,

Alimentación en Fibromialgia la dieta 4.67/5 (24)

La alimentación en fibromialgia la dieta nace de “Allá donde se crea una demanda nace un nuevo nicho de mercado”. ¿Qué dice la reumatología sobre las dietas?

El papel de la Alimentación en Fibromialgia

La necesidad de encontrar una explicación a la enfermedad, en los últimos años y convertirse el enfermo en un activo principal de su propia curación ha hecho que la demanda en alza sea la alimentación en fibromialgia, lo que lo convierte en papel activo ejerciendo control sobre su propia enfermedad: esto lo demuestra el auge de nutricionistas que ofrecen información y dietas para el control de la enfermedad cuando la enfermedad no está medicamente justificada por el origen de la dieta.

Una mala alimentación debido a todo proceso de dolor crónico por inapetencia puede empeorar el estado de la enfermedad por lo que es primordial para no añadir más síntomas. El control de los síntomas mediante una dieta no es algo que hoy por hoy este justificado.

El hecho de que enfermos mejoren a través de dietas puede ser debido a una mala nutrición anterior o a un equivoco en el diagnóstico de la enfermedad, o una enfermedad paralela a la preexistente pero no a un efecto curativo de la dieta sobre la fibromialgia.

Dr. Ferrán sobre la alimentación en Fibromialgia la dieta:

“La Fibromialgia es una enfermedad debida a activaciones anómalas de neuromediadores que producen una percepción exagerada del dolor. Ni los suplementos de minerales ni la homeopatía, ni la dieta han demostrado un beneficio específico, aunque se recomienda una dieta sana, equilibrada, lo más restrictiva posible en aditivos y a ser posible, procedente de agricultura ecológica, pero no solo en esta enfermedad, sino como consejo general.” Dr. Ferrán, reumatólogo 28/01/2007

alimentación en fibromialgia la dieta

alimentación en fibromialgia la dieta

¿Quieres conocer más sobre lo que dicen los expertos?

ALIMENTANDO LA INCERTIDUMBRE: EL PAPEL DE LA DIETA EN  LA FIBROMIALGIA

Beatriz Tosal Herrero
Universidad Miguel Hernández
San Juan de Alicante
Departamento de Salud Pública, Historia de la Ciencia y Ginecología
Campus de Sant Joan
Ctra/Nacional N-332 s/n, Sant Joan, CP. 03550, Alicante, España
btosal@umh.es

Resumen:

La dieta se ha convertido en una expresión de la autoridad médica sobre la forma correcta de actuar en diversas enfermedades.

Sin embargo, en la fibromialgia, la dieta tiene un papel periférico desde la perspectiva médica, a pesar de que, para los afectados, resulta central para el control de los síntomas. En este texto analizaremos de qué forma utilizan los enfermos el seguimiento de diversas pautas dietéticas para reducir la incertidumbre sobre la enfermedad y migrar hacia otro diagnóstico.

…. la proliferación de discursos expertos en torno a la dieta en el caso de la fibromialgia puede ser visto como una estrategia de expansión profesional de una especialidad emergente, la nutrición,que busca hueco en el tratamiento del síndrome utilizando un discurso que compite con el «oficial» propuesto por la reumatología.

Por ello, el diagnóstico de fibromialgia sume al enfermo en la incertidumbre.

Esta situación genera la búsqueda de una explicación para sus síntomas y una solución para sus problemas fuera del ámbito de la reumatología, en la que la dieta tendrá un papel relevante por diversos motivos. Por un lado, porque el itinerario terapéutico posterior al diagnóstico incluye a otros profesionales o expertos, muchos de los cuales incluyen entre sus terapias la dieta.

Por otro, porque la información que circula entre los pacientes y la que se obtiene a través de las asociaciones de enfermos2 se centra, en muchos casos, en los consejos dietéticos, y estimula también la aparición de explicaciones sobre el lugar que ocupa la alimentación en la fibromialgia.
Todos estos discursos, que parten de profesionales y otros expertos,tienen repercusión en la percepción por parte de los enfermos de sus síntomas, ya que, en la base de los mismos, se encuentran elementos consolidados por la propia medicina en su divulgación sobre la composición de la dieta considerada sana y en la relación existente entre dieta y enfermedad.

Así, abonan el terreno para el surgimiento e identificación con este tipo de hipótesis.

… Se reconoce que no existe una dieta específica para la fibromialgia.

Esta situación se justifica, o bien a través de su relación con otros procesos reumáticos para los que no hay explicación, o bien con la reciente aparición del síndrome. No fue hasta hace poco, en el 1992, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la reconoció como patología. Es por esto que hay pocos estudios científicos que estudien sus causas y tratamiento y por lo tanto, elaborar una guía dietética es verdaderamente difícil.8

Por ello, las recomendaciones se elaboran a través de la inferencia de lo que ocurre en otras enfermedades y los efectos de la alimentación en ellas. Aunque en la mayoría de los casos no se hace mención específica a la fisiopatología del proceso, ni a si esos procesos ocurren en el caso de la fibromialgia.

Los enfermos de fibromialgia deben aportar una ingesta suficiente de calcio a través de la alimentación e incluso a través de suplementos, ya que una baja concentración de este en sangre es responsable de la aparición de espasmos musculares.

El magnesio interviene en el proceso de la contracción muscular y su carencia provoca estremecimientos musculares y calambres, además de apatía y debilidad.

Además, se deja entrever que, en la fibromialgia, existen determinados procesos fisiopatológicos subyacentes, algunos de los cuales entran en conflicto con la propia definición del cuadro desde la reumatología.
Dentro de esta situación encontramos, por ejemplo, como hipótesis etiológicas, la inflamación muscular, la reacción inmune o la acidosis.
Sí deseas más información sobre el tema de la alimentación en fibromialgia los nutricionistas y el auge de en la enfermedad y como desgranar los principales movimientos en este sentido lo podrás leer en Alimentación, salud y cultura: encuentros interdisciplinares pág. 164-185

Sí el dolor crónico te ha llevado a una mala alimentación, falta de apetito y has descuidado tu alimentación, doctoras expertas en fibromialgia te ayudan a llevar una dieta correcta para estados carenciales sufridos por el dolor, puedes consultarlo en dieta en Fibromialgia

Redactado por Fibromialgianoticias.com

Print Friendly, PDF & Email

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.