, ,

Taller de fibromialgia en Bilbao a petición de medicos de cabecera Valora la información

Taller de Fribromialgia

Bilbao, 6 febrero 2007| AZprensa.com

La dificultad de hacer un diagnóstico a través de pruebas analíticas o radiológicas hace de la fibromialgia una enfermedad compleja y, en muchos casos, difícil de detectar.

Fundación-de-Estudios-Sanitarios-Osasun-Ikaskuntza-Fundazioa

Así, cada vez más reumatólogos reciben casos por dolores del aparato locomotor derivados desde la Atención Primaria. En el marco de la formación continuada que fomenta Osasun Ikaskuntza Fundazioa-Fundación de Estudios Sanitarios, y en colaboración con la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Sección de Reumatología del Hospital de Basurto, se ha programado para hoy el “Taller de Fribromialgia”.

El curso, que comenzará a las 18 horas, tendrá lñugar en el Colegio Oficial de Médicos de Bizkaia.

taller organizado a petición de muchos médicos de asistencia primaria

“Ha sido un taller organizado a petición de muchos médicos de asistencia primaria que, por su propio interés y porque se encuentran con muchos de estos casos, han querido profundizar sus conocimientos en el diagnóstico de esta enfermedad”, explica el coordinador de este taller, Eduardo Ucar, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital de Basurto.

El curso, impartido por los docentes José Miguel Aramburu y Mikel Zubiri, comenzará con la presentación de dos casos clínicos y la asistencia de una paciente que ha accedido a que se le realice una exploración en presencia de los médicos con el fin de mostrar las dificultades y características de estos diagnósticos. Después, el psiquiatra Mikel Zubiri presentará dos casos clínicos con historias que muestran distintas maneras de contar el dolor, un aspecto de gran valor en el diagnóstico de esta enfermedad.

En la detección de la fibromialgia es fundamental atender la historia clínica del paciente

En la detección de la fibromialgia es fundamental atender la historia clínica del paciente, “depurar la historia del dolor, sitios, características, evolución y, también muy importante, ver cómo el paciente cuenta ese dolor”, afirma Eduardo Ucar. Además, debe hacerse una exploración física teniendo en cuenta los “puntos gatillo”, 18 puntos del cuerpo donde se localizan los dolores característicos de la fibromialgia y que, según apunta José Miguel Aramburu, del servicio de Reumatología del Hospital de Basurto, fueron establecidos en 1990 por el Colegio Americano de Reumatología.

Puntos dolorosos

(actualizado a 2016 los puntos dolorosos ya no son necesarios para el diagnóstico)

Esos puntos se localizan alrededor de la columna vertebral, del cuello, nuca, trapecio, columna dorsal, lumbar, codos, cara interna de las rodillas y cara externa de las caderas. Según los expertos, para que el diagnóstico de fibromialgia sea positivo se deben detectar al menos 12 puntos. “Existe una imagen característica que suele usarse para señalar todos esos puntos: el cuadro de Las Tres Gracias de Rubens”, apunta Eduardo Ucar.

A partir de ahí, el médico debe tener en cuenta que puede existir alguna otra patología detrás.

Ya que “el hecho de que un paciente tenga fibromialgia no excluye que pueda tener otra enfermedad, reumatológica o no”.

Por su parte, José Miguel Aramburu, del Servicio de Reumatología del Hospital de Basurto, explicará las características, diagnóstico y tratamiento de la fibromialgia a partir de casos clínicos. Según el experto, esta enfermedad se caracteriza por un dolor generalizado y crónico, fatiga y cansancio.

Unos síntomas que suelen ser difícil de detectar porque no existen pruebas o datos objetivos para su diagnóstico. Así, Aramburu insistirá en la importancia de realizar una exploración física general —para descartar otros problemas— mediante presión con el fin de detectar los puntos de dolor.

educación sanitaria

En su intervención, el doctor Aramburu hará especial hincapié en la importancia de la educación sanitaria. “Hay que explicar al paciente el proceso de esta enfermedad, su evolución y cómo se puede aliviar sin medicación”, afirma. En este sentido, para el doctor el mejor consejo es que el paciente esté informado. “La fibromialgia produce mucho dolor, pero no es una enfermedad degenerativa ni incapacita a largo plazo.

Que el paciente conozca todo esto le puede aportar tranquilidad”, apunta Aramburu. Además, estas personas deben evitar la ansiedad y aumentar su relajación muscular a través de calor o ejercicio físico moderado.

La Fundación de Estudios Sanitarios-Osasun Ikaskuntza Fundazioa

La Fundación de Estudios Sanitarios-Osasun Ikaskuntza Fundazioa es la primera fundación sanitaria del País Vasco, vinculada al Colegio Oficial de Médicos de Bizkaia y a la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, que actúa con vocación docente, educativa y científica dentro del ámbito de la formación continuada bajo las premisas del fomento, la promoción y el desarrollo de la cultura y la educación sanitaria.

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y síndrome metabólico Valora la información

Fibromialgia y síndrome metabólico, mayor riesgo en mujeres con dolor crónico.

La fibromialgia es un síndrome frecuente caracterizado por dolor, fatiga, e insomnio crónicos. Los pacientes con fibromialgia tienen un índice elevado de  masa corporal y son comúnmente físicamente inactivos, 2 factores de riesgo importantes para el síndrome metabólico. Con todo poco se sabe sobre la relación entre las condiciones crónicas del dolor y los trastronos metabólicos.

Compararon a las mujeres con fibromialgia (n = 109) con las mujeres sanas del control (n = 46), reclutadas todo de la comunidad.
Fibromialgia y síndrome metabólico

Los niveles de catecolaminas y de cortisol fueron determinados a partir de muestras nocturnas de orina de 12 horas.

Relación fibromialgia y síndrome metabólico

Las mujeres con fibromialgia tienen 5.56 veces más probabilidad que los controles sanos de tener síndrome metabólico (intervalo de la confianza del 95%, 1.25-24.74). Fibromialgia fue asociado a una circunferencia más grande de la cintura (P = .04), a una hemoglobina glicosilada más alta (P = .01) y los niveles del triglicéridos del suero (P < .001), y (P = .002) una presión arterial sistólica (P = .003) y diastólica más alta.

El colesterol total y de baja densidad de la lipoproteína era también perceptiblemente más alto en mujeres con fibromialgia (P = .001 y .02, respectivamente), aunque el colesterol de alta densidad de la lipoproteína estaba en la gama de referencia.

Resolver los criterios del síndrome metabólico relacionada con  norepinefrina en orina más alto (NE) /epinefrina y los cocientes de NE/cortisol (P < .001 y P = .009, respectivamente). Las mujeres con dolor crónico de fibromialgia están en  riesgo de padecer el síndrome metabólico, que se puede asociar a los niveles relativamente elevados del NE conjuntamente con la secreción relativamente reducida de epinefrina y de cortisol.

PMID: 17194351

¿Qué es el síndrome metabólico?

* Loevinger BL,* Moleta D,* Alonso C,* CL de Coe.

Centro para la investigación de la salud de las mujeres, universidad de la escuela de Wisconsin de la medicina y salud pública, Madison, WI 53715, E.E.U.U.

Valora esta información

,

Relación Fibromialgia y Cáncer. Dudas 5/5 (1)

Incremento de riesgo cancerigeno en pacientes referidos al hospital con sospecha de fibromialgia

Investigación Relación Fibromialgia y Cáncer.

Enero 2007

Del instituto de Parker, departamento de la reumatología, hospital de Frederiksberg, Frederiksberg; Instituto de la epidemiología del cáncer, sociedad danésa del cáncer, Copenhague; y centro multidisciplinario del dolor, H: S Rigshospitalet, Copenhague, Dinamarca.

relación fibromialgia y cancer

célula invadida por cáncer

OBJETIVO:

Analizar si el fibromialgia (FM) y FM-sus síntomas está relacionado con una incidencia creciente del cáncer.

MÉTODOS:

Identificamos a 1361 pacientes referidos con sospecha de FM en el período 1984-99 de expedientes del hospital. Después de la universidad americana con los criterios de la reumatología (ACR), dividieron a los pacientes en subgrupos con y sin FM confirmado. La cohorte fue seguida a finales de 1999 y ligada a los archivos del registro danés del cáncer. los cocientes estandardizados. Sitio-específicos de la incidencia (SIR) son calculados.

Resultados.

No encontramos ninguna asociación entre FM y el cáncer en 1132 pacientes femeninos con FM confirmado en nuestra institución (SIR ci 0.8-1.8 de 1.2, del 95%). En 106 mujeres referidas para el dolor y/o el dolor muscular que no atendía a criterios de FM, observaron a un SIR total creciente (SIR ci 1.2-4.6 de 2.5, del 95%), con el riesgo creciente para el cáncer de pecho (SIR ci 1.6-11.3 de 4.8, del 95%) y los cánceres linfáticos y hematological (SIR ci 1.2-38.2 de 10.6, del 95%). Había 4 cánceres de pulmón en 84 hombres con FM confirmado (SIR ci 3.4-32.4 de 12.6, del 95%).

Conclusión.

Ni en pacientes con FM confirmado ni en los que no se confirmo FM predijo el cáncer. Un riesgo creciente del cáncer de pecho fue encontrado entre los que no cumplian los criterios del ACR para FM. Estos pacientes deben ser investigados si desarrollan cualesquiera nuevos o indicadores en sus síntomas de malignidad, y los médicos deben de tratar de vigilar con procedimientos de investigación tales como mamografía.

PMID: 17216687 [PubMed – en proceso]

El 2007 de enero; 34 (1): 201-6.

Guardar

Guardar

Guardar

Valora esta información

,

‘Documentos TV’ pone en entredicho los implantes mamarios Valora la información

Miles de mujeres están pagando un precio demasiado alto por seguir la moda de tener unos pechos grandes.

Vuelven a la actualidad los serios problemas de salud que se derivan de las operaciones quirúrgicas con el fin de aumentar el tamaño de las mamas, según se expone este martes en el reportaje de ‘Documentos TV’ ‘Pechos explosivos’
Edición | Fibromialgianoticias.com 22/01/2007
‘Pechos explosivos’ se introduce en la vida de varias mujeres -modelos y amas de casa- que tienen graves problemas originados por sus implantes, hasta el punto de haber visto la muerte de cerca..

FDA prohibió el uso generalizado de las prótesis de silicona

En 1992 la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) prohibió el uso generalizado de las prótesis de silicona, pero permitió los implantes rellenos de suero salino o agua con sal, que también fracasaron. Trece años más tarde, las autoridades sanitarias del país norteamericano se han planteado levantar esta prohibición.
Tanto en España como en el resto de Europa está permitido el uso de las prótesis mamarias de silicona, a pesar del riesgo potencial de desarrollar fibromialgia si los implantes se rompen y el gel de silicona se escapa por el interior del cuerpo.

Pero, ninguno de estos conocidos inconvenientes ha frenado a una legión de mujeres que, para subir su autoestima, ha hecho cola en los quirófanos. Lo curioso es que ahora hay dos colas: una para conseguir los nuevos pechos y otra para volvérselos a quitar.

Valora esta información

,

Endometriosis. Síntomas, diagnóstico y tratamientos 4.71/5 (7)

Por qué necesito saber acerca de la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad común que puede afectar a cualquier mujer menstruante desde el momento de su primer período hasta la menopausia. Algunas veces, la enfermedad puede durar hasta después de la menopausia. La endometriosis no se puede curar y puede ser difícil para un proveedor de cuidado médico descubrir si una mujer la padece.

También puede ser difícil averiguar la mejor manera de tratar esta enfermedad. La endometriosis puede afectar a una mujer de muchas maneras, como su capacidad para trabajar y tener hijos, sus relaciones con su pareja, sus hijos, amigos y compañeros de trabajo. Los investigadores están trabajando para encontrar tanto las causas como las maneras de manejar la enfermedad, para que las mujeres que la padecen puedan llevar vidas plenas.

Qué es la endometriosis?

Cuando una mujer tiene endometriosis, el tejido que reviste el útero, llamado endometrio , crece fuera del útero. Nadie sabe con certeza por qué ocurre esto. Cuando este tejido crece fuera del útero, se encuentra mayormente en la cavidad pélvica, normalmente en uno o más de estos lugares: sobre o bajo los ovarios, detrás del útero, sobre los tejidos que mantienen el útero en su lugar, o sobre los intestinos o vejiga. En casos muy raros, las áreas con endometriosis pueden crecer en los pulmones o en otras partes del cuerpo.

Mientras el tejido crece, puede convertirse en bultos , llamados tumores o implantes . Estos tumores normalmente son benignos (no cancerosos) y rara vez se relacionan con el cáncer.

Los tumores pueden causar dolor leve a severo, infertilidad (no puede embarazarse), y períodos abundantes.

Los tumores de endometriosis son afectados por el ciclo menstrual mensual. Cada mes, el revestimiento del útero crece preparándose para el embarazo. Si una mujer no se embaraza, el revestimiento del útero se adelgaza y la mujer sangra. Cuando una mujer tiene endometriosis, los tumores fuera del útero también sangran durante su período. Sin embargo, no hay manera de que la sangre abandone el cuerpo, así que puede desarrollarse una inflamación y tejido cicatrizal. También puede ocurrir obstrucción o sangrado en los intestinos y problemas con la función de la vejiga.

endometriosis

Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Un síntoma común de la endometriosis es el dolor, principalmente en el abdomen, en la parte baja de la espalda y en la pelvis. La intensidad del dolor que una mujer siente no está relacionado con cuánta endometriosis padece. Algunas mujeres no sienten dolor aun cuando su enfermedad afecta grandes áreas o si existe cicatrización. Por otro lado, algunas mujeres sufren fuertes dolores aun cuando la endometriosis les afecta partes muy pequeñas.

Los síntomas generales de la endometriosis pueden incluir (entre otros):

Calambres menstruales extremadamente dolorosos (o incapacitantes); con el tiempo, el dolor puede empeorar
Dolor pélvico crónico (incluye dolor en la parte baja de la espalda y en la pelvis)
Dolor durante o después de tener relaciones sexuales
Dolor intestinal
Evacuaciones dolorosas o dolor al orinar durante los períodos menstruales
Períodos menstruales abundantes
Manchas de sangre antes de la menstruación o sangrado entre períodos
Infertilidad (incapacidad de embarazarse) Además, las personas que sufren de endometriosis pueden tener síntomas gastrointestinales parecidos a los trastornos digestivos, así como fatiga.

endometriosis

Cómo sé si tengo endometriosis?

Si piensa que puede tener esta enfermedad, hable con su ginecólogo-obstetra, ya que el/ella es el único tipo de doctor capacitado para tratar esta enfermedad. Existen varias pruebas que un doctor puede realizar para tratar de averiguar si usted tiene endometriosis. A veces, se utilizan estudios por imágenes para obtener una “fotografía” del interior del cuerpo, lo que permite a los doctores localizar áreas más grandes de endometriosis. Los dos estudios más comunes por imágenes son el ultrasonido, que es una máquina que usa ondas de sonido para tomar la fotografía, y la imagen por resonancia magnética (IRM), la cual usa imanes y ondas de radio para tomar la fotografía.

La única forma de asegurarse totalmente de que tiene endometriosis es realizarse una laparoscopia . Esta es una cirugía con anestesia general en la cual se coloca dentro de su abdomen un tubo con luz. El cirujano puede entonces revisar sus órganos y notar cualquier tumor o tejido de endometriosis. Este procedimiento mostrará la ubicación, extensión y tamaño de los tumores y le ayudará a usted y a su doctor a tomar mejores decisiones de tratamiento. Antes de la cirugía, necesitará hablar de su historial médico con su doctor y hacerse un examen físico (pélvico.)

Qué causa la endometriosis?

Nadie sabe con certeza qué causa esta enfermedad. Una teoría es que durante la menstruación, parte del tejido menstrual regresa al abdomen a través de las trompas de Falopio, donde se implanta y crece. Otra teoría sugiere que la endometriosis puede ser genética, o puede llevarse en la familia.

Los investigadores también están observando el papel del sistema inmunológico y la manera en que estimula o reacciona a la endometriosis. Puede ser que el sistema inmunológico de una mujer no elimine adecuadamente el flujo menstrual en la cavidad pélvica, o que las sustancias químicas producidas en las áreas afectadas por la endometriosis irriten o impulsen el crecimiento de tumores en más áreas. Los resultados de un estudio reciente demostraron que las mujeres que tienen esta enfermedad tienen mayores probabilidades que otras mujeres de sufrir trastornos del sistema inmunológico en los cuales el cuerpo ataca sus propios tejidos.

Este estudio descubrirá también que las mujeres con endometriosis tienen mayores probabilidades de sufrir del síndrome de fatiga crónica y del síndrome de fibromialgia -una enfermedad que implica dolor en los músculos, tendones y ligamentos.

También es muy probable que estas mujeres sufran de asma, alergias y una condición de la piel llamada eczema .

Así, los investigadores piensan que un estudio más profundo del sistema inmunológico en la endometriosis, podría revelar pistas importantes para encontrar las causas de esta enfermedad y su tratamiento.

Otros investigadores están observando la endometriosis como una enfermedad del sistema endocrino, el sistema de las glándulas, hormonas y otras secreciones, ya que parece que el estrógeno fomenta el crecimiento de la enfermedad. Otro estudio busca conocer si los agentes ambientales, como la exposición a las sustancias químicas fabricadas por el hombre, causan la enfermedad. Más investigaciones tratan de comprender qué otros factores, si existen, afectan el curso de la enfermedad.

Otra área importante de la investigación es la búsqueda de marcadores de endometriosis. Estos marcadores son sustancias en el cuerpo creadas por la enfermedad o en respuesta a ésta, y pueden medirse en la sangre u orina. Si se encuentran marcadores por medio de una prueba de sangre u orina, entonces se podría hacer un diagnóstico de endometriosis sin necesidad de cirugía.

Cuál es el tratamiento para la endometriosis?

La endometriosis no tiene cura. Sin embargo, hay muchos tratamientos, cada uno de los cuales tiene sus ventajas y desventajas. Es importante crear una buena relación con su doctor, para que puedan decidir cuál es la mejor opción para usted.

Medicina para el dolor

Para algunas mujeres con síntomas leves, tal vez no sea necesario mayor tratamiento que medicamentos para el dolor. Para mujeres con endometriosis mínima que deseen embarazarse, los doctores afirman que, dependiendo de la edad de la mujer y la cantidad de dolor por la enfermedad, lo mejor es mantener una temporada de prueba (desde 6 meses hasta un año) para tener relaciones sexuales sin protección. Si ella no resulta embarazada durante esa temporada, entonces es posible que necesite mayor tratamiento.

Tratamiento con hormonas

En el caso de las pacientes que no desean embarazarse, pero que necesitan un tratamiento para su enfermedad, sus doctores pueden sugerir un tratamiento con hormonas. El tratamiento con hormonas es más eficaz cuando los tumores son pequeños. Las hormonas pueden venir en presentaciones de pastillas, por inyección o en rocío nasal.

Existen varias hormonas usadas para este tratamiento, incluyendo una combinación de estrógeno y progestina, como las píldoras anticonceptivas, la progestina sola, la danocrina (una hormona masculina d?bil), y agonistas de la hormona liberadora de la gonadotropina ( GnRH – por sus siglas en inglés.)

Las píldoras anticonceptivas controlan el crecimiento del tejido que reviste el útero y a menudo disminuyen la cantidad de flujo menstrual.Estas a menudo contienen dos hormonas, la progestina y el estrógeno. Una vez que la mujer deja de tomarlas, regresa su capacidad de quedar embarazada, pero los síntomas de la endometriosis también pueden regresar. Algunas mujeres toman píldoras anticonceptivas continuamente, sin usar las píldoras de azúcar que indican al organismo que es tiempo de la menstruación.

Cuando se toman píldoras anticonceptivas de esta manera, el período menstrual puede interrumpirse totalmente, lo que puede reducir el dolor o eliminarlo completamente.

Algunas píldoras anticonceptivas sólo contienen progestina, una hormona parecida a la progesterona. Las mujeres que no pueden tomar estrógeno usan estas píldoras para reducir su flujo menstrual.

Con estas píldoras, es posible que algunas mujeres no experimenten dolor durante algunos años después de suspender el tratamiento. Todas las píldoras anticonceptivas pueden causar algunos efectos secundarios leves como aumento de peso, sangrado entre períodos e inflamación.

danocrina

La danocrina se ha convertido en la elección de tratamiento más común, incluso que las píldoras de progestina o de combinación de hormonas. Los efectos secundarios de la danocrina incluyen piel grasosa, granos o acné, aumento de peso, calambres musculares, cansancio, senos más pequeños, sensibilidad de los senos, dolor de cabeza, mareos, debilidad, bochornos o una voz más grave.

Las mujeres que consumen danocrina probablemente sólo tendrán períodos de vez en cuando, o quizás simplemente desaparecerán.

Las mujeres que toman danocrina también deberán tomar medidas para evitar el embarazo, ya que ésta puede lesionar al feto que se desarrolla en el útero. Puesto que deberá evitarse el consumo de otras hormonas, como las píldoras anticonceptivas, los proveedores de cuidado médico recomiendan que use condones, un diafragma u otros métodos de “barrera” para evitar el embarazo.

agonistas GnRH

Los agonistas GnRH (usados diariamente en rocío nasal, o como inyección aplicada una vez por mes o cada tres meses) evitan que el organismo produzca ciertas hormonas para prevenir la menstruación. Sin menstruación, el crecimiento de la endometriosis se reduce o detiene. Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios, como bochornos, cansancio, problemas para dormir, dolores de cabeza, depresión, pérdida ósea y resequedad vaginal.

La mayoría de los proveedores de cuidado médico recomiendan que una mujer siga con la administración de agonistas GnRH por unos seis meses. Después de esos seis meses, el cuerpo comenzará a tener períodos de nuevo y la mujer podría quedar embarazada. Pero, después de ese momento, cerca de la mitad de las mujeres experimentan el regreso de los síntomas de la endometriosis.

Cirugía

Normalmente, la cirugía es la mejor opción para las mujeres con endometriosis extensa, o que sufren de fuertes dolores. Existen cirugías mayores y menores que pueden ayudar. Su doctor podría sugerir uno de los siguientes tratamientos quirúrgicos.

Laparoscopia

también se usa para diagnosticar la enfermedad; su doctor puede tratarle con esta cirugía. Si su doctor va a tratarle la endometriosis durante esta cirugía, él o ella debe hacer por lo menos dos cortes más en su bajo vientre, para introducir láser u otras pequeñas herramientas quirúrgicas en su abdomen. Entonces le extraerán los tumores y los tejidos cicatrizados o los destruirán con calor intenso y cerrarán los vasos sanguineos sin necesidad de suturas. La finalidad es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano alrededor de ella. La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que en el caso de una cirugía mayor, como la laparotomía.

Laparotomía

Este es un último recurso para el tratamiento de la endometriosis ya que es una cirugía mayor en la cual su doctor remueve la endometriosis o el útero (un proceso llamado histerectomía.) Al momento de una histerectomía, también pueden extraerle los ovarios y las trompas de Falopio, si es que los ovarios también tienen endometriosis, o si la lesión es grave. Realizarse la cirugía no garantiza que la enfermedad no regresará o que el dolor desaparecerá.

Cómo enfrento una enfermedad que no tiene cura?

Usted puede sentir muchas emociones – tristeza, temor, enojo, confusión – y puede sentirse sola. Es importante que reciba el apoyo que necesita para enfrentar la endometriosis. También es importante aprender lo que pueda sobre la enfermedad.

Puede ayudar si habla con amistades, familiares y con su proveedor de cuidado médico. Tal vez quiera unirse a un grupo de apoyo para hablar con otras mujeres que están pasando por la misma situación.

Asociación de endometriosis de España

Relación entre Fibromialgia y endometriosis

Guardar

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y endometriosis ¿Están relacionadas? 4.81/5 (16)

¿Existe relación entre fibromialgia y endometriosis y el síndrome de fátiga crónica?

Muchas enfermas que padecen endometriosis sufren a la vez fibromialgia o/y síndrome de fátiga crónica se preguntan si están relacionadas realmente estas enfermedades, a continuación un estudio que relaciona las enfermedas de endometriosis y fibromialgia. El estudio fué realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos en un total de 3.860 mujeres

Estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud (NIH) de Estados Unidos, y la George Washington University

fibromialgia y endometriosis

posibles localizaciones de la endometriosis

Las mujeres con endometriosis están más expuestas a padecer enfermedades autoinmunes

Las mujeres que sufren endometriosis están expuestas a padecer enfermedades autoinmunes tales como artritis reumatoide o lupus, según se comunicó en el VIII Congreso Mundial on Endometriosis, patrocinado por la Sociedad Americana de Medicine Reproductiva.

Los investigadores de un estudio, realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, y la George Washington University, comprobaron que las mujeres con endometriosis son más propensas al asma, alergias, disfunciones tiroideas, síndrome de fatiga crónica y fibromialgia. Fueron seleccionadas un total de 3.860 mujeres, con endometriosis. La media de edad fue de 36 años.

Los resultados indicaron que un 12% de pacientes con endometriosis presentaba enfermedades autoinmunes como lupus o esclerosis múltiple, mientras que en la población general sólo estaban afectadas un 2%.

Un 42% de mujeres con endometriosis tenía hipotiroidismo, por un 5% en la población general. El asma afectaba a un 12% de enfermas con endometriosis, por 5% en la población. Y un 61% de pacientes con endometriosis sufría de alergias, por un 18% en la población general.

Por otra parte, los investigadores creen que la fibromialgia y la fatiga crónica, que hallaron en este grupo de mujeres con endometriosis, pueden estar relacionadas con los dolores propios de la enfermedad. En este sentido, un 98% de mujeres manifestó que tenía dolores pélvicos, y un 41% resultó ser estéril.

Valora esta información

, ,

Fibromialgia y mayor riesgo de padecer Osteoporosis 5/5 (2)

Fibromialgia y mayor riesgo de padecer osteoporosis es la conclusión a la que se ha llegado en unos de los múltiples trabajos presentados en el mayor congreso médico del mundo dedicado específicamente a la osteoporosis en el se informó a casi 4,000 participantes de 98 países sobre las últimas investigaciones sobre esta invalidante enfermedad ósea.

Este evento se celebró en Toronto (Canadá) del 2 al 6 de Junio del 2006.
Según los científicos, esto sugiere que podría existir un desajuste entre las neuronas sensoriales y motoras en el origen de la fibromialgia.

“El dolor crónico que sufren las personas con fibromialgia es difícil de entender porque no existen signos clínicos obvios de tal dolor”, explica Candy McCabe, una de las investigadoras del estudio.

Confusión entre los sistemas motor y sensorial

Los investigadores muestran en su estudio que al producir confusión entre los sistemas motor y sensorial empeoran los síntomas que sienten estos pacientes.

Según los científicos, algunos especialistas no reconocen la fibromialgia como un posible diagnóstico debido a la carencia de una razón clínica para el dolor.

A menudo se considera un reflejo de la ansiedad o de conductas de búsqueda de atención y para estos pacientes es muy duro vivir con la enfermedad, sin embargo, la fibromialgia es uno de los trastornos más comunes que se encuentran los reumatólogos, añaden los autores del trabajo.

El Dr. B. Tander y sus colegas del Department of Physical Medicine and Rehabilitation de Samsun, Turquía, llevaron a cabo un estudio para evaluar la gravedad de la depresión en la fibromialgia y determinar la relación entre los puntos sensibles, el puntaje en el Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia, el nivel de dolor y la densidad mineral ósea.

El estudio incluyó a 45 mujeres premenopáusicas de entre 20 y 55 años con fibromialgia diagnosticada según los criterios del American College of Rheumatology, y sin antecedentes de depresión u osteoporosis.

Se midió el nivel de dolor con una escala visual analógica y la depresión con el Inventario Beck. Las pacientes con alta puntuación de depresión (17 puntos o más) fueron comparadas con aquellas con puntajes menores (grupo sin depresión).

Sólo 3 pacientes presentaban osteoporosis. No se halló diferencia significativa entre el grupo con depresión y el grupo sin depresión respecto de la edad promedio, el índice de masa corporal, la edad de menarca, el número de embarazos, el nivel educativo y el número de puntos sensibles.

Fibromialgia y mayor riesgo de padecer Osteoporosis

fibromialgia y osteoporosis

En la densitometría ósea, el T score en el cuello femoral y el Z score en la columna lumbar fueron significativamente menores en el grupo con depresión que en el grupo sin depresión. Hubo correlaciones negativas entre el número de puntos sensibles y el T score lumbar (r = -0,375, p < r =” -0.430,” r =” -0,344,) en fibromialgia, concluyen los expertos turcos, puede ser un factor de riesgo para la osteoporosis. La asociación entre depresión y osteoporosis puede tener implicaciones importantes.

International Osteoporosis Foundation World Congress on Osteoporosis Junio 2-6, 2006, Toronto, Canadá.

Para consultar; International Osteoporosis Foundation, En España FHOEMO 

Valora esta información

,

Estudio de Biopsia de piel y fibromialgia Investigación Valora la información

Resultados de biopsia de la piel: Implicaciones para la patofisiología* de la  fibromialgia.

* Kim SH.

Departamento de la medicina interna, universidad de la universidad de Dongguk de la medicina, 1090-1 Sukjang-dong, Gyeongju-silicio 780-714, república de Corea.

Los mecanismos responsables de la expresión del síntoma en la fibromialgia (FM) son complejos. Las anormalidades objetivas lo más constantemente posible detectadas de FM implican el dolor-procesar de sistemas. Hasta hace poco, el sistema nervioso central era el foco primario de investigaciones en FM.

Aunque es inverosímil que FM ocurra debido a desórdenes primarios de los tejidos finos periféricos, hay datos  para sugerir que algunas anormalidades se pueden detectar en la periferia. Con el reconocimiento de anormalidades en piel de los pacientes de algún FM, es evidente ahora que el papel de los conclusiones de nervio periféricos en FM es mucho mayor que pensó previamente.

El centro de este papel es repasar la literatura referente a los resultados de la biopsia de la piel de los pacientes de FM y discutir su importancia potencial a FM.

Este papel sugiere que los pacientes con FM representen un estado de la disfunción de descender, de caminos antinociceptive y de la función hypothalamic-pituitario-suprarrenal baja. Este estado se propone más a fondo para dar lugar a muchos los resultados de la biopsia de la piel asociados al desorden, incluyendo expresión creciente del subtipo de los receptores del N-metílico-d-aspartate la 2.a, la inflamación neurogenic y resultados de microscopio electrónico característicos.

Biopsia de piel y fibromialgia

Biopsia de piel y fibromialgia

La dirección futura de la investigación sería la identificación de los marcadores específicos del laboratorio tales como biopsia de la piel para los propósitos de diagnóstico y clínicos de la evaluación en FM.

*patofisiología: estudia los cambios en las funciones de las células y órganos asociados a la enfermedad y el envejecimiento.

Traducción Fibromialgia noticias

Valora esta información

, ,

Fibromialgia, avanzado hacia el reconocimiento social y médico 4/5 (1)

Fibromialgianoticas.com |07-01-2007

La enfermedad invisible

Los médicos de familia reclaman formación para diagnosticar la fibromialgia,

una dolencia que afecta al 3% de la población y que no se revela en con las pruebas tradicionales

Articulo escito por Solange Vazquez | hoydigital

Cuando un paciente con fibromialgia entra por primera vez a la consulta de un médico, él no es el único que va a someterse a examen: también el facultativo se pone a prueba.

Los síntomas que acompañan a esta enfermedad -cansancio intenso, dolor crónico y problemas de sueño- integran un rompecabezas endiablado que pocos facultativos resuelven a la primera, ya que son indicios compartidos con otras muchas enfermedades.

Además, para descubrir esta dolencia no hay radiografía que sirva, ni escáner que valga, ni análisis que dé pista alguna, de modo que los médicos sólo cuentan con su instinto y con el testimonio desesperado del paciente, que a veces es puesto en tela de juicio.

el diagnóstico suele tardar años en llegar

Entre pruebas que no revelan nada y sombras de sospecha sobre una exageración o incluso un fraude, el diagnóstico suele tardar años en llegar. Conscientes de este problema y de que cada vez se registran más casos -no porque haya una mayor incidencia, sino porque antaño ni siquiera se contemplaba su existencia-, los médicos de familia han pedido orientación profesional a especialistas para aprender a detectar este mal y ahorrar sufrimientos al paciente, dinero a la Seguridad Social y quebraderos de cabeza a sí mismos.

‘Taller de fibromialgia’

El ‘Taller de fibromialgia’, celebrado ayer en el Colegio de Médicos de Bilbao e impartido por expertos del servicio de Reumatología, sirvió para arrojar un poco de luz sobre el modo de reconocer este mal ‘invisible’ mediante una técnica importada de EE UU. Para ilustrar la explicación, Nieves Molina, una enferma de fibromialgia de 47 años, se sobrepuso a la timidez y se prestó a una exploración física. «Espero que sirva para ayudar a mucha gente que pasa años y años sin saber lo que tiene», señala la paciente. Como ella, hay 800.000 personas en España que padecen esta dolencia. El 90% son mujeres.

Nieves sabe muy bien qué es peregrinar de médico en médico sin que nadie supiese poner nombre al mal que la iba socavando. Ella empezó a sufrir los primeros síntomas de la enfermedad hace once años y pasó un calvario de cuatro, hasta que al fin dictaminaron que esos «dolores como de agujetas, pero mucho más intensos» eran fruto de la fibromialgia.

Hospitales y juzgados

Mientras ella se sometía «a pruebas y más pruebas», veía con desesperación cómo el dolor iba corroyendo poco a poco la persona que había sido: «Cuando estaba sana me gustaba salir, viajar a países de fuera -recuerda con nostalgia-. Y la gente de mi entorno decía que confiase en los médicos, que si ellos no encontraban nada, pues eso, que no sería nada». Hasta que un día, ya casi resignada a pensar que lo suyo era una cruel jugarreta de su mente, vio en la tele un reportaje sobre la fibromialgia. «¿Era lo mismo que yo tenía!». Y entonces la embargó una extraña sensación, un híbrido de alivio y alegría que parecía inapropiado tras descubrir que tenía una enfermedad crónica. «Demostraba que no estaba loca -aclara-. Fui corriendo al médico para contárselo, me envió al especialista y empezaron a tratarme».

El doctor José Miguel Aramburu, del servicio de Reumatología de Basurto, confirma las palabras de Nieves. Casi ningún enfermo se salva de unos años de incertidumbre e incomprensión. «Es una enfermedad que se tarda en diagnosticar, porque no aparece nada en las pruebas », explica.

la enfermedad sigue siendo un misterio para los médicos

De hecho, aunque cada vez se identifica antes, la enfermedad sigue siendo un misterio para los médicos. «No es algo nuevo, pero años atrás se decía que las mujeres que sufrían este problema tenían neurastenia. Antes no se sabía nada y ahora tampoco se sabe gran cosa, ni siquiera se conoce su origen -admite el especialista-. Probablemente se descubra en unos años, pero de momento más vale ser humilde». Así que, hasta que la ciencia no avance, la detección temprana es lo que más ayuda a los enfermos.

Y también el apoyo social.

Porque la lucha de Nieves ha tenido como escenario dos campos de batalla: el hospital y el juzgado, ya que después de comprobar médicamente que padecía la enfermedad tuvo que ‘convencer’ legalmente a la Administración para que le diese una pensión de invalidez. «Fue muy duro, porque hay mucho recelo. La primera vez desestimaron la petición, pero hace dos años, después de muchos trabajos, me la concedieron», explica Nieves.

una vida más o menos normal

Al desaparecer el estrés añadido que le suponía tener que trabajar enferma «en algo tan duro como la limpieza», mejoró ligeramente y pudo hacer «una vida más o menos normal, pero con mucho esfuerzo, porque, si te dejas, la cama te atrapa». Ahora, precisamente cuando iniciaba una ligera remontada, le han diagnosticado un cáncer de mama. «Esto es así, una lotería -se resigna, mientras juguetea nerviosa con la cremallera de su chaqueta celeste-. Pese a todo, me planteo que tengo que recuperar mi vida y hacer cosas».

Incluso espera cumplir algún día uno de sus sueños, de esos que almacena en la trastienda de los proyectos pospuestos desde que enfermó hace once años: «Me gustaría ir Kenia».

Valora esta información