Analgesia inducida por música en fibromialgia

La neuroimagen en pacientes con dolor centralizado revela pistas cómo la música y la respuesta musical pueden proporcionar alivio en el dolor.
La música puede ser algo más de lo que algunos llaman la puerta de la entrada al alma: las investigaciones continúan mostrando que puede ofrecer muchos beneficios terapéuticos. En el manejo del dolor, la investigación ha demostrado cómo escuchar música puede aliviar una variedad de afecciones del dolor, lo que se denomina analgesia inducida por música .

Entre los pacientes con osteoartritis crónica, los que escucharon música todos los días durante dos semanas informaron menos dolor.1 Un grupo de mujeres embarazadas que escucharon música durante el momento del parto, en comparación con aquellas que no lo hicieron, informaron menos dolor y necesitaron menos analgesia posparto.2 En La revisión sistemática de 2015 de más de 70 ensayos clínicos aleatorizados sobre recuperación postoperatoria encontró que la música reduce el dolor y el uso de analgesia.

Investigación analgesia inducida por música en dolor crónico

El Dr. Eduardo Garza-Villarreal ha dirigido desde entonces otra revisión centrada en analgesia inducida por música en dolor crónico. El profesor asistente dentro del Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Querétaro, el Dr. Garza-Villarreal observó que la música redujo los síntomas depresivos junto con el dolor crónico. Los estudios en los que los participantes eligieron la música (a diferencia de los investigadores) también arrojaron mayores efectos de analgesia inducida por música, es importante el resultado ya que respalda la evidencia de que hay una respuesta emocional positiva a la música.5

Ante los hallazgos positivos investigaciones basadas en fibromialgia

Ante estos hallazgos, el equipo del Dr. Garza-Villarreal decidió examinar el efecto analgésico de la música sobre la condición central del dolor, la fibromialgia. Señaló que los pacientes con fibromialgia tienden a ser depresivos y experimentan más dolor emocional. “La gente comienza a sentir dolor sin razón, todo el tiempo; todo duele; Moverse duele. Y parece ser que su sensibilidad es más alta de lo normal ”, dijo. No existe una cura o un gran tratamiento para la enfermedad, y es nueve veces más común entre las mujeres.

Los investigadores estudiaron si escuchar música agradable podría cambiar la conectividad cerebral de diferentes maneras entre los pacientes con fibromialgia en comparación con las personas sanas.

Analgesia inducida por música en fibromialgia

Poniendo el foco en la fibromialgia, el Dr. Garza-Villarreal y sus colegas habían publicado previamente el primer estudio de neuroimagen de analgesia inducida por música.7 Usando imágenes por resonancia mágnetica funcional, encontraron que el alivio del dolor se correlacionaba con un aumento de la actividad neuronal dentro del giro angular izquierdo. Pero este estudio no incluyó un grupo de control, lo que limita la capacidad del equipo para comparar los circuitos cerebrales entre personas con fibromialgia y grupos de personas sanas.

Lo que no quedó se pudo determinar fue si escuchar música puede cambiar de diferente manera la conectividad cerebral entre los pacientes con fibromialgia comparando con personas sanas.

Para llevar esta investigación más allá, el equipo del Dr. Garza-Villarreal reclutó a 20 mujeres con fibromialgia (de 22 a 70 años) junto con 20 mujeres sanas (de 21 a 70 años) como grupo de control de la misma edad.8 Cada participante presentó una lista de canciones que les parecieron agradables.

Luego, los investigadores seleccionaron canciones de cada lista con tempos de menos de 120 latidos por minuto. Como control auditivo, el equipo comparó la exposición a 5 minutos de música agradable con 5 minutos de ruido rosa, que es similar al ruido blanco en el sentido de que contiene todas las frecuencias audibles para los humanos; solo con el ruido rosa, las frecuencias más bajas son más altas. equilibró cuál de los dos estímulos auditivos escuchó primero cada participante. Antes y después de la exposición a ambos estímulos auditivos, cada participante se sometió a una exploración de imagen de resonancia magnética en estado de reposo de 5 minutos e informar la intensidad del dolor en una escala de 0 a 10.

Desarrollo de la investigación

El equipo planteó la hipótesis de que las imágenes de resonancia magnética funcional del grupo de fibromialgia revelarían diferencias en el sistema modulador del dolor descendente antes y después del tratamiento musical. «El sistema modulador del dolor descendente ha sido descrito como el sistema para la modulación del dolor en términos de entrada en el cerebro y cómo el cerebro percibe el dolor», explicó el Dr. Garza-Villarreal. Investigaciones anteriores han implicado el sistema modulador del dolor descendente en la hipersensibilidad al dolor que tipifica la fibromialgia.

Regiones cerebrales involucradas en el dolor

Más allá de las regiones cerebrales asociadas con el sistema modulador del dolor descendente , los investigadores también estaban interesados ​​en la red en modo predeterminado (DMN). El DMN incluye el giro angular izquierdo y otras regiones del cerebro no relacionadas con el dolor que, en cambio, están involucradas con el pensamiento autobiográfico y la deambulación mental. La DMN está compuesta principalmente por la corteza prefrontal medial (MPFC) y la corteza cingulada posterior (PCC), ambas ubicadas a lo largo de la línea media del cerebro, junto con las regiones parietal inferior y temporal media. 

Conectividad cerebral

Si bien el Dr. Garza-Villarreal no sospechaba que la conectividad de esta red respondería a la música tanto como lo haría la conectividad DPMS, otra investigación ha demostrado una actividad alterada dentro de esta red en la fibromialgia.10

Al inicio del estudio, entre las 34 regiones del cerebro seleccionadas por el equipo, encontraron que la conectividad entre los pacientes con fibromialgia se incrementó en gran medida en comparación con las personas sanas. Sin embargo, después de escuchar música, la conectividad entre muchas regiones disminuyó para los pacientes con fibromialgia.

La exposición a la música tuvo el efecto contrario en individuos sanos; Las imágenes de resonancia magnética funcional revelaron un aumento en la conectividad para ellos. Y, como se esperaba, el ruido rosa no tuvo ningún efecto ni en los pacientes con fibromialgia ni en los participantes sanos.

Conexiones alteradas en pacientes con dolor centralizado

Curiosamente, la música alteró la conectividad dentro de las regiones de la DMN y no solo del DPMS. «No sabemos si la DMN realmente está induciendo esta reducción del dolor o si es al revés». Pero algunas de las áreas relacionadas con el DMN están involucradas en esta analgesia musical ”, dijo el Dr. Garza-Villarreal. Agregó que sospecha que la música puede desconectar a los pacientes de los pensamientos sobre el dolor, reduciendo así la conectividad dentro de la DMN.

Como paso final en el estudio, el equipo comparó lo que observaron en las resonancias magnéticas con los informes más subjetivos de intensidad de dolor. Encontraron una correlación significativa entre los cambios en el dolor autoinformado y los cambios en la conectividad después de escuchar música. Aquellos pacientes con fibromialgia informaron experiencias de alivio del dolor. Y estos correspondien en general a reducciones en la conectividad entre regiones dentro del DPMS y el DMN.

«Hay al menos alguna relación entre lo que sintieron y lo que realmente vemos en la conectividad cerebral, especialmente en áreas que generalmente no están relacionadas con el dolor», dijo el Dr. Garza-Villarreal.

Implicaciones para el tratamiento de la fibromialgia y más allá

El Dr. Garza-Villarreal espera que estos hallazgos de su equipo conduzcan a mejores opciones de tratamiento en fibromialgia. Al establecer qué regiones del cerebro muestran cambios con la música en los pacientes que informan alivio en el dolor. El futuro del estudio destaca objetivos potenciales para nuevas terapias de fibromialgia. Y, dada la evidencia que la música alivia el dolor en una variedad de enfermedades, las personas con fibromialgia y dolor crónico pueden beneficiarse.

El Dr. Stéphane Guétin, que trabaja en el Laboratorio de Psicología Clínica y Psicopatología (EA4056) en la Universidad París Descartes, elogió al Dr. Garza-Villarreal y su equipo. «Envié este estudio al presidente de la Sociedad Francesa del Dolor».

El Dr. Guétin, que no participó en el estudio, realizó una investigación clínica sobre cómo la intervención musical puede ayudar a controlar el dolor crónico en general. Es CEO de Music Care, una compañía cuya aplicación brinda terapia musical a pacientes con dolor en más de 300 hospitales. Sabe que implementar la música como terapia clínica no es fácil, por lo que agradece los datos más objetivos que proporciona este nuevo estudio. «Esto hace cada vez más fuerte la intervención musical en el dolor», dijo el Dr. Guétin.

Los siguientes pasos para el Dr. Garza-Villarreal y su equipo incluyen tratar de determinar en qué parte del cerebro comienza el efecto analgésico. También quieren explorar qué aspectos de la música ofrecen el mayor alivio del dolor. Este esfuerzo puede llevar el conocimiento de la música como medicina a otro nivel.

Futuros objetivos de la analgesia inducida por música

«Una de las cosas principales sobre los pacientes con dolor crónico es que toman muchos medicamentos». «Entonces, si se puede ayudar con música y poder reducir la medicación que deben consumir, esto sería un gran avance para mucha gente»

Analgesia con música en pacientes de cáncer

5/5 (3)

Valora esta información

fibromialgia y enfermedades reumáticas

Enfermedades reumáticas inflamatorias y fibromialgia

En las enfermedades reumáticas inflamatorias la fibromialgia asociada puede interferir con la respuesta a la terapia biologica.
Los investigadores han manifestado, en el seguimientos de pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias, los médicos deberían tener en cuenta síntomas de la fibromialgia.
Según los resultados de un estudio publicado en Rheumatology International, puede haber una asociación entre fibromialgia asociada a pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias y una peor respuesta a los tratamientos biológicos . La fibromialgia también se asoció con una mayor actividad de la enfermedad reumática y una peor calidad de vida.

Estudio de la respuesta a Biológicos

Los investigadores realizaron una búsqueda bibliográfica de las bases de datos PubMed / MEDLINE, Cochrane y Web of Science para artículos en inglés publicados entre 2014 y 2019 sobre fibromialgia y enfermedades reumáticas inflamatorias en pacientes adultos.

De los estudios seleccionados, los investigadores extrajeron lo siguiente: prevalencia de fibromialgia en enfermedades reumáticas inflamatorias, efecto de la fibromialgia en la respuesta del paciente a los Biológicos / Modificadores de la respuesta biológica, MRB , mecanismos de interacción entre los MRB y la fibromialgia, y el efecto de los MRB en los síntomas de la fibromialgia. .

Mayor prevalencia de Fibromialgia en las enfermedades reumáticas

Los datos de la literatura indicaron una mayor prevalencia de fibromialgia entre pacientes con enfermedad reumática inflamatoria en comparación con la población general. Las estimaciones de prevalencia de fibromialgia variaron significativamente en los estudios, las tasas de fibromialgia en pacientes con espondiloartritis oscilaron entre 11.1% y 38.4%. Los estudios que informan las tasas de prevalencia identificaron el sexo femenino, un menor nivel educativo, una mayor actividad de la enfermedad y una mayor puntuación de entesitis como factores de riesgo significativos para la fibromialgia asociada. La fibromialgia también puntuó con una peor actividad de la enfermedad reumática, un peor estado de salud global y una disminución de la calidad de vida.

Enfermedades reumáticas inflamatorias

Clasificación de las enfermedades reumáticas inflamatorias

  • espondilitis anquilosante.
  • artritis psoriásica (artropatía psoriásica)
  • artritis reactiva.
  • artritis asociada a enfermedades inflamatorias del intestino.
  • otras: espondiloartropatía indiferenciada, síndrome SAPHO, uveítis anterior aguda.

Peor respuesta al tratamiento

8 estudios evaluaron la respuesta al tratamiento, la fibromialgia fue un predictor significativo de no lograr la remisión con el tratamiento con MRB y de un mayor uso de terapia biológica. La influencia de la fibromialgia en la respuesta al fármaco se atribuyó principalmente a la interacción con la actividad de la enfermedad. Los pacientes con fibromialgia informan que tienen síntomas reumáticos más graves, lo que puede dar lugar a modificaciones innecesarias en el tratamiento con MRB . La fibromialgia también se ha asociado con neuroinflamación periférica y central. Esto puede desempeñar un papel en el estado inflamatorio de la enfermedad reumática; sin embargo, los datos sobre la influencia de la fibromialgia comórbida en la inflamación general no son concluyentes. Algunos estudios indicaron que el tratamiento con MRB puede atenuar los síntomas de la fibromialgia en pacientes con enfermedades reumáticas. No obstante se necesita más investigación para confirmar estos efectos.

Fibromialgia y prevalencia en las enfermedades reumáticas

En general, la fibromialgia fue una enfermedad prevalente que se asocia en pacientes de enfermedades reumáticas. Se descubrió que la fibromialgia aumenta la actividad de la enfermedad. Además empeora la calidad de vida del paciente e interfiere con el tratamiento farmacológico biológico.

«Es clave evaluar los síntomas de fibromialgia en la práctica clínica en el tratamiento de pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias», concluyen los investigadores.

Terapias biológicas en el tratamiento de las enfermedades reumáticas inflamatorias.

Referencia

Coskun Benlidayi I. La fibromialgia interfiere con la actividad de la enfermedad y la respuesta a la terapia biológica en enfermedades reumáticas inflamatorias [publicado en línea el 3 de enero de 2020]. Rheumatol Int. doi: 10.1007 / s00296-019-04506-2

5/5 (4)

Valora esta información

Cómo afectan las enfermedades reumáticas

Un estudio publicado en la revista Pain Medicine compara cómo las diferentes enfermedades reumáticas (fibromialgia, artritis reumatoide (AR), espondiloartritis y síndrome de Sjögren) afectan a diferentes ámbitos de la vida del paciente. Entre ellos se incluyen la calidad de vida, los ajustes psicológicos y el uso de estrategias de afrontamiento.

Las cuatro enfermedades tienen características clínicas diferentes, pero comparten los síntomas de dolor y fatiga.

«Todas estas enfermedades tienen un gran impacto en la vida diaria de los pacientes, lo que les obliga a un sobresfuerzo considerable para hacer frente a la enfermedad.

La mayoría de los estudios existentes que comparan la fibromialgia con otras enfermedades reumáticas solo consideran la fibromialgia cuando está asociada con otra enfermedad reumática. La falta de datos no permite hacer una distinción clara entre cómo los pacientes se ajustan psicológicamente a cada enfermedad «, apuntan los autores del estudio.

Participantes del estudio

Este estudio multicéntrico incluyó a 165 mujeres con fibromialgia (n = 48), AR (n = 47), espondiloartritis (n = 47) y síndrome de Sjögren (n = 23). Todos los pacientes completaron el Cuestionario general de salud 28 (angustia emocional), Escala de gravedad de fatiga (fatiga), Cuestionario de impacto de fibromialgia (impacto de la enfermedad), Cuestionario de estrategias de afrontamiento (afrontamiento) y Mini entrevista neuropsiquiátrica internacional (comorbilidad con eje DSM IV- I trastornos). La ansiedad comórbida y los trastornos depresivos y el impacto de la enfermedad en el bienestar mental y el ajuste de la vida diaria de los pacientes se compararon mediante la prueba de Kruskal-Wallis, la prueba de U de Mann-Whitney y la prueba de chi2.

La edad media de toda la cohorte fue de 47,24 años; la edad media por enfermedad fue: fibromialgia, 47,98 años; RA, 50.89 años; espondiloartritis, 42,30 años; y el síndrome de Sjögren, 48.30 años. En general, la duración promedio de la enfermedad fue de 4,13 años.

Resultados que concluyen como afectan las enfermedades reumáticas

Los pacientes con fibromialgia, en comparación con otras enfermedades reumáticas, habían padecido en el pasado episodios depresivos mayores recurrentes. En comparación con los pacientes con espondiloartritis o síndrome de Sjögren. Los pacientes con fibromialgia tenían tasas más altas de trastornos de ansiedad (agorafobia y trastornos de ansiedad generalizada). Además tenían una tasa más alta de trastorno de estrés postraumático que los pacientes con artritis reumatoide.

Las pacientes con fibromialgia menopáusica tuvieron un mayor impacto de enfermedad, dolor y fatiga en comparación con el grupo de artritis reumatoide ; mayor fatiga y menor distanciamiento del dolor que los pacientes con espondiloartritis; y mayor distracción e ignorar las sensaciones frente a los pacientes con síndrome de Sjögren. Entre las mujeres premenopáusicas, las pacientes con fibromialgia tienen más síntomas y fatiga en comparación con las pacientes con artritis reumatoide, y más fatiga que las pacientes con espondiloartritis.

Los pacientes con fibromialgia con más dificultades para adaptarse a la enfermedad

Los autores concluyen que los pacientes con fibromialgia tienen mayores niveles de dolor; mayores niveles de ansiedad y trastornos depresivos. Y una peor calidad de vida en comparación con los pacientes con enfermedades reumáticas estudiadas de este ensayo. Los pacientes con fibromialgia también tuvieron más dificultades para adaptarse a la enfermedad.

La necesidad de apoyo psicológico en las enfermedades reumáticas

«Ayudar a los pacientes a desarrollar estrategias de afrontamiento apropiadas debería ser parte del manejo de las enfermedades reumáticas, particularmente la fibromialgia y el síndrome de Sjögren», recomendaron los autores del estudio.

«Sería deseable que los departamentos de reumatología tuvieran un psicólogo en su personal para hacer un seguimiento, detectar y prevenir los trastornos del estado de ánimo (debido a su asociación con niveles de dolor, fatiga y estrategias de adaptación desadaptativas) y, en general, para evaluar y apoyar a los pacientes a adaptarse a su enfermedad «.

Enlaces de interés Clasificación de la fibromialgia

Fuente: Estudio comparativo fibromialgia, artritis reumatoide, espondiloartritis y síndrome de Sjögren. Impacto de la enfermedad en la calidad de vida, ajustes psicológicos y el uso de estrategias de afrontamiento

4.36/5 (11)

Valora esta información

cerebro en fibromialgia
¿Qué causa la fibromialgia? La enfermedad de fibromialgia se caracteriza por dolor y diferentes síntomas, unido a fatiga, problemas para dormir y falta de concentración.

Los expertos aún tienen mucho trabajo por delante para saber la verdadera causa de la enfermedad. Aunque los científicos apuntan la evidencia hacia a un posible sospechoso: La neuroinflamación o inflamación en el cerebro.

«Todavía no entendemos completamente qué causa la fibromialgia. Pero los escáneres cerebrales en pacientes con fibromialgia muestran esta neuroinflamación ”, dice el Dr. Benjamin Abraham, experto en el tratamiento del dolor. «Hemos visto inflamación e irritación en los nervios que transmiten el  dolor».

La búsqueda del dolor en lugares equivocados

El dolor muscular es uno de los síntomas clave de la fibromialgia. Al principio, en la investigación de fibromialgia, los científicos buscaban evidencias inflamatorias en los músculos, dice el Dr. Abraham.

La investigación actual sugiere que estaban buscando en el lugar equivocado. Cada vez más, la investigación apunta a que el problema radica en los sistemas de procesamiento del dolor dentro del cerebro.

Las personas con un diagnóstico de fibromialgia parecen tener el sistema de detección del dolor fuera de control. Tienen una reacción más grande de lo normal a las sensaciones dolorosas.

Y a menudo sienten dolor en respuesta a sensaciones (como calor o frío) que otras personas no encuentran dolorosas en absoluto.
«Estamos comenzando a comprender que es una enfermedad del procesamiento del dolor», dice el Dr. Abraham.

Posible causa de la fibromialgia; Neuroinflamación y cambios cerebrales.

Los científicos usando tomografia por emisión de positrones en los cerebros de personas con fibromialgia hallaron neuroinflamación cerebral. Otros investigadores estudiaron el líquido cefalorraquídeo y descubrieron proteínas vinculadas a la neuroinflamación.

Sin embargo, los hallazgos en las células cerebrales no son el único culpable. «Es más complicado no se puede atribuir todo a la neuroinflamación», dice el Dr. Abraham.

«Parece haber también un cambio en el tamaño y forma de ciertas áreas del cerebro». Los científicos descubrieron algunas regiones del cerebro más pequeñas de lo que se esperaba.

También hay evidencia en diferencias de las conexiones cerebrales

Las áreas del cerebro involucradas en el procesamiento del dolor están en comunicación constante.

En personas con fibromialgia, puede existir pausas en esta comunicación. «Si un área tiene problemas para comunicarse con otra, puede procesar como dolorosas sensaciones como frío, la presión o el ejercicio».

¿Nuevas pistas en el tratamiento de la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad compleja, y probablemente no haya una sola causa, dice el Dr. Abraham. Aún así, la mayoría de los expertos en fibromialgia están de acuerdo en que la neuroinflamación y los cambios cerebrales relacionados son factores importantes en la enfermedad.

Aún en la actualidad a las personas con fibromialgia todavía se les dice que todo está en su cabeza. La evidencia inflamatoria muestra que eso es cierto a medias: la respuesta podría estar en el cerebro de los pacientes, pero no en su imaginación.

Los nuevos hallazgos en la investigación también podrían apuntar hacia nuevos tratamientos: algunas personas con fibromialgia han visto mejorar sus síntomas después de tomar medicamentos que atacan la neuroinflamación, dice el Dr. Abraham.

Hay que ser optimistas y la investigación conducirá a mejores terapias. «La Ciencia progresa constantemente», dice. «Hay  grandes esperanzas para esta enfermedad».

 Neurogenic inflammation in fibromyalgia
 Littlejohn, G. & Guymer, E. Semin Immunopathol (2018) 40: 291. https://doi.org/10.1007/s00281-018-0672-2
 Evidence of both systemic inflammation and neuroinflammation in fibromyalgia patients, as assessed by a multiplex protein panel applied to the cerebrospinal fluid and to plasma
 1Pain and Rehabilitation Center, Department of Medical and Health Sciences, Linköping University, Linköping, Sweden
 2Department of R&D in Mental Health, Akershus University Hospital, Lørenskog, Norway
 3Department of Surgical Sciences
 4Department of Medical Sciences, Uppsala University, Uppsala, Sweden
 Correspondence: Emmanuel Bäckryd, Pain and Rehabilitation Centre, University Hospital, SE-581 85 Linköping, Sweden, Tel +46 10 103 3661, Fax +46 10 103 3682, Email es.dnaltogretsonoiger@dyrkcab.leunamme
 *These authors contributed equally to this work
 J Pain Res. 2017; 10: 515–525.
 Published online 2017 Mar 3. doi: 10.2147/JPR.S128508

4.53/5 (81)

Valora esta información

estímulos ambientales en fibromialgia

Fibromialgia y disfunción cognitiva

Tasas más altas de distracción podrían contribuir a la disfunción cognitiva (fibroniebla) en fibromialgia.

Las personas con fibromialgia sufren una peor resolución cognitiva en la vida diaria y perciben más distracción en la vida diaria, registrado a través de cortas pruebas cognitivas, informó Anna Kratz, Doctora de la Universidad de Michigan, en la Reunión Científica de la Sociedad Americana del Dolor del 2019.

La disfunción cognitiva en las personas con fibromialgia, o «fibroniebla», es muy común pero los mecanismos por los que se sufren no se consigue comprender, dice Kratz.
«Hasta este estudio, la cognición siempre se ha evaluado y estudiado en entornos clínicos o de laboratorio, no en el mundo real donde la gente realiza la mayor parte de su trabajo cognitivo y experimenta fibroniebla».

Desarrollo del estudio

El estudio utilizó una aplicación para teléfonos inteligentes.Interrogó a los participantes sobre su percepción del funcionamiento cognitivo y facilitó pruebas cognitivas, o «juegos cerebrales», a adultos con fibromialgia (n = 50) y controles sanos (n = 50). Se identificaron a los sujetos con fibromialgia cumpliendo los criterios del Colegio Americano de Reumatología 2016.

Después de cada sesión, se preguntó a los participantes si estaban distraídos durante las pruebas por algo del ambiente.

Las posibles fuentes de distracción incluyen la luz, la temperatura, el sonido y las distracciones sociales.

Hallazgos del estudio

Ambos grupos mostraron patrones diurnos similares en las medidas objetivas de la memoria de trabajo. Se mantuvo estable a lo largo del día, y para la velocidad de procesamiento objetivo, que fue más lenta al despertar y al acostarse y al mediodía más rápido.
Para ambos grupos, la disfunción cognitiva percibida fue más alta al despertar y mejoró a lo largo del día. Cabe destacar que el grupo control mostró una tasa de mejoría significativamente mayor.

Los grupos demostraron disminuciones similares en las medidas subjetivas y objetivas de la disfunción cognitiva cuando estaban distraídos, pero el grupo de fibromialgia informó distracciones en una tasa más alta (41% de las pruebas) que los controles (30% de las pruebas; χ2 = 45.20, P <0.001).

«Estos hallazgos abren una ventana a comprender y conocer cómo se experimenta la fibroniebla en la vida cotidiana», dijo Kratz.

Las distracciones y un mayor compromiso en las funciones cognitivas en fibromialgia

Las distracciones pueden tener un mayor impacto en la función cognitiva en personas con fibromialgia, apunta.
«Una hipótesis que puede ayudar a explicar el porqué está comprometido el funcionamiento cognitivo en personas con fibromialgia. La mayor sensibilidad a todos los tipos de estímulos, incluidas las luces, los sonidos y la temperatura», explica.

«La idea es encontrar que puede favorecer las distracciones en el entorno cotidiano. Y si estas distracciones interfieren con el funcionamiento cognitivo».

El estudio tiene ciertas limitaciones como el pequeño tamaño de muestra. Variables desconocidas que podrían influir en el resultado.  Kratz quiere analizar, en futuros trabajos, como afecta en el mundo real el funcionamiento cognitivo en pacientes con fibromialgia.
Para ello los futuros estudios se basaran en imágenes funcionales de la conectividad cerebral durante el desarrollo de las tareas cognitivas.

La investigación fue financiada por una beca del NIH. Kratz declara que no tiene ningún conflicto de interés.

Medidas para hacer frente a la fibroniebla

American Pain Society

Source Reference: Kratz A, et al "Characterizing Fibrofog in Daily Life: Ambulatory Cognitive Functioning in Adults with Fibromyalgia and Matched Controls" APS 2019; Abstract 117


Source Reference: Kratz A, et al "The Role of Environmental Distractions in the Experience of Fibrofog in Real-World Settings" APS 2019; Abstract 119.

4.63/5 (24)

Valora esta información

perimenopausia y dolor crónico
Los síntomas de la perimenopausia pueden duplicar el riesgo de dolor crónico
Un estudio basado en datos de la Administración de Salud de Veteranos sugiere una relación entre los síntomas de la perimenopausia y múltiples problemas de salud crónicos.

¿Qué es la perimenopausia?

Perimenopausia o «alrededor de la menopausia» y es el tiempo de transición hacia la menopausia y marca el final de los años reproductivos.

Síntomas de la perimenopausia

  • Periodo menstrual irregular
  • Calores
  • Sudores nocturnos
  • Problemas para dormir
  • Cambios vaginales que generan sequedad o molestias durante las relaciones sexuales.
  • Infecciones urinarias o de la vejiga
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Debilidad de los huesos

Manifestaciones de la deficiencia estrogénica a corto plazo:

  • Síntomas vasomotores, bochornos, sudoración
  • Trastornos del sueño, insomnio
  • Trastornos a nivel cognitivo, pérdida de la capacidad de solución de problemas
  • Cambios de carácter, irritabilidad, depresión, llanto fácil
  • Resequedad de mucosas, vagina, ojos, etc.
  • Disminución de la Líbido

Este conjunto de signos y de síntomas, es la causa más frecuente de consulta, 58% al 93% de las mujeres lo presentan en los dos primeros años alrededor de la menopausia y se calcula que un 30%, busca atención médica y que aproximadamente un 25% permanece sintomática por más de 5 años

Perimenopausia y dolor crónico ¿Cómo se relacionan?

Además de otros problemas de salud crónicos (osteoporosis, problemas cardiovasculares…)  que surgen por la pérdida de estrógenos,  también queda demostrado que puede afectar a la sensibilidad al dolor.

La investigación basada en el análisis de más de 200,000 registros de la Administración de Salud de Veteranos  demuestra una relación entre los síntomas de la menopausia y el dolor crónico.

Los resultados del estudio se publican en línea hoy en Menopause, Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS).

Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir problemas que cursan con dolor crónico, como dolor de espalda, fibromialgia, artritis y osteoartritis.

Las mujeres también reportan mayor gravedad y discapacidad relacionada con el dolor que sus homólogos masculinos.

No se conocen bien las causas que provocan mayor riesgo de tener dolor crónico, se ha documentado que el riesgo de problemas que causan o exacerban el dolor es mayor en las mujeres de mediana edad, cuando existe fluctuaciones en los niveles de estrógeno coincidiendo con la entrada en la perimenopausia o posmenopausia.

Los cambios comunes relacionados con la menopausia y el envejecimiento incluyen el aumento de peso y la disminución de la actividad física, lo que puede contribuir a sufrir dolor crónico, al igual que la falta de sueño y el estado de ánimo negativo, que también se sabe que afectan la sensibilidad de los síntomas y la tolerancia al dolor.

En este último estudio a gran escala de mujeres veteranas, los investigadores plantearon la hipótesis de que, incluso después de explicar la edad y otros factores de riesgo conocidos, los síntomas de la menopausia se asocia con mayores probabilidades de dolor crónico diagnosticado y morbilidad por dolor crónico.

Resultados de la investigación perimenopausia y dolor crónico

La investigación muestra es que las mujeres que sufren más síntomas en la perimenopausia o climaterio pueden ser las más vulnerables al dolor crónico.
Más específicamente, las mujeres con más síntomas en la perimenopausia pueden tener casi el doble de probabilidades de tener dolor crónico y más diagnósticos relacionados con el dolor crónico.

«Los niveles cambiantes de hormonas alrededor de la menopausia tienen interacciones complejas con la modulación del dolor y la sensibilidad al dolor, que pueden estar asociadas con la vulnerabilidad al desarrollo o la exacerbación de las condiciones de dolor», dice la Dra. JoAnn Pinkerton, directora ejecutiva de NAMS.

«Este estudio sugiere que la carga de los síntomas de la menopausia también puede estar relacionada con el desarrollo de dolor crónico».

Los resultados de la investigación aparecen en el artículo «Síntomas de la menopausia y dolor crónico en una muestra nacional de mujeres veteranas de mediana edad».

edades fibromialgia

Edades fibromialgia

En fibromialgia el mayor número de casos se observa a partir de los 40 años 

Menopause symptoms and chronic pain in a national sample of midlife women veterans
 Gibson, Carolyn J., PhD, MPH1,2; Li, Yongmei, PhD1; Bertenthal, Daniel, MPH1; Huang, Alison J., MD, MAS2; Seal, Karen H., MD, MPH1,2

Menopause: March 4, 2019 - Volume Publish Ahead of Print - Issue - p doi: 10.1097/GME.0000000000001312
CONSECUENCIAS DE LA DEFICIENCIA DE ESTRÓGENOS A CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO

4.84/5 (19)

Valora esta información

bullying en fibromialgia
Los niños acosados ​​pueden tener un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia en la etapa adulta, según un estudio transversal.

El estudio, “La asociación entre victimización por bullying en la infancia y la fibromialgia. Datos del estudio nacional de salud y apoyo social finlandés (HeSSup) basado en una muestra de 64,797 individuos, se publicaron en el Journal of Psychosomatic Research.

La fibromialgia es una condición compleja caracterizada por síntomas físicos como dolor crónico y fatiga, y síntomas psicológicos como problemas de memoria, depresión y cambios de humor. Se cree que la condición es causada por una combinación de factores como enfermedades infecciosas, traumas físicos o emocionales y cambios hormonales.

Los eventos adversos durante la infancia son factores de riesgo para desarrollar dolor crónico y fibromialgia en la edad adulta, y los individuos con predisposición genética a estas condiciones son más sensibles a estos desencadenantes.

La intimidación es un problema común de la infancia que puede tener un impacto negativo a largo plazo en la salud física y mental, pero no se había estudiado antes su asociación con la fibromialgia .

Investigación bullying en Fibromialgia

En este estudio transversal, los investigadores exploraron si los niños que fueron acosados ​​tenían un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia cuando eran adultos.

El estudio incluyó a 11,924 individuos finlandeses que respondieron el cuestionario de Apoyo social y de salud en 1998 y dos encuestas de seguimiento en 2003 y 2012. Las encuestas recogieron datos sobre los participantes, si habían sido acosados ​​de niños y si alguna vez les habían diagnosticado fibromialgia.

Un total de 515 (4,3%) participantes informaron tener fibromialgia. De estos encuestados, el 50.6% reportó intimidación menor, y el 19.6% reportó haber sufrido intimidación severa en la infancia.

Los investigadores descubrieron que aquellos que tenían fibromialgia cuando eran adultos informaron haber sufrido más acoso ​​en la infancia. Los hombres reportaron acoso menor con mayor frecuencia, y las mujeres reportaron casos de acoso más severo.

«Hubo asociaciones estadísticamente significativas entre la victimización por bullying menor y grave en la infancia y la fibromialgia en la edad adulta», han encontrado los investigadores. «La asociación que se observó y fue más evidente en la intimidación grave, pero también fue estadísticamente significativa en la intimidación menor».

Conclusiones del estudio

Los resultados sugieren que los niños que han sufrido acoso ​​pueden tener un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia cuando son adultos y que los efectos del acoso infantil se sufren a largo plazo. Sin embargo, se necesitan estudios más exhaustivos para comprender  esta relación.

“Esto nos lleva al concepto de resiliencia: ¿por qué algunas víctimas de acoso sufren fibromialgia y otras no? Sin embargo, esto está más allá del alcance de nuestro estudio, pero se puede desarrollar en futuros estudios «, apuntaron los investigadores.

«Los hallazgos enfatizan en la importancia de tomar acciones para prevenir el acoso infantil».

Recursos web contra el acoso infantil

¿Cómo afecta el acoso en el cerebro?

 2019 Feb;117:48-53. doi: 10.1016/j.jpsychores.2018.12.003. Epub 2018 Dec 12.

The association between bullying victimization in childhood and fibromyalgia. Data from the nationwide Finnish health and social support (HeSSup) study based on a sample of 64,797 individuals.

Varinen A1Kosunen E2Mattila K3Suominen S4Sillanmäki L5Sumanen M3.

4/5 (2)

Valora esta información

reclutamiento investigació Fibromialgia Sevilla

Investigación en personas con fibromialgia

En los próximos meses se llevará a cabo una Investigación en personas diagnosticadas de fibromialgia en la Universidad Pablo de Olavide junto con el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) ubicado en Sevilla.

Voluntarios

Se abre proceso de reclutamiento para aquellas personas que estuvieran interesadas en participar. Una vez cerrado el proceso, se llevará a cabo una selección según criterios:

Criterios para la inclusión en la investigación:

-Se llevarán a cabo mediante tests estandarizados de la enfermedad de fibromialgia para determinarlo.
-Firma de consentimiento informado tras reunión informativa.
-Edad entre 20 y 45 años aproximadamente.
Criterios para la no inclusión en la investigación
-Otras patologías asociadas que pudieran limitar su movilidad o funcionalidad física.
-Movilidad limitada.
-Sin evaluación médica previa acerca del diagnóstico o posible diagnóstico de la enfermedad de fibromialgia.

Investigación

Se llevará a cabo mediante la realización de ejercicio físico adaptado y controlado en bicicleta estática de laboratorio en las instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide.
Dicha actividad se realizará dos días (2 sesiones) por semana con una duración por día de unos 30 minutos aproximadamente durante 9 semanas.

La investigación consta de una serie de fases:

-Evaluación previa de la autonomía, calidad de vida e impacto de la enfermedad
mediante cuestionarios, tests y pruebas físicas funcionales estandarizadas para tal fin y evaluación previa valores sanguíneos. (1 sesión)
-Evaluación previa en la bicicleta estática. (1 sesión)
-Periodo de intervención de la investigación 9 semanas. (18 sesiones)
-Evaluación final. (2 sesiones)

Reunión informativa

Una vez cerrado proceso de reclutamiento y a modo de explicar de forma extensa los objetivos y metodología de la investigación así como resolver aquellas dudas que surjan en los posibles participantes, se realizará una reunión informativa en Sevilla capital
(lugar y fecha por determinar).
Contacto: interesados mandar correo a la dirección jcrodbau@alu.upo.es

4.56/5 (16)

Valora esta información

dolor de ojos en fibromialgia
Un pequeño estudio centrado en los problemas visuales en fibromialgia ha revelado que estos problemas son comunes también en otros problemas de dolor, como el dolor musculoesquelético.
Se tomó a pacientes con dolor musculoesquelético crónico sin fibromialgia como grupo control.

El estudio «Dolor ocular y ojo seco en pacientes con fibromialgia» publicado en la la Revista Pain Medicine llega a la conclusión que los problemas de visión son comunes en las enfermedades que cursan con dolor.

Dolor ocular

El dolor ocular puede aparecer en la superficie del ojo o dentro de las estructuras más profundas del ojo. El dolor ocular grave, especialmente acompañado de cierto grado de pérdida de visión, esto puede ser una señal de un problema médico más serio.

Sí se presenta en la superficie del ojo se suele describir como picor, ardor o dolor punzante. El dolor ocular superficial a menudo está relacionado con un cuerpo extraño en el ojo, una infección ocular o cualquier cosa que pueda irritar o inflamar la membrana que cubre la superficie del ojo.

Se suele describir el dolor ocular que se origina en el interior del ojo como una palpitación o dolor leve y continuo.

Ojo seco

El síndrome del ojo seco es la causa de una falta crónica de suficiente lubricación y humectación en la superficie del ojo. Sus consecuencias abarcan desde una irritación ocular leve pero constante a una inflamación significativa, y pueden aparecer incluso la aparición de cicatrices en la superficie frontal del ojo.

¿Cuándo consultar al médico? Ojo seco

Problemas visuales en fibromialgia

Eye Pain and Dry Eye in Patients with Fibromyalgia
 Alexander Karl-Georg Schuster, MD, MSc Markus Wettstein, PhD Andreas Gerhardt, PhD Wolfgang Eich, MD Christiane Bieber, MD Jonas Tesarz, MD
 Pain Medicine, Volume 19, Issue 12, 1 December 2018, Pages 2528–2535, https://doi.org/10.1093/pm/pny045

4.59/5 (22)

Valora esta información

visibilidad o invisibilidad del dolor
Un reciente estudio muestra cómo las enfermedades del dolor y la visibilidad o invisibilidad del dolor tiene un impacto en el personal sanitario y el abordaje hacia  los pacientes de dolor crónico.
El estudio llegó a la conclusión de la necesidad del abordaje del dolor en la figura de la atención centrada en el paciente y como mostrar empatía puede tener un impacto beneficioso en el tratamiento en los pacientes de dolor crónico.

La invisibilidad del dolor o la visibilidad tiene un impacto directo en el tratamiento del paciente

En el estudio participaron pacientes de dolor crónico con enfermedades más visibles como artritis reumatoide y síndrome de dolor regional complejo frente a enfermedades con dolor más invisible como el síndrome de Ehler-Danlos  y fibromialgia

Resumen

OBJETIVOS:

El uso de la atención interdisciplinaria centrada en el paciente (PCC) y el comportamiento empático parece ser una vía prometedora para abordar el tratamiento del dolor crónico, pero su uso en este contexto parece ser infravalorado. Varios factores pueden influir a través de la empatía en la atención centrada en el paciente , pero poco se sabe sobre cómo impacta la visibilidad en el tratamiento del dolor.

El objetivo de este estudio fue investigar la influencia de los signos físicos visibles en los comportamientos empáticos y como el cuidador se desenvuelve en el contexto del dolor crónico.

MÉTODOS:

La muestra 21 enfermeras y 21 médicos participaron en un estudio descriptivo. El PCC y la empatía se evaluaron a partir de la autoevaluación y la evaluación mediante grabaciones de video con pacientes reales de dolor crónico.

RESULTADOS:

Los comportamientos empáticos de los participantes fueron significativamente más altos para los pacientes que tienen signos visibles de dolor (artritis reumatoide y síndrome de dolor regional complejo) que para aquellos que no tienen signos visibles (Ehler-Danlos síndrome y fibromialgia) ( p <0,001).

Los participantes muestran una mayor diferencia en el comportamiento centrado en el paciente de acuerdo con la visibilidad del dolor.

DISCUSIÓN:

La visibilidad del dolor en pacientes con dolor crónico es un factor importante que contribuye a un mayor uso de PCC y empatía por parte de enfermeras y médicos, la experiencia clínica puede influir en sus comportamientos. Por lo tanto, la invisibilidad del dolor puede ser una barrera para conseguir una calidad en la atención.

Estos hallazgos refuerzan la relevancia de educar a los cuidadores sobre estos sesgos inconscientes sobre su comportamiento hacia los pacientes con dolor crónico.

Pain Res Manag. 2018 Sep 24;2018:6375713. doi: 10.1155/2018/6375713. eCollection 2018.
The Impact of Pain Invisibility on Patient-Centered Care and Empathetic Attitude in Chronic Pain Management.Paul-Savoie E 1 , Bourgault P 1 , Potvin S 2 , Gosselin E 1 , Lafrenaye S 3 .
 Información del autor
 1 Escuela de Enfermería, Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, Université de Sherbrooke, Sherbrooke, QC, Canadá.
 2 Centro de Investigación de Instituto Universitario en Santé Mentale de Montreal, Departamento de Psiquiatría, Facultad de Medicina, Universidad de Montreal, Montreal, QC, Canadá.
 3 Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, Université de Sherbrooke, Sherbrooke, QC, Canadá.

4.78/5 (9)

Valora esta información