, ,

La depresión es más frecuente cuando la migraña es comórbida a fibromialgia

La depresión es más frecuente cuando la fibromialgia aparece como enfermedad comórbida a la migraña.
Los pacientes con fibromialgia y migraña sufren depresión con mayor frecuencia que aquellos con migraña sola, según un estudio prospectivo de cohorte de la Clínica Mayo.

Los investigadores de este estudio, publicado recientemente en el Journal of Headache and Pain, utilizaron la información para identificar a 157 pacientes con migraña y fibromialgia comórbida y 471 con migraña y sin fibromialgia. En el estudio se incluía subtipos de migrañas.

Estudio fibromialgia y migraña

Los investigadores han encontrado más discapacidad relacionada con el dolor de cabeza (odds ratio [OR], 1.23; P = 0.004), mayor gravedad de la depresión (OR, 1.467; P <0.0001) y mayor gravedad de la cefalea (OR, 1.149; P = 0.007) en pacientes con fibromialgia y migraña comórbidas frente a aquellos que sufren sólo migraña.

Los pacientes con fibromialgia comórbida también dieron puntuaciones más altas en el Cuestionario de Salud del Paciente (OR, 1,08; P <0,0001) y puntuaciones de más altas en la intensidad de dolor de cabeza (OR, 1,149; P = 0,007).

Fibromialgia y migraña

“No se conoce por qué la fibromialgia está relacionada con la migraña”, dijo el Dr. Vincent Martin, presidente de la National Headache Foundation. “Se piensa que las células nerviosas dentro del sistema nervioso central se sensibilizan al dolor tanto en la fibromialgia como en la migraña. También es posible que el dolor de un lugar lo haga más resistente en otro lugar. La genética también podría ser un factor “.

“La migraña es el resultado de un proceso de dilatación vascular y puede desencadenarse por olores, sabores, luz u hormonas en las mujeres.

La fibromialgia es el resultado de respuesta al dolor amplificado que carecen de un mecanismo para detenerlo “, dijo Yvonne D’Arcy, enfermera especializada en manejo del dolor y cuidados paliativos en Verda Beach, Florida, y miembro del consejo asesor editorial de Pain Medicine News.

“La vía del dolor descendente está abierta y no detiene la respuesta del dolor.”

Fibromialgia comórbida a la migraña

“La fibromialgia comórbida a la migraña es bastante común”. Los pacientes con fibromialgia están formados por grupos muy diferentes.
Algunos tienen consecuencias imperceptibles en su día a día, mientras que otros tienen un dolor muy intenso y síntomas debilitantes. Por lo tanto, ningún paciente con fibromialgia es exactamente igual al siguiente “, agregó.

Los autores llegaron a la conclusión que muchos pacientes con migraña deberían someterse a exámenes de fibromialgia.
“Basándose en este estudio, sería razonable evaluar los síntomas de fibromialgia en un paciente con migraña cuando muestran una serie de síntomas depresivos, sobretodo cuando la intensidad de cefalea es severa y discapacitante”, según declaraciones de los investigadores, agregando que la fibromialgia en general se correlaciona con “menor calidad de vida”.

Migraña crónica por uso excesivo de medicamentos

La migraña crónica, asociada con el uso excesivo de medicamentos presentó limitaciones en la investigación.

“El uso frecuente de medicamentos para el tratamiento de la fibromialgia podría aumentar los dolores de cabeza por migraña (dolores de cabeza de rebote, también conocidos como dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos). Esto podría explicar por qué los dolores de cabeza son más frecuentes, severos e incapacitantes en las personas con migraña y fibromialgia , dijo el Dr. Martin, quien sugirió que los profesionales en el tratamiento del dolor deberían buscar otros trastornos del dolor, entre ellos la fibromialgia.

Soluciones al dolor de fibromialgia y migraña

El Dr. Martin concluye:
“Si se encuentran otros trastornos que provocan dolor como la fibromialgia, podría cambiar la perspectiva en el tratamiento de la migraña. Se podría usar medicamentos preventivos para tratar ambas afecciones y pedir a las personas con fibromialgia que reduzcan los medicamentos para el dolor que desencadenan dolores de cabeza de rebote”

La Sra. D’Arcy añade: “En atención primaria, la detección de pacientes con dolor migrañoso severo y debilitante puede dar resultados positivos cuando se identifica la fibromialgia. “Implementar tratamiento para la fibromialgia puede disminuir el dolor que experimentan los pacientes y explicaría por qué el dolor es tan intenso”.

Fibromyalgia in migraine: a retrospective cohort study
 Mark Whealy Sanjeev Nanda, Ann Vincent, Jay Mandrekar and F. Michael Cutrer
 The Journal of Headache and Pain Official Journal of the "European Headache Federation" and of "Lifting The Burden - The Global Campaign against Headache"201819:61
 https://doi.org/10.1186/s10194-018-0892-9
5/5 (2)

Valora esta información

fibromialgia y enfermedad inflamatoria intestinal
, ,

Fibromialgia y enfermedad inflamatoria intestinal

Anteriores estudios han demostrado que la enfermedad intestinal inflamatoria puede aumentar el riesgo de  fibromialgia.

En el estudio ¹Fibromialgia y enfermedad inflamatoria intestinal  se llegó a la siguiente conclusión: La fibromialgia es común en enfermedades inflamatorias intestinales: particularmente en la enfermedad de Crohn.

El umbral del dolor disminuido en la enfermedad de Crohn sugiere el impacto de la fibromialgia.

Reconocer la enfermedad en pacientes con enfermedades intestinales inflamatorias puede evitar diagnósticos erróneos y garantizar el tratamiento correcto.

Nuevo estudio sobre fibromialgia y enfermedad inflamatoria intestinal

²En este nuevo estudio se pretende evaluar el riesgo de fibromialgia entre pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria de diferente sexo y edad.

Los datos utilizados en esta investigación se seleccionaron de la Base de datos de investigación de seguro de salud nacional de Taiwan (NHIRD).

Se seleccionaron del NHIRD de Taiwán a 4.510 pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria y 18.040 pacientes aleatorizados por sexo y edad sin antecedentes de enfermedad intestinal inflamatoria desde principios de 2000 hasta finales de 2005 para analizar el desarrollo de la fibromialgia durante 12 años. (Periodo (2000-2011)).

Metodología

Mediante el uso del modelo de regresión de Cox se evaluó los efectos de la enfermedad intestinal inflamatoria en fibromialgia. Se ajustaron el género, la edad y  comorbilidades, incluida la hipertensión, la diabetes, la hiperlipidemia, la depresión, la ansiedad y el trastorno del sueño.

Después de ajustar las covariables adecuadas, los pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria tuvieron un mayor riesgo de fibromialgia (cociente de riesgo ajustado [aHR] 1.70, intervalo de confianza del 95% [IC] 1.59-1.83) que los controles.

Los pacientes masculinos con enfermedad inflamatoria intestinal tenían un riesgo más alto de fibromialgia que las mujeres con enfermedad intestinal inflamatoria (aHR 2.00, IC del 95% 1.79-2.23 y aHR 1.52, IC del 95% 1.38-1.67, respectivamente).

Es mayor el riesgo de FM ocurrió en el subgrupo más joven con enfermedad intestinal inflamatoria(= 39 años) (aHR 1.92, IC 95% 1.68-2.19).

Conclusiones

La enfermedad intestinal inflamatoria se correlaciona con un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia. Especialmente en pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria masculino y más jóven. Es necesario prestar más atención al manejo de los pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria para prevenir la enfermedad de fibromialgia.

Son necesarias más investigaciones en el futuro para confirmar, aún más, los hallazgos en este estudio.

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

Las enfermedades inflamatorias intestinales  son trastornos crónicos que afectan principalmente el intestino.

Síntomas

Los principales síntomas son el dolor abdominal recurrente y diarrea crónica. Además pueden causar artritis o inflamación de las articulaciones.

Aparecen principalmente entre los 15 y 35 años, afectando tanto a hombres como mujeres.
Existen dos tipos de enfermedades inflamatorias del intestino: la enfermedad de Crohn (EC) y la Colitis Ulcerosa (CU).

Enfermedad de Crohn ¿Qué es la colitis ulcerosa?

ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL Y EMBARAZO

.
 ¹Fibromyalgia in inflammatory bowel disease.
 Buskila D1, Odes LR, Neumann L, Odes HS.
 J Rheumatol. 1999 May;26(5):1167-71

²Is Fibromyalgia Risk Higher Among Male and Young Inflammatory Bowel Disease Patients? Evidence from a Taiwan Cohort of One Million.
 Chen JH1, Chen HJ2, Kao CH3, Tseng CH4, Tsai CH4.
 Pain Physician. 2018 May;21(3):E257-E264.
4.43/5 (7)

Valora esta información

dolor de pies y manos
,

Dolor de manos y pies. Diferencias fibromialgia y artritis

¿Puede la fibromialgia ser la causa del dolor de manos y pies

El dolor de manos y pies:

Diferencias entre fibromialgia y artritis

 

P: ¿Los síntomas de la fibromialgia incluyen dolor de manos y pies? Tengo  dolor  persistente en el pulgar que me dificulta escribir y me duelen los pies cuando les pongo peso. Mis manos y mis pies solían ser las únicas partes de mi cuerpo que se libraban del dolor persistente. Ahora me duelen. ¿Qué explicación puede tener?

R: La fibromialgia es una condición caracterizada por dolor persistente en todo el cuerpo. El dolor, generalmente, se siente en los músculos y tejidos blandos. Las articulaciones en sí no muestran signos de artritis, como dolor e hinchazón o nódulos en las articulaciones de los dedos. La fibromialgia puede ocurrir junto con otra forma de artritis, como la artritis reumatoide o la osteoartritis.

La inflamación en  pies y manos sugiere que puede ser artritis, en vez fibromialgia, pero no necesariamente es la causa de su dolor. El dolor de pie también puede ser causado por una inflamación de la fascia plantar, llamada fascitis plantar, consecuencia de la irritación de una banda del tejido conectivo blando que se extiende por la planta del pie.

La fascitis plantar puede asociarse en fibromialgia. Es importante que obtenga una evaluación médica completa para determinar la causa exacta del dolor y comenzar el tratamiento, en la artritis el tratamiento es completamente diferente al de la fibromialgia.

DR. David Pisetsky, Reumatólogo

Y sí me han descartado todo ¿Por qué tengo dolor de manos?

Información sobre la artritis de la coordinadora nacional de artritis.

https://www.arthritis.org/living-with-arthritis/tools-resources/expert-q-a/fibromyalgia-questions/foot-hand-pain.php
4.83/5 (6)

Valora esta información

,

EPOC y dolor crónico

La EPOC es una enfermedad pulmonar que causa dificultad para respirar. Los síntomas principales son, entre otros, la disnea o falta de aire, la tos y la expectoración mucosa. Uno de los factores de riesgo más importante para padecer esta enfermedad es el tabaco.

Identificar qué pacientes padecen dolor crónico ahorrará en recursos sanitarios

EPOC y dolor crónico

“Este estudio surge porque en las consultas externas observamos a menudo que los pacientes con esta enfermedad se quejan, no sólo de los síntomas respiratorios característicos, sino también de otros como dolor de espalda, de cuello y migrañas, sobre todo aquellos con una enfermedad más evolucionada” explica Javier de Miguel.

El estudio ha evaluado, mediante encuestas de salud a la población, a 44.000 pacientes, que se han dividido en dos periodos distintos, en 2009 y en 2014, diferenciando para ello dos grupos, uno con EPOC y otro de sujetos control que no padecen esta enfermedad, todos ellos mayores de 35 años, edad a partir de la cual puede manifestarse la enfermedad.

El Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón ha llevado a cabo un estudio entre más de 44.000 personas. analizar la presencia de dolor en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Pionero en nuestro país, ha desvelado que estos pacientes tienen más tendencia a padecer dolor crónico que el resto de la población, lo que supone menor calidad de vida y un deterioro de la situación clínica de estos enfermos.

La finalidad del artículo ha sido demostrar que hay una mayor incidencia de dolor crónico en personas que padecen esta patología en base a tres puntos: el dolor en el cuello, el dolor en la espalda, ya que estos pacientes pueden tener aplastamientos vertebrales por la propia evolución de la enfermedad, y el dolor de cabeza o migraña debido principalmente a la tos crónica.

 

Resultados contundentes y factores asociados

Los resultados del estudio han demostrado que los pacientes con EPOC tienen 1,2 veces más riesgo de tener dolor crónico de cuello, 1,38 veces más de tener dolor de espalda y hasta 1,36 veces más de probabilidad de sufrir cefaleas que los que no padecen esta enfermedad.

Igualmente durante la investigación se tuvieron en cuenta factores asociados que contribuyen a un aumento de la incidencia de este tipo de dolor crónico como es la obesidad, la edad (la prevalencia del dolor es mayor en los pacientes más jóvenes), el sexo (las mujeres con EPOC padecen más dolor que los varones), los pacientes con mala calidad de vida o con alguna alteración mental como ansiedad o depresión y todos aquellos enfermos que usan medicación para el dolor.

Para el jefe de sección de Neumología, Javier de Miguel;

“identificar a los pacientes con EPOC que padecen dolor crónico supondrá un adecuado manejo de este síntoma y un mejor control de la enfermedad, lo que redundará en una mayor calidad de vida de estos enfermos así como en una disminución de las visitas a urgencias y de los ingresos hospitalarios. Todo ello se traducirá, sin duda, en un ahorro en recursos sanitarios”

Epoc por la organización mundial de la salud

Recursos para enfermos con Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Acceso a estudio Prevalence of Pain in Copd Patients and Associated Factors: Report From a Population Based Study.

Fuentes

Redacción médica
https://www.redaccionmedica.com/autonomias/madrid/los-pacientes-con-epoc-son-mas-propensos-a-padecer-dolor-cronico-4006

EFE 5 de junio
http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20180605/444127143708/estudio-desvela-que-pacientes-con-epoc-padecen-mas-migranas-y-dolor-de-cuello.html

Crédito foto http://www.cuidandodemi.com/
5/5 (3)

Valora esta información

, ,

Síndrome de apnea obstructiva del sueño y fibromialgia

Síndrome de apnea obstructiva del sueño y fibromialgia ¿Existe una relación?

OBJETIVOS:

El síndrome de fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético crónico, fatiga y dificultad para conciliar el sueño.

El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) se asocia con síntomas, como fatiga matutina y sueño no reparador. El objetivo fue investigar la presencia de síndrome de apnea obstructiva del sueño y demostrar objetivamente cambios en el patrón de sueño en pacientes con fibromialgia.

Investigación síndrome de apnea obstructiva del sueño y fibromialgia

MATERIAL Y MÉTODOS:

Se realizaron investigaciones polisomnográficas en 24 pacientes con fibromialgia. Los pacientes se dividieron en dos grupos: pacientes con y sin síndrome de apnea obstructiva del sueño (Grupo 1 y Grupo 2, respectivamente). Un total de 40 pacientes sin fibromialgia que se presentaron a los trastornos del sueño policlínico con un diagnóstico inicial de síndrome de apnea obstructiva del sueño se incluyeron en el Grupo 3.

En base a su índice de apnea hipopnea , el SAHS en los pacientes se clasificó como leve (IAH, 5-15 ), moderado (30) o severo (> 30).

RESULTADOS:

El síndrome de apnea obstructiva del sueño se detectó en el 50% de los pacientes con fibromialgia. Los hallazgos clínicos más destacados fueron fatiga matutina y trastorno del sueño, que fueron similares en los tres grupos.

En la evaluación de la polisomnografía , los pacientes con fibromialgia tenían SAOS leve (33%), moderado (25%) y severo (42%). En las correlaciones de los análisis, se observaron correlaciones negativas entre el cuestionario de impacto de fibromialgia (FIQ) y la saturación media de oxígeno, la escala analógica visual (VAS) y la saturación mínima de oxígeno. Mientras que se encontró una correlación positiva entre FIQ y tiempos de desaturación en pacientes con fibromialgia.

CONCLUSIÓN:

Son resultados importantes la detección de síndrome de apnea obstructiva del sueño en el 50% de los pacientes con fibromialgia, y tasas similares de quejas de trastorno del sueño y fatiga matutina de los casos de síndrome de apnea obstructiva del sueño y fibromialgia.
La detección de la correlación entre la gravedad de la hipoxemia y las puntuaciones de FIQ y VAS son significativas porque significa que contribuye el aumento de la hipoxia tisular al deterioro del estado clínico.

síndrome de apnea obstructiva del sueño y fibromialgia

El diagnóstico y el tratamiento de síndrome de apnea obstructiva del sueño asociado a fibromialgia es importante debido a la contribución favorable a la mejora del cuadro clínico de fibromialgia. ( fibromialgianoticias.com )

Is There a Link Between Obstructive Sleep Apnea Syndrome and Fibromyalgia Syndrome?
 Turk Thorac J. 2017 Apr;18(2):40-46. doi: 10.5152/TurkThoracJ.2017.16036. Epub 2017 May 1.
 Köseoğlu Hİ1, İnanır A2, Kanbay A3, Okan S2, Demir O4, Çeçen O2, İnanır S5.

En 2017 en el articulo tratamiento de la fibromialgia la apnea del sueño ya pone de manifiesto la apnea del sueño como un agravante de la enfermedad, entre otros factores que se recuerdan a continuación. Todas estas diferencias en los pacientes ponen de manifiesto la necesidad de individualizar el tratamiento.

fibromialgia y enfermedades

 

App para el seguimiento de la apnea del sueño

5/5 (11)

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y dolor visceral. Aumento del dolor

Relación entre fibromialgia y dolor visceral. La fibromialgia es un sindrome de sensibilización central.

Relación entre fibromialgia y dolor visceral

Un nuevo estudio muestra la relación entre el dolor de la fibromialgia y el dolor visceral que se sufre en órganos comprometidos como en la endometriosis, el sindrome de intestino irritable, las reglas dolorosas (dismenorrea) o diverticulosis de colón, enfermedades comórbidas a la fibromialgia.

El estudio evalúa el dolor visceral como un posible factor desencadenante del dolor con hiperalgesia y generalizado en enfermos comórbidos con fibromialgia. Se comparan mujeres con (1) SFM + síndrome del intestino irritable (SII); (2) SFM + dismenorrea primaria (Dys); (3) SFM + Dys secundario a la endometriosis (Endo); (SFM+ diverticulosis de colon) y con mujeres que sufren sólo Fibromialgia.

¿Existe un aumento del dolor?

El dolor visceral (el número de dias con SII, dolor con ciclo mentrual, y episodios de dolor abdominal con diverticulitis) está relacionado con todos los parámetros del dolor en fibromialgia
La hiperalgesia y el dolor que se sufre con fibromialgia, decreció después de tratar todas las enfermedades cómorbidas con diferentes terapias: dieta durante seis meses para el SII, tratamiento hormonal durante seis meses para la dismenorrea, láser para endometriosis y cirugía para la diverticulosis.

El dolor visceral probablemente exarceba los síntomas de fibromialgia, y por tanto también puede  aumentar el nivel de sensibilización central típico de este sindrome.

Una estrategia a seguir y que debe ser contemplada es el tratamiento del dolor visceral de las comorbilidades asociadas para mejorar el dolor de la fibromialgia.

Fibromialgia y dolor visceral
Traducido por Fibromialgia noticias

Visceral pain as a triggering factor for fibromyalgia symptoms in comorbid patients.
 Costantini, Raffaele; Affaitati, Giannapia; Wesselmann, Ursula; Czakanski, Peter; Giamberardino, Maria Adele
 Pain: Post Author Corrections: July 03, 2017 doi: 10.1097/j.pain.0000000000000992
4.94/5 (18)

Valora esta información

, ,

Sindrome del túnel carpiano y fibromialgia

Es muy común la relación entre Sindrome del túnel carpiano y fibromialgia, esto daría lugar a que muchos pacientes podrían identificar  la relación de padecer síndrome de tunel carpiano en fibromialgia, y como la sensibilización central presente ofrece un peor pronóstico en la recuperación.
En este articulo se pretende abordar que es el síndrome de tunel carpiano, además de su posible relación con la enfermedad de fibromialgia mediante investigaciones clínicas.

Sindrome del túnel carpiano y fibromialgia

¿Qué es el sindrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano es una enfermedad que produce daño del nervio mediano. Si existe, por cualquier causa, un aumento de la presión dentro de ese túnel carpiano se puede producir una lesión en dicho nervio.

Los casos leves pueden evolucionar favorablemente con tratamiento mediante inmovilización de la muñeca o con la inyección de corticoides. En casos más avanzados, la solución siempre es quirúrgica, liberando el nervio atrapado en el túnel del carpo.¹

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Generalmente los síntomas comienzan gradualmente. Ardor y hormigueo frecuente o entumecimiento con picazón en la palma de la mano y los dedos, especialmente el pulgar, el índice y dedo medio. Algunas personas que padecen el síndrome de túnel carpiano dicen que sus dedos se sienten inútiles e hinchados, aún cuando no es casi aparente la inflamación. A menudo los síntomas aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, ya que muchas personas duermen con las muñecas flexionadas.

Una persona con el síndrome del túnel carpiano puede despertarse con la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca. A medida que los síntomas empeoran, las personas pueden sentir hormigueo durante el día. La disminución en la fuerza de agarre podría dificultar cerrar el puño, asir objetos pequeños, o realizar otras tareas manuales. En casos crónicos y/o no tratados, los músculos en la base del pulgar podrían atrofiarse.

Algunas personas no pueden discriminar entre calor y frío al tacto.²

Estudio relaciona Sindrome del túnel carpiano y fibromialgia como una sensibilización central al dolor

Avances neurofisiológicos en el síndrome del túnel del carpo: proceso de sensibilización central o neuropatía local

Introducción.

El síndrome del túnel del carpo (STC) se considera como un ‘simple’ atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo. En la última década, varios estudios han revelado la existencia de distintos mecanismos de sensibilización periférica y central dentro de este síndrome.
Sindrome del túnel carpiano y fibromialgia

Objetivo.

Revisar la neurofisiología de la sensibilización central y periférica aplicada en el STC y sus repercusiones clínicas.

Desarrollo.

Diversos estudios han mostrado que sujetos con STC presentan alteraciones somatosensoriales y de conducción tanto en zonas inervadas por el nervio mediano como en zonas no relacionadas con el nervio: los pacientes con STC muestran una hiperalgesia mecánica y térmica generalizada y bilateral, incluso con síntomas unilaterales. A su vez, también muestran alteraciones generalizadas en la percepción de vibración (parestesia), alteraciones en la función motora fina y cambios en la corteza somatosensorial. Estas evidencias corroboran la presencia de un proceso complejo de sensibilización periférica y central en el STC, lo que podría constituir un factor pronóstico negativo para su correcto abordaje terapéutico.

Conclusiones.

Los avances en neurociencias de los últimos años confirman la presencia de un proceso de sensibilización central en el STC. Lo cual justificará la necesidad de un replanteamiento de los programas de tratamiento, tanto conservador como quirúrgico. A su vez, este proceso de sensibilización central podría desempeñar un papel determinante como factor pronóstico en el abordaje de estos pacientes.

Ejercicios para síndrome de tunel carpiano

Ejercicios para controlar las molestias y el dolor:

¿Por qué se tiene dolor de manos en fibromialgia ?

¹http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/sindrome-tunel-carpiano

²https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/tunel_carpiano.htm
 ³Avances neurofisiológicos en el síndrome del túnel del carpo: proceso de sensibilización central o neuropatía local
 R. Ortega-Santiago, A.I. de-la-Llave-Rincón, S. Laguarta-Val, A. Martínez-Pérez, J.A. Pareja, C. Fernández-de-las-Peñas
5/5 (11)

Valora esta información

,

Sindrome de hiperlaxitud fatiga crónica y fibromialgia

¿ Qué relación tienen el Sindrome de hiperlaxitud fatiga crónica y fibromialgia?

Hablemos de dolor…

Dolor crónico generalizado y regional

El dolor crónico es un síntoma muy frecuente en la población general.

Los términos “agudo” y “crónico” se utilizan para describir el tiempo en que el dolor ha estado presente, opuestamente al significado más frecuente de severidad. Agudo describe un dolor súbito y de corta duración, en tanto que crónico implica persistente y que dura más de 3 meses.
Tanto el dolor agudo como el crónico pueden tener diferente grado de severidad, desde leve hasta altamente incapacitante.
La distribución del dolor se define como “generalizada” si se produce en áreas a ambos lados del cuerpo, tanto por encima como por debajo de la cintura, así como en la región espinal. El término “regional” define dolor confinado a áreas específicas; por ejemplo, un brazo, o un brazo y una pierna del mismo lado del cuerpo.

En conjunto, estos términos describen el “Dolor Crónico Generalizado” y el “Dolor Crónico Regional”. A partir de datos de sondeos amplios, el dolor crónico generalizado se encuentra en aproximadamente el 11% de la población, y el dolor crónico regional en el 25%.
Se estima que la mayor parte del dolor crónico generalizado se produce en tejidos blandos como músculos y tendones, que por lo demás, parecen ser normales.
Sin embargo, la experiencia de mala salud y disminución de la calidad de vida de quienes sufren dolor crónico generalizado dista de ser normal.

Sindrome de hiperlaxitud fatiga crónica y fibromialgia

El diagnóstico de Fibromialgia se realiza cuando se reconoce un patrón particular en la distribución y la naturaleza del dolor.
La Fibromialgia (FM) probablemente sea la causa diagnosticada más común de dolor crónico generalizado. Sin embargo, el Síndrome de Ehlers-Danlos (SED) (particularmente el SED tipo Hiperlaxitud, SEDH), sinónimo de Síndrome de Hiperlaxitud Articular (SHA), también puede presentar un cuadro similar.
Sindrome de hiperlaxitud

Igualmente, el SED tipo Hiperlaxitud/Síndrome de Hiperlaxitud puede presentarse con lesiones crónicas recurrentes, agudas o crónicas en unas pocas articulaciones hiperlaxas, dando origen a dolor crónico regional. Tanto la Fibromialgia como el SEDH/SHA son enfermedades comunes. Por ello, no es sorprendente que puedan aparecer juntas por azar en una misma persona.
Sin embargo, varios estudios realizados en grupos pequeños de personas también sugieren que podrían asociarse una con otra, compartiendo mecanismos similares que conducen al dolor.

Ya sea por azar o porque existe una asociación entre ambas, es importante que el médico NO ignore el SEDH/SHA solo porque está presente la Fibromialgia.
Además del hecho de que el SEDH/Sindrome de hiperlaxitud A tiene otros problemas que no se observan en la FM que podrían pasarse por alto, las terapias físicas utilizadas en la FM podrían producir daño, si no se adaptan en las personas hiperlaxas.

Diagnóstico de la Fibromialgia (FM)

La definición de FM fue descripta a fines de la década de 1980, con el consenso de un grupo formado bajo el auspicio del Colegio Americano de Reumatología.
Antes de que esto ocurriera, los síntomas se reconocían como “fibrositis”. El término Fibromialgia es más descriptivo: tejidos fibrosos (fibro), músculos (mio) y dolor (algia). La FM generalmente se explica como una enfermedad en la que los músculos se tornan tensos, sensibles y rígidos, debido a una falta de relajación.

La inflamación (“itis”) no es una característica de esta enfermedad. Los criterios para realizar el diagnóstico de Fibromialgia son:
Dolor crónico generalizado, siendo “generalizado” como se describió más arriba Al menos 11 puntos sensibles sobre un total de 18, definidos en un mapa corporal Los sitios de los puntos sensibles se muestran en la figura:
La causa de la FM no se conoce.

No hay análisis de sangre, estudios, biopsias u otras investigaciones que apoyen el diagnóstico, aunque el dolor muscular puede estar asociado a disminuciones en la vitamina D, algo que debería corregirse.

Tratamiento de la Fibromialgia

No existe una cura para la Fibromialgia.

Dada la variedad de síntomas además del dolor, es probable que ningún tratamiento sea suficiente. Los tratamientos se enfocan en reducir los síntomas tanto como sea posible.
Se han descripto varios tratamientos, con éxito variable; no todos los tratamientos ayudan en todos los casos, y a menudo la persona presente varias circunstancias y síntomas diferentes que requieren de un tratamiento individual, de manera similar a los principios que se aplican al SED.

En 2007, un equipo de expertos buscó evidencia en la investigación sobre la efectividad de diferentes tratamientos. Sus conclusiones fueron publicadas en una guía titulada “Recomendaciones EULAR basadas en la evidencia para el tratamiento del Síndrome de Fibromialgia” (‘EULAR evidence based recommendations for the management of fibromyalgia síndrome”). Como ocurre en el SEDH/Sindrome de hiperlaxitud A, la FM está asociada con dolores de cabeza, fatiga, patrones anormales de sueño, inquietud, trastornos intestinales (por ej. síndrome de colon irritable) y trastornos autonómicos en el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

Ejercicio

Los ejercicios aeróbicos como caminar, andar en bicicleta o nadar se consideran las mejores formas de ejercicio para mejorar los síntomas. Se recomienda el aumento gradual del ejercicio durante un período de varios meses hasta lograr ejercitarse 4 o 5 meses durante por lo menos 20-30 minutos por vez. Las técnicas de estiramiento como el yoga también pueden ser beneficiosas.

Los fisioterapeutas pueden brindarles apoyo a los pacientes con consejos sobre el ejercicio, ajustes y evaluación de su efectividad. Esto debería incluir consejos sobre el estilo de vida, la relajación y la alternancia de actividades.

En presencia de Sindrome de hiperlaxitud, la evaluación terapéutica puede tener que incluir:
• Ejercicios de estabilización para el tronco
• Ejercicios de estabilización articular, que tiendan a reducir el riesgo de dislocaciones
• Un programa para mejorar la propiocepción (el sentido de la posición de las articulaciones)
• Alentar el uso del rango completo de movimiento articular, mientras se evitan el estrés articular innecesario y largos períodos en posiciones que potencialmente son nocivas Piscinas climatizadas

Pueden ser beneficiosos los baños en agua caliente (balneoterapia) y los jacuzzis. El ejercicio durante 20-30 minutos en una piscina con agua caliente (hidroterapia), ya sea en una unidad de terapia específica o una piscina climatizada parece ayudar en algunos casos.

Terapia Cognitivo Conductual (TCC)

La TCC es un tipo de psicoterapia que realizan psicólogos clínicos y que a menudo tiene valor en el manejo del dolor crónico generalizado.
La TTC tiende a afrontar los pensamientos y comportamientos actuales que afectan a la persona. Es una terapia práctica y enfocada en los problemas, dirigida a tomar el control y a aliviar el dolor, la ansiedad, la fatiga y el estado de ánimo que interfieren con el día a día. Es un agregado valioso al ejercicio, a otras terapias psicológicas, a la fisioterapia y a los tratamientos con medicamentos

Terapias complementarias

Algunas personas encuentran efectivos el masaje, la aromaterapia y la acupuntura.
Hay poca evidencia desde la investigación sobre cuándo recomendar el uso de estos tratamientos, y probablemente funcionen en parte ayudando con la relajación.

Medicamentos

Estos incluyen analgésicos simples, antidepresivos (tanto para el control del dolor como para mejorar el estado de ánimo), y las drogas anticonvulsivas y anti-parkinsonianas que funcionan como analgésicos. Los analgésicos típicos como el paracetamol, las drogas antiinflamatorias no esteroides y la codeína a menudo no funcionan más que para el alivio de los episodios agudos de dolor.
El tramadol parece tener un cierto beneficio en la FM.

No es aconsejable tomar drogas opioides fuertes como la morfina, debido al riesgo de dependencia en una enfermedad de largo plazo.
Los estudios han demostrado que los antidepresivos en dosis bajas son analgésicos efectivos, y que pueden mejorar las alteraciones en los patrones de sueño.
A dosis más altas tienen el beneficio de mejorar la depresión que puede presentarse en el dolor crónico generalizado.
Las drogas más comunes que se utilizan para esto son la amitriptilina, la fluoxetina, la sertralina, la venlafaxina y la duloxetina.

Drogas anticonvulsivas y benzodiacepinas

También se han estudiado en la FM las drogas anticonvulsivas (anti epilépticas) pregabalina y gabapentina, y se encontró que son efectivas para controlar el dolor.
Similarmente, las drogas anti parkinsonianas más nuevas como el pramipexol y ropinirol ayudan a aliviar el dolor, presumiblemente trabajando sobre los centros de control más profundos del cerebro. Estas drogas tienden a utilizarse cuando el tramadol y los antidepresivos no han funcionado.

Durante períodos de tiempo muy cortos, por ejemplo, una semana, el médico podría recomendar relajantes musculares como las benzodiacepinas, si el espasmo es muy severo. También pueden reducir la ansiedad.
Su uso como sedante para ayudar a corregir las alteraciones en los patrones de sueño puede funcionar durante un período corto, pero su uso a largo plazo en la FM en general es muy decepcionante.
Por ello, estos sedantes no son recomendables, además del hecho de que suponen el riesgo de dependencia, como ocurre con los opioides.

Fatiga

La fatiga es un hallazgo común e incapacitante en muchas enfermedades músculo-esqueléticas, entre ellas la FM, el SED y el Sindrome de hiperlaxitud A.
Es importante excluir otras causas de fatiga, como la anemia, las anormalidades endocrinas como el hipotiroidismo, las infecciones crónicas y el deterioro de las funciones cardíaca, pulmonar, hepática o renal. Sin embargo, en la vasta mayoría de los casos de FM y SED, la fatiga simplemente es una característica del síndrome doloroso.

Esta fatiga es más que el cansancio típico que uno asocia con el ejercicio o con un día ocupado. A menudo es una falta de energía abrumadora, incluso luego de una actividad mínima.
En niños y adolescentes, la falta de concentración puede producir problemas con la escolaridad, si el tema no se reconoce ni se trata.
La incapacidad de controlar la fatiga puede ser interpretada por los demás como pereza, conducta antisocial, o quizás hasta como depresión.
Muchas personas tienen intolerancia al frío, mareos, miedo a desmayarse, mala concentración y notan que no pueden estar de pie durante mucho tiempo, porque se agrava su fatiga. Esto puede deberse a trastornos autonómicos en el corazón y la presión sanguínea.

Manejo de la fatiga

Hay poca evidencia que apoye el uso de las diferentes formas de terapia disponibles para la fatiga.
Tanto en la FM como en el SED el uso de analgésicos y antidepresivos utilizados para controlar el dolor pueden ayudar a aliviar la fatiga en forma indirecta.
De la misma manera, también puede ayudar el control de los trastornos autonómicos en el corazón y la presión sanguínea.
Pueden ayudar los cambios en el estilo de vida, incluyendo regular el ritmo/alternar actividades, cambiar los patrones de sueño, el ejercicio, y la terapia conductual.

Mientras que existe escasa evidencia que apoye el uso de suplementos nutricionales, los suplementos recomendados generalmente en el manejo del Síndrome de Fatiga Crónica (y por ello potencialmente para la fatiga en la FM y el SED) incluyen la carnitina, la coenzima Q10 y el 5HTP (5-Hidroxitriptofano). Estos agentes se consideran efectivos tanto para ayudar al sistema inmunitario, aumentar los niveles de energía y mejorar el funcionamiento cognitivo.

Con todos estos suplementos, es importante recordar: la posibilidad de que interactúen con los medicamentos, algo que puede no conocerse, que hay muy pocos o ningún dato sobre su uso en el embarazo y durante el período de lactancia, y que no hay recomendaciones específicas en cuanto a dosis, ni en la FM ni en el SED.

Red Ehlers-Danlos Argentina
 Síndrome de Hiperlaxitud Articular, Fibromialgia y Fatiga Crónica

Síndrome de Hiperlaxitud Articular, Fibromialgia y Fatiga Crónica (Traducción de la nota "Fibromyalgia and Chronic Fatigue", Autor: Dr Alan Hakim, Sitio web de Ehlers-Danlos Support UK, Asoc. de SED del Reino Unido. Traducida por Alejandra Guasp, Red EDA, 02/09/2014)
4.71/5 (14)

Valora esta información

,

Fibromialgia y apnea del sueño

¿Tienes Fibromialgia y apnea del sueño ?

En 1986 ya habían estudios que apuntaban a encontrar una explicación sobre los trastornos del sueño en Fibromialgia intentando encontrar la asociación en fibromialgia y la apnea del sueño, dicho estudio concluyó que aunque existía un ratio importante de pacientes que sufrian fibromialgia y apnea del sueño no podía explicarse todo el espectro de trastornos del sueño de la fibromialgia con el diagnóstico de la apnea del sueño.¹

Posteriormente en 1992 otro estudio intentó determinar si la causa de la fibromialgia era la apnea del sueño, estudio que entra dentro de la amplia literatura médica intentando descifrar los mecanismos que causan la fibromialgia.²

fibromialgia y apnea del sueño

Fibromialgia y apnea del sueño ¿Una posible relación?

¿Qué es la apnea del sueño?

El término apnea (síndrome de apnea durante el sueño) procede del griego (a-pnoe) y significa “dormir sin respiración”. La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que se define por los siguientes dos criterios:

-pausas de la respiración de al menos 10 segundos durante el sueño.
-más de 10 pausas de la respiración por cada hora de sueño.

Las pausas de la respiración en el momento en que se concilia el sueño y en la fase REM (rapid eye movement) no se tienen en cuenta, ya que son muy frecuentes. Hasta cinco pausas de la respiración por hora de sueño también son normales.

Sin diagnosticar por falta de pruebas clinicas

A menudo la apnea del sueño se queda sin diagnosticar. Por lo general, los médicos no pueden detectarla durante las consultas corrientes. Además, no hay pruebas de sangre para este problema.

La mayoría de las personas que sufren apnea del sueño no saben que la tienen porque solo ocurre durante el sueño. El primero en notar los signos de la apnea del sueño puede ser un familiar o quien duerme en la misma cama con la persona afectada.

Los síntomas de la apnea del sueño

Dolores de cabeza por las mañanas
Problemas de memoria o aprendizaje y dificultad para concentrarse
Sensación de irritabilidad o depresión, o alteraciones del estado de ánimo o la personalidad
Despertarse frecuentemente para orinar
Resequedad de la boca o la garganta al despertar

La apnea del sueño que no recibe tratamiento puede:

Aumentar el riesgo de sufrir presión arterial alta, deficit cognitivo, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular (derrame cerebral), obesidad y diabetes
Riesgo de que ocurra insuficiencia cardíacaexternal link icon o de que ésta empeore
Probabilidades de que haya arritmias o latidos irregulares del corazón
Sufrir accidentes automovilísticos o de trabajo

Sí sufres fibromialgia y apnea del sueño

Ya has visto como posibles síntomas que sufres con fibromialgia se pueden “confundir” con la apnea del sueño, dolores de cabeza , disfunción cognitiva (fibroniebla), sueño no reparador por tanto cansancio continuo y para tí como paciente ¿Donde crees que empieza la enfermedad de fibromialgia y la apnea del sueño? Escrito por fibromialgianoticias.com ©

¹Sleep, sleep apnea and the fibromyalgia syndrome.
 (PMID:3464759)The Journal of Rheumatology [1986, 13(4):797-800]

²Lack of association between fibromyalgia and sleep apnoea syndrome.
 (PMID:1540013 PMCID:PMC1004631)Annals of the Rheumatic Diseases [1992, 51(1):108-111]
 Type: research-article, Journal Article DOI: 10.1136/ard.51.1.108
4.5/5 (8)

Valora esta información

,

Latigazo cervical causa de dolor crónico generalizado

Latigazo cervical causa de dolor crónico generalizado. En el latigazo cervical: el dolor generalizado es frecuente.
El 38 % de los pacientes con cervicalgia postraumática padecen dolor generalizado, especialmente las mujeres.

Resultados clave del latigazo cervical causa de dolor crónico

Latigazo cervical causa de dolor crónico generalizado

El tipo de lesión no varía en función del sexo; el 78 % de las lesiones se atribuyeron a accidentes de tráfico. Teniendo en cuenta ambos sexos, el 38 % de los pacientes tuvo un diagnóstico de dolor generalizado, el 50 %, de dolor regional y el 12 %, de dolor local.

En el caso de las mujeres, el 43 % recibió un diagnóstico de dolor generalizado, el 48 %, de dolor regional y el 9 %, de dolor local.En el caso de los hombres, el 29 % recibió un diagnóstico de dolor generalizado, el 53 %, de dolor regional y 18 %, de dolor local.

Diseño del estudio

Se trata de un estudio transversal de cohortes en 745 pacientes consecutivos remitidos a un centro médico especializado para la cervicalgia postraumática. Financiaciado por el Hospital Universitario Lund de Suecia y Asociación sueca para los supervivientes de accidentes o lesiones.

Importancia del estudio del Latigazo cervical causa del dolor crónico

La incidencia de las lesiones cervicales es de aproximadamente 235 entre 100. 000 al año. Los médicos deben evaluar y tratar el dolor generalizado en pacientes con cervicalgia postraumática.

Notas de redacción Fibromialgia noticias

Latigazo cervical causa de dolor crónico generalizado
Este estudio posee especial importancia ya que uno de los posibles agentes disparadores de sufrir la enfermedad de fibromialgia es el accidente de tráfico y la importancia de la cervicalgia postraumática como desencadenante de dolor crónico generalizado.

Sex-based differences in pain distribution in a cohort of patients with persistent post-traumatic neck pain
 Hans Westergren, Johan Larsson, Michael Freeman, Anna Carlsson, Anna Jöud & Eva-Maj Malmström
 Pages 1-10 | Received 01 Jul 2016, Accepted 06 Jan 2017, Published online: 27 Jan 2017
 http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/09638288.2017.1280543
4.78/5 (9)

Valora esta información