,

CARTA ENVIADA A EL REY DON JUAN CARLOS Y AL PRESIDENTE DE GOBIERNO

Fibromialgia; Victor Claudín -“Carta al Rey”

Este año con motivo de nuestro día mundial ha decidido cambiarl el titulo de su carta porque como el mismo dice:- “contestaba el jefe de gabinete diciéndome lo que se había hecho, yo replicaba diciéndole que eso no era más que pura demagogia porque la vida cotidiana de cientos de miles de enfermos no había cambiado en absoluto. Por eso he dado un paso, partiendo de lo que digo, de las sentencias injustas que se dictan en nombre del Rey. Y que Zapatero, o su jefe de gabinete, sepan, que no voy a callarme… tengo el sufrimiento muy cerca (y no sólo me refiero a mi mujer, el libro que anuncio para el otoño está hecho a partir de cerca de 30 testimonios en los que las demás os vais a sentir representadas de una manera u otra) y mi conciencia no me lo permite.” (palabras de Victor Caludín)

Desde aquí y aventuro que desde la voz de todos los enfermos sólo te puedo decir; Gracias Victor.

Victor claudin

Escritor y periodista

CARTA ENVIADA A EL REY DON JUAN CARLOS Y AL PRESIDENTE DE GOBIERNO

Carta abierta a Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I Casa de Su Majestad el Rey
Palacio de La Zarzuela
Madrid (España)

CC/ Al Sr. Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno Collado Mediano, 12 de mayo de 2007

Respetado Sr.:

Me atrevo a dirigirme a Su Majestad con la solicitud de que se interese ante las autoridades competentes por el asunto que le informo. Mi mujer, como muchos otros cientos de miles de ciudadanos de este país (probablemente más de dos millones de personas, de los que el 90 % son mujeres), sufren diariamente la tortura de dos enfermedades crónicas: Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica / Encefalomielitis Miálgica, (y aún hay otra enfermedad relacionada con estas que es la de Sensibilidad Química Múltiple), para las que, además, sólo encuentran indiferencia, incomprensión, burla, abandono e injusticia.

Usted tal vez ignore que en Su Nombre se dictan sentencias terriblemente injustas, cuanto menos en lo que se refiere a las numerosas querellas presentadas contra la Seguridad Social por estos enfermos. Pelea burocrática y judicial que conlleva un desgaste inhumano y que se suma a la tortura diaria que padecen en razón a sus enfermedades.

Y eso porque la Seguridad Social, siendo enfermedades reconocidas por la OMS desde principios de los años 90, aún no ha establecido baremos con los que decidir la incapacidad, aún no ha querido reconocerlas profesionalmente. Estas enfermedades tienen un puñado de dramáticos síntomas: dolor generalizado y permanente en todo el cuerpo, desarreglos del sueño, fatiga previa a cualquier esfuerzo que alcanza la inmovilidad, trastornos del colon, vértigos… y un larguísimo etcétera que provoca la incapacidad incluso para las tareas cotidianas en un porcentaje muy elevado, lo reconozcan o no las autoridades, decidan lo que decidan los tribunales.

Estas enfermedades no son reconocidas con normalidad en nuestro país, casi nadie las atiende como se requiere, provocan prejuicios por parte de muchos médicos, cuando no son tratadas desde una ignorancia voluntaria, sin la consideración que precisan. Y es que son enfermedades fantasmas ya que hay pocas pruebas que permitan diagnosticarlas.

En cualquier caso, existe ya mucha información sobre lo que sucede con estas enfermedades, y lo que son, aunque en algunas de esas ocasiones sólo mueva a la confusión. Yo mismo, como escritor que soy, tengo publicado un libro titulado Me llamo Marta y soy fibromiálgica con la experiencia que vive mi mujer, y en otoño aparecerá una nueva obra, escrita en colaboración con un doctor que es una eminencia sobre el tema.

Aprovecho que es 12 de mayo, Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica, para interesarle sobre tanto sufrimiento cotidiano que apenas es atendido por las autoridades competentes, que nadie resuelve en ninguno de sus distintos aspectos, con la urgencia precisa: información, atención especializada, investigación, apoyo social, consideración de la incapacidad que provoca; requiriéndole que se preocupe, en la medida que le sea posible y considere conveniente, sobre la situación de esas personas.

Agradeciéndole de antemano su interés, reciba un cordial saludo.

Firmado: Víctor Claudín

Callejón María Cristina, 7. 28450 Collado Mediano (Madrid). .

victorclaudin@…

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (1)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.