,

Dolor cada paciente necesita un tratamiento

La mayoría de los pacientes con dolor están infratratados o no están en tratamiento del dolor, según han asegurado diversos expertos durante el simposio ‘Aproximación multidisciplinar en el manejo del Dolor Irruptivo Oncológico (DIO)’, patrocinado por TEVA Oncología durante el XII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD).

«Los costes asociados al dolor en Estados Unidos superan a los referidos al cáncer, diabetes y otras patologías de mayor prevalencia. Por ello, son realmente importantes estos pacientes para nuestro sistema de salud, a pesar de que en la mayoría de los casos están infratratados, o no están en tratamiento para el dolor, como ocurre en el 40 por ciento de los pacientes oncológicos», ha comentado el coordinador médico de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Pedro Sanroma Mendizábal.

Dolor cada paciente necesita un tratamiento

Ahora bien, la doctora de la Unidad del Dolor de la Clínica IMQ Zorrozaure, Mercedes Mozas Calabaza, ha recordado que el dolor es el que dice el paciente, por lo que «cada paciente necesita un tratamiento». Además, ha comentado que la mayoría de las personas que acuden al médico realizan consultas por dolor, por lo que ha destacado la necesidad de que se distinga entre el dolor agudo y el crónico, puesto que requieren tratamientos diferentes.

Dolor cada paciente necesita un tratamiento

Por el otra parte, durante la presentación de los cinco casos clínicos por parte del enfermero de la unidad de la Clínica IMQ Zorrozaure, Jose Manuel Sáez, se ha señalado que los episodios de dolor irruptivo oncológico en el 87 por ciento de los casos suelen ser de corta duración, entre 1 y 60 minutos, mientras que sólo en un 7 por ciento duran más de una hora.

«Ante este tipo de episodios, el fentanilo de liberación inmediata ha de ser el tratamiento de elección, no sólo por su demostrada eficacia y rapidez de acción, sino también por la comodidad de administración que supone para el paciente», ha aseverado Sáez.

El comprimido bucal de fentanilo destaca por su doble vía de administración, al poderse colocar tanto cerca de un molar, en la encía superior o inferior y la mejilla, o bien debajo de la lengua.

En este sentido, los expertos han abogado por hacer una «mayor difusión» del uso de opioides en los pacientes oncológicos bajo un tratamiento controlado.

Y es que, entre el 40 por ciento y el 80 por ciento de los pacientes con cáncer padecen dolor irruptivo oncológico. La variabilidad entre estas dos cifras depende del diagnóstico del paciente, de la presencia tumoral y su repercusión en la posible irritación o compresión de una estructura vital.

Fuente | Europa Press

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (1)

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *