritable
  • Muchas personas diagnosticadas con SFC sufren dolor generalizado y persistente.

Del mismo modo, las personas que sufren fibromialgia tienen muchos síntomas comunes a los que sufren síndrome de fatiga crónica y no es raro que los pacientes sean diagnosticados con ambas enfermedades al mismo tiempo.

Por esta razón, gran parte de la investigación más reciente sobre fibromialgia ha explorado el papel de la sensibilización central, que puede ser la base de una serie de otras condiciones de dolor crónico.

Estudio recoge la relación entre fibromialgia vitamina B12 y dolor crónico

La investigación sugiere que síndrome de fatiga crónica y fibromialgia son manifestaciones del mismo problema subyacente.
Un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., analizaron los patrones del papel de una deficiencia de B12 en el dolor crónico inespecífico.

El estudio señala: «La deficiencia profunda de vitamina B12 es una causa conocida de enfermedad, pero el papel de los niveles bajos o intermedios de B12 en el desarrollo de la neuropatía y otros síntomas neuropsiquiátricos, así como la relación entre comer carne y los niveles de B12, no está claro » .

“El objetivo de nuestro estudio fue investigar el papel de los niveles bajos o intermedios de B12 en el desarrollo de la neuropatía y otros síntomas neuropsiquiátricos.

«Nuestros hallazgos muestran que la baja ingesta de vitamina B12 puede estar asociada con un espectro más amplio de trastornos neurológicos de lo que se pensaba anteriormente».
La vitamina B12 se encuentra principalmente en productos animales y lácteos, como la carne y la leche.

Para los vegetarianos o veganos que buscan alternativas a la carne y los productos lácteos, hay otros alimentos que contienen vitamina B12. La vitamina esencial también se puede encontrar en el extracto de levadura , así como en algunos cereales fortificados para el desayuno y productos de soja.

El NHS añade: «Revisar las etiquetas de los alimentos es una opción para ver cuánta vitamina B12 contienen los alimentos que consume».

Síntomas de bajos niveles de vitamina b12 y Daño neurologico

Si usted tiene niveles bajos de vitamina B12 por mucho tiempo, puede presentar daño neurológico. Los síntomas de este daño abarcan:

  • Confusión o cambio del estado mental (demencia) en casos graves
  • Problemas de concentración
  • Psicosis (pérdida del contacto con la realidad)
  • Pérdida del equilibrio
  • Entumecimiento y hormigueo de manos y pies
  • Alucinaciones

¿Qué fármacos interactuan con la vitamina B12?

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Ácido aminosalicílico. Tomar este medicamento usado para tratar problemas digestivos podría disminuir la absorción del organismo de la vitamina B-12.
  • Colquicina . Tomar este medicamento antiinflamatorio usado para prevenir y para tratar los ataques de gota podría disminuir la absorción del organismo de la vitamina B-12.
  • Metformina . Tomar este medicamento para la diabetes podría disminuir la absorción de la vitamina B-12.
  • Inhibidores de la bomba de protones. Tomar omeprazol , lansoprazol u otros medicamentos que reducen el ácido estomacal podría disminuir tu absorción de la vitamina B-12.
  • Suplementos de vitamina C (ácido ascórbico). Tomar vitamina B-12 con vitamina C podría reducir la cantidad disponible de vitamina B-12 en el organismo. Para evitar esta interacción, toma vitamina C dos horas o más después de tomar un suplemento de vitamina B-12.

Más información sobre vitamina B12, en dietas vegetarianas, síntomas de bajos niveles de B12 y cuando suplementar de forma responsable.

Antes de hacer cualquier cambio en su tratamiento consulte con su médico.

4.67/5 (6)

Valora esta información

Fibromialgia internet y las dietas milagro

Pregunta. Recientemente me han diagnosticado de fibromialgia. Hay demasiada información sobre la dieta y como puede ayudar en la enfermedad. Algunos sitios web dicen una cosa, otros dicen otra. Estoy muy confundida, y necesito ayuda.

Respuesta. Si bien Internet ha traído un mundo de información a nuestro alcance, la información nutricional debe ser evaluada y comprobar su autenticidad. La fibromialgia (FM) es un trastorno caracterizado por dolor crónico generalizado, problemas para dormir, fatiga y problemas con la memoria y el pensamiento («fibro fog»). Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la FM afecta a alrededor de 4 millones de estadounidenses (1). La causa de la FM no se conoce bien y no existe cura.

Es importante tener en cuenta que si bien la terapia nutricional es un tema candente en la investigación, no todas las enfermedades se pueden tratar con nutrición. Por ejemplo, el tratamiento para la diabetes y las enfermedades cardíacas incluye terapia nutricional. Sin embargo, no existe una intervención dietética para la prevención o el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Queda por ver si habrá terapia nutricional basada en la evidencia para la fibromialgia.

¿Qué ha de controlar la alimentación en fibromialgia?

Algunos afirman que las terapias nutricionales para la fibromialgia son prometedoras, pero se necesitan más estudios antes de poder llegar a conclusiones científicas. Las dietas especiales que han demostrado mejorar los síntomas de Fibromialgia son buscando la pérdida de peso, dieta FODMAP ( Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles ) y una dieta vegetariana principalmente cruda. Se observaron mejoras en los niveles de dolor, la calidad del sueño, la ansiedad y la depresión, y en marcadores inflamatorios (2). Si elige una dieta vegetariana en su mayoria cruda o baja en FODMAP, es aconsejable consultar con un dietista y nutricionista colegiado. El profesional le proporcionará educación dietética para garantizar que se cumplan todas las necesidades nutricionales y no hayan consecuencias que puedan derivar en otras enfermedades.

La dieta para bajar de peso posiblemente ayuda de dos maneras.

El peso de más se traduce en trabajo extra para los músculos y puede causar daño en las articulaciones con el paso del tiempo. Se deduce que perder esos kilos de más hará que cuerpo funcione mejor. Además, las células grasas producen moléculas inflamatorias, que pueden contribuir al dolor. Cuando se eliminan las células grasas, disminuye el dolor. Del mismo modo, se cree que la dieta vegetariana principalmente cruda mejora los síntomas al disminuir la inflamación subclinica.

¿Qué es la inflamación subclinica?

La inflamación leve se asocia con una cantidad sorprendente de enfermedades y hábitos de vida que a su vez se asocian con mala salud; estas enfermedades representan o reflejan estrés metabólico leve,

Estrés metabólico

El largo listado, que aquí se cita solo parcialmente incluye la exposición a irritantes ambientales, como el cigarrillo, la privación de sueño, la escasa actividad física, la fibrilación auricular, la hipertensión, el bajo peso al nacer, la hernia de disco, la disminución cognitiva, el síndrome de ovario poliquístico, habitar a grandes alturas (12, 13), la prehipertensión (14), la apnea obstructiva del sueño (15), los síntomas premenstruales (16), la alimentación poco saludable (17), la hipoxia (18), el aislamiento social (19, 20), ser soltero (21) y el envejecimiento (22, 23). Fuente: Intramed

Fibromialgia y problemas intestinales

Muchos pacientes que sufren de fibromialgia tienen problemas intestinales, como náuseas, vómitos y dolor abdominal. La dieta baja en FODMAP puede aliviar los síntomas de fibromialgia al mejorar el ambiente de los intestinos, también conocida como la microbiota intestinal.

Vitamina D y Magnesio

En cuanto a los suplementos, existe cierta evidencia de que la deficiencia de vitamina D o magnesio es común en quienes padecen fibromialgia. Puede pedirle a su médico que analice sus niveles en sangre para ver si necesita un suplemento. La suplementación con estos nutrientes es útil solo si hay una deficiencia (3). Consecuencia de excesos de vitamina D y exceso de magnesio

Suplementos o remedios naturales

Se han estudiado otros remedios naturales para ver si tienen un beneficio para los pacientes con FM. Estos remedios incluyen soja, Sam-e y creatina. Sin embargo, no hay evidencia suficiente para determinar si estos productos son útiles (4).

Consecuencias de excesos de suplementos

Se necesita el desarrollo de estudios bien diseñados para determinar los efectos de la intervención nutricional en pacientes con Fibromialgia. Hasta entonces no tendremos un camino claro para avanzar con la terapia nutricional. Consulte a su médico si cree que puede tener fibromialgia. Nunca se autodiagnostique.

El azúcar, el gluten y la carne

Los grupos de alimentos NUNCA se deben de abandonar sin supervisión médica. Consecuencias de:

¿Llevas una alimentación desequilibrada? ¿Quieres mejorar tus hábitos saludables? Expertos en fibromialgia, dietetica y nutrición te dan pautas saludables. Alimentación en Fibromialgia

Anteriores estudios muestran si evitar ciertos alimentos mejoran. ¿Evitar alimentos es la solución?

Referencias

1. What is Fibromyalgia? (Oct 11, 2017) Retrieved from https://www.cdc.gov/arthritis/basics/fibromyalgia.htm

2. Silva, A.R., et al. (2019) Dietary interventions in fibromyalgia: a systematic review, Annals of Medicine, 51:sup1, 2-14, DOI: 10.1080/07853890.2018.1564360

3-4 Fibromyalgia: In Depth (May 2016) Retrieved from https://www.nccih.nih.gov/health/fibromyalgia-in-depth

4/5 (1)

Valora esta información

terapias psicológicas para aliviar el sufrimiento del dolor de espalda

Como manejar el dolor crónico de espalda con la ayuda de la psicología

Quien vive con dolor crónico de espalda, sabe lo miserable y ruin que puede llegar a ser. El dolor implacable es agotador y no afecta solo al cuerpo, también a la mente y a el espíritu.

El dolor de espalda, obviamente, ocurre en el cuerpo, pero la mente y las emociones pueden llegar a jugar un papel importante en la forma en que se experimenta el dolor. El neurocirujano y especialista en columna vertebral, el Dr. Jack Stern, habló sobre la psicología del dolor de espalda en mi reciente intervención con él en podcast Think Act Be. Hizo hincapié en la distinción entre la dureza de dolor y la propia percepción del dolor.

Sensación vs. Percepción

«Se produce una sensación en tu cuerpo: te pellizco y lo sientes», explicó Stern. Pero la percepción del dolor es más complicada que la simple experiencia sensorial del pellizco u otro estímulo. «La percepción ocurre en su cerebro», continuó Stern, y, a la vez, incorpora una amplia gama de experiencias: nombramos algunas como, respuestas emocionales, recuerdos, ansiedad sobre el dolor futuro y el significado que le damos al estímulo . Por ejemplo, podemos percibir el dolor del de un pellizco físico de manera muy diferente si se vive de forma juguetona o cruel.

Miedo futuro al dolor

El miedo futuro al dolor puede llegar a tener un efecto especialmente poderoso en la realidad actual, en el presente de la percepción del dolor, según el psiquiatra Dr. Stuart Eisendrath. «Si te cuentas la historia de que va a seguir para siempre», dijo, o «durará indefinidamente, o se volverá más doloroso con el tiempo» realmente estás dibujando una historia negativa sobre lo que vas a experimentar». Esa historia puede amplificar la percepción propia del dolor, ya que se siente no solo el dolor actual sino toda la enormidad del dolor en el futuro.

Dolor, estrés y trauma

El estrés también puede jugar un papel importante en el propio dolor. «El estrés es universal, pero cada uno de nosotros exhibe el estrés en diferentes lugares del cuerpo», dijo Stern. «Vives el estrés emocional y se traduce físicamente en dolor».

Si el dolor de espalda tiende a empeorar en momentos de mucho trabajo, como las vacaciones de invierno, es probable que el estrés sea un factor importante. El peor dolor de espalda que he experimentado ocurrió durante un período especialmente estresante de mi vida cuando estaba lidiando con una enfermedad crónica, un conflicto familiar y los deberes como hacer de albacea de un pariente que había muerto.

Stern también señala que los traumas pasados ​​pueden afectar de forma significativa nuestra experiencia de dolor. Por ejemplo, ubicaciones específicas de «dolor crónico puede ser una manifestación de un abuso pasado», dijo. «Ahí es donde la terapia cognitivo-conductual [TCC] u otras modalidades de tratamiento psicológico son efectivas para reconocer ‘lo que está sucediendo’ y tal vez lidiar con el trauma original», dijo Stern, «y lidiar con el dolor resultante de ese trauma. «

Mindfulness y terapia cognitiva conductual (TCC) para el dolor de espalda

Terapia cognitiva conductual

El dolor se manifiesta de forma física, pero no es solo una experiencia física. Los pensamientos y las emociones pueden perpetuar el dolor, intensificarlo o disminuirlo. «La terapia cognitiva conductual en particular ha sido bastante efectiva para ayudar a controlar el dolor de espalda», dijo Stern, dado el enfoque explícito que trata los pensamientos y comportamientos que contribuyen en el dolor. La Sociedad de Psicología Clínica, una división de la Asociación Americana de Psicología, ha denominado a la terapia cognitiva conductual como un tratamiento basado en la evidencia para el dolor lumbar crónico.

Mindfulness

La conciencia plena o mindfulness también puede ser un recurso efectivo para disminuir el impacto en el dolor de espalda, especialmente tratando el miedo al dolor futuro. «Cuanto te preocupa» ¿podré soportarlo? «O» ¿Esto continuará para siempre? «. Estás hablando sobre el futuro», dijo Eisendrath. Al entrar en el presente, puede ayudar a dejar de lado la ansiedad anticipatoria del futuro. «No tienes que preocuparte por el futuro», dijo. Céntrate «¿Puedes soportarlo en este momento?»

«Si miras lo que está sucediendo en este momento, realmente es que lo estás soportando», continua Eisendrath. «Y eso es realmente todo lo que tienes que hacer». Esa comprensión puede cambiar drásticamente la relación con el dolor, ya que no hay una ninguna razón para esperar que no podrás soportar el dolor si lo estás soportando ahora. «Si puedes dejar de lado esas vivencias anticipatorias y solo enfocarte en el dolor que está presente en este momento», dice Eisendrath, «te libera de esa historia y reduce la resistencia al dolor».

No oponer resistencia significa menos sufrimiento

«Todavía estás cerca, todavía estás consciente y estás concentrado en ese momento presente», dice Eisendrath. Y el dolor disminuye «porque no cuentas la historia negativa del futuro.Te centras en el momento presente «.

¿Está el dolor de espalda en tu cabeza?

Entonces ¿El dolor realmente está «en tu cabeza», o por ser más precisos, en tu cerebro? Eso no significa que lo estés imaginando. El dolor de espalda es bastante real, independientemente de su origen. Incluso es posible percibir dolor en una extremidad que ha sido amputada, como en el síndrome del miembro fantasma. Si bien una extremidad inexistente no puede enviar señales de dolor, la experiencia del dolor es real y puede ser insoportable.

Stern cita una investigación donde se observa que partes del cerebro se encoge en los pacientes con dolor crónico y se regeneran cuando se resuelve el dolor.

Como recoge en su excelente libro Ending Back Pain, «La clave es recordar que incluso si su dolor es causado por su mente, no significa que no sea real ni doloroso. Simplemente significa que tienes que cambiar algo en tu mente, no solo en tu espalda «.

¿Por donde empezar?

Estas técnicas simples se encuentran entre las que Stern recomienda para controlar el estrés y abordar las dimensiones psicológicas del dolor crónico de espalda:

Mantenga contacto con amigos.

Las relaciones amorosas son estimulantes del estado de ánimo y reducen el estrés. Tenga cuidado de no aislarse incluso si la actividad física se ve interferida por el dolor. Encuentre maneras de estar con personas con cuya compañía disfrutas.
Busque el tacto, el contacto. El contacto cuidadoso con otro ser humano activa el sistema nervioso parasimpático, que apaga la respuesta al estrés de lucha o huida. El masaje puede ser útil, o incluso un abrazo cálido.

Respire con fluidez

Siéntese cómodamente en un lugar tranquilo. Cierre los ojos y respire suavemente mientras cuentas hasta tres, y exhale mientras cuentas hasta seis. A medida que inhale, sienta la fuerza en su abdomen que atrae el aire hacia sus pulmones. Sea consciente de cómo la respiración potencia la conexión con la vida y se irradia a través de tu cuerpo hasta los manos y pies. Continúe esta práctica durante tres a cinco minutos. (Adaptado del libro, The CBT Deck).

Evite pensar en el futuro.

La ansiedad producida por el dolor a menudo desencadena pensamientos e imágenes aterradoras sobre el dolor futuro, y puede parecer que estos temores se harán realidad. Cuando note que está anticipando el desastre, llámalo como es realmente: «Es una fantasía». Respira y respira lentamente, sonríe y vuelve a la realidad. (Adaptado del libro, The CBT Deck for Anxiety, Rumination, and Worry).

Cuidar la catastrofización.

Vivir continuamente preocupado por el dolor, hace que el dolor empeore cada vez más y arruine por completo su vida. Observe la historia que su mente está creando. ¿Hay alguna razón para creer que será tan malo como temes? (Adaptado de The CBT Deck).

Autor Seth Gillihan Profesor y psicólogo (acceso a curriculum)

Referencias

Gillihan, S. J. (2019). The CBT Deck. Eau Claire, WI: PESI.

Gillihan, S. J. (in press). The CBT Deck for Anxiety, Rumination, & Worry. Eau Claire, WI: PESI.

Stern, J. (2014). Ending Back Pain: 5 Powerful Steps to Diagnose, Understand, and Treat Your Ailing Back. New York: Avery.

4.5/5 (4)

Valora esta información

frida y el dolor

El arte de Frida Kahlo muestra a una mujer con muchos paralelismos con el dolor que sufren las personas con fibromialgia más severas. En la época de Frida Kahlo no existía la enfermedad, sin embargo las mujeres de hoy con fibromialgia encuentran en la pasión de su arte inspiración.

Enfermedad mental y creatividad

Las personas con profesiones creativas son tratadas con mayor frecuencia por problemas de salud mental que la población en general.
Frida Kahlo, artista que dejó su huella a principios del siglo XX en México, parece una mujer muy alejada de los desafíos de vivir hoy con fibromialgia en los Estados Unidos. Algunos expertos creen que podría haber sufrido síntomas de fibromialgia, entre ellos el dolor y la fatiga. De hecho, sus autorretratos se muestra rodeada de alambre de púas, demasiado familiares para las personas diagnosticadas de fibromialgia.

¿Tuvo Frida Kahlo fibromialgia?

«No existía el diagnóstico de fibromialgia en ese momento», apunta Michelle Graas, gerente de estudio del Centro Frida para la Fibromialgia en Portland, Oregón. En el se combinan terapias de fibromialgia con el desarrollo de la expresión escrita y visual. Graas, a quien le diagnosticaron fibromialgia, dice que «sabemos que al principio de su vida tuvo un accidente».

Los traumas, físicos como los accidentes automovilísticos o psiquicos como el abuso sexual, parecen tener correlación con el diagnóstico de fibromialgia. El tema del dolor crónico de Kahlo recorre su arte, a menudo representa su propio cuerpo atado, roto o cubierto de uñas, y también lo tiene presente y narra en sus diarios.

Las personas con fibromialgia pueden tener 11 o más «puntos sensibles» en sus cuerpos, lugares donde el dolor es más intenso. El trabajo de Kahlo tiene paralelismos con estos puntos» y «La gente que observa sus pinturas, sentirá el reconocimiento, una validación del dolor», -dice Graas. Pero debido a que no había un diagnóstico oficial en ese momento, es difícil saber con certeza qué le ocurría realmente a la pintora.

Frida Kahlo y su obra

«Los temas de sus pinturas dejan claro que el dolor físico y emocional estaba en su mente, pero esto también la inspiraron a pintar y pueden que usara la exageración para conseguir un efecto más dramático», dice Maya Stanfield-Mazzi, Doctora y profesora asistente de historia del arte en la Escuela de Arte e Historia del Arte de la Universidad de Florida en Gainesville. Al igual que algunos expertos creen en la posibilidad de que Kahlo tuviera fibromialgia, dice Stanfield-Mazzi, algunos argumentan que el dolor de Kahlo se debió exclusivamente a su accidente y a las cirugías posteriores, otros plantean la posibilidad que sufriera dolor crónico de espalda.

Kahlo inspiración en el dolor

Aunque Kahlo no tuviera un diagnóstico confirmado de fibromialgia, su vida y obra puede servir de inspiración a las mujeres modernas (y los hombres) que viven con fibromialgia.

Tenacidad.

Hubo días en que Kahlo vivía con demasiado dolor y estaba confinada en su cama, a pesar de ello pintaba «Suspendió un lienzo sobre su cama», explica Graas.

Pasión.

El dolor y la fatiga de la fibromialgia pueden llegar a dominar su vida y excluir todo lo que le interese.

Kahlo estaba comprometida con su arte a pesar de su dolor, esta inspiración sirve a cualquiera que quiera alejarse de su enfermedad.

Comunidad.

Las personas con fibromialgia pueden sentirse aisladas e incomprendidas (al igual que los artistas brillantes). Kahlo también luchó intensamente con la sensación de que no encajaba. Pero al mismo tiempo, construyó una fuerte comunidad de amigos y seguidores que creían en ella y en su trabajo.

Esperanza y consuelo.

«Creo que la gente encuentra mucha esperanza y consuelo tanto en su trabajo como en sus escritos», observa Graas. Las ofertas de arte, escritura y actividad física del Centro Frida se diseñaron teniendo esto en cuenta. Los participantes reciben un botón con la imagen de Kahlo como símbolo de su compromiso con la comunidad del centro y de su esperanza de vivir una vida más vibrante a pesar del dolor.

Enciende tu propia creatividad

Implicarse en el arte o la música o participar en proyectos creativos es beneficioso para las personas que viven con dolor crónico, dice Heather Stuckey, profesora asistente afiliada de la Facultad de Ciencias del Comportamiento y Educación de Penn State Harrisburg, cuyo trabajo se basa en el valor de la experiencia artística en el manejo del dolor.

En sus publicaciones en el American Journal of Public Health concluye que: «Para las personas que se enfrentan a enfermedades crónicas, la expresión creativa puede ser una fuente de esperanza en una rutina interminable de autogestión del dolor».

De hecho, muchos de los participantes del estudio del Centro Frida se enorgullecen de sus obras de arte y sienten una sensación de plenitud, que de otro modo estarían ausentes en el desafío diario consecuencia de vivir con fibromialgia.

«Incluso si una persona no puede pintar, fabricar o hacer girar una rueda de cerámica, siempre existe una forma de crear en cada uno de nosotros», dice Stuckey. Otras actividades creativas que se pueden probar son jardinería, cocina o el baile en sus múltiples modalidades.

Incluso sin tener Kahlo el diagnóstico confirmado de fibromialgia, las mujeres (y los hombres) en la actualidad que viven con fibromialgia pueden aprender mucho de la tempestuosa vida y del trabajo de la artista,

«El compromiso con nuestra fuerza creativa tiene el potencial de aliviar el dolor físico, emocional y espiritual», dice, y agrega que el trabajo creativo reduce los niveles de dolor, el estrés, la ansiedad y los tiempos de permanencia en el hospital.

5/5 (10)

Valora esta información

tratamiento fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico que se manifiesta con dificultad de concentración , fatiga generalizada, dolor de cabeza, cambios de humor, dolor, interrupciones del sueño y sensibilidad al dolor.

Los pacientes también pueden tener ansiedad, depresión, deterioro funcional de las actividades diarias y otros síntomas inexplicables. La angustia emocional, los trastornos endocrinos, la activación inmune y el trauma físico tienen el potencial de desencadenar la fibromialgia. Las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia que los hombres, y la fibromialgia generalmente se presenta en pacientes de mediana edad o jóvenes. Su prevalencia en los Estados Unidos se ha estimado en alrededor del 2%, pero los expertos en la enfermedad indican que esta cifra probablemente sea más alta.

Causas de la fibromialgia

Aunque se desconocen las causas exactas de la fibromialgia, los expertos sospechan una combinación de factores ambientales y genéticos.

Los investigadores indican que la afección puede emanar de 2 mecanismos que afectan el sistema nervioso central (SNC): hiperreactividad del SNC y una capacidad disminuida de la modulación del dolor en el SNC, probablemente asociada con una disminución de la actividad de las vías serotoninérgicas / noradrenérgicas.

Los pacientes con fibromialgia pueden tener niveles más bajos de líquido cefalorraquídeo de metabolitos de noradrenalina y niveles más bajos de ácido ácido 5-hidroxiindolacético , serotonina sérica y triptófano que las personas que no tienen fibromialgia.

También pueden tener niveles más altos de factor de crecimiento nervioso, neurotransmisores pronociceptivos (detección del dolor) y sustancia P. Además, los pacientes tienden a tener fibras nerviosas pequeñas funcionalmente deterioradas y de menor densidad.

Los investigadores también están a la búsqueda de otras posibles causas o factores que contribuyan al desarrollo de la enfermedad; como la arquitectura del sueño, el funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo, la neurotransmisión dopaminérgica disfuncional, los polimorfismos del gen catecol-O-metiltransferasa y los cambios del eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal.

Los factores psicológicos y físicos también parecen afectar la presentación de fibromialgia de cada paciente.

Estrategias claves en el tratamiento

Una estrategia principal en el tratamiento de la fibromialgia es utilizar intervenciones para limitar la entrada periférica que aumenta la alodinia, la hiperalgesia y el dolor. Además, es importante abordar las fuentes de dolor comórbido. Como los pacientes a menudo no pueden tolerar las dosis recomendadas, se debe aplicar el principio de «comenzar bajo, ir lento».

¿El tratamiento de la depresión cura la fibromialgia?

Muchos pacientes con fibromialgia experimentan además depresión. El tratamiento de la depresión no cura la fibromialgia, pero puede mejorar el sueño de los pacientes y reducir el dolor. La FDA ha aprobado 3 medicamentos específicamente para la fibromialgia: los antidepresivos duloxetina y milnacipran para aliviar la fatiga, el dolor y los problemas del sueño, y la pregabalina para mejorar el sueño y reducir dolor.

Los médicos a menudo emplean gabapentina y pregabalina para mejorar la calidad de vida , se centran en mejorar el sueño y tratar el dolor crónico.

Aunque los antidepresivos tricíclicos han dejado de usarse en muchas enfermedades, la amitriptilina sigue siendo un complemento útil en la fibromialgia, especialmente en combinación con fluoxetina o pregabalina, más duloxetina. Dosis bajas de amitriptilina, ciclobenzaprina y pregabalina, administradas antes de acostarse, también se usan para tratar los trastornos del sueño. Las guías también recomiendan el tramadol (a dosis bajas), administrado solo o junto con acetaminofén, ya que los estudios indican que reduce el dolor en un 30% .

Investigaciones centradas en la búsqueda de mejores opciones en el tratamiento

Desafortunadamente, muchos pacientes son intolerantes o no responden a estos medicamentos, lo que indica que el tratamiento causan mucha insatisfacción. Los investigadores están investigando IMC-1, que es una combinación de dosis fija de famciclovir, un análogo de nucleósido antiviral, y celecoxib, un inhibidor de COX-2 con actividad antiviral única.

FDa aprueba nuevos fármacos

La FDA otorgó a este producto una designación de vía rápida basada en los resultados del estudio de fase . La teoría detrás de esta combinación es que los virus del herpes parecen regular al alza las enzimas COX-2, y muchos pacientes con fibromialgia pueden ser incapaces de suprimir el virus adecuadamente. Otros agentes en estudio incluyen neurotrofinas, estabilizadores de mastocitos y mirogabalina, un primo más específico de gabapentina o pregabalina.

El tratamiento de la fibromialgia, además del farmacológico debe estar basado en la terapia cognitivo conductual y el ejercicio físico

Los pacientes con fibromialgia a menudo reciben analgésicos opioides potentes administrados por médicos que no tienen experiencia en el tratamiento de esta enfermedad. Los opioides tienen una eficacia limitada en la mayoría de estos pacientes y generalmente no se recomiendan, excepto para aquellos con alodinia severa que no responden a otros enfoques.

Si los pacientes toman altas dosis de opioides, los médicos deben retirar gradualmente los opioides bajo estrecha supervisión médica.

Como ayudar al paciente de fibromialgia

Se deben proporcionar instrucciones escritas comprensibles que describan los medicamentos y los horarios, es la mejor manera para poder garantizar el cumplimiento del tratamiento. Los médicos deben indicar a los pacientes que pregunten sobre los medicamentos o suplementos de venta libre antes de usarlos.

A menudo, los pacientes con este trastorno experimentan síntomas que disminuyen y aumentan, por lo que es importante identificar y evitar los desencadenantes. Una intervención clave es ejercitarse moderadamente y estimular la actividad para igualar los niveles de energía.

Además, como es probable que tomen varios, si no muchos, medicamentos, los pacientes necesitarán ayuda para identificar formas de garantizar la adherencia a los medicamentos.

Las claves: autoconocimiento, prueba y error.

Hay muchas opciones disponibles para tratar la fibromialgia, pero ninguna opción la erradica y es efectiva para la constelación de síntomas. El tratamiento es un acto de equilibrio y autoconocimiento. Requiere de un esfuerzo considerable basado en prueba y error.

Recordatorio final importante: evite ansiolíticos, hipnóticos, opioides y relajantes musculares que tengan potencial peligro de abuso o puedan empeorar la disfunción cognitiva y la fatiga.

Jeanette Y. Wick, es subdirectora de la Oficina de Desarrollo Profesional de Farmacia en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Connecticut en Storrs

No todos los pacientes de fibromialgia necesitan el mismo tratamiento: Tratamiento según los grados de severidad

Créditos foto: Christopher Boswell  Unsplash

  1. Benca RM, Ancoli-Israel S, Moldofsky H. Special considerations in insomnia diagnosis and management: depressed, elderly, and chronic pain populations. J Clin Psychiatry. 2004;65(suppl 8):26-35.
  2. Bigatti SM, Hernandez AM, Cronan TA, Rand KL. Sleep disturbances in fibromyalgia syndrome: relationship to pain and depression. Arthritis Rheum. 2008;59(7):961-967. doi: 10.1002/art.23828.
  3. Moldofsky H. The significance, assessment, and management of nonrestorative sleep in fibromyalgia syndrome. CNS Spectr. 2008;13(suppl 5):22-26.
  4. López-Pousa S, Garre-Olmo J, de Gracia M, Ribot J, Calvó-Perxas L, Vilalta-Franch J. Development of a multidimensional measure of fibromyalgia symptomatology: the comprehensive rating scale for fibromyalgia symptomatology [published online February 4, 2013]. J Psychosom Res. 2013;74(5):384-392. doi: 10.1016/j.jpsychores.2012.12.018.
  5. Yarnitsky D. Conditioned pain modulation (the diffuse noxious inhibitory control-like effect): its relevance for acute and chronic pain states. Curr Opin Anaesthesiol. 2010;23(5):611-615. doi: 10.1097/ACO.0b013e32833c348b.
  6. Katz RS, Wolfe F, Michaud K. Fibromyalgia diagnosis: a comparison of clinical, survey, and American College of Rheumatology criteria. Arthritis Rheum. 2006;54(1):169-176.
  7. Häuser W, Ablin J, Fitzcharles MA, et al. Fibromyalgia. Nat Rev Dis Primers. 2015;1:15022. doi: 10.1038/nrdp.2015.22.
  8. Üçeyler N, Zeller D, Kahn AK,  et al. Small fibre pathology in patients with fibromyalgia syndrome [published online March 9, 2013]. Brain. 2013;136(Pt 6):1857-1867. doi: 10.1093/brain/awt053.
  9. Staud R. Peripheral pain mechanisms in chronic widespread pain. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2011;25(2):155-164. doi: 10.1016/j.berh.2010.01.010.
  10. Macfarlane GJ, Kronisch C, Atzeni F, et al. EULAR recommendations for management of fibromyalgia [published online May 5, 2017]. Ann Rheum Dis. 2017;76(12):e54. doi: 10.1136/annrheumdis-2017-211587. 
  11. Macfarlane GJ, Kronisch C, Dean LE, et al. EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia [published online July 4, 2016]. Ann Rheum Dis. 2017;76(2):318-328. doi: 10.1136/annrheumdis-2016-209724. 
  12. Calandre EP, Hidalgo J, Rico-Villademoros F. Use of ziprasidone in patients with fibromyalgia: a case series. Rheumatol Int. 2007;27(5):473-476.
  13. Atzeni F, Gerardi MC, Masala IF, Alciati A, Batticciotto A, Sarzi-Puttini P. An update on emerging drugs for fibromyalgia treatment [published online December 19, 2017]. Exp Opin Emerg Drugs. 2017;22(4):357-367. doi: 10.1080/14728214.2017.1418323.
  14. Häuser W, Bernardy K, Üçeyler N, Sommer C. Treatment of fibromyalgia syndrome with antidepressants: a meta-analysis. JAMA. 2009;301(2):198-209. doi: 10.1001/jama.2008.944.
  15. FDA. Living with fibromyalgia, drugs approved to manage pain. FDA website. fda.gov/consumers/consumer-updates/living-fibromyalgia-drugs-approved-manage-pain. Updated January 31, 2014. Accessed February 19, 2020.
  16. Pridgen WL, Duffy C, Gendreau JF, Gendreau RM. A famciclovir + celecoxib combination treatment is safe and efficacious in the treatment of fibromyalgia. J Pain Res. 2017;10:451-460. doi: 10.2147/JPR.S127288. 
  17. Eslava-Kim L. Combo tx fast tracked for fibromyalgia. MPR. January 29, 2016. empr.com/home/news/drugs-in-the-pipeline/combo-tx-fast-tracked-for-fibromyalgia/. Accessed February 19, 2020.
  18. Littlejohn GO, Guymer EK, Ngian GS. Is there a role for opioids in the treatment of fibromyalgia [published online June 14, 2016]? Pain Manag. 2016;6(4):347-355. doi: 10.2217/pmt-2016-0012. 
  19. Goldenberg DL. Multidisciplinary modalities in the treatment of fibromyalgia. J Clin Psychiatry. 2008;69(suppl 2):30-34.
Valora la información

Valora esta información