Estrés en enfermedades crónicas

¿Cómo aliviar el estrés en enfermedades crónicas? Recibir el diagnóstico de una enfermedad crónica es un gran impacto emocional y desequilibra a quien lo vive. Una vez pasado el shock inicial del diagnóstico, es útil aprender a lidiar con el estrés diario de vivir con su enfermedad.

Todos somos susceptibles a los efectos del estrés.

Sin embargo, vivir con una enfermedad crónica puede hacerte más vulnerable. Además de los desafíos cotidianos a los que se enfrenta la mayoría de las personas, las enfermedades crónicas añaden nuevos estresores. Por ejemplo, es posible que deba:

  • lidiar con el dolor y/o la incomodidad de sus síntomas
  • tomar medidas para controlar su enfermedad
    • practicar el autocuidado
  • ajustarse a las nuevas limitaciones que la enfermedad está poniendo en su vida
  • gestionar mayor presión económica
  • Hacer frente a los sentimientos de frustración, confusión o aislamiento

Puede tomar medidas para maximizar su calidad de vida y minimizar los desafíos de vivir con una enfermedad crónica. Existen estrategias para ayudar a sobrellevar el estrés y recuperar el control.

Evitar el estrés en enfermedades crónicas

Entender la enfermedad

Cuando se vive con una enfermedad crónica, es útil aprender todo lo que puedas sobre tus síntomas y opciones de tratamiento. Hacer preguntas específicas a su médico sobre su enfermedad, pero no hay que detenerse ahí. Las asociaciones de pacientes de enfermedades crónicas son excelentes recursos para aumentar sus conocimientos y dar apoyo. También puede encontrar información en internet, aunque hay fuentes más precisas y confiables que otras. Identifiquelas.

Observa tu propio cuerpo también

Presta mucha atención a lo que parece aliviar tus síntomas o los empeora. Usar un cuaderno o calendario para hacer registros y otras ideas que surjan, le pueden ayudar a controlar sus síntomas.

autogestionar la enfermedad

Administrar a diario su propia salud le puede ayudar a conseguir una sensación de control y mejorar la calidad de vida. Seguir su tratamiento le puede ayudar a controlar síntomas y el estrés. Por ejemplo, es importante tomar los medicamentos según las indicaciones pautadas y asistir a las citas de control. Es útil configurar un sistema de alarmas en su calendario, agenda o teléfono.

Otras decisiones en sus hábitos diarios pueden ayudar a ser más eficaz y ayudar en la ayuda de la gestión diaria del estrés. Por ejemplo, comer alimentos nutritivos y hacer suficiente ejercicio puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, mejorar la movilidad y aliviar los síntomas.

También deberá tomar medidas para controlar su actitud, emociones y relaciones.

Gestionar emociones

La enfermedad crónica afecta de forma global y la multitud de manera en las que interrumpe su vida y sus planes pueden provocar una gran variedad de emociones. Estas emociones pueden incluir:

  • estrés
  • dolor
  • rabia
  • miedo
  • depresión
  • ansiedad

Para manejar el estrés y las emociones dolorosas use varias técnicas. Cuando encuentre una técnica que funcione, incorpórela a su rutina diaria o semanal.

Analgesia y música

¿Qué técnicas pueden ayudar a manejar el estrés en enfermedades crónicas?

  • hacer ejercicio
  • estiramientos
  • escuchar música
  • respiración profunda
  • meditación
  • escribir un diario
  • Cocinar
  • leer
  • pasar tiempo de calidad con familiares y amigos
  • programar tiempo para descansos regulares
  • autocuidado

Gestionar relaciones

El manejo de las relaciones también es importante cuando tiene una enfermedad crónica. Socializar se puede complicar al descubrir que su tiempo es limitado. Las consecuencias, amigos o familiares no entienden los desafíos a los que se enfrenta.

Entonces deberá tomar decisiones inteligentes sobre dónde enfocar su tiempo y energía, esto le puede ayudar a vivir mejor. Concentrarse en las relaciones que son más importantes para usted. Dejar ir a las relaciones que agregan más estrés que apoyo a su vida es una opción.

Desarrollar flexibilidad

La actitud y el enfoque pueden marcar una gran diferencia en su calidad de vida. Es importante desarrollar una aceptación saludable de los cambios de hábitos de vida que necesiten su enfermedad. También le podrá ayudar a desarrollar confianza dentro de la capacidad de vivir dentro de estas limitaciones.

Tomar el control de su vida diaria de manera que marque la diferencia al abordar su enfermedad usando los recursos que le proporciona la flexibilidad y confianza. Desarrollar nuevas habilidades y hábitos, adoptar un enfoque resolutivo de problemas y descubra los que le den resultado. Le ayudará a gestionar mejor los desafíos a medida que surjan.

Vivir con una enfermedad crónica es estresante, pero

puede crear sus propios recursos para controlar su enfermedad y conseguir una buena calidad de vida. Aprenda todo lo que pueda sobre su enfermedad y lo que necesitará para su tratamiento. Sea proactivo y siga su tratamiento además de llevar un estilo de vida saludable. Dedique tiempo a actividades y relaciones a lo que le haga sentirse más feliz y apoyado. Evite a las personas y las situaciones que lo estresen. Al ajustar sus expectativas y practicar el autocuidado, con ello habrá conseguido su prioridad: su salud y bienestar.

-Pautas para el Autocuidado en enfermedades crónicas

Chronic illness. (2016, January 20)
my.clevelandclinic.org/health/diseases_conditions/hic_Coping_With_Chronic_Illnesses
Coping with a diagnosis of chronic illness. (2013, August)
apa.org/helpcenter/chronic-illness.aspx
Mayo Clinic Staff. (2014, April 8). Stress management
mayoclinic.org/healthy-lifestyle/stress-management/basics/stress-basics/hlv-20049495 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *