Edición y traducción| Fibromialgianoticias.com 01/11/2009

SINDROME QUIMICO MULTIPLE. CONSIDERACIONES ESPECIALES EN EL AJUSTE DEL CUIDADO MÉDICO

Extraido de «Multiple Chemical Sensitivity in the Clinical Setting», escrito por Carolyn Cooper* para el manejo de la enfermedad por parte del sector de la enfermeria.

Articulo con fecha del 27 de marzo del 2007.
Incluido en los articulos de nursingcenter.com

*Carolyn Cooper es profesional de la enfermeria con amplia experiencia en cirugia, pediatria y urgencias

La mayoría de los trabajadores del sector sanitario ya tienen conocimientos de como proceder ante pacientes con alergias a medicaciones o al latex. Se efectuan protocolos clinicos para tratar tales situaciones.

Pero sin embargo, probablemente no existe esa facilidad para tener un protocolo de cuidados para un paciente con el SQM. Actualmente no hay estándares basados en la evidencia al alcance del profesional de la salud. He confiado en mi experiencia y juicio como profesional de la salud para desarrollar algunas de las sugerencias en este artículo, que también está basado en la información que ofrecen los pocos estudios existentes sobre esta enfermedad y, en ciertos detalles, como las experiencias de los enfermos de esta condición.

Evaluar la gravedad de los sintomas por parte de la enfermera.

Asignar bastante tiempo para evaluar la gravedad de los síntomas del paciente. La historia puede ser extensa ya que la Intolerancia Química múltiple afecta a muchos sistemas
Observar cuidadosamente las sensibilidades ambientales
alergias a drogas y las reacciones que pueden derivar .
Las sensibilidades y las alergias deben ser registrado en la venda. Realizar un informe con la medicación a la que sea alérgico el paciente, y un marcador de alergia debe ser bien visible en el informe del paciente
Debe ser observado cómo hace frente el paciente a la enfermedad (que equipo especial y medicaciones o remedios aplica en el hogar)

Planeamiento y puesta en práctica.

En ausencia de los protocolos escritos, es importante planear a continuación, colaborar con el paciente y el clínico implicado de cada departamento, improvisar tratamientos cuando están indicados, y responder puntualmente a las situaciones potencialmente dañosas.
En el ajuste clínico la primera prioridad debe ser determinar, documentar, y comunicar a otras personas implicadas en el cuidado del enfermo, como amas de casa, los disparadores del paciente, para poderlos evitar.

Conectar con el paciente

El cuidado de el paciente químicamente sensible puede derivar en una continua justificación por parte de sus síntomas convirtiendose en una pérdida de tiempo y una complicación añadida que entorpezca la actual condición de la que se le está tratando
Establecer un clima de confianza colaborando con el paciente con respecto a cuidado. Centrar al paciente en evitar las interacciones más que basarse en la cronicidad de la enfermedad.
Animar a que el personal que esté en contacto con el paciente sea respetuoso.
Evitar un clima en el paciente se siente forzado a probar que los síntomas sean verdaderos.
Evaluar la tolerancia del paciente a las medidas eso se ha puesto en ejecución en el plan del cuidado y hacer los ajustes según lo necesitado.

Documentar cada nueva intolerancia que pueda manifestar el paciente.

Información del personal.

Considerar al personal que entre en contacto con el paciente. Es especialmente importante informar al personal que estén en contacto con el paciente técnicos de la radiografía, celadores, y personal en la terapia respiratoria, física terapiafísica , nutrición, y economía doméstica.

Continuidad del personal

Asegurar que las necesidades del paciente esten satisfechas continuamente.
Todos los miembros del personal en contacto con el paciente deben observar las siguiente indicaciones;
no utiliza perfume, aftershave, o la loción perfumada.
Evitar el olor del humo del cigarrillo.
Vestido quirúrgico largo-envuelto del algodón (y capsular en caso de necesidad) para enmascarar olores si se conocen olores irritante del cuidador irritante y otros «disparadores».

Cuidado del sitio por donde deba de pasar el paciente

Cirugía.

Cuando un paciente con el SQM esté programado para la cirugía, notificar también a las áreas preoperatorias la condición del paciente.
Es particularmente importante el papel del anestesista. Hay que saber de las posibles sensibilidades hacia la medicación por parte del paciente y estas sean consideraradas en el proceso.
El preoperatorio debe ser preparado y tranquilizar al paciente informando que serán tomadas todas las medidas necesarias para su seguridad

Otras recomendaciones para cirugía incluyen :

Horario; A primera hora del día para evitar irritantes ambientales
La máscara de oxigeno de porcelana está indicada a la hora de la anestesia
El yodo de Povidone es generalmente un antiséptico seguro , pero el alcohol isopropilo debe ser utilizada escasamente.
Cinta de papel para el uso de las preparaciones quirúrgicas (o determinar las reacciones del paciente a otros pegamentos 24 a 48 horas por adelantado usando pruebas ).
Usar solo guantes libres de latex

Dieta.

Hasta que un dietetico evalue la condición del enfermo las enfermeras deben permitir que los pacientes proporcionen sus propios “suministros de alimentos seguros” . Estar articularmente atentos a los síntomas del asma que pueden progresar al broncoespasmo en respuesta a irritantes.
Intolerancia a los cacahuetes, los productos de la soja, y leche estos son los productos más comunes en el SQM.
Evitar el plástico y los envases del Styrofoam; utilizar cristal o envases de cerámica.
Se debe proporcionar el agua potable en botella en las comidas

Medicación

La administración de la medicación puede también plantear desafíos para el enfermo de sensibilidad química múltiple. De acuerdo con la gravedad inicial,el médico puede creer necesario proporcionar la medicación para aliviar la «hipersensibilidad», incluyendo el oxígeno y/o nebulizadores

Otras consideraciones importantes incluyen;

Asegurar de que el farmacéutico esté enterado de alergias específicas, sensibilidades, y posible intolerancia del paciente a los envases.
Manifestar al médico y farmaceutico tus preocupaciones con las medicaciones. Hacer cumplir “no política de las substituciones” para las medicaciones.
Orden para evitar reacciones inesperadas.
Algunos pacientes puede ser sensible a los productos químicos como las bolsas de plástico del intravenoso. Las botellas de cristal pueden ser necesarias para la administración flúida del intravenoso en tales casos.

En 2005 se publicó el Documento de criterios canadiense para el diagnóstico, tratamiento y recogiendo los síntomas de la enfermedad.

Creación del documento de Fibromialgia Criterios canadienses

Un panel de expertos se reunió ante la necesidad de establecer unas bases, una guía para médicos. La National ME/FM Action Network contactó con dos
clínicos conocedores de EM/SFC y con experiencia en su diagnóstico y tratamiento. El Dr. Bruce Carruthers de British Columbia y Dr. Anil Jain de Ontario fueron
tan amables de ser coautores de un documento borrador.
Lydia Neilson, Presidenta de la National ME/FM Action Network, se reunió con el Honorable Alan Rock, entonces Ministro de Sanidad, para discutir los resultados de la encuesta a los médicos y del documento borrador. El Honorable Alan Rock respondió declarando que el boceto de la definición clínica era “Un acontecimiento en la lucha contra esta condición complicada y trágica”.

fibromialgia criterios canadienses

fibromialgia criterios canadienses

En 2010 se tradujeron al español gracias a Cathy van Riel y la revisón cientifica de la traducción por el Dr.  Jenaro Graña Gil

Se puede acceder a su descarga para uso personal en la web de ME/FM Action Network

Documento Criterios Canadienses Sindrome de fátiga crónica, elaborado por los más prestigiosos estudiosos de esta enfermedad es un compendio de que és y como tratarla muy útil para los profesionales de la medicina que quieran ampliar los conocimientos y últimos avances en esta enfermedad.

Criterios Canadienses Sindrome de fátiga crónica

Traducción al Español de Criterios Canadienses Sindrome de fátiga crónica

Ha sido posible su lectura en español gracias al trabajo de traducción de Cathy Van Ryel y la revisión posterior de la tradución cientifíca del reumatólogo e investigador El Dr. Ferrán garcia fructuoso.

criterios canadienses sindrome de fatiga crónica

 

Puedes acceder al Documento de criterios canadienses de Sindrome de fátiga crónica