, ,

El efecto nocebo de los medicamentos

¿Qué es el efecto nocebo de los medicamentos? Justo el contrario del efecto placebo, cuando se toma un fármaco y por sugestión se desarrollan efectos adversos del fármaco.
¿Lees los prospectos de los fármacos? ¿Tienes ante cualquier fármaco efectos secundarios? ¿Crees que eres alergico/a a ellos?
No es nada normal ser alérgico a un fármaco sí se toma sólo una vez.

Cuando se toma por segunda vez, entonces se puede desarrollar una alergía y sus consecuencias . La alergia medicamentosa es cuando el sistema inmunitario puede producir una sustancia (anticuerpo) contra ese fármaco. La próxima vez que se tome el fármaco, el anticuerpo “gobierna” a los glóbulos blancos y producen un químico llamado histamina.

Pero hablemos del efecto nocebo o cuando uno está predispuesto a tener efectos secundarios por la información que recibe del fármaco.

El efecto nocebo de los medicamentos

Acaba de salir un estudio en Science que ha probado el efecto nocebo. Para ello se cogió un grupo de voluntarios que probó una crema para la piel y a los que se dijo que podía causar un dolor transitorio ha sufrido este efecto secundario pese a que la crema no contenía ninguna sustancia activa capaz de causar dolor.

Frente al efecto placebo que existe en ciencia y es cuando en investigación se usan grupos placebos y mejoran si serles administrados ningún fármaco, está el efecto contrario el que mediante sólo por las expectativas que tiene el paciente en que le va a perjudicar aparece el efecto nocebo. Sí las expectativas son malas en un fármaco, las probabilidades de desarrollar efectos adversos son mayores.
Y esto es un gran dilema médico ya que por un lado, tienen la obligación de informar a los pacientes sobre los posibles riesgos de los tratamientos, sobre todo cuando pueden ser graves. Pero por otro, al ofrecer esta información, pueden estar perjudicando a los pacientes, ya que pueden inducir efectos secundarios por sugestión.

Alexandra Tinnermann, neurocientífica del hospital universitario de Hamburgo y primera autora de la investigación declaró

“Es importante que los médicos sean más conscientes de este efecto y que tengan en cuenta que el modo en que hablan a los pacientes de mejora, síntomas o efectos secundarios puede tener un impacto considerable”

La base  fisiológica del efecto nocebo

El efecto nocebo tiene una base fisiológica, según ha comprobado Tinnermann. Tras realizar pruebas de resonancia magnética del cerebro a los participantes en el estudio, ha observado cómo las personas que dijeron sentir dolor tras aplicarse la crema tenían activadas regiones del sistema nervioso relacionadas con la percepción del dolor.

Además, del mismo modo que el efecto placebo no se limita a aliviar el dolor, sino que se extiende a otros efectos de los fármacos, el nocebo también tiene consecuencias más allá del dolor.

Los médicos deberían poner énfasis en cuánta gente no sufre efectos secundarios, en lugar de poner énfasis en cuánta gente los sufre.

En los últimos años se ha registrado este efecto en ensayos clínicos de fármacos contra la hipertensión, el exceso de colesterol, la depresión, la migraña, la esclerosis múltiple y algunos cánceres, entre otras enfermedades. En todos estos estudios, los efectos adversos se han registrado en personas que tomaban productos con apariencia de fármaco pero que no contenían el fármaco (lo que permite evaluar cuál es el efecto real de un medicamento comparando lo que les ocurre a quienes lo toman y a quienes toman un producto de aspecto idéntico).

El efecto nocebo es un fenómeno extraordinariamente común-informa Tinnerman

Reacciones alérgicas e intolerancia a la lactosa

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, un 24% de pacientes sufrieron una reacción alérgica después que les inyectaran una sustancia que no contenía ningún alérgeno. En otro estudio sobre intolerancia a la lactosa, un 35% de los participantes sufrieron síntomas de intolerancia pese a que no tomaron ningún producto con lactosa.

En una investigación sobre productos para la dermatitis atópica se informó  que algunas personas podían sentir dolor en la zona en que se aplicaba la crema.

Se ofreció una crema en dos envases distintos, uno especialmente diseñado con apariencia de gama alta y otro diseñado para parecer de bajo coste. A otro grupo de 66 voluntarios se les pidió que adivinaran el precio de los fármacos y opinaron –de media– que el tubo con el diseño más ­lujoso debía costar unos 13 euros y el tubo con el diseño “normal”, unos 10.

Involucrado el cerebro

La investigación descubre qué áreas del sistema nervioso intervienen en el efecto nocebo relacionado con el dolor. Tanto el córtex, como el tronco del encéfalo y la médula espinal están involucrados.

Según los resultados presentados en Science, la crema de apariencia cara tuvo un efecto nocebo significativamente más acusado que la de apariencia barata. “La explicación más probable es que los participantes en el estudio creyeran que la medicación cara es más potente y, por lo tanto, debe tener más efectos secundarios”, señala Alexandra Tinnermann. Esta relación entre el precio de un fármaco y sus efectos por sugestión ya se había descrito con el efecto placebo, pero no se había observado antes con el nocebo.

efecto nocebo de los medicamentos

Otra aportación novedosa de la investigación es que descubre qué áreas del sistema nervioso intervienen en el efecto nocebo relacionado con el dolor. En resonancias magnéticas se muestra que tanto el córtex como el tronco del encéfalo y la médula espinal están involucrados.

La subjetividad, la experiencia del paciente cuenta y por tanto “hay casos en que es imposible saber si un efecto adverso se produce por reacción a un fármaco o por efecto nocebo” argumenta Calvo del Hospital Clínic de Barcelona.

Ayudaría poner énfasis en cuánta gente no sufre efectos secundarios, en lugar de poner énfasis en cuánta gente los sufre

Efectos adversos en Fármacos

Siempre que sufras un efecto adverso a un fármaco,habla con tú médico y que quede plasmado en tu historial. Para mayor seguridad, como enfermo crónico puedes llevar un registro de que fármacos te han producido efectos adversos. Apunta el nombre del fármaco y cual has sufrido.

Una forma de asegurarte de que realmente es un efecto adverso es parar el tratamiento (según se deba en cada caso, hay fármacos que necesitan dejar de ser tomados poco a poco) y tomarlo por segunda vez. Sí aparece de nuevo tendrás una confirmación.

Según esta investigación, tomar un fármaco con miedo también podría llevar a sufrir a efectos adversos.

Si estás convencido de que has sufrido un efecto adverso a un fármaco puedes contribuir a que sea reconocido en un futuro en el prospecto del fármaco, después de haber sido estudiado según la seguridad que ha de ofrecer un fármaco puedes informar siguiendo las instrucciones del formulario Base de datos Europea de informes de presuntas reacciones adversas.

¿Es seguro dar experiencias personales en fármacos?

Según la ciencia esta libertad se acaba cuando se lee una experiencia a favor o en contra.

Nunca un enfermo después de haber leído experiencias con fármacos sabrá con subjetividad sí la experiencia con el fármaco vendrá por la verdadera reacción del fármaco o el condicionamiento de lo que ha leído.

El ensayo individual en uno mismo es lo que puede determinar la eficacia o no de un fármaco.

Un tratamiento para un enfermo crónico es algo demasiado serio y debe ser discutido con asesoramiento médico siempre presente.

Sí quieres realmente que efecto produce un fármaco para bien o para mal, cuanta menos información tengas mejor. Si no es una reacción adversa grave (muy rara) podrás evaluar con el paso de los días el beneficio o perjuicio que produce en tu organismo, y con un tiempo prudencial evaluar si realmente el tratamiento cumple las expectativas de aliviar en una enfermedad crónica.

Más información en titulares del efecto nocebo

Interactions between brain and spinal cord mediate value effects in nocebo hyperalgesia
 A. Tinnermann1,*, S. Geuter1,2, C. Sprenger1,3, J. Finsterbusch1, C. Büchel1

Science 06 Oct 2017:
 10.1126/science.aan1221
 http://science.sciencemag.org/content/358/6359/105
Print Friendly, PDF & Email
4.25/5 (4)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.