entumecimiento en las piernas

La fibromialgia es una causa común de entumecimiento en las piernas y los pies

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia causa dolor muscular generalizado, agotamiento, problemas para dormir, problemas de memoria y del estado de ánimo. Se cree que ocurre cuando el cerebro amplifica las señales de dolor.

Los síntomas tienden a ocurrir después de eventos como cirugía, trauma físico, trauma o estrés psicológico e infecciones. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar fibromialgia que los hombres.

Alrededor del 20 al 35 por ciento de las personas diagnosticadas con fibromialgia pueden experimentar entumecimiento en las piernas y los pies, (además de hormigueo) lo que puede ser un síntoma molesto para muchos.

Entumecimiento y hormigueo

Las personas con fibromialgia pueden experimentar entumecimiento en las piernas y los pies, y también pueden estar localizadas en manos o brazos. Este entumecimiento y hormigueo se denomina parestesia, y aproximadamente 1 de cada 4 personas con fibromialgia se verán afectadas.

Nadie conoce con certeza qué causa que las personas con fibromialgia experimenten parestesia. Dos posibles teorías incluyen la rigidez muscular y los espasmos que hacen que los músculos presionen los nervios.

Estos espasmos se conocen como vasoespasmo inducido por el frío, donde los vasos sanguíneos en las extremidades como los pies y las manos se contraen y se cierran. Esto evita que la sangre fluya hacia ellos y produce entumecimiento.

El entumecimiento y el hormigueo pueden desaparecer y reaparecer sin explicación.

Si bien la fibromialgia es una causa común de entumecimiento en las piernas y los pies, existen otras enfermedades que también podrían ser la causa.

Otras causas de entumecimiento en las piernas

Hay una variedad de razones por las que se puede experimentar entumecimiento u hormigueo en pies y piernas y la fibromialgia es solo una. Otras son: esclerosis múltiple, diabetes, síndrome del túnel tarsiano, enfermedad arterial periférica y ejercer demasiada presión sobre los nervios.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno autoinmune que afecta el sistema nervioso central. Es causado por daños en la vaina de mielina. La EM es una enfermedad crónica que progresa con el tiempo. Las personas con esclerosis múltiple tendrán remisiones y recaídas en los síntomas.

Otros síntomas de la esclerosis múltiple:

  • espasmos musculares
  • pérdida del equilibrio
  • mareo
  • fatiga

El entumecimiento y el hormigueo es un signo común de EM. Por lo general, es uno de los primeros síntomas que lleva a las personas a consultar al médico. Estas sensaciones pueden ser leves o lo suficientemente graves como para causar problemas que lleven pararse al caminar. En la EM, los casos de entumecimiento y hormigueo tienden a remitir sin tratamiento.

Neuropatías diabéticas

Las neuropatías diabéticas están causadas ​​por el daño nervioso causado por la diabetes. Estas neuropatías pueden afectar cualquier parte del cuerpo, incluidas las piernas y los pies. Aproximadamente del 60 al 70 por ciento de las personas con diabetes experimentan algún tipo de neuropatía.

El entumecimiento u hormigueo en los pies es el primer síntoma para muchas personas con daño nervioso a causa de la diabetes. A esto se le llama neuropatía periférica. El entumecimiento y los síntomas que lo acompañan suelen empeorar por la noche.

Otros síntomas de neuropatía periférica por diabetes:

  • dolores agudos o calambres en las áreas afectadas
  • extrema sensibilidad al tacto
  • pérdida del equilibrio

Con el tiempo, pueden aparecer ampollas y llagas en el pie, las lesiones pueden pasar desapercibidas debido al entumecimiento. Esto puede llevar a provocar infecciones y, junto con la mala circulación, pueden provocar amputaciones.

Muchas de estas amputaciones se pueden prevenir si las infecciones se detectan a tiempo.

Síndrome del túnel tarsiano

El síndrome del túnel tarsiano es la compresión del nervio tibial posterior, que se encuentra a lo largo de la parte interna del talón. Esto puede producir síntomas que se extienden desde el tobillo hasta el pie, incluidos hormigueo y entumecimiento en cualquier parte del pie. Es la versión del túnel carpiano pero localizada en el pie.

Otros síntomas del síndrome del túnel tarsiano:

  • dolor, incluidos dolores repentinos y punzantes
  • sensación similar a una descarga eléctrica
  • dolor ardiente

Los síntomas, generalmente, ocurren en la parte interna del tobillo y en la planta del pie. Estas sensaciones pueden ser esporádicas o aparecer de repente. Buscar un tratamiento temprano es esencial. El túnel del tarso puede causar daño permanente a los nervios si no se trata durante un período prolongado.

Enfermedad de las arterias periféricas

En la enfermedad de las arterias periféricas se acumula placas en las arterias. Con el tiempo, esta placa puede endurecerse, estrechando las arterias y limitando el suministro de sangre y oxígeno a partes de su cuerpo.

La enfermedad de las arterias periféricas puede afectar las piernas, lo que produce entumecimiento tanto en las piernas como en los pies. También puede aumentar el riesgo de infección en esas áreas. Si la enfermedad de las arterias periféricas es lo suficientemente grave, podría resultar en gangrena y amputación de la pierna.

Debido a que la enfermedad de las arterias periféricas aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, debe consultar a su médico de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • dolor en las piernas al caminar o subir escaleras
  • frío en la parte inferior de la pierna o el pie
  • llagas en los dedos de los pies, pies o piernas que no sanan
  • cambiar en el color de las piernas
  • pérdida de cabello, crecimiento más lento del cabello en piernas o pies
  • pérdida o crecimiento lento de las uñas de los pies
  • piel brillante en piernas
  • pulso débil o nulo en las piernas

Si fuma o tiene una enfermedad cardíaca, colesterol alto o presión arterial alta, su riesgo de enfermedad de las arterias periféricas es mayor.

Presión en los nervios

Ejercer demasiada presión sobre los nervios puede provocar entumecimiento o una sensación de hormigueo. Existe varias causas que puede ejercer una presión excesiva sobre los nervios, entre ellas:

  • músculos tensos o con espasmos
  • zapatos demasiado apretados
  • lesiones de pie o tobillo
  • sentarse sobre el pie mucho tiempo
  • Hernias de disco o problemas de espalda que atrapan un nervio y lo presionan.

En muchos casos, la causa subyacente de la presión sobre los nervios es tratable y, en la mayoría, el daño no será permanente.

¿Cuándo pedir ayuda médica?

Si experimenta entumecimiento, hormigueo persistente en las piernas y los pies. Aunque puede producirse entumecimiento ocasional, el entumecimiento y hormigueo persistente puede ser un indicio de un problema médico subyacente.

Cuanto antes se haga el diagnóstico, antes podrá comenzar el tratamiento. El tratamiento precoz, a menudo, conduce a resultados positivos.

Es probable, dependiendo de sus síntomas, que el médico realice algunas pruebas .Puede preguntarle acerca de sus otros síntomas, enfermedades y historial médico familiar.

Tratamientos en el hogar

También hay cosas que puede hacer en casa para ayudar a aliviar sus síntomas, que pueden incluir:

Descanso

Si una lesión le ha causado entumecimiento o dolor, el descanso puede ayudar a que su cuerpo se recupere sin causar más daño.

Hielo

En el síndrome del túnel tarsiano o las lesiones, aplicar hielo en el área afectada puede reducir tanto el entumecimiento como el dolor. No deje la bolsa de hielo más de veinte minutos cuando se la aplique.

Calor

En algunas personas, la aplicación de calor en el área adormecida puede aumentar el suministro de sangre y, al mismo tiempo, relajar los músculos. Incluya el calor seco de almohadillas térmicas o calor húmedo de toallas humedecidas o paquetes térmicos húmedos. También puede ser útil tomar un baño o una ducha tibia.

Aparatos ortopédicos

Para las personas que experimentan demasiada presión sobre los nervios, los aparatos ortopédicos pueden ayudar a aliviar esa presión y cualquier dolor y entumecimiento posteriores. Los zapatos con apoyo también pueden ayudar.

Observe

Asegúrese de inspeccionarse los pies en busca de llagas y ampollas. Es importante independientemente de la causa . El entumecimiento puede evitar que sienta lesiones, lo que puede provocar infecciones que podrían extenderse a otras áreas del cuerpo.

Masaje

Masajear los pies aumenta la circulación sanguínea, además de ayudar a estimular los nervios y los músculos, lo que puede mejorar su función.

Baños de pies

Remojar los pies en sal de Epsom puede ayudar a aliviar los síntomas. Tienen magnesio, que puede aumentar la circulación sanguínea. Se cree que el magnesio puede ayudar a tratar el entumecimiento y el hormigueo y, potencialmente, prevenir su reaparición.

What is peripheral artery disease? (2015, November 16)
nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/pad
Mayo Clinic Staff. (2015, December 24). Peripheral artery disease (PAD).Retrieved from
mayoclinic.org/diseases-conditions/peripheral-artery-disease/symptoms-causes/dxc-20167421
MS symptoms. (n.d.)
nationalmssociety.org/Symptoms-Diagnosis
Tarsal tunnel syndrome. (n.d.)
foothealthfacts.org/footankleinfo/tarsal-tunnel-syndrome.htm
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *