dolor en la ingle al caminar

¿Cuáles son las causas más comunes del dolor en la ingle al caminar? La ingle está situada en el área donde termina el abdomen y comienzan las piernas. Si se siente dolor en esta área al caminar, puede deberse a una lesión o a un problema con uno o más de los músculos, ligamentos, tendones o huesos de la ingle.

El dolor en la ingle también puede ser causado por un tipo de hernia, por una infección o inflamación en el área abdominal.

Este artículo hace un análisis las causas más comunes del dolor en la ingle al caminar, así como opciones de tratamiento para este tipo de dolor y las formas en que se puede ayudar a aliviar el dolor en la ingle en el hogar.

Causas comunes de dolor en la ingle

Si es especialmente dolorosa la ingle al caminar, es muy probable que el origen del dolor esté en una lesión muscular o en el cartílago que conecta los huesos de las articulaciones de la cadera.

El dolor en la ingle al caminar también puede tener su causa en enfermedades que pueden afectar a los órganos y tejidos del abdomen y la ingle.

Algunas de las causas más comunes de dolor en la ingle al caminar son las siguientes:

1. Distensión de la ingle

Una distensión en la ingle ocurre cuando uno o más de los músculos en este área se estiran o desgarran. Su causa puede estar en el uso excesivo del músculo o por un movimiento rápido, como una torsión o un giro brusco.

La distensión en la ingle es una lesión deportiva común. Por lo general, no es grave, pero si se sufre la distensión grave los tiempos de restablecimiento pueden alrgarse.

El dolor es el síntoma más común, generalmente, aparece en la parte interna del muslo, pero también se puede notar en cualquier lugar entre la cadera y la rodilla. Otros síntomas de la distensión en la ingle incluyen:

  • hinchazón
  • hematomas cerca del músculo afectado
  • reducción de la fuerza en la parte superior de la pierna

Principales músculos de la ingle:

  • Aductor brevis . Ubicado en la parte superior del muslo, ayuda a la pierna se mueva hacia la línea media y de adelante hacia atrás.
  • Aductor largo . Ubicado en la parte interna del muslo, ayuda en la rotación lateral.
  • Aductor mayor . Ubicado cerca de la mitad del muslo, este músculo más grande tira del muslo hacia el centro de su cuerpo. Es el músculo aductor principal que se utiliza para caminar, correr.
  • Gracilis . Este músculo largo en la parte interna del muslo ayuda a tirar de las piernas hacia adentro y ayuda a flexionar la rodilla.
  • Pectineus . Este músculo más pequeño, ubicado en la región de la mitad del muslo, ayuda a flexionar el muslo en la articulación de la cadera y también mueve el muslo hacia la línea media.

2. Desgarro del labrum de la cadera

El labrum de la cadera es el borde semicontinuo de cartílago que recubre el exterior de la cavidad de la articulación de la cadera. Actúa como un cojín y también sella la articulación y ayuda a mantener la bola del fémur dentro de la cavidad de la cadera.

Una lesión en la cadera o la degeneración con el tiempo pueden causar un desgarro del labrum de la cadera. Algunas personas pueden no sentir ningún dolor o malestar, pero otras pueden notar:

  • sensación de clic o bloqueo en la articulación de la cadera
  • dolor en la cadera o la ingle que empeora si camina o si se sienta o permanece de pie durante períodos prolongados
  • rango de movimiento limitado y rigidez en el área de la cadera

3. Pinzamiento de cadera

Cuando la bola y la cavidad no encajan y no se mueven juntas, puede provocar una condición dolorosa llamada pinzamiento de la cadera. También se conoce como pinzamiento femoroacetabular.

El pinzamiento de la cadera puede ser causado por una deformidad en la cabeza del fémur. Si la cabeza del fémur está deformada, puede atascarse en la cavidad de la cadera, especialmente cuando se inclina.

Esta problemática puede tener la causa en una cavidad de la cadera que no tiene la forma adecuada o tiene hueso adicional. Esto puede evitar que la cabeza del fémur se deslice suavemente dentro de la cavidad de la cadera. A su vez, esto puede desgastar el cartílago que recubre la cavidad.

Los problemas de pinzamiento de la cadera pueden causar dolor y rigidez en el área de la ingle, especialmente al caminar o inclinar la cadera hacia adelante. También puede provocar osteoartritis.

4. Hernia inguinal

Una hernia inguinal es un tipo de hernia que se presenta cerca del área de la ingle. Se desarrolla cuando el tejido, como el intestino o el tejido adiposo de la cavidad abdominal, avanza a través de una sección debilitada de la pared abdominal.

Una hernia inguinal puede causar dolor en la ingle que empeora al caminar, agacharse, levantarse o toser. Otros síntomas incluyen:

  • bulto en el área de la ingle que se agranda al ponerse de pie o toser
  • escroto hinchado
  • una sensación de pesadez o malestar en el área de la ingle

5. Osteoartritis

El desgaste de las articulaciones, incluida la cadera, puede hacer que el cartílago se desgaste con el tiempo, lo que lleva a la osteoartritis . Una vez que el cartílago se ha desgastado significativamente, los extremos de los huesos dentro de una articulación ya no se mueven con suavidad. El roce puede causar dolor y rigidez.

En la artritis de cadera, el dolor y la rigidez se situan en el área de la cadera y la ingle. Puede empeorar cuando camina, al ponerse de pie o subir escaleras. El dolor mejora con el descanso.

Otro síntoma que puede notar es un chirrido o chasquido. El dolor también puede ser referido a la parte inferior del muslo y la rodilla del mismo lado del cuerpo que la cadera está afectada.

6. Tendinitis

Los tendones unen los músculos a lossus huesos. Cuando estos cordones gruesos se irritan e inflaman, recibe el nombre de tendinitis .

El dolor se puede localizar en cualquier tendón y, por lo general, el dolor comienza como dolor sordo alrededor del área afectada. Es más común en el hombro, la rodilla, el codo o la muñeca, pero también puede localizarse en el área de la cadera o la ingle.

La tendinitis suele ser causada por movimientos repetidos, como agacharse, lanzar, girar o dar patadas a una pelota. Existe un mayor riesgo si se tiene tendencia a hacer los mismos movimientos con regularidad mientras se practica un deporte, hace ejercicio o en el trabajo.

Con la tendinitis de la cadera, el dolor suele ser de inicio gradual. Tiende a empeorar al camina o al hacer alguna actividad y mejora con el descanso. El área afectada puede estar más sensible al tacto y también puede dar lugar a algo de inflamación.

Causas menos comunes

Otras problemáticas pueden provocar dolor en la ingle al caminar. En muchos casos, el dolor puede ser constante, pero puede empeorar con el movimiento.

Otras posibles causas de este tipo de dolor en la ingle son las siguientes:

  • Infección del tracto urinario (ITU). Una UTI se debe a una infección bacteriana que se puede desarrollar en cualquier parte del tracto urinario. Es más común en mujeres. Además del dolor en la ingle, los síntomas pueden incluir dolor o ardor al orinar y un cambio en la frecuencia o urgencia de orinar.
  • Epididimitis. Esta condición causa inflamación de uno o ambos testículos. La epididimitis causa dolor en los testículos afectados, que puede irradiarse hasta la ingle y la parte inferior del abdomen.
  • Cálculos renales. Los cálculos renales están formados por piedras duras parecidas a cristales que se forman a partir de depósitos minerales. Estos cálculos a menudo no causan síntomas hasta que se mueven donde el riñón se encuentra con el uréter. El dolor, puede llegar a ser intenso, puede doler en un lado del abdomen o en la parte baja de la espalda. El dolor también puede irradiarse a la ingle.
  • Quiste de ovario. Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se puede desarrollar en uno o ambos ovarios. La mayoría de las veces son indoloros, pero al crecer pueden aparecer los síntomas. Los síntomas pueden incluir dolor en la ingle o en la espalda baja, distensión abdominal y evacuaciones intestinales dolorosas.
  • Ligamento redondo tenso. Ubicado entre el útero y la parte frontal de la ingle, el ligamento redondo se mueve y cambia de forma a medida que camina. Durante el embarazo, se estira para adaptarse al útero en expansión y puede resultar tenso y doloroso al caminar.

Recomendaciones de tratamiento el dolor de ingle en el hogar

Si el dolor es leve en la ingle y su causa es una distensión muscular, puede ayudar descansando el músculo lesionado. Evitar, especialmente, hacer movimientos vigorosos y repetitivos o movimientos que le causen dolor.

Es importante no dejar de moverse por completo, ya que en este caso el músculo lesionado se puede debilitar. También es necesarioea asegurarse de que el músculo lesionado reciba un buen flujo sanguíneo, lo que puede ayudar a acelerar la curación.

Aplicar una bolsa de hielo o una compresa fría en el músculo lesionado puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Para ello puede usar:

  • cubitos de hielo en una bolsa de plástico
  • bolsa de hielo o una bolsa congelada de verduras envuelta en una toalla húmeda
  • una toalla empapada en agua fría

Aplicar la compresa fría en el área dolorosa durante al menos 10 a 15 minutos cada vez, varias veces al día. No aplicar hielo directamente sobre la piel.

Los analgésicos de venta libre, como los AINE, pueden hacer que se sienta más cómodo y también pueden ayudar a reducir la inflamación y la hinchazón.

Cuando buscar ayuda médica

Es necesario consultar al médico:

  • el dolor en la ingle no mejora con el descanso y la terapia con frio
  • el dolor de ingle se acompaña de otros síntomas, como:
    • distensión abdominal
    • dolor en los testículos
    • fiebre
    • náuseas o vómitos
    • dolor al orinar
    • sentir un bulto entre la cadera y el hueso púbico
    • un sonido de clic, bloqueo al caminar

Para realizar el diagnostico del dolor en la ingle, el médico revisará el historial médico y puede realizar un examen físico. También le preguntará sobre sus síntomas. Si se sospecha de una hernia inguinal, el médico puede presionar partes del abdomen o ingle para ayudar a hacer un diagnóstico.

Para precisar el diagnóstico, el médico puede mandar pruebas basada en imágenes, como una radiografía, una ecografía o una tomografía computarizada. Estas pruebas le ofrecen al médicover imágenes del interior del cuerpo, y por tanto ayudar a identificar la fuente del dolor.

Opciones de tratamiento para el dolor de ingle

Para problemáticas como el desgarro del labrum de la cadera, tendinitis u osteoartritis, una inyección de esteroides en la cadera puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

La fisioterapia puede ayudar a fortalecer el músculo lesionado y aumentar el rango de movimiento en el área afectada. Durante las sesiones de fisioterapia, puede aprender los ejercicios que puede hacer todos los días para aliviar el dolor o la rigidez en sus articulaciones o músculos.

Los desgarros del labrum más graves pueden necesitar cirugía. En algunos casos, pueden ser posibles procedimientos artroscópicos (cerrados o mínimamente invasivos).

La cirugía suele ser la mejor opción para reparar una hernia inguinal.

¿Se puede prevenir el dolor de ingle?

La medida preventiva más importante para reducir el riesgo de una distensión o lesión en la ingle es estirar antes y después de cualquier tipo de actividad, entrenamiento o deporte. Esto ayuda a aumentar la flexibilidad de los músculos, lo que, a su vez, puede reducir la posibilidad de una lesión muscular.

Otros pasos preventivos que pueden ayudar:

  • Mantener un peso saludable. Esto puede evitar ejercer demasiada presión sobre las articulaciones de la cadera.
  • Mantener una buena hidratación. Beber agua puede reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales, infecciones del tracto urinario o calambres musculares.
  • Utilizar la mecánica corporal adecuada. Prestar mucha atención a la mecánica del cuerpo al levantar objetos pesados. Doblar las rodillas, usar la fuerza de las piernas para levantar y mantenel el objeto cerca del cuerpo. Las técnicas seguras para levantar objetos pueden reducir el riesgo de desarrollar una hernia en la ingle o la distensión del músculo o ligamento.

Resumen

El dolor en la ingle al caminar a menudo es causado por tensión en los músculos, ligamentos o tendones de la zona abdominal inferior. Los desgarros del cartílago, el pinzamiento de la cadera, la hernia inguinal y la osteoartritis también son las causas más comunes.

Si el dolor en la ingle se debe a una distensión muscular, el reposo y la terapia con hielo pueden ayudar a curar la lesión.

Si el dolor en la ingle es más intenso o está acompañado de otros síntomas, hay que hacer un seguimiento médico. Ellos pueden diagnosticar la causa del dolor y ayudar a desarrollar el tipo de plan de tratamiento necesario en cada caso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *