La necesidad de Investigación en Cannabis

Es evidente la necesidad de investigación en Cannabis, mientras no se hallan para una parte de afectados con dolor en su vida diaria que les imposibilita llevar una vida normal, con limitaciones casi nulas para el desempeño de cualquier función como la subsistencia propia. La necesidad de salir de este gran problema hace que los enfermos estén popularizando las grandes virtudes de productos a base de cannabis sin el respaldo de la seguridad de un producto controlado para su salud.

Se huye de la farmacoterapia esgrimiendo la potencial peligrosidad de los fármacos escogiendo un camino que se ha popularizado  como la panacea del dolor y del que cientificamente se dispone de pocos datos sobre sus efectos a largo plazo o los efectos adversos de la ingesta bajo dosis desconocidas y cantidades que se ingieren .

Bajo la demanda de legalización los gobiernos presionados han cedido a las demandas de los ciudadanos y enfermos, Colorado fué el primer estado en despenalizar su uso y ahora ya se empiezan a recopliar datos sobre el efecto de esta legalización en el consumo.Colorado fué el primer estado en aprobar su uso.(El 1 de enero de 2014 comenzó la venta legal de marihuana con fines recreativos en el estado de Colorado, que se convirtió en el primer mercado público de marihuana de Estados Unidos)

¿Realmente ha beneficiado al enfermo?

Las conclusiones por uno de los médicos expertos en seguridad y miembro del comité de Cannabis Medicinal.

Redacción y traducción fibromialgianoticias.com©

Escrito por Doctor Kenneth Finn
Kenneth Finn, MD, es miembro del Grupo de trabajo del Gobernador de Colorado sobre la Enmienda 64, Miembro del Grupo de Trabajo de Seguridad al Consumidor y Temas Sociales y Miembro del Consejo Asesor Científico de Marihuana Medicinal.

El enigma clínico de la marihuana medicinal

La necesidad de investigación en cannabis

No hay posible discusión que el aumento del uso y la aceptación de la marihuana va en aumento en Estados Unidos. Muchos estados han aprobado el uso de la marihuana como tratamiento para una amplia variedad de enfermedades, pero no hay consistencia o acuerdo estatal entre las los límites de como debe usarse, ser entregado y dosis que deben utilizarse, lo que se está convietindo en una gran problemática sobre todo en los productos comestibles.

La mayoría de  estudios disponibles sobre la marihuana como tratamiento para el dolor usan productos naturales o productos sintéticos bien investigados que no se hallan disponibles en los Estados Unidos . Las enfermedades más investigadas han sido cáncer o dolor neuropático aunque con pequeños estudios de corta duración.

Hay escasez en la investigación en las enfermedades que cursan con dolor más prevalentes. De acuerdo con la “National Ambulatory Medical Care Survey: 2012 State y National Summary Tables”, las enfermedades que cursan con dolor y son vistas en atención primaria son: dolor en la rodilla, dolor lumbar y “otros” dolores de espalda , dentro de los 20 diagnósticos principales. No hay grandes estudios controlados, a largo plazo, con el tratamiento de marihuana para estas enfermedades.

La experiencia de Colorado

En Colorado, los pacientes tienen una amplia variedad de productos a su disposición para las enfermedades que cursan con dolor. Estos productos no están  regulados o controlados, y son portadores potenciales de contaminantestales como pesticidas, fungicidas y rodenticidas.

No existen límites en cuanto a dosis o la potencia del producto a consumir. Por ejemplo, no hay límite en la cantidad de butano residual en aceite de hachis de butano (en inglés butane hash oil, también conocido como BHO, bho sativo o bho índico, o cera) que los pacientes pueden inhalar, y no hay estudios sobre los beneficios del butano inhalado.

Los productos disponibles en Colorado pueden contener hasta el 100% de tetrahidrocannabinol (THC) . Esto es mucho mayor que el 10% de THC que se usa en las investigaciones controladas. En el estado de Colorado, no se puede encontrar ningún producto de marihuana al 10% , ya que simplemente no están comercializados.

investigación en cannabis

Se ha llegado en Colorado  al punto de que el contenido promedio de THC para la marihuana fumada es de más del 17%, y el 50% para otros productos de aceites de marihuna, aunque muchos productos son mucho más potentes que los que están disponibles para los pacientes.

Los pacientes dueños de sus propios cultivos

Muchos pacientes cultivan su propio producto, pero esto no les permite saber su potencia o contaminates. A pesar de haber programas de marihuana medicinal se informa de un gran aumento de gananciaso, estos beneficios no provienen de cientos de hogares que la cultivan en el estado de Colorado, lo que hay un importante aumento del mercado negro.

Los costes que supondría en el perjuicio para la salud con esta nueva industria seríann equivalentes a los costes de las industrias de alcohol y tabaco, que generan mucho dinero, en contra de los costes que que asocian en los perjuicicos parala salud.

¿Benefició en el descenso de opiáceos?

Algunos informes sugieren la disminución del uso de opiáceos en los estados de de colorado aprobado el uso de marihuana, a pesar de esto el CDC señaló que las muertes por intoxicación por drogas estuvieron en un máximo histórico en 2014 en casi todos los condados del estado,  datos que no se producian desde 1999. Esto contradice los estudios que sugieren menos muertes con el uso de marihuana.

La necesidad de descender las tasa de muerte por opiáceos

Es totalmente necesario y lógico buscar maneras de disminuir las muertes de opiáceos complementandolo con cannabis como coadyuvante; Sin embargo, los efectos sociales negativos se están empezando hacer notar también en Colorado, con una afluencia masiva de “refugiados de marihuana” que emigran al estado estado. La ciudad de Pueblo está siendo particularmente afectada según informes con una emigración de personas sin hogar producida por la facilidad del acceso a la marihuana para uso médico y recreativo.

¿Límites borrosos o inexistentes?

Desde la legalización, las líneas entre la marihuana médica y recreativa se han difuminado hasta el punto de que simplemente dejan de existir. Los pacientes comparten libremente su “medicina” con la familia y los amigos, y los padres  autodiagnostican y, para después, tratar a sus hijos con productos de marihuana con altas concentraciones para enfermedades que puede que ni siquiera sufran  (trastorno de atención / hiperactividad, ansiedad, etc.) ; O permitirlo al expirar su tarjetas médicas y así continuar plantando con las suyas.

La idea de reescribir el Anexo II parece razonable y atractiva, y probablemente causará estragos en la industria de la marihuana. Si se vuelve a programar, el producto tendrá que ser distribuido a través de  las ventanillas de farmacia, y no cultivado en casa queno conduce a un cultivo en condiciones  (entre paneles de yeso, con iluminación  y ventilación comercial , consumo de energía, etc.). Existe la necesidad de apoyar todas investigaciónes en curso que pueden un día dar la evidencia para tratar a nuestros pacientes con marihuana medicinal.

El uso de marihuana para condiciones médicas, incluyendo dolor, necesita estudios robustos, y los productos necesitan más regulación y consistencia para el consumo público. Colorado es el espectro de un ejemplo del efecto social entre arenas movedizas que conlleva el consumo desenfrenado de cannabis, particularmente en el uso de la juventud y las muertes por accidentes automovilísticos.

http://www.painmedicinenews.com/Commentary/Article/03-17/The-Clinical-Conundrum-of-Medical-Marijuana-/38940/ses=ogst?enl=true
Print Friendly, PDF & Email
4.4/5 (5)

Valora esta información

Comparte
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.