,

Efecto placebo y dolor

Hasta el 30 % del alivio del dolor, cuando se toma un analgésico, proviene del efecto placebo, que es un mecanismo neurobiológico en el cual los pacientes presentan algún grado de mejoría ante sus enfermedades gracias a que mantienen una actitud positiva hacia sus tratamientos. Así lo informó el investigador en neurociencias Gustavo Pacheco López, de la Universidad Auónoma Metropolitana-Unidad Lerma (UAM-L).

El efecto placebo reduce el dolor

El especialista expuso los nuevos hallazgos sobre el efecto placebo durante el Simposio de Neurociencias Integrativas, realizado en la Rectoría General de la UAM. Ahí indicó que en experimentos donde se administran medicamentos contra el dolor a los pacientes sin que ellos sepan que están recibiendo medicina fue necesario administrar 30% más medicina que en aquellos que sí sabían que estaban recibiendo medicamento.

efecto placebo y dolor

efecto placebo y dolor

En este Simposio,organizado por las unidades Lerma e Iztapalapa de la UAM y por la Sociedad Mexicana de Neuroinmunoendocrinología, se analizaron además otros problemas complejos del cerebro como la narcolepsia, los trastornos alimenticios y los efectos no reproductivos de los esteroides.

El avance en las neurociencias han permitido conocer qué partes del cerebro se activan cuando se cree que existe o no la cura para cierta enfermedad. El trabajo de los últimos años ha permitido comprender que hay sustancias químicas neurotransmisoras que facilitan o inhiben la posibilidad de sentir dolor. Además, en los años recientes también se ha podido estudiar la actitud ante padecimientos, lo que se denomina efectos placebo y nocebo.

La esperanza cura

De acuerdo con el investigador Gustavo Pacheco López, de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Lerma (UAM-L), el placebo se registra cuando existe la disminución en la sintomatología de una enfermedad, y, el nocebo, cuando ocurre lo contrario.

El éxito en los tratamientos médicos depende en gran medida del efecto placebo, que comienza desde la empatía que se pueda llegar a tener con el médico, y continúa con la actitud positiva que debe haber ante la enfermedad, sin que ésta sustituya el tratamiento farmacológico.

El investigador indicó que la sugestión es un proceso biológico que el ser humano desarrolla y depende de factores variados como la idiosincrasia. Por ejemplo, se tienen empatías distintas entre sexos, no es lo mismo que atienda una doctora o un doctor, enfermeras o enfermeros, “la forma en la que nos conducimos o manifestamos nuestras dolencias están relacionadas además con el ambiente y en particular con las relaciones sociales” destaca.

El doctor Pacheco López dijo que se debe conocer la condición de estrés del paciente, ya que si tiene estrés crónico su sistema inmunológico se deprime y la respuesta inmune es una condición determinante en la resolución de una patología.

“En condiciones de estrés, el sistema inmunológico se deprime y su actividad es menor, no es que la persona quiera curarse o no, sino que si se tiene una actitud optimista es probable que busque alternativas y no se limite a situaciones catastróficas o se deje llevar por la desesperanza” insiste.

Por otra parte, el especialista de la UAM Lerma indica que en el caso de los fármacos analgésicos, hasta el 30 por ciento de su éxito está determinado por el efecto placebo.

“Si al paciente le duele la cabeza y se le suministra un fármaco para contrarrestar el dolor sin que se entere, entonces necesitará un 30 por ciento más de la dosis de ese mismo medicamento, contrario a lo que pasaría si se toma la pastilla conscientemente” dice.

Guardar

Print Friendly, PDF & Email
Valora la información

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.