,

El dolor crónico en las universidades europeas

11,5 horas ocupa el dolor crónico en las universidades europeas

El dolor siempre se ha considerado un síntoma de una enfermedad y no ha sido tratado específicamente. Sin embargo, el dolor crónico es una afección que afecta a un 17 por ciento de la población española y a la que se le presta poca atención.

El dolor crónico en las universidades europeas

De hecho en las facultades de Medicina de Europa de las 5.500 horas lectivas totales sólo se dedican 11,5 horas al estudio del dolor, tal y como arroja el Estudio Apeal (Advancing The Provision Of Pain Education And Learning) del Instituto Mundipharma. Además supone un coste de un 2,5 por ciento del PIB nacional, lo que se traduce en unos 25.000 millones de euros según las fuentes consultadas.

El dolor crónico en las universidades europeas

Para que pueda considerarse que una persona sufre dolor crónico, el sujeto debe de haberlo sufrido durante unos seis meses. Además es en este periodo cuando el paciente comienza a darse cuenta de que el dolor está controlando su vida, familiar o laboral y que comienza a sentir sensación de depresión.

Enfermedades con dolor

Las principales enfermedades relacionadas con el dolor crónico son las lumbalgias y las artritis y artrosis reumatoides que suponen casi el 50 por ciento de los pacientes.

Para este diagnóstico, y dado que le dolor es algo subjetivo, se le hace al paciente evaluar su dolor de 0 como ausencia de dolor a 10 como el dolor más fuerte que han sufrido en su vida. Según el director del Instituto MundiPharma, José Ramón Cisneros, el tratamiento de esta afección pretende reducir la intensidad del dolor del paciente, pues el dolor estará presente durante toda la vida del paciente.

El tratamiento recomendado para el dolor crónico es un tratamiento multidisciplinar efectuado en una unidad del dolor.

Según José Ramón Cisneros, los españoles disponen de una unidad del dolor a apenas una hora de su domicilio. En estos centros los pacientes reciben un tratamiento integral hablando con traumatólogos, psicólogos, oncólogos (en el caso de que se trate de dolencias relacionadas con el cáncer). También recomiendan al paciente las terapias ocupacionales de manera que no están todo el tiempo pensando en el dolor.

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.