dolor de espalda nocturno

El dolor de espalda nocturno es un dolor lumbar que podría alertar de un problema grave en la columna.

En los EE. UU., Hasta el 80% de la población experimenta algún tipo de dolor lumbar en algún momento de su vida. Es la segunda causa más común por la que las personas acuden su médico. Por muy debilitante que pueda ser el dolor de espalda, la mayoría de los casos son manejables.

Las personas que descansan lo suficiente y hacen el ejercicio adecuado, a menudo, ven una mejoría en cuestión de semanas.

Sin embargo, el dolor de espalda nocturno provoca que las personas no pueden descansar lo que necesitan porque no pueden aliviar su dolor.

¿Qué es el dolor de espalda nocturno?

La mayoría de las personas con dolor de espalda pueden reajustar la forma de dormir para aliviar el dolor que experimentan durante el día. Pero con el dolor de espalda nocturno, el dolor no cesa cuando una persona se acuesta, aunque haya realizado muchos ajustes. Para algunos, el dolor en realidad empeora. Y para otros, el dolor comienza en el momento que se acuestan.

Una persona puede pasar un día prácticamente sin dolor. Pero luego, por la noche, es posible que le resulte casi imposible dormir toda la noche.

¿Qué causa el dolor nocturno?

Al igual que con el dolor de espalda normal, la causa del dolor de espalda nocturno no siempre esta clara. Entre otras causas, el dolor de espalda puede estar causado:

  • Problemas con la forma en que se mueve la columna u otros problemas mecánicos, el más común de los cuales es la degeneración del disco. Los discos, tejidos entre las vértebras que funcionan como un tipo de amortiguador, pueden romperse con la edad.
  • Lesiones como esguinces o fracturas o lesiones más graves como una caída o un accidente automovilístico.
  • Enfermedades y problemas, como escoliosis (curvatura de la columna vertebral) o estenosis espinal, (estrechamiento de la columna vertebral).
  • Los cálculos renales, el embarazo, endometriosis, ciertos cánceres y diversas formas de artritis pueden provocar dolor de espalda.
  • Un gran número de participantes en el estudio británico sufrió degeneración del disco.

A veces, es posible que no se pueda determinar la causa del dolor de espalda.

¿Puede el dolor de espalda nocturno ser un signo de algo grave?

Las pautas para descubrir problemas serios de columna enumeran una serie de «señales de alerta», entre ellas:

¿Qué «banderas rojas» son señales de alerta?

  • Dolor de espalda que se extiende por una o ambas piernas
  • Debilidad, entumecimiento u hormigueo en las piernas
  • Nuevos problemas con el control de los intestinos o la vejiga
  • Dolor o palpitaciones en el abdomen.
  • Fiebre
  • Manchas calientes al tacto
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Historia de cáncer
  • Historia de un sistema inmunológico debilitado
  • Historia de accidentes

Si uno o más de estos síntomas acompañan al dolor de espalda, especialmente si tiene antecedentes de cáncer, consulte a su médico de inmediato.

El dolor de espalda nocturno puede ser un síntoma de tumores espinales. Podría ser un tumor primario, uno que se origina en la columna, o podría ser un tumor metastásico, uno que resulta de un cáncer que comenzó en otra parte del cuerpo y luego se diseminó a la columna.

También es importante llamar al médico si su dolor de espalda es el resultado de una lesión reciente.

El dolor de espalda nocturno también puede ser un síntoma de infección del hueso espinal (osteomielitis) y espondilitis anquilosante (EA), una enfermedad que puede llevar a que la columna se fusione en una posición fija e inmóvil.

Es importante aclarar que es muy poco común que el dolor de espalda nocturno sea causado por un tumor, una infección o una espondilitis anquilosante.

 Harding, I. Spine, September 1, 2005; vol 30: pp 1985-1988.
 The Physical Medicine and Rehabilitation Center, P.A.: "Things that Go Ouch in the Night."
  Kramarich, S. Northeast Florida Medicine, Summer 2005; pp 23 - 26
  National Institute of Arthritis and Musculoskelatal and Skin Diseases: "Back Pain."
Disorders of the spine. A major health and social problem
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *