azúcar y dolor crónico

El azúcar es uno de los aditivos alimentarios más comunes que no aporta nutrientes, es el responsable del exceso de calorías. Además, comer demasiado azúcar también puede ser la gran consecuencia del aumento de peso y de muchas enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardíacas. La American Heart Association sugiere que las mujeres adultas solo deben consumir 25 g y los hombres 37.5 g de azúcar como máximo por día.

¡Es un número que asusta si se tiene en cuenta que el promedio de adultos en los EE. UU. consumen 90 g de azúcar al día! Para aquellos que pueden sufrir el impacto en el dolor crónico, esas cifras deberían ser más bajas porque el azúcar puede provocar más inflamación en el cuerpo. Veamos cómo funciona el azúcar en el cuerpo y por qué es tan importante dejar el azúcar a mínimos como sea posible.

Azúcar y dolor crónico: ¿cómo funciona?

¡Es hora de hablar de ciencia! Cuando se come azúcar natural (glucosa), impregna las paredes de los intestinos, lo que le dice al páncreas que secrete insulina. La insulina a su vez toma el azúcar de la sangre y la traslada a las células para usarla como fuente de energía. Su cuerpo produce leptina para indicarle al cerebro que está lleno y deje de comer. Simple, ¿verdad?

Pero, ¿qué sucede cuando consumes grandes cantidades de azúcar añadida (como sacarosa y fructosa) en cantidades tan superiores en la mayoría de los refrescos enlatados?

Primero, su hígado intenta convertir este compuesto en energía utilizable, esto tiene el efecto secundario de producir colesterol malo y pone a su hígado a trabajar a toda marcha. Luego, su cuerpo se inunda de insulina como respuesta a la gran cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo. Se produce una tormenta del azúcar y su cerebro trata de regularla vertiendo serotonina en el torrente sanguíneo. Sin embargo, esa alta producción de insulina también bloquea la producción de leptina, la hormona que informa a su cerebro que esta saciado y debe parar de comer. Debido a esto, se sigue comiendo sin darse cuenta de todo el  exceso de calorías que se acaba de consumir.

¿Cuáles son los efectos del azúcar?

El azúcar, las sensaciones que produce no es tan buena para el organicismo. Los azúcares refinados han sido culpados de todo, desde la inflamación hasta hinchazón abdominal y el aumento de peso.

Los golosos tienen que luchar todos los días contra muchos inconvenientes, pero hay algunos beneficios que el azúcar proporciona al cuerpo:

Beneficios del azúcar

Proporciona energía al momento: a veces solo es necesario un impulso para superar esa reunión del lunes por la mañana

Aumenta la presión arterial: subir un poco el azúcar puede evitar efectos negativos si padece presión arterial baja, aunque o es lo más deseable y recomendable.

Proporciona  alivio a corto plazo cuando el estado de ánimo triste: el azúcar ayuda en el estado de ánimo, no es una solución para la depresión, pero puede ayudar en un mal día.

Efectos negativos

Todo lo positivo tiene una parte negativa. En el azúcar, hay muchos más efectos secundarios negativos en su consumo:

Aumenta la inflamación: el azúcar tiene el doloroso efecto secundario de aumentar la inflamación. Esto puede llevar a algunos problemas serios ya que su hígado se sobrecarga y realmente puede afectar la salud de las articulaciones y del corazón. Para los pacientes con dolor, en particular, este es un GRAN efecto negativo que el azúcar puede tener y del que debe protegerse. El azúcar y el dolor crónico no son buenos amigos.

Disminuye la respuesta inmune: los estudios en animales han demostrado que una gran cantidad de azúcar puede suprimir el sistema inmune.

Acelera el envejecimiento: el azúcar puede adherirse a las proteínas y deteriorar lentamente la elasticidad del tejido corporal. Esto puede conducir a un envejecimiento más rápido en las arterias y los órganos.

Causa caries y enfermedades de las encías: como todos sabemos, el azúcar puede tener un efecto negativo en la boca. Un experimento clásico es echar un diente en un vaso de coca cola y ver sus consecuencias.

Aumenta el estrés: los niveles altos de azúcar pueden imitar la respuesta al estrés al elevar los niveles de azúcar en la sangre, lo que a su vez promueve que el cuerpo bombee adrenalina y epinefrina, el cuerpo crea que esa energía es muy necesaria. Si bien generalmente estas hormonas son beneficiosas, también pueden hacer caer en estados más irritables y de ansiedad.

¿Qué dice la investigación sobre el azúcar y dolor crónico?

Los azúcares naturales, que se encuentran en las frutas y verduras, su impacto negativo en la salud es mínimo. El aumento de las investigaciones han puesto en la actualidad, el impacto negativo en la salud del azúcar refinada, incluida en los productos horneados, dulces y helados. Los expertos en salud recomiendan reducir su consumo o eliminarlo por completo.

¿El azúcar es adictivo?

Por supuesto, no somos culpables de desear el azúcar como una droga; Algunas investigaciones han encontrado que las cosas dulces conducen a la adicción.

Efectos analgésicos del azúcar

El azúcar libera dopamina y opioides naturales en el cerebro, los mismos químicos que se encuentran en analgésicos altamente adictivos. Un estudio de 2008 publicado en Neuroscience and Biobehavioral Reviews encontró que, bajo ciertas circunstancias, las ratas pueden crear dependencia del azúcar, aunque aun existen controversias en este punto.

La dependencia del azúcar de los humanos es una respuesta a la evolución biológica.

En la antiguedad, la gente sabía que si un alimento que saboreaba era dulce, estaba maduro y no era venenoso. Sin embargo, el azúcar ha cambiado con los años. Hoy en día, las personas no consumen solo azúcar refinada, sino también jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, un azúcar procesada que se encuentra en casi todos los alimentos procesados.

Las bebidas azucaradas, incluidas las gaseosas, los zumos de frutas, que, si se leen las etiquetas, lo que menos contienen es zumo, y las bebidas deportivas, contribuyen en gran medida a la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Todo esto puede aumentar el riesgo de dolor crónico y brotes de dolor.

Azúcar y aumento de peso

Un creciente número de investigaciones dice que el azúcar causa tanto aumento de peso,o puede que más, como el impacto de las grasas en la dieta.

En 2011, New England Journal of Medicine publicó una revisión de 20 años de casi 121,000 hombres y mujeres, analizó su aumento de peso. Las bebidas azucaradas ocuparon el tercer lugar entre las cinco principales causas de aumento de peso, detrás de las patatas fritas. Otro estudio, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, encontró que las personas que reemplazaron las bebidas azucaradas con bebidas no calóricas vieron una pérdida de peso promedio de entre el 2% y el 2.5%.

Riesgo de diabetes y desarrollo de otras enfermedades

El azúcar no tiene valor nutricional, y su ingesta hace que su nivel de azúcar en la sangre aumente. Esto puede aumentar el riesgo de diabetes, ya que su cuerpo produce más insulina para procesar las cosas dulces. El nivel elevado de azúcar en la sangre también puede provocar inflamación. Esto exacerba el dolor crónico y puede conducir a una serie de otras enfermedades.

ENTONCES ¿Debería dejar consumir azúcar por completo?

Teniendo en cuenta tantos efectos adversos, tal vez sea hora de comenzar a renunciar al azúcar. Pero, ¿se debe de eliminar por completo? La respuesta corta es no.

Parte del azúcar es natural en la dieta y puede ser una gran fuente de energía (especialmente cuando se obtiene de fuentes de alimentos integrales, vegetales o la fruta).

También puede ser difícil eliminar el azúcar por completo, ya que casi todos los alimentos preenvasados ​​vienen con azúcar añadidas

El azúcar presente en toda la alimentación

Conociendo todo esto, renunciar al azúcar por completo no es posible ni saludable. En la vida, la mayoría de las cosas no son malas, siempre que se consuman con moderación. Hay una serie de pautas para eliminar la mayoría de los azúcares excedentes del consumo diario.

¿Cómo puedo reducir El consumo de azúcar?

Si se desea renunciar al azúcar, o a la mayor parte de azúcar de la dieta, plantearse metas inteligentes pueden ayudar a cambiar los hábitos en la alimentación.

Aquí hay algunos consejos valiosos e INTELIGENTES sobre cómo dejar el azúcar:

Limpiar la cocina suele ser el gran primer paso. Eliminar la tentación, especialmente cuando se tiene hambre, puede ser crítico para conseguir dejar el hábito del azúcar.

Siempre revise las etiquetas de los alimentos. El azúcar se cuela en casi todo hoy en día, ¡así que esté atento y opte por marcas y productos con menos azúcar añadido!

Intente planificar las comidas de antemano, cuando no esté estresado, cansado o con hambre. Puede llegar a ser sorprendente lo rápido que puedes añadir todo ese contenido de azúcar extra si no prestas atención.

Evite las bebidas azucaradas. Los refrescos son el gran culpable de la sobredosis de azúcar y puedes llegar fácilmente al límite diario saludable de azúcar en una sola lata.

Ejercitarse diariamente. Añadir 20 minutos de actividad física al día puede aumentar sus niveles de energía y reducir la necesidad de un aumento de azúcar.

¡Evite las alternativas y sustitutos del azúcar! Si bien eliminas las calorías, seguirá teniendo el deseo psicológico de consumir azúcar. Es mejor disminuir y eliminar todos los antojos. Una vez que comience a reducir la cantidad de azúcar que come, ¡encontrará que su cuerpo cada vez necesita menos para satisfacer ese gusto y necesidad por lo dulce!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *