Analgesia inducida por música en fibromialgia

La neuroimagen en pacientes con dolor centralizado revela pistas cómo la música y la respuesta musical pueden proporcionar alivio en el dolor.
La música puede ser algo más de lo que algunos llaman la puerta de la entrada al alma: las investigaciones continúan mostrando que puede ofrecer muchos beneficios terapéuticos. En el manejo del dolor, la investigación ha demostrado cómo escuchar música puede aliviar una variedad de afecciones del dolor, lo que se denomina analgesia inducida por música .

Entre los pacientes con osteoartritis crónica, los que escucharon música todos los días durante dos semanas informaron menos dolor.1 Un grupo de mujeres embarazadas que escucharon música durante el momento del parto, en comparación con aquellas que no lo hicieron, informaron menos dolor y necesitaron menos analgesia posparto.2 En La revisión sistemática de 2015 de más de 70 ensayos clínicos aleatorizados sobre recuperación postoperatoria encontró que la música reduce el dolor y el uso de analgesia.

Investigación analgesia inducida por música en dolor crónico

El Dr. Eduardo Garza-Villarreal ha dirigido desde entonces otra revisión centrada en analgesia inducida por música en dolor crónico. El profesor asistente dentro del Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Querétaro, el Dr. Garza-Villarreal observó que la música redujo los síntomas depresivos junto con el dolor crónico. Los estudios en los que los participantes eligieron la música (a diferencia de los investigadores) también arrojaron mayores efectos de analgesia inducida por música, es importante el resultado ya que respalda la evidencia de que hay una respuesta emocional positiva a la música.5

Ante los hallazgos positivos investigaciones basadas en fibromialgia

Ante estos hallazgos, el equipo del Dr. Garza-Villarreal decidió examinar el efecto analgésico de la música sobre la condición central del dolor, la fibromialgia. Señaló que los pacientes con fibromialgia tienden a ser depresivos y experimentan más dolor emocional. “La gente comienza a sentir dolor sin razón, todo el tiempo; todo duele; Moverse duele. Y parece ser que su sensibilidad es más alta de lo normal ”, dijo. No existe una cura o un gran tratamiento para la enfermedad, y es nueve veces más común entre las mujeres.

Los investigadores estudiaron si escuchar música agradable podría cambiar la conectividad cerebral de diferentes maneras entre los pacientes con fibromialgia en comparación con las personas sanas.

Analgesia inducida por música en fibromialgia

Poniendo el foco en la fibromialgia, el Dr. Garza-Villarreal y sus colegas habían publicado previamente el primer estudio de neuroimagen de analgesia inducida por música.7 Usando imágenes por resonancia mágnetica funcional, encontraron que el alivio del dolor se correlacionaba con un aumento de la actividad neuronal dentro del giro angular izquierdo. Pero este estudio no incluyó un grupo de control, lo que limita la capacidad del equipo para comparar los circuitos cerebrales entre personas con fibromialgia y grupos de personas sanas.

Lo que no quedó se pudo determinar fue si escuchar música puede cambiar de diferente manera la conectividad cerebral entre los pacientes con fibromialgia comparando con personas sanas.

Para llevar esta investigación más allá, el equipo del Dr. Garza-Villarreal reclutó a 20 mujeres con fibromialgia (de 22 a 70 años) junto con 20 mujeres sanas (de 21 a 70 años) como grupo de control de la misma edad.8 Cada participante presentó una lista de canciones que les parecieron agradables.

Luego, los investigadores seleccionaron canciones de cada lista con tempos de menos de 120 latidos por minuto. Como control auditivo, el equipo comparó la exposición a 5 minutos de música agradable con 5 minutos de ruido rosa, que es similar al ruido blanco en el sentido de que contiene todas las frecuencias audibles para los humanos; solo con el ruido rosa, las frecuencias más bajas son más altas. equilibró cuál de los dos estímulos auditivos escuchó primero cada participante. Antes y después de la exposición a ambos estímulos auditivos, cada participante se sometió a una exploración de imagen de resonancia magnética en estado de reposo de 5 minutos e informar la intensidad del dolor en una escala de 0 a 10.

Desarrollo de la investigación

El equipo planteó la hipótesis de que las imágenes de resonancia magnética funcional del grupo de fibromialgia revelarían diferencias en el sistema modulador del dolor descendente antes y después del tratamiento musical. «El sistema modulador del dolor descendente ha sido descrito como el sistema para la modulación del dolor en términos de entrada en el cerebro y cómo el cerebro percibe el dolor», explicó el Dr. Garza-Villarreal. Investigaciones anteriores han implicado el sistema modulador del dolor descendente en la hipersensibilidad al dolor que tipifica la fibromialgia.

Regiones cerebrales involucradas en el dolor

Más allá de las regiones cerebrales asociadas con el sistema modulador del dolor descendente , los investigadores también estaban interesados ​​en la red en modo predeterminado (DMN). El DMN incluye el giro angular izquierdo y otras regiones del cerebro no relacionadas con el dolor que, en cambio, están involucradas con el pensamiento autobiográfico y la deambulación mental. La DMN está compuesta principalmente por la corteza prefrontal medial (MPFC) y la corteza cingulada posterior (PCC), ambas ubicadas a lo largo de la línea media del cerebro, junto con las regiones parietal inferior y temporal media. 

Conectividad cerebral

Si bien el Dr. Garza-Villarreal no sospechaba que la conectividad de esta red respondería a la música tanto como lo haría la conectividad DPMS, otra investigación ha demostrado una actividad alterada dentro de esta red en la fibromialgia.10

Al inicio del estudio, entre las 34 regiones del cerebro seleccionadas por el equipo, encontraron que la conectividad entre los pacientes con fibromialgia se incrementó en gran medida en comparación con las personas sanas. Sin embargo, después de escuchar música, la conectividad entre muchas regiones disminuyó para los pacientes con fibromialgia.

La exposición a la música tuvo el efecto contrario en individuos sanos; Las imágenes de resonancia magnética funcional revelaron un aumento en la conectividad para ellos. Y, como se esperaba, el ruido rosa no tuvo ningún efecto ni en los pacientes con fibromialgia ni en los participantes sanos.

Conexiones alteradas en pacientes con dolor centralizado

Curiosamente, la música alteró la conectividad dentro de las regiones de la DMN y no solo del DPMS. «No sabemos si la DMN realmente está induciendo esta reducción del dolor o si es al revés». Pero algunas de las áreas relacionadas con el DMN están involucradas en esta analgesia musical ”, dijo el Dr. Garza-Villarreal. Agregó que sospecha que la música puede desconectar a los pacientes de los pensamientos sobre el dolor, reduciendo así la conectividad dentro de la DMN.

Como paso final en el estudio, el equipo comparó lo que observaron en las resonancias magnéticas con los informes más subjetivos de intensidad de dolor. Encontraron una correlación significativa entre los cambios en el dolor autoinformado y los cambios en la conectividad después de escuchar música. Aquellos pacientes con fibromialgia informaron experiencias de alivio del dolor. Y estos correspondien en general a reducciones en la conectividad entre regiones dentro del DPMS y el DMN.

«Hay al menos alguna relación entre lo que sintieron y lo que realmente vemos en la conectividad cerebral, especialmente en áreas que generalmente no están relacionadas con el dolor», dijo el Dr. Garza-Villarreal.

Implicaciones para el tratamiento de la fibromialgia y más allá

El Dr. Garza-Villarreal espera que estos hallazgos de su equipo conduzcan a mejores opciones de tratamiento en fibromialgia. Al establecer qué regiones del cerebro muestran cambios con la música en los pacientes que informan alivio en el dolor. El futuro del estudio destaca objetivos potenciales para nuevas terapias de fibromialgia. Y, dada la evidencia que la música alivia el dolor en una variedad de enfermedades, las personas con fibromialgia y dolor crónico pueden beneficiarse.

El Dr. Stéphane Guétin, que trabaja en el Laboratorio de Psicología Clínica y Psicopatología (EA4056) en la Universidad París Descartes, elogió al Dr. Garza-Villarreal y su equipo. «Envié este estudio al presidente de la Sociedad Francesa del Dolor».

El Dr. Guétin, que no participó en el estudio, realizó una investigación clínica sobre cómo la intervención musical puede ayudar a controlar el dolor crónico en general. Es CEO de Music Care, una compañía cuya aplicación brinda terapia musical a pacientes con dolor en más de 300 hospitales. Sabe que implementar la música como terapia clínica no es fácil, por lo que agradece los datos más objetivos que proporciona este nuevo estudio. «Esto hace cada vez más fuerte la intervención musical en el dolor», dijo el Dr. Guétin.

Los siguientes pasos para el Dr. Garza-Villarreal y su equipo incluyen tratar de determinar en qué parte del cerebro comienza el efecto analgésico. También quieren explorar qué aspectos de la música ofrecen el mayor alivio del dolor. Este esfuerzo puede llevar el conocimiento de la música como medicina a otro nivel.

Futuros objetivos de la analgesia inducida por música

«Una de las cosas principales sobre los pacientes con dolor crónico es que toman muchos medicamentos». «Entonces, si se puede ayudar con música y poder reducir la medicación que deben consumir, esto sería un gran avance para mucha gente»

Analgesia con música en pacientes de cáncer

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (2)

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *