frida y el dolor

El arte de Frida Kahlo muestra a una mujer con muchos paralelismos con el dolor que sufren las personas con fibromialgia más severas. En la época de Frida Kahlo no existía la enfermedad, sin embargo las mujeres de hoy con fibromialgia encuentran en la pasión de su arte inspiración.

Enfermedad mental y creatividad

Las personas con profesiones creativas son tratadas con mayor frecuencia por problemas de salud mental que la población en general.
Frida Kahlo, artista que dejó su huella a principios del siglo XX en México, parece una mujer muy alejada de los desafíos de vivir hoy con fibromialgia en los Estados Unidos. Algunos expertos creen que podría haber sufrido síntomas de fibromialgia, entre ellos el dolor y la fatiga. De hecho, sus autorretratos se muestra rodeada de alambre de púas, demasiado familiares para las personas diagnosticadas de fibromialgia.

¿Tuvo Frida Kahlo fibromialgia?

«No existía el diagnóstico de fibromialgia en ese momento», apunta Michelle Graas, gerente de estudio del Centro Frida para la Fibromialgia en Portland, Oregón. En el se combinan terapias de fibromialgia con el desarrollo de la expresión escrita y visual. Graas, a quien le diagnosticaron fibromialgia, dice que «sabemos que al principio de su vida tuvo un accidente».

Los traumas, físicos como los accidentes automovilísticos o psiquicos como el abuso sexual, parecen tener correlación con el diagnóstico de fibromialgia. El tema del dolor crónico de Kahlo recorre su arte, a menudo representa su propio cuerpo atado, roto o cubierto de uñas, y también lo tiene presente y narra en sus diarios.

Las personas con fibromialgia pueden tener 11 o más «puntos sensibles» en sus cuerpos, lugares donde el dolor es más intenso. El trabajo de Kahlo tiene paralelismos con estos puntos» y «La gente que observa sus pinturas, sentirá el reconocimiento, una validación del dolor», -dice Graas. Pero debido a que no había un diagnóstico oficial en ese momento, es difícil saber con certeza qué le ocurría realmente a la pintora.

Frida Kahlo y su obra

«Los temas de sus pinturas dejan claro que el dolor físico y emocional estaba en su mente, pero esto también la inspiraron a pintar y pueden que usara la exageración para conseguir un efecto más dramático», dice Maya Stanfield-Mazzi, Doctora y profesora asistente de historia del arte en la Escuela de Arte e Historia del Arte de la Universidad de Florida en Gainesville. Al igual que algunos expertos creen en la posibilidad de que Kahlo tuviera fibromialgia, dice Stanfield-Mazzi, algunos argumentan que el dolor de Kahlo se debió exclusivamente a su accidente y a las cirugías posteriores, otros plantean la posibilidad que sufriera dolor crónico de espalda.

Kahlo inspiración en el dolor

Aunque Kahlo no tuviera un diagnóstico confirmado de fibromialgia, su vida y obra puede servir de inspiración a las mujeres modernas (y los hombres) que viven con fibromialgia.

Tenacidad.

Hubo días en que Kahlo vivía con demasiado dolor y estaba confinada en su cama, a pesar de ello pintaba «Suspendió un lienzo sobre su cama», explica Graas.

Pasión.

El dolor y la fatiga de la fibromialgia pueden llegar a dominar su vida y excluir todo lo que le interese.

Kahlo estaba comprometida con su arte a pesar de su dolor, esta inspiración sirve a cualquiera que quiera alejarse de su enfermedad.

Comunidad.

Las personas con fibromialgia pueden sentirse aisladas e incomprendidas (al igual que los artistas brillantes). Kahlo también luchó intensamente con la sensación de que no encajaba. Pero al mismo tiempo, construyó una fuerte comunidad de amigos y seguidores que creían en ella y en su trabajo.

Esperanza y consuelo.

«Creo que la gente encuentra mucha esperanza y consuelo tanto en su trabajo como en sus escritos», observa Graas. Las ofertas de arte, escritura y actividad física del Centro Frida se diseñaron teniendo esto en cuenta. Los participantes reciben un botón con la imagen de Kahlo como símbolo de su compromiso con la comunidad del centro y de su esperanza de vivir una vida más vibrante a pesar del dolor.

Enciende tu propia creatividad

Implicarse en el arte o la música o participar en proyectos creativos es beneficioso para las personas que viven con dolor crónico, dice Heather Stuckey, profesora asistente afiliada de la Facultad de Ciencias del Comportamiento y Educación de Penn State Harrisburg, cuyo trabajo se basa en el valor de la experiencia artística en el manejo del dolor.

En sus publicaciones en el American Journal of Public Health concluye que: «Para las personas que se enfrentan a enfermedades crónicas, la expresión creativa puede ser una fuente de esperanza en una rutina interminable de autogestión del dolor».

De hecho, muchos de los participantes del estudio del Centro Frida se enorgullecen de sus obras de arte y sienten una sensación de plenitud, que de otro modo estarían ausentes en el desafío diario consecuencia de vivir con fibromialgia.

«Incluso si una persona no puede pintar, fabricar o hacer girar una rueda de cerámica, siempre existe una forma de crear en cada uno de nosotros», dice Stuckey. Otras actividades creativas que se pueden probar son jardinería, cocina o el baile en sus múltiples modalidades.

Incluso sin tener Kahlo el diagnóstico confirmado de fibromialgia, las mujeres (y los hombres) en la actualidad que viven con fibromialgia pueden aprender mucho de la tempestuosa vida y del trabajo de la artista,

«El compromiso con nuestra fuerza creativa tiene el potencial de aliviar el dolor físico, emocional y espiritual», dice, y agrega que el trabajo creativo reduce los niveles de dolor, el estrés, la ansiedad y los tiempos de permanencia en el hospital.

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (6)

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *