control del dolor en fibromialgia juvenil

La fibromialgia primaria juvenil es única entre las enfermedades reumáticas pediátricas respecto a los puntajes de dolor y discapacidad. El dolor es significativamente mayor en estos pacientes que en aquellos con otras enfermedades reumáticas infantiles, según los datos publicados en Pediatric Rheumatology.

«Aunque ya existe evidencia de que el dolor puede ser perjudicial para los niños y adolescentes que tienen dolor crónico como trastorno primario, este es el caso de la fibromialgia juvenil en la mayoría de los casos , poco sabemos, sobre la medidas de como se informa el dolor o a las dificultades asociadas en el desarrollo funcional de los jóvenes comparado con otras enfermedades reumáticas pediátricas «, explica Mark Connelly, Doctor del Hospital Children’s Mercy de Kansas City.

«Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que compara directamente los informes de dolor y las medidas de las limitaciones en el funcionamiento diario de las enfermedades evaluadas y tratadas en reumatología pediátrica», agrega. «Pensamos que la realización de este estudio podría ayudar a identificar enfermedades que podrían beneficiarse de medidas adicionales de monitoreo y mitigación del dolor».

Fibromialgia reumática juvenil y otras enfermedades reumáticas

El grado de dolor es más elevado junto a la limitación funcional, así como la fuerza de su asociación, es exclusivo de los pacientes con fibromialgia primaria juvenil comparado con otras enfermedades pediátricas reumáticas . Connelly y sus colegas han estudiado los datos de la Alianza de Investigación de Artritis y Reumatología Infantil ( CARRA). Según los investigadores, el registro CARRA, que proviene de 56 centros en América del Norte, es la base de datos clínica más grande de niños y adolescentes con una enfermedad reumática.

Mayor dolor en fibromialgia juvenil

Según los datos, la fibromialgia primaria juvenil es única entre las enfermedades reumáticas pediátricas con respecto al dolor y las calificaciones de discapacidad, con un dolor significativamente mayor en estos pacientes que en aquellos con otras afecciones reumáticas infantiles.
Para su estudio, Connelly y sus colegas realizaron una revisión retrospectiva de datos de 7.753 niños y adolescentes de entre 5 y 21 años en el momento del consentimiento de la participación. Con una visita para una evaluación inicial entre mayo de 2010 y mayo de 2014. De esos pacientes, 201 tenían antecedentes fibromialgia Los investigadores compararon los niveles y la asociación del dolor y la función entre pacientes con fibromialgia primaria con aquellos con otras enfermedades reumáticas, incluida la enfermedad mixta del tejido conectivo , lupus eritematoso sistémico, dermatomiositis juvenil, artritis idiopática juvenil y vasculitis del sistema nervioso central. .

Resultados del estudio

Según los investigadores, los niveles de dolor se clasificaron como los más altos entre los pacientes con fibromialgia primaria (M = 6.4 / 10; SD = 2.4) y los más bajos para la dermatomiositis juvenil (M = 1.7 / 10; SD = 2.2). Además, el dolor fue significativamente mayor entre aquellos con fibromialgia primaria que cualquier otra enfermedad reumática (tamaño del efecto = 0.22-1.05). Las calificaciones de funcionamiento y bienestar también fueron significativamente peores en el grupo de fibromialgia en comparación con los pacientes con otras enfermedades reumáticas (tamaños del efecto = 0,62-1,06).

Conclusiones

«En la fibromialgia juvenil se reportan altos niveles de dolor y discapacidad funcional, niveles que exceden los recogidos en otras enfermedades tratadas en la reumatología pediátrica», dice Connelly. «Esto refuerza aún más lo difícil que puede llegar ser vivir con esta enfermedad para los niños y adolescentes a los que se les diagnostica».

A pesar de los tratamientos el control del dolor es insuficiente

«Los tratamientos para la enfermedad reumática pediátrica han recorrido un largo camino en los últimos años. En muchos casos los tratamientos son excelentes para reducir la actividad de la enfermedad, pero sabemos que la reducción de la actividad de la enfermedad no necesariamente se corresponde con la reducción del dolor», dice Connelly. «Uno de los principales hallazgos de este estudio sugiere que, en la medida en que el dolor no sea un objetivo importante del tratamiento en la enfermedad reumática pediátrica, es difícil mejorar la calidad de vida».

Mark A. Connelly, Doctor en Psicología infantil, Psicólogo clínico; Director de Investigación, Desarrollo y Ciencias del Comportamiento; Profesor de Pediatría, Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri-Kansas City

 Pain, functional disability, and their Association in Juvenile Fibromyalgia Compared to other pediatric rheumatic diseases 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *