La actualidad en noticias cada vez lo remarcan más, encontrar soluciones al dolor en muchos casos es demasiado complicado y la búsqueda hacía soluciones es una pérdida de años y calidad de vida de muchos pacientes.
Estas pérdidas no sólo se reflejan en Fibromialgia, igual de perdidos se encuentran enfermos de dolor crónico en mayúsculas…las neuralgias del trigémino o la enfermedad del suicidio nombrados por algunos por sus devastadores dolores.
Y al final todo se traduce en cifras de discapacidad que anula al enfermo a tener una vida plena, para algunos esa discapacidad puede ser un 10% y para otros del 80% y nada tiene que ver con el «aguante» personal del dolor ni con las fuerzas que uno dedique a superarlo.
El dolor es crónico y su falta de tratamiento tiene severas consecuencias para la salud de muchos enfermos, salud que acaba perjudicando en todas las esferas de la vida y para quien no lo sufre es difícil de comprender.
En la actualidad, cubre muchos artículos de información periodistica la crisis de opioides que vive Estados Unidos, una consecuencia de vivir con dolor crónico y no perder la continuidad en la vida. No abandonar proyectos, no reconducir la vida cuando se padece dolor crónico es el alto precio que pagan muchos.

¿Por qué afecta de forma tan grave en Estados Unidos? la abundancia en un país rico

 

Sí, ¿Pero en la enfermedad de fibromialgia que está pasando?

Una reciente publicación ha recogido lo los resultados de aplicar los criterios de tratamiento elaborados en Canadá en 2012. En ellos los resultados después de aplicar unos criterios de protocolo los «fallos» que una parte de los enfermos están sufriendo, una complicada convivencia con la enfermedad.

Cómo el «tratamiento dela enfermedad» dista de ser para muchos el idóneo.


En él también se recoge como los problemas de convivencia con la enfermedad e integrarse en un mundo lleva a sufrir unas consecuencias, más discapacidad. Los problemas que para un 33% sufre con las limitaciones del dolor son problemas añadidos que se derivan del sufrimiento del dolor crónico…la adaptación al entorno de un enfermo puede llevarle a sufrir una depresión.

Adaptarse a un puesto de trabajo como maestra, policía, camarera, médicos, psicólogos…y un largo etcétera de profesiones muestra como no discrimina entre quienes la padecen, entre «estilos de vida», y trabajar con dolor crónico es una fuente continua de sufrimiento, que acaba con el bienestar emocional de cualquier enfermo.

La falta de adaptación al trabajo, las ausencias por dolor en los trabajos, unidos a una serie de consecuencias laborales y sociales que ocurre en cascada a un enfermo hace que los médicos, lejos de sus competencias vean que estos costes personales del dolor crónico los califiquen como problemas psicosociales.

Sin apoyos médicos demasiados

A todo esto se suma la falta de empatía y con ello la imposibilidad de comunicar sus problemáticas de salud a quienes les pueden ayudar: Los médicos. Los enfermos están cansados de luchar contra una enfermedad sin apoyo, el más necesario el del médico, que le resuelva sus dudas.

Y la propia medicina especializada en Fibromialgia ha mostrado su «inquietud», se ha manifestado ante la soledad al que el paciente una vez diagnosticado se encuentra: la incertidumbre de no tener apoyo médico, de estar viviendo una enfermedad para una parte cruel y no encontrar un colchón de un mínimo bienestar…por ello han decidido manifestarse apoyando al paciente y mostrar que el camino que se sigue no es el adecuado.

El enfermo de fibromialgia no acaba con su «angustia» cuando se le diagnostica, entonces comienzan otras …y sufrimientos, para una parte luchar contra el dolor crónico y amoldarse a una vida que cada vez le exige más y la enfermedad le pide más espacios sino frena a tiempo.

Para muchos el autocuidado para no caer en la desesperación es abandonar sus proyectos de vida, sus trabajos y aquí comienza otra fuente de sufrimiento.

Y Lady Gaga lo muestra

Llegó para quedarse…en efecto, en cada show que protagoniza antes emite el documental en el que muestra la convivencia con la enfermedad. Se está subiendo a un escenario, como muchos enfermos en sus primeros años luchan por sus puestos de trabajo…veremos en el tiempo y con el transcurso de los años, las idas y venidas. Aparecer y desaparecer para encontrar el equilibrio que muchos buscan, hasta desfallecer.

Hasta que el cuerpo aguante…y no es síntoma de debilidad. Es la lucha titánica que millones de pacientes llevan día a día a pesar de etiquetarles de mil maneras.
Nadie dijo que vivir con dolor crónico fuera fácil, y si tienes al lado un paciente de dolor crónico como fibromialgia, pregunta, seguramente te mostrará como es aferrarse a la vida con una fuerzas infinitas.

Este articulo este redactado basado en otros articulos que te pueden ayudar a ver la complejidad de una enfermedad como Encuesta a los reumatologos canadienses,  Joanne o lo que nadie quiere ver y Fibromialgia o empatía: un camino hacía el bienestar 

Un articulo escrito por Fibromialgia Noticias©

5/5 (4)

Valora esta información

La mayoría de los reumatólogos canadienses siguen las recomendaciones de la guía de 2012 para el manejo de la fibromialgia, aunque pocos creen que sean efectivas, lo que indica que es necesaria una actualización, según los resultados publicados en el Journal of Clinical Rheumatology.

Además, los investigadores encontraron que los reumatólogos en Canadá, en general, no brindan atención primaria para la fibromialgia.

«La fibromialgia es una enfermedad que desafía a los pacientes y a sus médicos, y su tratamiento, a menudo, es muy variable«, Dijo Jason W. Busse, DC, PhD, de la Universidad McMaster, en Hamilton, Ontario, Canadá. «Conocedores de ello, las asociaciones de profesionales han publicado guías de práctica clínica. Sin embargo, el grado en que la atención es consistente y eficaz con las recomendaciones no es nada certero, al igual que la impresiones que tienen los médicos sobre la efectividad de la atención que se recomienda en la guía de consenso de tratamiento de fibromialgia».

Guía de criterios canadienses 2012 «2012 Canadian Guidelines for the diagnosis and management of fibromyalgia syndrome: Executive summary»

Resultados después de la aplicación de los criterios canadienses de 2012

Para determinar actitudes y estrategias de manejo de los reumatólogos canadienses hacia la fibromialgia, y cómo se relacionan con las Guías canadienses de 2012, los investigadores elaboraron una encuesta transversal de 17 ítems con la ayuda de epidemiólogos, otros reumatólogos y estudios previos. La encuesta midió las actitudes de los encuestados y su concordancia con las recomendaciones de la guía.

Utilizando la información de contacto de la base de datos  de los miembros de la Canadian Rheumatology Association, así como el directorio del American College of Rheumatology, los investigadores distribuyeron la encuesta a las oficinas de 331 reumatólogos canadienses de julio a octubre de 2016. De ellos, 140 respondieron la encuesta .

Según los investigadores, el 80% de los encuestados cree que la fibromialgia es un diagnóstico clínico útil. Sin embargo, solo el 54% dijo que la fibromialgia se definió objetivamente, mientras que el 30% cree que es una afección psicosocial.

Entre los encuestados, el 37% dijo que la fibromialgia podría derivar en una incapacidad para trabajar.

Además, el 61% de los encuestados creen que los puntos sensibles son útiles para diagnosticar la fibromialgia. Los investigadores encontraron que solo el 42% está de acuerdo en que los tratamientos sean efectivos en el tratamiento de la enfermedad.

Más del 89% de los reumatólogos que realizó la encuesta están de acuerdo con la recomendaciones de las guías, la fibromialgia debe tratarse con educación, terapia con ejercicios, antidepresivos y analgésicos no narcóticos.

Aún así, la confianza en estos tratamientos y su efectividad varió del 9% al 47%.

Según los investigadores, un análisis de la guía descubrió  limitaciones.

«Nuestra evaluación de las Guías canadienses de 2012 sugiere que este documento posee varias limitaciones para cumplir  los estándares de una guía confiable», dijo Busse.

Añadió que son «necesarias urgentemente»  las actualizaciones de la directrices  y debe incluir evidencia recientes y actualizadas de las mejores prácticas para su tratamiento.

«Los reumatólogos canadienses consideran que el tratamiento de la fibromialgia es un desafío, a pesar de la buena aceptación en las recomendaciones de la guía canadiense de 2012, que se debe proporcionar terapia cognitivo-conductual», dijo.
«La provisión limitada de terapia cognitivo-conductual puede reflejar un problema de recursos, que debe ser implementado por las políticas de sanidad. No se puede esperar que los reumatólogos lleven a cabo recomendaciones para tratamientos que no están disponibles.»

Actualidad en el tratamiento fibromialgia 2017

Attitudes Toward and Management of Fibromyalgia: A National Survey of Canadian Rheumatologists and Critical Appraisal of Guidelines
 Agarwal Arnav BHSC; Oparin, Yvgeniy BHSc; Glick, Lauren BSc; Fitzcharles, Mary-Ann MD; Adachi, Jonathan D. MD; Cooper, Matthew D. MD; Gallo, Lucas; Wong, Laura BHSc; Busse, Jason W. DC, PhD
 JCR: Journal of Clinical Rheumatology: Post Author Corrections: December 27, 2017
 doi: 10.1097/RHU.0000000000000679
5/5 (3)

Valora esta información

Fibromialgia retrato de una enfermedad.

Las experiencias con la enfermedad, mostrar cómo se convive con ella. Un retrato de dolor y esperanza.
Los síntomas generalizados de dolor, fatiga y problemas digestivos, la fibromialgia a menudo puede esconderse como algo diferente durante muchos años.

Peor aún, algunos profesionales dudan de la existencia de esta afección, que también puede causar dolores en el pecho, fibroniebla y depresión. Aquí, seis hombres y mujeres hablan sobre vivir con fibromialgia.

Cuando los tratamientos fallan y los mecanismos de adaptación a la enfermedad son la única solución. Convivir con una enfermedad crónica.

Fibromialgia retrato de una enfermedad

Sin ejercicio, más dolor

Shanell Davis, estudiante de la Universidad de Georgia, recuerda estar constantemente enferma de niña. Entre dolores de estómago, migrañas y  no sentirse bien, ella estaba constantemente en el consultorio de su médico. A la edad de 13 años, la Sra. Davis finalmente encontró una razón para su enfermedad, su dolor constante. Ella tenía fibromialgia. Encontrar un nombre para su enfermedad, dice la Sra. Davis, fue un alivio.

La Sra. Davis descubrió que pocos medicamentos aliviaban su dolor, por lo que hoy toma analgésicos solo cuando su dolor es demasiado fuerte para soportarlo. La Sra. Davis, una atleta en la escuela secundaria, sabe que el ejercicio de rutina ayuda a reducir su dolor. Sin embargo, una lesión ejercitando lacrosse y el agitado horario  de la vida universitaria le dificultan el ejercicio. Incluso en los peores días, Davis dice que hace todo lo posible para asistir a clases.

Está decidida a no dejar que su fibromialgia se interponga en sus objetivos.

El dolor y la pérdida de uno mismo

Mabel Peralta estuvo sin poder levantarse de la cama, durante dos días el pasado mayo antes de ir al hospital. Allí, los médicos la examinaron para detectar lupus, enfermedad de Lyme y varias otras enfermedades antes de darse cuenta de que la Sra. Peralta tenía fibromialgia. Ya restablecida, a la Sra. Peralta le preocupa como la fibromialgia ha agotado toda su energía.

Vive en un departamento sin ascensor y simplemente subir las escaleras es agotador. Uno de los síntomas de la fibromialgia es la «confusión mental», que hace que recordar  los medicamentos contra el dolor sea un gran desafío para la Sra. Peralta.

«Lo pago cuando lo olvido», dijo. La Sra. Peralta. Sus amigos y familiares no siempre comprenden su dolor. Algunos le aconsejan que tome sólo aspirina, y otros se refieren a la fibromialgia como «mi-fibro-perezosa» («fibro-my-lazy»), esta frase nace por la simple razón de no salir de casa. En los peores días, «incluso la ropa que llevas te molesta«, dijo Peralta. «Es una discapacidad invisible».

De vuelta a Bowling

Leon Collins hace aproximadamente 10 años,  técnico de investigación retirado, fue trasladado al hospital por dolores en el pecho. Pensó que estaba sufriendo un ataque al corazón. En el hospital, los médicos no pudieron encontrar la causa del dolor en el pecho del Sr. Collins. Entonces acudió a varios médicos de medicina general, reumatólogos y otros especialistas para descubrir qué iba mal. El Sr. Collins se sintió aliviado al saber que tenía fibromialgia.

Después de años de no entender lo que sucedía e incontables temores médicos para él y su esposa, el Sr. Collins finalmente tuvo un nombre para su enfermedad. El Sr. Collins ingresó en un ensayo clínico hace seis años para un nuevo medicamento para la fibromialgia.

Cuenta que el fármaco le ayuda a controlar en gran parte el dolor. El ejercicio y la reducción del estrés también le ha ayudado a mantenerse activo. El Sr. Collins dice que una de las cosas más difíciles para él, es descubrir cuándo ciertos dolores en el cuerpo son síntomas de fibromialgia o un subproducto del envejecimiento.

Aún así, está feliz de estar completamente activo una vez más.

Confundida con la enfermedad

Christine Wysocki, bibliotecaria, descubrió en 2005 que tenía fibromialgia. Sin embargo, tres años antes, comenzó a sentir dolor en el codo derecho, las manos y las muñecas. La Sra. Wysocki dice que la fibromialgia la hace sentir dolorida por todas partes, pero el peor dolor lo sufre en sus manos, codos y espalda. «Todo lo siento como un moretón», dice. Sería ideal si pudiera dormir 12 horas cada noche, la Sra. Wysocki sabe que no es práctico, pero las siestas del mediodía la ayudan a sentirse renovada. Se beneficia más de los masajes de terapia física semanales, cubiertos por su seguro.

«Dormir bien por la noche es absolutamente clave para mantenerse libre de dolor», dijo Wysocki.

La Sra. Wysocki dirige un negocio personalizado de hula-hoop para adultos fuera de su hogar, produciendo alrededor de 200 hula-hoop al año a mano. Dividir el trabajo en etapas le ayuda a completar sus pedidos a pesar del dolor en sus manos y brazos. Aunque se siente aislada por aquellos que no creen que la esta enfermedad no es real, la Sra. Wysocki dice que tiene mucho apoyo y consuelo de su esposo y dos mascotas.

Buscando la fuente de sus síntomas

Amy McMullen cree que ha sufrido síntomas de fibromialgia desde hace 20 años. Pero como no tenía el síntoma más común, el dolor, tardó mucho tiempo en darse cuenta de que tenía la enfermedad. La Sra. McMullen dijo que un médico le dijo años atrás que su mareo, fatiga, confusión mental y anomalías cardíacas eran causadas por la fibromialgia, pero no le creía.

Varios años más, de sentirse enferma, finalmente la convencieron de que pudo haber tenido razón.

Aún así, la Sra. McMullen no estaba conforme. Con mucha investigación, descubrió un vínculo entre la fibromialgia y el hipotiroidismo. Y las pruebas revelaron que la Sra. McMullen sufría de niveles bajos de hormona tiroidea. Durante los últimos siete meses, la Sra. McMullen ha estado tomando suplementos para sus hormonas tiroideas. Ella dice que está empezando a sentir una mejoría en sus síntomas, pero aún no es 100 por ciento mejor. «La tiroides es un canario en una mina de carbón», dijo la Sra. McMullen.

Ella cree que a otros enfermos de fibromialgia se les deben analizar los niveles de hormona tiroidea para asegurarse de que no sean una causa subyacente de su dolor.

Escribiendo el dolor

Alize Hausman , escritora y bloguera independiente, recuerda haber tenido dolor generalizado a partir de los 18 años. Durante años, no pudo encontrar ninguna respuesta para la severidad de su dolor, encontrar la causa. Después de visitar a muchos médicos, algunos de los cuales no le escucharon, finalmente le dijeron a la Sra. Hausman que tenía fibromialgia. Simplemente ponerle un nombre a sus síntomas fue un alivio al principio.
La Sra. Hausman toma medicamentos diariamente para aliviar su dolor. Aún así, algunos días son peores que otros. El yoga y el estiramiento le ayudan, pero le resulta difícil hacer ejercicio de forma rutinaria. La Sra. Hausman dice que algunos de los peores dolores están en sus manos y mandíbula, duelen tareas rutinarias como peinarse e incluso masticar. Bromea diciendo que para aliviar su dolor, espera poder algún día poder pagar un acupunturista, una criada y un peluquero.

Publicado por New York Times. Edición y traducción Fibromialgia Noticias

4.42/5 (12)

Valora esta información

El especialista responde ¿Por qué en Fibromialgia está todo en tu cabeza? articulo publicado en Diciembre de 2017

La fibromialgia es un síndrome caracterizado por dolor musculoesquelético crónico generalizado, dolor a la palpación, fatiga y síntomas asociados que incluyen dificultades cognitivas, síntomas abdominales, etc. Un gran paradigma respecto a la patogénesis (desarrollo de la enfermedad) de la fibromialgia (y trastornos funcionales similares) se centra en el concepto de sensibilización central.

Edición y traducción Fibromialgia Noticias

Dolor centralizado y Fibromialgia
¿Qué significa cuando decimos «Está todo en tu cabeza»?

Este concepto describe una situación en la que existe una mayor sensibilidad del sistema nervioso central al procesamiento y transmisión del dolor, lo que lleva al desarrollo de fenómenos clínicos como la alodinia y la hiperalgesia.
Varias líneas de evidencia han contribuido al desarrollo del paradigma central de sensibilización.

Una disminución en la capacidad del sistema nervioso para realizar mecanismos descendentes inhibitorios del dolor es un aspecto de este paradigma. El aumento de la potencia y la potenciación a largo plazo son fenómenos adicionales. También se ha descrito un aumento en el nivel de líquido cefalorraquídeo de neurotransmisores facilitadores del dolor, junto con una disminución en los transmisores inhibidores del dolor.

Se están investigando nuevos mecanismos tales como la activación de células microgliales.

Ciertas características clínicas pueden alertar al clínico sobre la posibilidad de que un paciente sufra de dolor centralizado (es decir, fibromialgia o síndromes relacionados). Los sitios múltiples de dolor son típicos, así como una larga historia de problemas relacionados con el dolor en los mismos pacientes.
Son típicos el sueño alterado, fatiga y discognición .

Son conocidos varios factores desencadenantes, como el trauma físico, la infección y el estrés y la sensibilidad es demostrable mediante el examen físico. Las imágenes funcionales del sistema nervioso central, que incluyen técnicas como resonancia magnética funcional, espectrometría de resonancia magnética nuclear y Actividad funcional cerebral en estado de reposo, están mejorando nuestra comprensión del mecanismo neuronal subyacente en la sensibilización central.

alteraciones cerebrales en fibromialgia

[CENTRALIZED PAIN AND FIBROMYALGIA: WHAT DO WE MEAN WHEN WE SAY "IT'S ALL IN YOUR HEAD"?]
 Ablin JN1.
 Institute of Rheumatology, Tel Aviv Sourasky Medical Center and Tel Aviv University.
 Harefuah. 2017 Dec;156(12):762-766.
Imagen tomada de
Working Memory Impairment in Fibromyalgia Patients Associated with Altered Frontoparietal Memory Network
Jeehye Seo , Seong-Ho Kim , Yang-Tae Kim, Hui-jin Song, Jae-jun Lee, Sang-Hyon Kim, Seung Woo Han, Eon Jeong Nam, Seong-Kyu Kim, Hui Joong Lee, Seung-Jae Lee, Yongmin Chang 
Published: June 8, 2012
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0037808

4.81/5 (21)

Valora esta información

La relación entre dormir y dolor crónico.
Las personas que duermen mal pueden ser más propensas a desarrollar dolor crónico y tener peor estado de salud, según sugiere un estudio del Reino Unido.

La disminución en la cantidad y la calidad de las horas de sueño lleva a aumentar de dos a tres veces los problemas con el dolor con el paso del tiempo, hallan los investigadores.

«Los problemas de sueño y dolor son dos de los mayores problemas de salud en la sociedad actual», dijo la autora líder del estudio Esther Afolalu de la Universidad de Warwick en Coventry.

Se sabe que el dolor interfiere en el sueño, dijo a Reuters Health por correo electrónico. Pero el nuevo estudio muestra «que el impacto del sueño sobre el dolor a menudo es mayor que (el impacto del) dolor en el sueño«.

Los trastornos del sueño, agregó, contribuyen a los problemas en la capacidad de procesar y lidiar con el dolor.

Meta Análisis que relaciona Dormir y dolor crónico

Afolalu y sus colegas revisaron 16 estudios que involucran a más de 60.000 adultos de 10 países. Los estudios analizan cómo las personas duermen desde el principio, y luego evaluaron los efectos de los cambios de sueño a largo plazo en el dolor, la función inmune y la salud física. La mitad de los participantes fueron evaluados durante al menos durante cuatro años y medio.

En general, las reducciones de sueño conducen a respuestas alteradas a bacterias, virus y otras sustancias extrañas, a más inflamación,niveles más altos de la hormona del estrés, cortisol y otros biomarcadores relacionados con el dolor, la fatiga y la mala salud.

El insomnio de aparición reciente duplicó el riesgo de un trastorno de dolor crónico y problemas de fractura de cadera, apuntaron los autores del estudio en la revista Sleep Medicine. El deterioro del sueño también se asoció con un peor funcionamiento físico.

Dormir y dolor crónico

posturas para aliviar el dolor crónico

Al mismo tiempo, los investigadores no encontraron vínculos entre dormir más y menos dolor o en la artritis, aunque encontraron que la mejoría en el sueño se relaciona con un mejor funcionamiento físico.

Una limitación del análisis es que los estudios se basaron en que los participantes debían recordar sus patrones de sueño. Además, los estudios no utilizaron siempre las mismas herramientas para medir la calidad y la cantidad del sueño.
Estudios futuros deberían analizar los patrones de sueño para diferentes grupos de personas y cómo eso afecta la salud, dijo Afolalu. Su equipo está analizando datos de la Encuesta Longitudinal de Hogares del Reino Unido para comprender el sueño, el insomnio y la salud de las personas con artritis.

Encontrar patrones de sueño en el dolor crónico

«Estudios adicionales también deberían investigar cómo la deficiencia del sueño conduce a trastornos de dolor crónico». Informa la doctora Monika Haack, que estudia el sueño, el dolor y la inflamación (Escuela Médica de Harvard en Boston).

Haack, quien no participó en la nueva investigación, dijo en un correo electrónico: «También es importante identificar si existe un patrón de sueño específico que sea más peligroso para el dolor». Por ejemplo, ¿la interrupción del sueño (con un despertar intermitente y recurrente durante toda la noche) tiene un impacto mayor que un sueño breve pero consolidado?

Una guía para ayudar a dormir

Haack y sus colegas informan en la revista Pain: «Restringir el sueño entre semana y ponerse al día los fines de semana provoca más dolor». Añade, las personas que usan los fines de semana para recuperar el sueño tienen más dificultades para superar el dolor que las personas que duermen ocho horas cada noche.

«En los pacientes que ya sufren de dolor crónico, es de vital importancia incorporar estrategias de mejora del sueño«, dijo Haack. «Y tener especialistas del sueño como parte del equipo de manejo del dolor».

Edición y traducción Fibromialgia Noticias©

Effects of sleep changes on pain-related health outcomes in the general population: A systematic review of longitudinal studies with exploratory meta-analysis

Autores Esther F. Afolalu. Nicole K.Y. Tang
4.83/5 (18)

Valora esta información

Encontrar los riesgos en el embarazo con fibromialgia para poder llevar un control sobre las mujeres más proclives a padecer problemáticas en el embarazo. Nuevas investigaciones aportan datos sobre el embarazo en fibromialgia.

Este nuevo estudio realizado sobre una población de 7.700 mujeres embarazadas, muestra resultados hasta ahora no tenidos en cuenta en el seguimiento de la mujer con fibromialgia embarazada.

La fibromialgia puede aumentar el riesgo de que las mujeres embarazadas tengan complicaciones al dar a luz y que sus bebés tengan problemas de salud, concluye.

Desarrollo de la investigación

El estudio «Resultados maternos y neonatales entre las mujeres embarazadas con fibromialgia: estudio poblacional de 12 millones de nacimientos» ha sido publicado en publicado en The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine.

Los Investigadores de la Universidad McGill en Canadá basaron su estudio en nacimientos estadounidenses entre 1999 y 2013.
Durante 1999 y 2013, se produjeron 12.584.918 nacimientos en EE. UU., de ellos 7,758 bebés nacieron de mujeres que padecían fibromialgia. Este número representó solo el 0.06 por ciento de los nacimientos.

Los investigadores percibieron un aumento constante en los embarazos de pacientes con fibromialgia durante este tramo de años.

Datos del estudio

Una serie de características comunes entre las mujeres con mayor riesgo de embarazo en fibromialgia

Todos estos factores produce un aumento en los riesgos para la salud de la mujer embarazada con fibromialgia.
El equipo ha reunido datos en los que se muestra que las madres que sufrían fibromialgia  reunían una serie de características comunes entre ellas:

Las madres con fibromialgia eran en promedio mayores que aquellas sin la enfermedad y tenían un estatus socioeconómico más alto.
Tenían más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad y de tener presión arterial alta y diabetes antes de quedar embarazadas.
Era más que probable que consumieran tabaco, alcohol, opiáceos o drogas ilegales.

Destaca la proporción de condiciones psiquiátricas. Entre ellas: el quince por ciento tenía depresión, el 11 por ciento de trastornos de ansiedad y el 4 por ciento de trastorno bipolar.

Riesgos más comunes

Los riesgos en el embarazo incluyen coágulos sanguíneos, desarrollo de diabetes durante el embarazo, ruptura prematura de membranas. También se observó que había un riesgo ligeramente mayor de sufrir una una cesárea.

Destacar que el desarrollo de las complicaciones por coágulos de sangre representaban para las pacientes embarazadas con fibromialgia era 2,3 veces mayor que para las mujeres con endometriosis.

Los pacientes con fibromialgia también tenían un 35 por ciento más de riesgo de tener un hijo prematuro y casi un 50 por ciento de riesgo de que el bebe sufra bajo peso.

El equipo de investigadores afirmaron que no tenían información sobre los tratamientos que estaban siguiendo las mujeres con fibromialgia, lo que puede influir en los resultados.

La prevalencia de mujeres con fibromialgia que se quedan embarazadas está en aumento en los Estados Unidos. La fibromialgia es una condición que puede llevar a un embarazo de alto riesgo con resultados adversos en la madre y el recién nacido.

Destacó, también, la necesidad de futuros estudios en el embarazo con fibromialgia ya que este es solo el segundo estudio centrado en buscar que problemáticas se pueden sufrir durante el embarazo.
Todos estos resultados pueden ayudar a tener un mejor control durante el embarazo y evitar las posibles complicaciones en aquellas mujeres con mayores factores de riesgo asociados. Como las mujeres de mayor edad embarazadas, las que sufren obesidad y problemas de tensión arterial alta y diabetes deberían tener un control más exhaustivo.

Editado por Fibromialgia noticias©

Maternal and neonatal outcomes among pregnant women with fibromyalgia: a population-based study of 12 million births.
 J Matern Fetal Neonatal Med. 2017 Sep 27:1-7. doi: 10.1080/14767058.2017.1381684.
4.3/5 (10)

Valora esta información

Duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa, el dolor crónico o la fibromialgia

Pregunta de la revisión
¿La duloxetina es efectiva para tratar el dolor generado por los nervios dañados a causa de enfermedades, o el dolor causado por la fibromialgia?

Antecedentes

La duloxetina es un fármaco que se usa para tratar la depresión y la incontinencia urinaria de urgencia (pérdida de orina) y también puede ser útil para ciertos tipos de dolor. El dolor puede surgir espontáneamente cuando existe daño en los nervios que transmiten la información de dolor al cerebro (dolor neuropático).

Cuando esta lesión ocurre en los nervios fuera de la médula espinal, se denomina neuropatía periférica. Otro tipo de dolor, el dolor nociceptivo, ocurre cuando los nervios perciben el daño en otro tejido (p.ej., un pinchazo en la piel).

Otros tipos de dolor son de origen incierto y ocurren sin un daño nervioso o tisular aparente. Este tipo de dolor ocurre, por ejemplo, en la fibromialgia.

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa y todos los tipos de dolor crónico.

Características de los estudios

Se examinó toda la literatura científica publicada y se encontraron 18 ensayos, con un total de 6407 participantes, que eran de suficiente calidad para incluirlos en esta revisión. Ocho ensayos evaluaron el efecto de la duloxetina en la neuropatía diabética dolorosa y seis en el dolor de la fibromialgia.

Tres ensayos trataron los síntomas físicos dolorosos asociados a la depresión y un estudio pequeño investigó la duloxetina para el dolor causado por accidentes cerebrovasculares o enfermedades de la médula espinal (dolor central).

Resultados clave y calidad de las pruebas

La dosis habitual de la duloxetina es de 60 mg. Con esta dosis, hubo pruebas de calidad moderada de que la duloxetina redujo el dolor en la neuropatía diabética periférica dolorosa y en la fibromialgia. En la neuropatía diabética periférica dolorosa, una mejoría del 50% o más con la duloxetina 60 mg por día fue apenas 1,5 veces superior que con placebo.

Estos datos significan que cinco pacientes con neuropatía diabética periférica dolorosa tuvieron que recibir duloxetina para lograr una respuesta del 50% o mejor en un paciente. El efecto en la fibromialgia fue similar, aunque el número necesario a tratar para que un paciente mejorase en un 50% o más fue de ocho. Sobre la base de un único estudio, no es posible determinar si una dosis de 20 mg es efectiva, y 120 mg no fueron más efectivos que 60 mg.

Se calculó que para la neuropatía diabética, se han realizado suficientes ensayos para establecer estas conclusiones, por lo que no se necesitan más ensayos. En cuanto a la fibromialgia y los síntomas dolorosos asociados con la depresión, se necesitan más ensayos para realizar afirmaciones convincentes acerca de la efectividad de la duloxetina.

La mayoría de los pacientes que recibieron duloxetina tendrá al menos un efecto secundario. Dichos efectos son principalmente menores y los más frecuentes son malestar, insomnio o somnolencia, cefalea, sensación de sequedad en la boca, estreñimiento o mareos. Alrededor de una de cada seis personas dejan de tomar duloxetina debido a los efectos secundarios. Los problemas graves causados por la duloxetina son muy poco frecuentes.

Aunque la duloxetina es beneficiosa en el tratamiento del dolor neuropático y la fibromialgia, hay pocas pruebas de ensayos que comparen la duloxetina con otros fármacos antidepresivos sobre cuál es mejor.

Se estableció la conclusión de que la duloxetina es útil para tratar el dolor causado por la neuropatía diabética y probablemente la fibromialgia.

Duloxetina para el tratamiento de la neuropatía dolorosa, el dolor crónico o la fibromialgia

Michael PT Lunn, Richard AC Hughes, Philip J Wiffen
 Publicado en línea: 3 enero 2014
 DOI: 10.1002/14651858.CD007115.pub3
4.57/5 (7)

Valora esta información

Oxitocina y Ketamina tratamiento prometedor para fibromialgia y otras afecciones de dolor crónico. Bajas dosis de la hormona oxitocina junto con Ketamina, un anestésico, pueden proporcionar un enfoque terapéutico único y efectivo para algunos pacientes con dolor severo e intratable.
Este enfoque terapéutico es «increíblemente único» y es seguro y efectivo en algunos pacientes con dolor crónico intratable. «Uniendo estos dos componentes, se podría reemplazar cualquier opiáceo de acción corta»:-dijo Caron Pedersen. Carol Pedersen es enfermera especializada, quiropráctica y fisioterapeuta especializada en pacientes con dolor severo.

La Dra. Pedersen ha estado trabajando con el experto en manejo del dolor, en Veract Intractable Pain Clinic, West Covina, California, para encontrar mejores tratamientos para pacientes con dolor muy severo.
Estos pacientes, dijo la Dra. Pedersen, «son bastante dependientes de los opiáceos y lo son durante mucho tiempo, y no les permite aliviar el dolor crónico».
La Dra. Pedersen presentó algunas de sus investigaciones  en la 28ª Reunión Anual de la Academia de Manejo Integral del Dolor (AIPM).

Oxitocina y Ketamina tratamiento ¿con futuro?

¿Alternativa a los opioides?

Una variedad de agentes anticonvulsivos, antidepresivos y antiinflamatorios, así como relajantes musculares y agentes bloqueantes adrenérgicos, proporcionan alivio del dolor de leve a moderado. Estos enfoques no siempre son un sustituto de los opioides en pacientes con dolor severo.

Tanto la oxitocina como la ketamina proporcionan analgesia por mecanismos distintos a los receptores opioides estimulantes.
La oxitocina, producida en el hipotálamo,  es un potente analgésico natural. La hormona se libera en mujeres embarazadas durante el momento del parto. Además de en otras enfermedades dolorosas o eventos estresantes.
También se ha informado que alivia el dolor en pacientes con dolor de cabeza, dolor de espalda crónico y fibromialgia, y hay «una gran cantidad de investigación» sobre la compleja producción, liberación y sistema de receptores de la oxitocina, dijo la Dra. Pedersen.

Oxitocina y Ketamina tratamiento

Oxitocina

El Dr. Tennant explicó que parte de la hormona se libera en la circulación periférica a través de la pituitaria posterior y parte del sistema nervioso central, incluido el líquido espinal.
Los receptores de la oxitocina se encuentran en múltiples sitios en el cerebro y en toda la médula espinal. Además de activar sus propios receptores y disminuir las señales de dolor, la oxitocina se une a los receptores opioides y estimula la liberación endógena de opioides en el cerebro.

Además de aliviar el dolor, la oxitocina reduce el cortisol sérico. Por lo tanto puede producir un efecto calmante y mejorar el estado de ánimo.
«Tiene el efecto de hacer felices a las personas, haciéndolas sentir un poco menos ansiosas», dijo la Dra. Pedersen. »

Cambia el sistema nervioso central, hace que el hipotálamo bombee sustancias químicas que le dicen al cuerpo que está bien, cálmate».

La oxitocina puede bloquear el «dolor anticipatorio», agregó la Dra. Pedersen. Los pacientes con dolor intratable están esperando «la próxima crisis de dolor», por lo que es «un constante estrés», dijo. Sin embargo, cuando toman oxitocina, «en realidad pueden obtener un gran alivio en base al hecho de que ya no sufren esa anticipación».

Sin dolor, sin efectos secundarios

Los investigadores están trabajando para determinar las dosis óptimas y las vías de administración de la oxitocina. Han experimentado  la combinación de oxitocina con bajas dosis de naltrexona, benzodiazepinas, agentes neuropáticos, opioides y ahora ketamina, un antagonista del receptor del ácido N-metil-D-aspártico.

Ketamina

Hay un resurgir en el interés de la ketamina como posible terapia para las enfermedades con dolor crónico, que incluyen dolor neuropático, síndrome de dolor regional complejo, fibromialgia, neuralgia postherpética, migrañas y lesión de la médula espinal.
En dosis relativamente altas, la ketamina tiene propiedades psicomiméticas y eufóricas significativas que pueden llevar al abuso. La ketamina oral, también llamada «Special K» o como «Kit Kat», se ha convertido en una popular droga de discotecas.

El Dr. Tennant y la Dra. Pedersen han experimentando con dosis bajas de ketamina agregada a la oxitocina en pacientes con el dolor más severo e intratable.
El estudio que presentaron en la reunión de AIPM incluyó a cinco de esos pacientes (edad media, aproximadamente 40 años). Habían usado oxicodona, morfina, hidrocodona o hidromorfona durante más de un año.

El estudio con Oxitocina y Ketamina tratamiento

Los pacientes no tomaron su opiáceo de acción corta durante varias horas. Mientras recibieron 0,5 ml (2 mg – la mitad de una jeringa, o 20 unidades) de oxitocina líquida por vía sublingual. En 10 minutos, los cinco pacientes informaron diferentes grados de alivio del dolor.
Aproximadamente 15 minutos después de recibir la oxitocina, los pacientes  recibieron 0.25 a 0.50 ml (12.5 a 25 mg) de ketamina líquida, también por vía sublingual. La ketamina mejoró el alivio del dolor. Con la combinación, dos de los pacientes pudieron librarse completamente del dolor.
El alivio del dolor duró aproximadamente 4 horas sin efectos secundarios.

Lo peor de lo peor en pacientes con dolor

Los pacientes del estudio eran «los peores» de los pacientes con dolor. En su clínica, muchos pacientes sufren dolor intratable, dolor que nunca desaparece por completo con cirugía o con medicamentos. «Algunos han tenido, entre siete u ocho cirugías de espalda y sufren mucha inflamación en la columna vertebral».

Algunos están luchando contra una enfermedad autoinmune, como el lupus. Otros tienen aracnoiditis, una afección inflamatoria incurable de la aracnoides, membranas que rodean y protegen los nervios de la médula espinal.
Debido a que la oxitocina es una hormona, su capacidad para aliviar el dolor varía de un paciente a otro. Su efectividad se relaciona, entre otras cosas, con los niveles sanguíneos, la gravedad del dolor y el sexo.

Mejores resultados en hombres

La Dra. Pedersen descubrió que los hombres tienden a tener una mejor respuesta a la combinación de oxitocina y ketamina que las mujeres. Pero las mujeres también responden «sorprendente», dijo. Describió a una paciente de 38 años de edad en su consulta con una hernia de disco que había estado tomando opioides y no le estaban ayudando mucho. «Los abandonó cuando comenzó a usar esta terapia combinada».

Otros pacientes han podido reducir el consumo de opioides «de manera tan significativa que si tuvieran que dejar de tomarlos, estarían bien»:-dijo la Dra Pedersen.
La terapia combinada también puede abordar el problema de la adicción, dijo la Dra. Pedersen. Algunos de sus pacientes se habían vuelto adictos a los opioides pero después de usar el régimen de oxitocina-ketamina parece que no ansiaban ni abusaban de los opioides.
La forma líquida tomada de forma sublingual se muestra como «el mejor sistema de administración» puesto que es mucho más efectiva que las píldoras, dijo la Dra Pedersen.
Aunque la oxitocina líquida normalmente tiene una vida útil de sólo 10 días, la Dra ha encontrado farmacias que ponen la hormona en una suspensión que dura 3 meses.

Resultados con interrogantes

Comentando sobre la investigación con Charles E. Argoff, MD, (profesor de neurología y director del Comprehensive Pain Center, Albany Medical College, Nueva York) de Medscape Medical News,  dijo que eran «resultados con interrogantes».
Un estudio abierto de un solo centro con solo cinco pacientes «es insuficiente para sacar conclusiones».
Si bien el uso de la oxitocina como analgésico es respaldado por la ciencia básica por desgracia «este estudio no se puede agregar a los estudios en humanos ya completados, dado su tamaño y diseño», dijo el Dr. Argoff.
La adición a la ketamina «amortigua el entusiasmo»  en el estudio. Como consecuencia de la preocupación sobre la dependencia y los efectos secundarios, dijo el Dr. Argoff.
Los efectos adversos de la ketamina pueden incluir náuseas, dolores de cabeza, fatiga y disforia.

Los autores han declarado no tener ningún conflicto de intereses.

Redactado por Fibromialgia Noticias©

Reunión Anual de la Academia de Manejo Integral del Dolor (AIPM). Resumen 24. Presentado el 21 de octubre de 2017.
 Unique Drug Combo Promising for Severe, Intractable Pain - Medscape - Oct 31, 2017.
4.75/5 (12)

Valora esta información

Actualidad en el tratamiento de la fibromialgia

El tratamiento de la fibromialgia. Fibromialgia es un síndrome clínico común, pasado a menudo por alto, en la práctica general. Puede asociarse una discapacidad considerable, aunque es probable minimizar su discapacidad con un temprano diagnóstico e intervención.

Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen otras enfermedades crónicas por lo que el tratamiento de la fibromialgia se complica. La evaluación clínica y el manejo de los factores agravantes pueden, por lo tanto, ser beneficiosos.

Se requiere un enfoque coordinado, multidisciplinario y centrado en el paciente. Los pacientes necesitan educación y estrategias para el autocontrol de su enfermedad. Las intervenciones no farmacológicas, como la fisioterapia, deben estar adaptadas a cada paciente de forma individual.

Los enfoques activos de rehabilitación tienen el protagonismo en el manejo de la enfermedad, aunque hay medicamentos que pueden ayudar a controlar sus síntomas. Existe evidencia para apoyar el uso de amitriptilina, duloxetina, milnacipran o pregabalina, pero se deben evitar los opioides puros.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un síndrome debilitante y a menudo no es reconocido. Afecta a un 2% de la población con una incidencia máxima en mujeres de mediana edad1. A pesar de que no existe una comprensión completa de su patogénesis ( origen y evolución de una enfermedad con todos los factores que están involucrados en ella), existe una creciente evidencia de abordaje de este síndrome. Todas esta evidencia de tratamiento actual será má efectiva si se diagnóstica de forma rápida y se introducen los cambios necesarios para su tratamiento.

La fibromialgia se superpone con otros síndromes somáticos funcionales, como el síndrome del intestino irritable, el síndrome de fatiga crónica y disfunción de la articulación temporomandibular.4 Aunque suele coincidir con los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad, la investigación sugiere que, aunque los trastornos somáticos funcionales están relacionados pueden potencialmente interactuar con condiciones psicológicas, realmente son independientes.5

El síndrome se caracteriza por sus características distintivas de dolor somático generalizado ( somático dolor originado en la piel, músculos, articulaciones, ligamentos o huesos) y sensibilidad en tejidos profundos, resultado de la sensibilización de las vías del dolor neuronal.6 También hay combinaciones variables de fatiga, trastornos del sueño, disfunción cognitiva y angustia psicológica. Estos síntomas ocurren a pesar de la ausencia de anormalidades objetivas en la evaluación clínica.

Fisiopatología

La fibromialgia puede desarrollarse espontáneamente, 7 pero es probable que represente una respuesta estereotípica, inadaptada, biológica del cuerpo a los efectos acumulativos del estrés físico o psicológico en personas genéticamente predispuestas.8

Se asocia con trastornos psiquiátricos y musculoesqueléticos, que llevan a un peor resultado en el tratamiento, 9,10 pero también puede aparecer después de una infección. Además, la fibromialgia se presenta con una alta prevalencia en personas con enfermedades crónicas.

Aunque se ha considerado que la fibromialgia se deriva principalmente de la fisiopatología del sistema nervioso central, donde se asocia con un procesamiento desordenado sensorial , hay cada vez más pruebas que sugieren que el «fenotipo de la fibromialgia» puede comprender múltiples subconjuntos patogénicos, incluido el origen, al menos en parte , dentro del sistema nervioso periférico6,12,13 La mayoría de los casos de fibromialgia evolucionan a partir de dolor persistente en una región.14

Diagnóstico de la fibromialgia

Los criterios diagnósticos 15 han evolucionado desde el reconocimiento de que la fibromialgia es un trastorno difuso de síntomas (espectro), tanto en lo que respecta a la distribución espacial del dolor como a la implicación y gravedad de los síntomas. Este espectro ha sido descrito como «fibromialgia», y no como un trastorno de todo o nada, como sugieren los criterios de clasificación originales.16

Dada la naturaleza multidimensional de la fibromialgia, incluida su asociación con otras enfermedades crónicas, la evaluación clínica temprana puede ser un desafío. La afección se debe considerar como una posibilidad diagnóstica en todos los casos de dolor musculoesquelético persistente y significativo, con fatiga o trastornos del sueño, particularmente cuando tales síntomas parecen desproporcionados con la gravedad de cualquier enfermedad crónica de fondo.17 Si existe alguna duda diagnóstica, debería ser considerado remitir a un reumatólogo o especialista en medicina del dolor.

Se ha desarrollado una herramienta validada y práctica en la autoevaluación basada en los criterios diagnósticos (Cuadro 1) 18 para cuantificar los síntomas variables del síndrome 19,20. Los puntajes por encima de ciertos umbrales 20 tienen una especificidad y sensibilidad razonable en comparación con los criterios de clasificación originales.
tratamiento de la fibromialgia
El médico que realiza el diagnóstico debe realizar una evaluación que excluya otros trastornos que puedan explicar por completo los síntomas.21 Se debe evitar el examen de puntos sensibles, que era un requisito de los criterios anteriores. Las investigaciones solo son necesarias para excluir las posibles comorbilidades que sean objeto de posible tratamiento y diagnósticos diferenciales, como la disfunción tiroidea 22.

Cuadro 1

Cuestionario fibromialgia

I. Usando la siguiente escala, indique para cada ítem el nivel de severidad durante la última semana marcando la casilla correspondiente.

0: sin problema
1: problemas leves ; generalmente leve o intermitente
2: moderado; problemas considerables; a menudo presente y / o en un nivel moderado
3: Grave; problemas continuos que perturban la vida

Fatiga □ 0 □ 1 □ 2 □ 3
Problemas para pensar o recordar □ 0 □ 1 □ 2 □ 3
Despertarse cansado (sin recuperar) □ 0 □ 1 □ 2 □ 3

II. Durante los últimos 6 meses, ¿ha tenido alguno de los siguientes síntomas?

Dolor o calambres en la parte inferior del abdomen □ Sí □ No
Depresión □ Sí □ No
Dolor de cabeza □ Sí □ No
III. Dolor de articulaciones / cuerpo

Indique a continuación si ha tenido dolor o sensibilidad en los últimos 7 días en cada una de las áreas enumeradas a continuación. Por favor, haga una X en la casilla si ha tenido dolor o sensibilidad. Asegúrese de marcar ambos lados derecho e izquierdo por separado.

□ Hombro, izquierda                        □ Parte superior de la pierna, izquierda                            □ Parte inferior de la espalda
□ Hombro, derecha                           □ Parte superior de la pierna, derecha                              □ Parte superior de la espalda
□ Cadera, izquierda                           □ Parte inferior de la pierna, izquierda                             □ Cuello
□ Cadera, derecha                              □ Parte inferior de la pierna, derecha
□ Brazo superior, izquierdo             □ Mandíbula, izquierdo                                                        □ Sin dolor en ninguna de estas áreas
□ Brazo superior, derecho                □ Mandíbula  derecho
□ Brazo inferior, izquierdo               □ Pecho
□ Brazo inferior, derecho                 □ Abdomen

IV. En general, ¿los síntomas enumerados en I-III anteriores generalmente estaban presentes durante al menos 3 meses?

□ Sí □ No

Manejo de la fibromialgia

La recuperación espontánea es excepcional, por lo que los objetivos del tratamiento de la fibromialgia se basan en mejorar los síntomas, y con ello la función y calidad de vida.23 El tratamiento debe adaptarse individualmente.

El tratamiento es multimodal, multidisciplinario y combina enfoques no farmacológicos y farmacológicos.2

El efecto de las intervenciones en la fibromialgia son generalmente modestos, estas son medidas promedio. Existen subgrupos de pacientes que obtendrán beneficios significativos de enfoques terapéuticos particulares.3,24 El efecto mayor parece para los enfoques no farmacológicos que los fármacos, recientemente se han comenzado a probar combinaciones de fármacos. Hay algunos resultados positivos, 25-27 que enfatizan el uso potencial de un enfoque multimodal.

Tratamiento de la fibromialgia con trastornos agravantes

La sensibilización al dolor que experimentan los pacientes con fibromialgia es Modulación descendente del dolor y cronificación del dolor,en múltiples niveles del sistema nervioso central.

Por lo tanto, debe haber una evaluación clínica cuidadosa y el tratamiento de los trastornos que pueden alterar y agravar este equilibrio neurofisiológico (ver Recuadro 2).

Cuadro 2

Factores que agravan el dolor en la fibromialgia

Generadores persistentes de dolor periférico (artritis espinal y / o periférica, tendinopatías y puntos desencadenantes miofasciales)
Trastornos del sueño (apnea obstructiva del sueño, piernas inquietas y trastorno por movimientos periódicos de las extremidades)
Obesidad (con los consiguientes efectos sensibilizadores del dolor por metainflamación)
Fumar
Hiperalgesia inducida por opioides
Miopatía por estatinas
Depresión
Estilo cognitivo catastrófico
Estresores psicosociales

La convivencia de la vida con fibromialgia es más problemática que con otras enfermedades reumáticas y más dura que con la mayoría de las otras enfermedades crónicas.1,9,10,28

Como el tratamiento médico de la fibromialgia a menudo sólo consigue un éxito de forma parcial, 2 los profesionales de la salud deben brindar apoyo sostenido a los pacientes para que se conviertan en autogestores expertos y activos.

Esta es la más importante de todas las intervenciones esto podría permitir una vida exitosa con este debilitante trastorno multidimensional. Sin embargo, la disfunción cognitiva relacionada con la fibromialgia, que a menudo no es reconocida por los profesionales que la llevan, puede hacer que este proceso sea un desafío.

La evidencia creciente sugiere que el entrenamiento en habilidades de autogestión que se debe realizar dentro de un entorno de  pequeños grupos donde se puede tratar la educación, el entrenamiento del afrontamiento de la enfermedad y los enfoques de comportamiento cognitivo.29

A partir de ese momento, las habilidades pueden ser consolidadas por mentores pares capacitados.30 En Australia los modelos de atención aún no se han desarrollado de forma efectiva y sostenible. Se pueden utilizar los cursos genéricos de internet y de dolor crónico.31,32 Se recomienda encarecidamente a todos los profesionales de la salud en el tratamiento de la fibromialgia, un estilo de comunicación abierto y centrado en el paciente 33.

En general en el tratamiento de la fibromialgia, el ejercicio y enfoques psicoeducativos tienen la mayor evidencia de eficacia entre terapias no farmacológicas, 2 pero deben adaptarse al individuo. Es altamente deseable la evaluación biomecánica previa al ejercicio y la monitorización posterior del ejercicio por parte de un fisioterapeuta para todos los casos, no siendo necesario en los más leves. Se puede evaluar la actividad física diaria asistidos por el uso de un actímetro.34 Se debe considerar la derivación a un psicólogo en todos los pacientes, particularmente en aquellos que están más angustiados psicológicamente.

Tratamiento farmacológico de la fibromialgia

Algunos pacientes no toleran ni se pueden beneficiar de los medicamentos. La terapia con medicamentos solo tiene un papel de apoyo en el manejo de los síntomas. Todos los medicamentos deben comenzarse en dosis bajas y aumentarse con precaución. Deben ser elegidos para controlar los síntomas predominantes del individuo: el dolor, alteración del sueño y la angustia psicológica son los más susceptibles a la terapia farmacológica. Hay que detener el medicamento en el tratamiento de la fibromialgia si no proporciona ningún beneficio.

Antidepresivos

La amitriptilina en dosis bajas es tradicionalmente el fármaco de primera línea para tratar el dolor y la alteración del sueño en la fibromialgia. Sin embargo, la evidencia que apoya su uso es de baja calidad. Los estudios son pequeños y de corta duración, pero muestran que los pacientes 4.1 que necesitan tratamiento tiene al menos un 50% de alivio del dolor. Sin embargo, por cada 3,3 pacientes tratados, uno tendrá un evento adverso.35 El desarrollo de tolerancia y el aumento de peso limitan el uso de amitriptilina, pero en un subgrupo pequeño puede ser muy útil a largo plazo.

Los mediadores de la inhibición descendente en el sistema nervioso incluyen serotonina y noradrenalina (norepinefrina). Estas concentraciones están reducidas en un subgrupo de pacientes con fibromialgia, lo que justifica probar con un inhibidor de la recaptación de serotonina y noradrenalina en el tratamiento de la fibromialgia.

Duloxetina en 60 mg por día trata por lo menos el 50% de alivio del dolor de 8, mientras que el número necesario para dañar es 18 (se agrupan todas las condiciones neuropáticas ) en estudios de calidad moderada.36 No está aprobado para la fibromialgia en Australia y su beneficio para otros síntomas centrales de la fibromialgia es marginal.

Milnacipran inhibe la recaptación de serotonina y noradrenalina (norepinefrina). Ha sido aprobado en Australia para el tratamiento de la fibromialgia, en lugar de la depresión. La dosis recomendada es de 100 mg al día en dosis divididas y requiere una receta privada. La evidencia de alta calidad muestra que tiene una eficacia modesta. El número necesario para tratar al menos un 30% de alivio del dolor es 11 con un número necesario para causar daño de 14,37 Milnacipran podría tener un papel particular en el manejo de pacientes obesos, ya que parece no tener potencial para promover el peso y puede causar un peso leve pérdida.38

Antiepilépticos en el tratamiento de la fibromialgia

Las concentraciones de neurotransmisores que facilitan el dolor como el glutamato y la sustancia P en el sistema nervioso central se encuentran elevadas en fibromialgia.

Los objetivos de la pregabalina y la gabapentina, son posibles acciones moduladoras del dolor, fisiológicas, promotoras del sueño y ansiolíticas. La evidencia de alta calidad muestra que para pregabalina el número necesario para tratar al menos 50% de alivio del dolor es 12 con un número necesario para dañar 13. La pregabalina también tiene un pequeño beneficio para el sueño, 39 pero el aumento de peso con frecuencia limita su uso. Aunque la pregabalina no está incluida en el Esquema de Beneficios Farmacéuticos (PBS) para la fibromialgia, la frecuente concurrencia de dolor neuropático cumple con los requisitos de PBS.

Otras drogas

Hay pruebas preliminares de ensayos aleatorios controlados de eficacia en subgrupos para el tratamiento de la fibromialgia tratados con tramadol, 40 pramipexole41 y memantina.42 Los agonistas del receptor opiáceo mu puro, como la codeína, el fentanilo y la oxicodona, están contraindicados debido a la mala respuesta clínica y al mayor riesgo de hiperalgesia inducida por opioides.40 No hay pruebas de eficacia para el uso de solo paracetamol y existe evidencia débil de que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos son ineficaces.

Conclusión

La fibromialgia puede asociarse con una discapacidad profunda y multidimensional. El tratamiento de la fibromialgia es necesario administrar un enfoque multidisciplinar. Un enfoque sistemático, centrado en el paciente en la práctica general puede producir mejoras clínicamente significativas en el control de los síntomas, la función y la calidad de vida de los pacientes con este trastorno desafiante. Los tratamientos no farmacológicos tienen un papel importante.

Las drogas pueden complementar de manera útil un programa de rehabilitación activo. Existe alguna evidencia de amitriptilina, duloxetina, milnacipran y pregabalina, pero no se benefician todos los pacientes. Los pacientes deben ser monitoreados por efectos adversos ya que estos pueden limitar los beneficios del tratamiento con medicamentos.

Edición y traducción por Fibromialgia Noticias©

Treatment of fibromyalgia Richard Kwiatek, Rheumatologist
 Aust Prescr. 2017 Oct; 40(5): 179–183. Published online 2017 Oct 3. doi: 10.18773/austprescr.2017.056
 PMCID: PMC5662432
4.61/5 (92)

Valora esta información

¿Por qué los pacientes con fibromialgia no cumplen sus tratamientos?
El Dr. Jack Cush informa un problema generalizado con el cumplimiento de los tratamientos farmacológicos en fibromialgia.

Investigación del cumplimiento del tratamiento en Fibromialgia

Se demostró que el cumplimiento y la adherencia eran bastante pobres en los pacientes con fibromialgia (FM), con altas tasas de interrupción del tratamiento y más del 60% mostraba baja adherencia.

El estudio muestra claramente que en la población israelí de pacientes con FM, la persistencia y adherencia a la terapia FM en el año posterior al diagnóstico es notablemente baja.

En este estudio, utilizando datos de reclamaciones hechas a una Aseguradora de Salud israelí , los investigadores evaluaron a 3.922 pacientes con FM desde 2008 hasta 2011, y analizaron específicamente los siguientes agentes usados para el tratamiento durante un período de 12 meses: pregabalina, antidepresivos [inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRI) , inhibidor de la recaptación de serotonina / norepinefrina (IRSN)] y antidepresivos tricíclicos (ATC).

La proporción de días cubiertos (PDC) se utilizó como valor para medir la adherencia al fármaco. Un proporción de días cubiertos <20% se consideró baja adherencia y un PDC ≥ 80% se consideró de alta adherencia.
El 56.1% de los pacientes retiraron una receta lo que muestra, que el 45.0% recibió al menos un medicamento en el año siguiente al diagnóstico, y sólo el 28.8% recibió las recetas dos veces durante el primer año desde el diagnóstico.

Altas tasas de abandono

La tasa de abandono del fármaco a 1 año fue más alta para antidepresivos tricíclicos (91,0%) y más baja para los antidepresivos ISRS / IRSN (73,7%).
De estas cifras se arroja que más de la mitad de los pacientes (60.5%) tuvieron menos del 20% de los días cubiertos por  medicamentos durante el año, y de ese ese 20% solo el 9.3% fueron muy adherentes (PDC ≥ 80%).

El cumplimiento y la adherencia demostraron ser bastante pobres en pacientes con fibromialgia (FM), con altas tasas de interrupción del tratamiento y más del 60% demostraron baja adherencia.

 pacientes con fibromialgia no cumplen sus tratamientos farmacológicos
El manejo de la enfermedad de fibromialgia puede complicarse por altas interrupciones de medicamentos y la baja adherencia.
Jack Cush, MD, es el director de reumatología clínica del Instituto de Investigación Baylor  y profesor de medicina y reumatología en el Centro Universitario Médico Baylor  en Dallas. Él es el editor ejecutivo de RheumNow.com. Una versión de este artículo apareció por primera vez en RheumNow, un sitio de noticias, información y comentarios dedicado al campo de la reumatología.

Adherence and Persistence with Drug Therapy among Fibromyalgia Patients: Data from a Large Health Maintenance Organization

Dana Ben-Ami Shor, Dahlia Weitzman, Shani Dahan, Omer Gendelman, Yael Bar-On, Daniela Amital, Varda Shalev, Gabriel Chodick and Howard Amital
 The Journal of Rheumatology October 2017, 44 (10) 1499-1506; DOI: https://doi.org/10.3899/jrheum.170098
4.27/5 (11)

Valora esta información