artritis

En las enfermedades autoinmunes el sistema inmunológico su cuerpo ataca por error a las células normales. En la artritis autoinmune, como la artritis reumatoide (AR), el sistema inmunológico ataca el revestimiento de las articulaciones. Esta inflamación no se limita a las articulaciones y puede afectar a otros órganos del cuerpo.

Los síntomas varían mucho de una persona a otra, al igual que la progresión. Si bien no existe cura para esta enfermedad a largo plazo, existen una variedad de tratamientos que le pueden ayudar a mejorar su calidad de vida.

Síntomas de la artritis autoinmune

Los síntomas generalmente comienzan de forma lenta y pueden aparecer y desaparecer. El dolor y la inflamación de las articulaciones afectan a ambos lados del cuerpo por igual y pueden estar marcados por estos signos y síntomas:

  • articulaciones deformadas
  • protuberancias duras de tejido (nódulos) debajo de la piel de los brazos
  • rango de movimiento reducido
  • boca seca
  • dificultad para dormir
  • fatiga
  • pérdida de peso
  • inflamación de los ojos, ojos secos, picazón en los ojos, secreción ocular
  • fiebre
  • anemia
  • dolor de pecho al respirar (pleuresía)

Prevalencia de enfermedades autoinmunes y artritis

Más de 23,5 millones de personas en Estados Unidos están afectadas por una enfermedad autoinmune. Es una de las principales causas de discapacidad y muerte.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aproximadamente 1,5 millones de adultos en los Estados Unidos tienen Artritis reumatoide. Casi 300.000 niños viven con alguna forma de artritis o enfermedad reumática.

Factores de riesgo

Las probabilidades de desarrollar artritis autoinmune pueden verse afectadas por ciertos factores de riesgo. Los factores de riesgo de la AR incluyen:

  • Género: las mujeres desarrollan AR a una tasa más alta que los hombres.
  • Edad: la AR puede desarrollarse a cualquier edad, pero la mayoría de las personas comienzan a notar síntomas entre los 49 y los 60 años.
  • Historial familiar: tiene un mayor riesgo de tener AR si otros miembros de la familia la tienen.
  • Fumar: fumar cigarrillos puede aumentar sus probabilidades de desarrollar AR. Dejar de fumar puede reducir su riesgo.

Diagnóstico

Las enfermedades autoinmunes tienden a compartir síntomas con otras enfermedades, por tanto el diagnóstico puede ser difícil, especialmente en las primeras etapas.

No existe una prueba que pueda diagnosticar específicamente la artritis autoinmune. Por lo tanto, el diagnóstico se basa en los síntomas que informa el paciente, examen clínico y pruebas médicas, que incluyen:

  • prueba del factor reumatoide (RF)
  • prueba de anticuerpos anti-péptido cíclico citrulinado
  • conteo de glóbulos
  • velocidad de sedimentación de eritrocitos y proteína C reactiva
  • radiografía
  • ultrasonido
  • resonancia magnética

Puede ayudar con el diagnóstico dando a su médico su historial médico completo y mantener un registro de los síntomas. No dude en buscar una segunda opinión de un especialista, como un reumatólogo.

Tratamiento

El tratamiento varía según los síntomas y la progresión de la enfermedad. Según el grado de su artritis autoinmune, es posible que necesite atención continua de un reumatólogo.

Medicamentos

Por ejemplo, se pueden recetar ciertos medicamentos, como:

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
  • fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME)
  • corticosteroides
  • agentes biológicos
  • medicamentos inmunosupresores
  • otros biológicos como los inhibidores de TNF-alfa

Fisioterapia

La fisioterapia es otra opción que puede ayudar a reducir el dolor y mejorar la flexibilidad. El fisioterapeuta puede enseñarle la forma correcta de hacer ejercicio. Le puede recomendar dispositivos como bastones, muletas y barras de apoyo para ayudar a realizar las actividades diarias.

Cirugía

En casos graves, es posible que necesite una cirugía para reparar o reemplazar las articulaciones dañadas.

Complicaciones

Las complicaciones de la artritis autoinmune varían. Por ejemplo, las complicaciones de la AR incluyen el síndrome del túnel carpiano, la osteoporosis y la deformidad de las articulaciones.

La AR también puede provocar complicaciones pulmonares como:

  • Daño en el tejido
  • Bronquiolitis obliterante
  • Hipertensión pulmonar
  • Derrames pleurales
  • nódulos
  • Fibrosis pulmonar

Las complicaciones cardíacas de la AR incluyen:

  • endurecimiento de las arterias
  • inflamación del revestimiento externo del corazón (pericarditis)
  • inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis reumatoide)
  • insuficiencia cardíaca congestiva

Cambios en los hábitos de vida

Exceso de peso

El exceso de peso estresa las articulaciones, mantener una dieta saludable y realizar ejercicios suaves son necesarios para mejorar el rango de movimiento. Aplicar frío en las articulaciones ayuda a adormecer el dolor y alivio de la hinchazón, el calor puede aliviar los músculos doloridos.

Estrés

El estrés puede intensificar los síntomas. Pueden resultar útiles las técnicas para reducir el estrés como el tai chi, los ejercicios de respiración profunda y la meditación.

Sueño

Si tiene AR, se necesitan de 8 a 10 horas de sueño por noche. Si eso no es suficiente, intente dormir una siesta durante el día.

Tabaco

También tiene un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y pulmonares, por lo que si fuma, debe considerar dejar de hacerlo.

Pronóstico

Depende de factores como:

  • Salud en general
  • La edad en el momento del diagnóstico
  • La prontitud del tratamiento y la adhesión a el.
  • Tomar decisiones inteligentes sobre el estilo de vida, como dejar de fumar, ejercicio y elegir alimentos saludables.
  • Las personas con AR mejoran su calidad de vida con las nuevas opciones de tratamientos.
Mayo Clinic Staff. (2016).
mayoclinic.org/diseases-conditions/rheumatoid-arthritis/home/ovc-20197388
Rheumatoid arthritis (RA). (2016).
cdc.gov/arthritis/basics/rheumatoid-arthritis.html?CDC_AA_refVal=https%3A%2F%2Fwww.cdc.gov%2Farthritis%2Fbasics%2Frheumatoid.htm
Arthritis-related statistics. (2016).
cdc.gov/arthritis/data_statistics/arthritis-related-stats.htm
Autoimmune diseases fact sheet [Fact sheet]. (2012).
womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/autoimmune-diseases.html
Juvenile idiopathic arthritis. (2016).
kidshealth.org/en/parents/jra.html 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *