, , ,

dolor crónico y suicidio. Fibromialgia, artrosis, migraña

¿Es la fibromialgia una enfermedad que se relaciona con dolor crónico y suicidio?

Asociación entre dolor crónico y tendencias suicidas

La presencia de una o más patologías dolorosas crónicas, como migraña, artrosis, dolor lumbar y fibromialgia, se asocia con pensamientos suicidas e intentos de suicidio, aun en ausencia de trastornos mentales comunes.

Un número creciente de estudios ha demostrado que los trastornos dolorosos crónicos se asocian con mayor frecuencia de pensamientos suicidas (PS), intentos de suicidio (IS) y suicidios consumados. Hasta el momento, sólo un estudio ha evaluado simultáneamente la relación entre distintas afecciones dolorosas y PS e IS.

Los estudios previos en pacientes con dolor crónico se han limitado a la evaluación de pacientes que solicitaron atención médica, lo cual constituye un sesgo por selección.

Además, en la mayoría de las investigaciones no se evaluó si la relación entre dolor y PS o IS varía según el trastorno doloroso. Una tercera limitación es que en muchos estudios no se han ajustado los datos por la existencia de trastornos mentales múltiples o concomitantes.

Para evitar caer en las mismas limitaciones, el Dr. Gregory E. Ratcliffe y sus colegas de la University of Manitoba en Winnipeg, Canadá, llevaron a cabo un estudio en una muestra representativa a nivel nacional de personas adultas para evaluar la relación entre trastornos dolorosos, PS e IS.

Métodos

Los autores obtuvieron datos de la encuesta Canadian Community Health Survey Cycle 1.2 (CCHS 1.2), realizada por Statistics Canada entre 2001 y 2002 en una muestra representativa de 36.984 personas de 15 años o más, residentes en la comunidad. Las encuesta fue realizada por entrevistadores profesionales que recibieron entrenamiento adicional sobre temas relacionados con la salud mental.

Para evaluar los trastornos dolorosos se les preguntó a los participantes si habían tenido trastornos que hubieran sido diagnosticados por un profesional médico en los últimos 6 meses.

Las 4 patologías dolorosas incluidas en el presente estudio fueron: artritis o reumatismo (excluyendo fibromialgia), dolor lumbar (excluyendo fibromialgia o artritis), migraña y fibromialgia.

En la encuesta se les preguntó a los participantes si habían pensado seriamente en suicidarse y si habían intentado el suicidio en los últimos 12 meses. También se evaluó la ocurrencia en el año previo de trastornos del humor (depresión y manía), de ansiedad (crisis o trastorno de angustia, fobia social, agorafobia sin trastorno de angustia, y adicción a drogas o alcoholismo.

En cuanto a la presencia de trastornos mentales, los individuos con 3 o más de estos trastornos fueron clasificados en un grupo y aquellos con un número menor o sin trastornos formaron otro grupo. En estudios previos se observó que la ocurrencia de 3 o más trastornos mentales se asocia fuertemente con los PS e IS.

Resultado

Las prevalencias de migraña, artritis, dolor lumbar y fibromialgia fueron 10,7%, 17,5%, 20,9% y 1,5%, respectivamente. Casi la mitad de los individuos que refirieron migrañas, dolor lumbar o artritis indicaron también alguna otra afección dolorosa, mientras que esta situación se presentó en el 82,7% de los pacientes con fibromialgia.

Luego de ajustar los datos por factores sociodemográficos y trastornos mentales (únicos o simultáneos), se halló una asociación positiva entre el padecimiento de uno o más trastornos dolorosos y los PS (índice de riesgo relativo –IRR – 1,46) y lo mismo sucedió respecto de los IS (IRR 1,94).

En el análisis para cada trastorno en particular, la asociación con PS e IS fue estadísticamente significativa para la migraña (IRR 1,52 y 2,10) y el dolor lumbar (IRR 1,25 y 1,63), pero no para la artritis y la fibromialgia.

No obstante, estos 2 últimos trastornos habían exhibido asociación con los PS y los IS en los análisis ajustados únicamente por factores sociodemográficos. Luego del ajuste adicional por la existencia de otros trastornos dolorosos, siguió existiendo una asociación positiva fuerte de la migraña con los PS (IRR 1,45) y los IS (IRR 1,85). En cambio, ninguno de los otros 3 trastornos dolorosos exhibió una asociación significativa con los PS o los IS.

Entre los pacientes con algún trastorno mental, la asociación con uno o más trastornos dolorosos se relacionó con los PS (IRR 1,28) y los IS (IRR 1,99).

Entre las enfermedades dolorosas crónicas, la asociación más fuerte con los PS y los IS correspondió nuevamente a la migraña (IRR 1,35 y 2,05, respectivamente).

Discusión

Este es el primer estudio que examina la asociación entre diversos trastornos de dolor crónico y los PS e IS en una población representativa a nivel nacional luego del ajuste por trastornos mentales únicos o simultáneos, destacan los autores. La presencia de una o más patologías dolorosas se asoció con los PS y los IS luego del ajuste por la presencia de uno o más trastornos mentales.

Esto sugiere la importancia de evaluar las tendencias suicidas en individuos que presentan trastornos dolorosos, aun en ausencia de trastornos mentales comunes. El estudio reveló que entre los individuos con trastornos mentales, la existencia de una o más patologías dolorosas (especialmente migraña) se asocia con los PS e IS.

Por lo tanto, en pacientes con trastornos mentales y tendencias suicidas, los médicos deberían evaluar también la presencia de enfermedades dolorosas crónicas. Entre las cuatro patologías dolorosas examinadas, la migraña fue la más fuertemente asociada con los PS e IS, tanto en la población total evaluada como en los pacientes con trastornos mentales.

En cambio, la artritis y la fibromialgia no exhibieron tal asociación luego de ajustar los datos por la presencia de trastornos mentales. Aunque el dolor lumbar se asoció con las tendencias suicidas luego de ese ajuste, la asociación dejó de ser significativa al ajustar los datos por la presencia de otros trastornos dolorosos.

Por lo tanto, concluyen los expertos, los médicos deben evaluar cuidadosamente la existencia de PS e IS en pacientes con enfermedades dolorosas crónicas. Aun en ausencia de trastornos mentales, se mantiene la necesidad de esta evaluación en individuos con migraña, fibromialgia y dolor lumbar.

Ratcliffe GE, Enns MW, Belik SL et al.
Chronic pain conditions and suicidal ideation and
suicide attempts: An epidemiologic perspective.
Clin J Pain 24(3):204-210, 2008.

Ayuda dolor crónico y suicidio

dolor crónico y suicidio

ayuda online

Guardar

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.