Un calmante natural del organismo aumenta ciertos estados de dolor en vez de atenuarlos

Una molécula que calma el dolor y se produce de forma natural en el organismo humano aumenta ciertos estados de dolor en vez de atenuarlos, según un estudio de la Universidad de Arizona en Tucson (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista ‘Nature Neuroscience’.
Los investigadores señalan en su estudio que un opioide endógeno, una pequeña proteína que activa los mismos receptores que el opio o la morfina, activa un tipo diferente de receptor para producir este efecto.

dinorfina a

dinorfina a

dinorfina A

Los científicos estudiaron la dinorfina A. Uno de los opioides endógenos que suele actuar en los receptores opiáceos para inhibir el dolor crónico.

Los niveles elevados de dinorfina A se detectan en algunos síndromes de dolor crónico, como los causados por los daños nerviosos, pero a diferencia de otros opioides endógenos, la dinorfina A en realidad empeora el dolor.

hipersensibilidad al dolor

Los autores explican que estos resultados al mostrar que la dinorfina A también activa los receptores de bradykinin en la médula espinal, que causan hipersensibilidad al dolor. Un fármaco que bloquea los receptores de bradykinin protegió a los animales frente al dolor neuropático, pero sólo cuando la dinorfina A se encontraba en niveles elevados.

aumento de dolor en respuesta a la dinorfina A

Los ratones que carecían del receptor de bradykinin tampoco mostraron un aumento de dolor en respuesta a la dinorfina A.
Estos descubrimientos sugieren que los nuevos fármacos opiáceos deberían ser evaluados en términos de sus efectos sobre los receptores bradykinin, así como en los receptores opiáceos, antes de ser utilizados para tratar el dolor, y que podrían ser útiles en el desarrollo de nuevos métodos para el desarrollo de fármacos contra el dolor crónico.
Fuente | EUROPA PRESS

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *