dolor menstrual

¿Qué es el dolor menstrual?

El dolor menstrual es el término que se usa para referirse al dolor y los calambres que ocurren durante o alrededor de la menstruación. Unas estadisticas recogidas en Epidemiologic Reviews en una revisión de 2014, pone de manifiesto que entre el 16% y el 91% de las personas que menstrúan experimentan dismenorrea, y entre el 2% y el 29% experimentan dolor intenso.

El dolor menstrual puede ser un inconveniente leve o puede ser una enfermedad grave que afecta la capacidad de una persona para realizar las tareas diarias. El nivel y la duración del dolor también pueden cambiar con el tiempo.

A continuación, se recogen los tipos y causas del dolor menstrual, estrategias de afrontamiento y cuándo es necesario buscar ayuda.

¿Qué es el dolor menstrual? 

El dolor menstrual es un dolor que ocurre justo antes o durante un período menstrual. La experiencia del dolor menstrual en cada persona es diferente, pero puede causar:

  • dolor ardiente en el abdomen
  • sensación como calambres
  • dolor que se puede sentir como gases
  • dolor que irradia a la espalda, las caderas o las piernas

Algunas personas también pueden tener síntomas digestivos junto con el dolor menstrual, entre ellos:

  • Diarrea
  • estreñimiento
  • náuseas o vómitos
  • hinchazón

Otros síntomas asociados a la dismenorrea son irritabilidad y dolores de cabeza. El dolor y los calambres menstruales pueden variar de leves a intensos.

Tipos de dolor menstrual

Existen dos tipos de dolor menstrual: primario y secundario.

Dismenorrea primaria

La dismenorrea primaria es el resultado de la menstruación. No existe otra enfermedad subyacente que lo cause.

Los investigadores creen que las prostaglandinas son las que causan la dismenorrea primaria. Las prostaglandinas son sustancias similares a hormonas que controlan la inflamación. Al comienzo del periodo el cuerpo libera prostaglandinas. Esto lleva a desencadenar contracciones en el útero y da lugar a que el revestimiento del útero se desprenda.

Estas contracciones pueden ser más fuertes dos primeros días de un período. Antes de que comience un período, los niveles de progesterona también disminuyen, y este descenso podría causar un aumento de las prostaglandinas antes de que comience el período.

La cantidad que libera el cuerpo de prostaglandinas se correlaciona con la intensidad de estas contracciones y, por tanto, con la intensidad del dolor menstrual. En la dismenorrea primaria también se suele experimentar períodos más abundantes y largos.

Existen factores de riesgo que pueden contribuir, entre otros:

  • comienzo de los periodos a una edad temprana
  • exceso de peso
  • hacer dieta
  • fumar
  • estrés
  • ansiedad o depresión
  • no haber estado embarazada
  • antecedentes familiares de períodos dolorosos

Dismenorrea secundaria

La dismenorrea secundaria es el resultado de una enfermedad subyacente. Ejemplos de enfermedades que pueden causar dismenorrea secundaria.

  • Endometriosis : el tejido uterino crece fuera del útero. Los períodos dolorosos son el principal síntoma.
  • Crecimientos uterinos:  fibromas, quistes y pólipos pueden aumentar el dolor durante los períodos, junto con dolor abdominal que persiste fuera de la menstruación. También se pueden tener síntomas como hinchazón, estreñimiento y  dolor lumbar.
  • Adenomiosis : La causa de esta enfermedad es cuando el revestimiento del útero atraviesa la pared muscular del útero.Esto provoca calambres, presión e hinchazón antes de los períodos.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica : es una inflamación grave del útero y de los órganos pélvicos, su origen puede estar enuna infección, como una infección de transmisión sexual.
  • Diferencias estructurales: algunas personas nacen con diferencias estructurales en el útero que pueden causar períodos más dolorosos.
  • Dispositivo intrauterino (DIU): algunas personas informan más dolor menstrual con un DIU. Las personas que usan DIU también tienen riesgo elevado alto en Enfermedad inflamatoria pélvica.

Es posible que en una misma persona tenga dismenorrea primaria y luego desarrolle dismenorrea secundaria, lo que empeora el dolor ya existente.

Cómo controlar el dolor menstrual 

Hay varias estrategias para reducir el dolor menstrual. Estas estrategias de afrontamiento pueden reducir el dolor actual, otras pueden ayudar a reducir la probabilidad de dismenorrea.

Sobrellevar el dolor menstrual

Algunas estrategias que pueden ayudar a aliviar el dolor menstrual cuando se presenta incluyen :

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno
  • terapia de calor, como una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o un baño tibio
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS).
  • tener un orgasmo, ya sea solo o en pareja
  • ejercicio suave
  • acupuntura o acupresión

Prevenir el dolor menstrual

Algunos enfoques que pueden reducir o ayudar a prevenir la dismenorrea incluyen:

Descanso y reducción del estrés

Algunas investigaciones sugieren que el estrés puede aumentar la probabilidad o la gravedad del dolor menstrual y el síndrome premenstrual.

Una encuenta realizada en Hungría en 2008 , relacionó que las mujeres en entornos laborales más estresantes experimentó dolor menstrual más severo, la baja seguridad laboral y la falta de apoyo de sus compañeros de trabajo obtuvo puntuaciones más altas.

Evitar el estrés puede ser díficil, pero puede ayudar aprender a manejarlo con:

  • Mantener hábitos saludables con comidas sanas y una buena higiene del sueño.
  • ejercicios de respiración, meditación, yoga o tai chi
  • participar en el cuidado personal durmiendo lo suficiente o comiendo comidas balanceadas
  • canalizar y expresar emociones a través de un diario.

Anticonceptivos

Algunos anticonceptivos pueden ayudar a reducir el dolor del dolor menstrual. Otros pueden detener los períodos por completo. Entre ellos están la píldora, el implante y la inyección.

Los DIU hormonales también pueden reducir o detener los períodos, pero su implantación puede causar calambres. Cuando existen problemas que causan dismenorrea, como la enfermedad inflamatoria pélvica, puede ser necesario evitar los DIU hormonales.

Ejercicio

Un estudio realizado en 2018 destaca que el ejercicio regular tiene un impacto beneficioso sobre el dolor menstrual. De 70 estudiantes seleccionados, los que hicieron 30 minutos de ejercicio aeróbico tres veces por semana vieron una reducción en los síntomas de dismenorrea después de 8 semanas.

Las objecciones a este estudio, está centrado en una pequeña y solo se centró en mujeres jóvenes. Otros estudios han concluido que no existe asociación entre el ejercicio y la reducción del dolor menstrual.

Tratar las enfermedades subyacentes

En los casos de dismenorrea secundaria, es esencial identificar y manejar la causa para aliviar el dolor menstrual. Una persona con endometriosis puede beneficiarse de la cirugía.

Impacto del dolor menstrual y barreras al tratamiento

La dismenorrea es una enfermedad común que tiene un impacto significativo en la salud pública.

Un gran estudio de 2019 realizado en Países Bajos reveló que durante un período de 4 meses, casi el 14% de los encuestadas faltaron debido a su periodo al trabajo o escuela. De hecho, el 3.4% faltó a la escuela o al trabajo en todos o casi todos los ciclos menstruales.

Aún así, las personas con dismenorrea pueden tener dificultades para recibir tratamiento. Esto se basa en la creencia de que los períodos dolorosos son normales. Otros componentes son los prejuicios resultantes del sexismo, racismo y otras fuentes de prejuicios.

Una revisión de la literatura de 2018 , señala que las mujeres tienen más probabilidades de vivir con enfermedades de dolor crónico que los hombres. En contrapartida los médicos también son más propensos a culpar de ese dolor a una enfermedad mental o al acto de fingir, lo que desemboca en una «lucha» para las mujeres con el objetivo de ser creídas.

Esto puede dar lugar a no obtener un diagnóstico o el adecuado tratamiento. Un ejemplo de ello es que la estimación de mujeres que tienen endometriosis es el 10% y necesitan entre 8-12 años de promedio en obtener un diagnóstico.

Cuando buscar ayuda 

El dolor menstrual leve es común pero nadie tiene que soportar un dolor intenso. Existen banderas rojas como:

  • los períodos se vuelven mucho más o dolorosos de lo normal
  • los períodos con demasiada frecuencia le impide acudir al trabajo o la escuela
  • no funcionan los analgésicos como los AINE

También se debe hablar con un médico si tiene períodos dolorosos junto con otros síntomas, como:

  • dolor durante o después del sexo
  • sangrado entre periodos
  • necesidad frecuente de orinar
  • secreción grisácea o con mal olor

Resumen

El dolor menstrual, o dismenorrea, es un problema de salud demasiado común que puede disminuir la calidad de vida de una persona. Los autocuidados en el hogar pueden tratar el dolor menstrual leve o/y ocasional. Pero si los períodos son severos y debilitantes, es importante que el médico investigue la causa y siempre que sea posible trate el dolor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *