,

Certificados médicos ¿Cómo y quien debe de hacerlos?

Sólo se han de emitir informes o certificados médicos a solicitud del paciente.

Certificados médicos

El Pleno de la Organización Médica Colegial ha aprobado una Declaración de la Comisión Central de Deontología, Derecho Médico y Visado sobre “Las cualidades del certificado médico y sobre sus diferencias con los partes y los informes médicos. Peculiaridades del certificado médico de defunción” para completar la doctrina deontológica a este respecto y en la qué se establece la obligación legal y social de los médicos de certificar.

Lo primero que hay que tener presente es que el certificado es un acto médico y como tal está sometido a las exigencias deontológicas y éticas cuya finalidad es fundamentalmente asistencial y/o relacionada con un derecho o una obligación de los que se pueden derivar efectos jurídicos.

Se distingue entre Parte Médico, documento breve de una situación clínica o asistencial con la qué se informa a alguna autoridad o público en general, e Informe Clínico y Certificado Médico, documentos cuya finalidad es acreditar judicial o administrativamente, ante terceros, un estado de salud, enfermedad o proceso asistencial prestado.

La emisión de informes clínicos o certificados son una obligación legal de los médicos y un derecho de los pacientes y su emisión constituye un servicio público.

Certificados médicos

Las características del Certificado Médico son, entre otras: que se extiende siempre a petición de la parte interesada; sólo ha de entregarse al paciente; seguir criterios estrictos de exactitud, precisión terminológica y circunspección y ser expedidos en impreso oficial del Consejo General de Colegios Médicos de España; está sujeto a reglas de responsabilidad profesional la falta de exactitud o de verdad puede ser causa de responsabilidad penal y civil, con obligación de reparar el daño causado.

La expedición de estos documentos es siempre gratuita por parte del médico quien solo podrá cargar los honorarios de los reconocimientos y exámenes que haya realizado si ejerce privadamente; los médicos de asistencia de centros públicos o por cuenta de terceros nunca podrán cobrar honorarios.

Cuando la emisión del certificado o informe médico sea para las compañías de seguros, el médico tendrá siempre en cuenta el consentimiento informado y expreso del paciente y tratará de garantizar la confidencialidad de la información y remitirlos a los servicios médicos de las aseguradoras; si la revisión se realiza por encargo de la compañía de seguros, el médico debe informar, antes de actuar, al paciente del porqué de su actuación, de su informe y de las conclusiones que se entregarán a la aseguradora.

El paciente tiene derecho a ser informado con anterioridad de los resultados del reconocimiento y de las consecuencias que de esa revisión pudiesen derivarse.

El certificado médico de defunción tiene unas peculiaridades que le diferencia de los demás.

En primer lugar, es un documento médico-legal obligatorio, denominado por la Ley de Registro Civil, parte facultativo de defunción. Este certificado ha de ser extendido por el médico que asistió al paciente hasta el proceso de la muerte o aquel que esté presente en el momento del óbito. Debe hacer constar además de los datos del paciente y del médico las causas inmediata y fundamental de la muerte y la hora de la misma. En caso de muerte violenta o sospecha de criminalidad, el médico redactará un parte de defunción dirigido al Juzgado de Guardia.

La percepción de honorarios por certificar la defunción es “un abuso particularmente degradante”. La Declaración de la Comisión informa que se ha de rechazar la práctica de cobro que algunas agencias funerarias realizan por este trámite.

El informe médico es un documento mediante el cual “el médico responsable de un paciente da a conocer aspectos médicos relacionados con los transtornos que sufre éste, los métodos diagnósticos y terapéuticos aplicados, y las limitaciones funcionales que se puedan derivar”. La petición del mismo puede estar vinculada tanto a interés particular como de orden legal o público, por lo que, es obligado extremar el rigor de su contenido e evitar incluir en ellos términos ambiguos o informaciones insuficientes o excesivas que puedan confundir al destinatario.

Entre los informes médicos hay que incluir los Informes de Alta Médica, en los cuales además de incluir un breve resumen de la historia clínica, deben figurar los datos más relevantes de la actividad asistencial realizada y las recomendaciones terapéuticas.

Entre las recomendaciones finales que realiza la Declaración a los médicos se encuentra la de guardar en la historia clínica del paciente una relación y copia de los documentos que se entregan, ya que siempre que se realiza un certificado o un informe médico, el documento puede ser presentado en cualquier parte y surtir efectos distintos para los que fue solicitado.
Los certificados de defunción son gratuitos y se debe rechazar el cobro que realizan algunas agencias funerarias por los mismos
Fuente:(AZprensa.com)

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (4)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.