, , ,

Posibles nuevos tratamientos fibromialgia 2006

Edición y traducción| Fibromialgianoticias.com

En el 2006 ASRA (American Society of Regional Anesthesia and Pain Medicine) en San Francisco, California fué presentado un posible tratamiento más eficaz para la fibromialgia.

sociedad americana medicina

Ketamina para fibromialgia

Dos estudios presentados por ASRA (American Society of Regional Anesthesia and Pain Medicine) en San Francisco, California fué el uso de cetamina en pacientes con fibromialgia. Recomendada en casos rebeldes a tratamientos, la cetamina actúa directamente como inhibidor del receptor NMDA (responsable de la perpetuación del dolor). Estudios comprobaron que pacientes tratados con cetamina, en algunas situaciones, dejaron de presentar cuadros de dolores agudos, en algunos episodios, como crisis menos dolorosas.

Caracterizada con sintomas como dolor en varias partes del cuerpo, fátiga inexplicable, irritabilidad, depresión y sensación de hormigueo en brazos y piernas: La fibromialgia es un sindrome de dificil diagnóstico que puede ser enmascarada por los sintomas descritos anteriormente, afecta del 2% al 5% de la población osea la padecen de 3,5 a 8,9 millones de brasileños.

Alteraciones fibromialgia

Aproximadamente el 90% presentan un cuadro de fatiga, entre el 44 y 56% tienen cefaleas y ateraciones del sueño entre un 56 a 86% de los casos.

En Brasil esta nueva opción de tratamiento ya es recomendado por la reumatóloga Evelin Goldenberg. “Notamos que algunos pacientes que no respondian o no presentaban un resultado satisfactorio con la medicación existente . Con el uso de la Ketamina percibimos una mejora de los episodios y en algunos casos, ante la ausencia, devolviendo la autoestima al paciente”comenta a Dra. Evelin Goldenberg, maestra y doctora en reumatológia por la universidad de Sao Paulo (UNIFESP)- Escuela paulista de Medicina que tuvo la oportunidad de participar en el congreso de este año.

“La fibromialgia no tiene cura, pero puede ser controlada y con la ayuda del médico, permitir una mejora en la calidad de vida del paciente independientemente de la edad” Concluye la reumatóloga.

Actualizado a 2016
Uso de la ketamina en dolor crónico

Guardar

Valora la información

Valora esta información

,

proteínas antiinflamatorias y dolor crónico generalizado

Los niveles bajos de proteínas antiinflamatorias podrían contribuir al dolor crónico generalizado

Los niveles reducidos de proteínas antiinflamatorias podrían contribuir al dolor crónico generalizado, según un estudio de la Universidad Julius-Maximilians en Wurzburg (Alemania) que se publica en la revista ‘Artritis & Rheumatism’. El trastorno suele estar asociado con fatiga, problemas de sueño y depresión.

Los investigadores analizaron citoquinas en 40 pacientes con dolor generalizado crónico, 40 controles y un grupo adicional de 15 pacientes. Los 40 pacientes con dolor recibieron inmunoglobulina intravenosa (IGIV) como un nuevo tratamiento para el dolor que no respondía a la terapia estándar, mientras que 15 pacientes adicionales no recibieron este tratamiento.

dolor crónico generalizado

citoquinas

estudio

Durante el estudio se analizaron muestras sanguíneos tanto en lo relativo a citoquinas proinflamatorias y antiinflamatorias. Además se pidió a los pacientes que tasaran su dolor, fatiga, humor, función cognitiva y calidad del sueño sobre una escala del uno al diez.

Los pacientes del grupo del dolor no presentaron diferencias en la expresión de las citoquinas proinflamatorias IL-2, IL-8 y TNFa, pero tenían valores reducidos de citoquinas antiinflamatorias IL-4 y IL-10 en comparación con el grupo control sano. Los 15 pacientes del grupo adicional mostraron resultados similares, aunque la diferencia en IL-10 entre este grupo y los controles no fue significativa a nivel estadístico.

bajos niveles de citoquinas antiinflamatorias

Los autores apuntan que deben existir varios factores que intervengan en estos bajos niveles de citoquinas antiinflamatorias y cómo están vinculados con el dolor. Aunque los autores consideran que los niveles bajos de citoquinas antiinflamatorias podrían ser una consecuencia del dolor generalizado crónico y su tratamiento, señalan la hipótesis de que estas proteínas en realidad participan en la patofisiología del dolor crónico generalizado e indican que podrían ser un indicador para el diagnóstico del trastorno así como en su tratamiento más apropiado.

EUROPA PRESS

Guardar

Valora la información

Valora esta información

, ,

Neurológo en una unidad del dolor

Resumen
MARTINEZ-SALIO, A.; VICENTE, L.; ACEDO, M. S. y URBANO, M..

¿Para qué sirve un neurólogo en una Unidad del Dolor?.

Rev. Soc. Esp. Dolor [online]. 2005, vol.12, n.3, pp.146-153. ISSN 1134-8046.

Introducción:

La Unidad Multidisciplinaria de Dolor Crónico del Hospital Universitario 12 de Octubre está compuesta por una anestesióloga, una internista y un reumatólogo con dedicación absoluta. Con ellos colaboran una rehabilitadora y una psicóloga. Se analiza la utilidad de una consulta de apoyo de neurología, en principio destinada a contribuir al manejo de pacientes con dolor neuropático, especialidad que en nuestro medio tradicionalmente no ha participado en la atención a estos pacientes dentro de las Unidades del Dolor.

Métodos:

Se describe la actividad de la consulta de neurología durante seis meses. Dicha consulta está integrada en la Unidad, es desempeñada por un neurólogo que un día a la semana valora a los pacientes remitidos por la propia Unidad, emite un informe de interconsulta y discute con el médico remitente, o con toda la Unidad, su opinión. Se analizan las características demográficas, lugar de procedencia a la unidad, motivo de consulta en la unidad, motivo de consulta neurológico, tratamiento previo, intensidad del dolor, tiempo de evolución, diagnóstico, presencia e importancia del dolor neuropático, presencia o ausencia de patología psiquiátrica, laboral o judicial, y si hubo o no tras la consulta, modificación en el diagnóstico etiológico, de los mecanismos fisiopatogénicos involucrados en el dolor, en el plan de estudio, tratamiento, seguimiento y destino.

Resultados:

Al analizar nuestra población, en comparación con el conjunto de la población de la Unidad destaca que este subgrupo es de mayor edad que el atendido en la Unidad y es de gran complejidad, no sólo debido a su dolor sino también a su cronicidad, intensidad y larga historia de tratamientos previos.

Llama la atención que en un porcentaje significativo de los pacientes remitidos no había dolor neuropático, se modificó el diagnóstico etiológico en una minoría, pero en la mayoría una mejor exploración de los mecanismos fisiopatogénicos del dolor neuropático contribuyó a la variación del estudio diagnóstico, opciones de tratamiento y pronóstico. Por último, al comparar los pacientes atendidos con los de una consulta de neurología ambulatoria sorprende la ausencia en esta no sólo de cefaleas sino también de pacientes con dolores centrales que se podrían beneficiar de las posibilidades terapeúticas de una unidad del dolor.

Conclusiones:

Demostramos cómo un neurólogo consultor en una Unidad del Dolor puede ser útil para contribuir al diagnóstico etiológico de pacientes complejos, confirmar o descartar la presencia de dolor neuropático, contribuir al estudio y disección de los diferentes fenómenos positivos presentes y su posible adscripción a mecanismos fisiopatológicos concretos, base de la indicación de pruebas complementarias, de tratamientos dirigidos a esos mecanismos, explicar al paciente la naturaleza de su dolor, ayudar al seguimiento y pronóstico.

El Neurólogo en una unidad del dolor

Creemos que el modelo de un neurólogo consultor integrado en una Unidad Multidisciplinar de Dolor Crónico, frente a otros modelos de consultas unidisciplinares o en paralelo con las unidades de dolor ya existentes, enriquece la atención y la gama de opciones terapéuticas de los pacientes con dolor crónico.

Revista de la Sociedad Española del Dolor
versión impresa ISSN 1134-8046

Palabras clave : Dolor neuropático; Unidad del Dolor Multidisciplinar; Anciano; Tratamiento del dolor; Neurología.

Valora la información

Valora esta información

, , ,

Migraña. Anestésicos en pequeñas dosis ayudan

La investigación ha localizado por primera vez los “puntos gatillo” (al recibir un estímulo, disparan el dolor en otro lugar del cuerpo) que provocan crisis de migraña.

Uno de cada diez españoles sufre migraña, un problema que, según datos del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología, afecta a más mujeres (entre el 13 y el 17%) que a hombres (4-6%). Entre las cefaleas denominadas primarias (es decir, que no son debidas a una patología determinada) la más común es la migraña, una entidad de marcado carácter familiar, consistente en ataques recurrentes de cefalea de intensidad, frecuencia y duración muy variables (hay quien la padece a diario), que a menudo se localiza en un mismo lado de la cabeza y que se suele asociar a náuseas, vómitos e incapacidad para soportar la luz y los ruidos.

migraña

migraña

Grupo de estudios sobre cefaleas, fármacos activos sobre el sistema nervioso central y fibromialgia

Este problema es el centro de las investigaciones llevadas a cabo por el ‘Grupo de estudios sobre cefaleas, fármacos activos sobre el sistema nervioso central y fibromialgia’ del departamento de Farmacología de la Universidad de Granada, cuya responsable es Elena Pita Calandre. Su labor investigadora, entre la que destaca la prueba de nuevos fármacos en pacientes con cefaleas y fibromialgia, ha determinado que una infiltración periódica de anestésico local como complemento al tratamiento farmacológico habitual ayuda a atenuar los efectos de esta molesta enfermedad.

Los científicos de la UGR apuntan que en la génesis de la migraña interviene un proceso de sensibilización periférica: las personas que la sufren padecen una hiperexcitabilidad de la primera neurona (es decir, aquella que recibe los estímulos del exterior). Ello se traduce en la existencia de los denominados ‘puntos gatillo’, zonas de la cabeza que al ser presionadas disparan la crisis de migraña. “Cuanto más frecuente sea la migraña que sufre el paciente, más puntos gatillo suele presentar”, apunta la doctora Pita, que recientemente ha publicado los resultados de su trabajo en el ‘European Journal of Neurology’.

En la cabeza y en el cuello

Aunque los puntos que desencadenan la cefalea pueden estar situados en cualquier parte de la cabeza, lo más habitual es que se localicen en la zona temporal (sienes) y en la nuca. Es por ello que a la consulta de Elena Pita acuden a menudo pacientes a los que les duele la cabeza, incluso, al peinarse. La localización de estos ‘puntos gatillo’ en pacientes con migraña no se había estudiado nunca antes, aunque sí se había sugerido la existencia de hiperalgesia en diversas áreas del cráneo.

Según la investigadora de la UGR –cuyo grupo ha trabajado con más de un centenar de pacientes-, el tratamiento de los ‘puntos gatillo’ con infiltraciones periféricas de anestésico local mejora la cefalea en pacientes que no responden bien al tratamiento preventivo farmacológico. “Nuestro objetivo ahora es comprobar cuál es la combinación óptima de estas inyecciones subcutáneas para complementar el tratamiento habitual para combatir la migraña”, explica Elena Pita.

migraña crónica provoca trastornos de memoria

En un trabajo anterior, realizado en colaboración con la profesora María Luisa Arnedo Montoro del departamento de Psicología experimental y fisiología del comportamiento, el ‘Grupo de estudios sobre cefaleas, fármacos activos sobre el sistema nervioso central y fibromialgia’ de la Universidad de Granada ya determinó que la migraña crónica provoca trastornos de memoria. Dicho de otro modo, cuantos más frecuentes sean los dolores de cabeza en un paciente (y más años lleve padeciendo este mal), más posibilidades de sufrir problemas de memoria tendrá éste.

“Son muchos los enfermos que sufren de anomia (dificultad para recordar los nombres de las cosas) provocada por la cefalea”, explica Elena Pita. La explicación parece lógica: si una migraña crónica puede llegar a provocar crisis epilépticas o incluso un infarto cerebral, no resulta extraño que produzca trastornos cognitivos.

universia.es

En fibromialgia la migraña puede ser un síntoma asociado.

Valora la información

Valora esta información

, ,

Obesidad ansiedad y depresión

La obesidad incrementa un 25% el riesgo de desarrollar ansiedad y depresión

Un estudio encuentra la relación Obesidad ansiedad y depresión

Los obesos, sin embargo, presentan un 24 por ciento menos de riesgo de padecer adicción a sustancias como el alcohol y otras drogas.

Un estudio de uno de los sistemas de salud que existen en Estados Unidos, el ‘Group Health Coperative’ concluye que la obesidad está asociada a un 25 por ciento más de riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad y del estado del ánimo. Por contra, la obesidad disminuye un 25 por ciento el riesgo de sufrir abuso de sustancias.

Obesidad ansiedad y depresión

Estudio Obesidad ansiedad y depresión

Los científicos analizaron a 9.125 adultos entre los años 2001 y 2003. Con una edad media de 45 años, los participantes completaron una entrevista sobre sus características demográficas y físicas, además de trastornos psiquátricos; dentro de este último apartado, se preguntaba acerca de trastornos del estado del ánimo, como la depresión el trastorno bipolar, trastornos de ansiedad, y los de abuso de sustancias, como alcohol y otras drogas.

Relación obesidad ansiedad y depresión

Analizados los resultados, se llegó a la conclusión de que las personas obesas que habían participado en el estudio habían tenido una prevalencia más elevada de trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, pero una prevalencia menor de trastornos por abusos de sustancias. El vínculo entre obesidad y trastornos anímicos apareció con mayor fuerza entre blancos no hispanos y con niveles de educación más elevados.

Según los investigadores, estas conclusiones no indican la dirección de esta relación, pues tanto los factores que contribuyen a la obesidad podrían conducir a la depresión. Como los factores asociados a la depresión podrían llevar a la obesidad concluyeron los investigadores.
azprensa.com

Valora la información

Valora esta información

, ,

La inflamación y el trauma pueden aumentar la sensibilidad al dolor

En el proceso se elevan los niveles de iones de calcio en las neuronas que perciben el dolor en la medula espinal

Inflamación, trauma y dolor

Inflamación, trauma y dolor

afluencia de iones de calcio en las neuronas

La inflamación y el trauma pueden aumentar la sensibilidad de una persona al dolor. Según un estudio de la Universidad de Medicina de Viena (Austria) que se publica en la revista Science . Esto se produce en parte porque el dolor inflamatorio puede alterar el modo en el que la medula espinal procesa las sensaciones de dolor.

Los científicos han identificado un “amplificador” del dolor en la médula espinal. Pudiendo ser activado por entradas de dolor irregulares y de bajo nivel que imitan la inflamación natural.

Tales entradas irregulares de dolor pueden elevar los niveles de iones de calcio en las neuronas que perciben el dolor en la médula espinal. Por lo que conduce a la potenciación a largo plazo o un incremento de la fuerza de sipnasis.

Esto a su vez podría transformar la sinapsis clave inicial entre estas neuronas. Estas y otras neuronas de la médula espinal superando el mecanismo del dolor. Según los científicos, el cambio en la sipnasis amplifica la señal de dolor. Lo que aumenta potencialmente la sensibilidad de una persona ante dicho dolor
azprensa.com

Valora la información

Valora esta información

, ,

La tensión crónica altera el sistema inmunológico

Estudios coinciden en que la tensión crónica alteraría el funcionamiento del sistema inmunológico

Lejos de los debates sin soluciones sobre las frecuentes olas de delitos en las que queda sumergida la tranquilidad social, están las huellas psicológicas con las que las víctimas deben convivir de por vida convirtiendose en victimas de la tensión crónica . Nuevos estudios empiezan a confirmar que esas huellas dejarían marcas en la salud física.

“No podemos afirmar que todas las personas que sufren un delito desarrollan enfermedades, pero existen evidencias de que los eventos traumáticos afectan la salud de las víctimas: realizan más consultas médicas, se les realizan más cirugías o tienen una mayor cantidad de síntomas somáticos”, explicó a LA NACION la psicóloga Birgit Pfitzer, investigadora de la Universidad de Adelaida, en Australia.

celulas inmunidad

celulas inmunidad

Pfitzer acaba de finalizar un estudio piloto en víctimas de abuso sexual, violación de domicilio, estafa, violación y en sobrevivientes a intentos de homicidios. Los resultados preliminares, que la investigadora presenta hoy en la última jornada del IV Congreso Mundial de Estrés Traumático, que se realiza en el país, demostrarían la relación entre el estrés postraumático y la aparición de indicadores que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades futuras, como los problemas cardíacos.

efectos del estrés crónico en la salud

Para determinarlo, el grupo dirigido por Pfitzer comparó los efectos del estrés crónico en la salud de dos grupos de participantes: 27 víctimas de delitos versus 31 personas que no habían sufrido ningún delito. A todos se les realizaron mediciones psicológicas para evaluar el nivel de estrés y se les extrajo muestras de sangre.

“Es muy difícil encontrar y confirmar efectos directos entre el estrés generado por un evento traumático y las enfermedades orgánicas, pero estudios previos demostraron que el estrés postraumático afecta principalmente al sistema inmune”, dijo la científica alemana que realiza su investigación de doctorado en el Departamento de Psicología de la universidad australiana.

En el estudio, comentó Pfitzer, las víctimas tenían síntomas postraumáticos, entre los que suelen estar revivir la angustia del hecho vivido, repetir involuntariamente reacciones de ese momento, sentir despreocupación e indiferencia, insensibilidad emocional, aislamiento, falta de interés en las actividades diarias, vigilancia excesiva, irritabilidad o ataques de ira y sufrir falta de sueño, entre otras.

Sin embargo, aclaró la especialista, en la aparición de esos síntomas pueden influir experiencias traumáticas previas al delito, lo que confirma un estudio sueco en 6000 vendedores de comercios. La investigación demostró que una experiencia violenta previa a un robo aumenta 2,5 veces más el riesgo de desarrollar el trastorno de estrés postraumático después de sufrir o presenciar el delito.

efecto acumulativo

“Hablamos de un efecto acumulativo -resumió el doctor Hans Peter Söndergaard, autor principal del estudio-. La experiencia previa podría tener alguna similitud, pero también podrían influir razones bioquímicas para ese efecto. Las mujeres que buscaron ayuda después de una violación, por ejemplo, tienen mayor riesgo de desarrollar estrés postraumático si tienen bajo el nivel de cortisol, un descenso hormonal característico del estrés crónico y que le impide al organismo enfrentar el evento traumático.”

El equipo dirigido por Söndergaard, del Instituto Nacional para la Investigación de Factores Psicosociales y Salud, de Suecia, determinó que el robo era la situación laboral negativa más frecuente (44,7%) mencionada por los vendedores. Y los investigadores observaron que sufrir un robo aumenta el nivel de ansiedad, pero no el riesgo de sufrir depresión.

Síntomas participantes del estudio

Entre los participantes del estudio, 96 dijeron haber comenzado a sufrir dolor de cabeza, espalda y cuello; tener presión arterial elevada; sentir depresión, ansiedad y somnolencia; sufrir gastritis y úlcera; tener dolor en las articulaciones y desarrollar psoriasis, problemas de tiroides, fibromialgia, diabetes, asma e, incluso, aumentar de peso.

“La salud física puede desmejorar debido a las alteraciones del sueño que, a menudo, son parte del trastorno de estrés postraumático”, indicó Söndergaard a LA NACION vía correo electrónico antes de la presentación de los resultados en el congreso organizado por la Sociedad Argentina de Psicotrauma.

“Durante el sueño profundo, que son los primeros 100 minutos del descanso -continuó el experto-, se suceden procesos regenerativos que se alteran cuando el desorden del sueño forma parte del trastorno. Lo mismo ocurre con el sueño REM, lo que reduce la capacidad de procesar las emociones y de deshacerse de los problemas creados por el recuerdo del evento traumático.”

A los tres meses

El trastorno de estrés postraumático, que se caracteriza por la existencia de una amenaza de lesión o de muerte para quien sufre el evento traumático o un tercero, puede aparecer de manera inmediata o a los seis meses.

En la investigación dirigida por Pfitzer se analizaron los efectos del estrés traumático a partir de los tres meses posteriores al delito, aunque entre los participantes hubo personas que habían sido víctimas de un delito hacía 16 años.

“Estudiar el efecto del estrés a largo plazo en las víctimas de delitos es importante porque a menudo también sufren los problemas relacionados con el proceso legal, la incapacidad laboral y los problemas físicos y psicológicos”, explicó la investigadora.

La acumulación de las tensiones que genera todo esto, y que no se agota una vez que la víctima denunció el delito y regresa a su casa, debilitaría a largo plazo las defensas del organismo. “Entonces, las víctimas de delitos podrían sufrir deficiencias en el sistema inmune, por lo que decidimos estudiar el bienestar psicológico de los participantes y analizar distintos indicadores bioquímicos en la sangre -dijo-. Hallamos que algunos de esos marcadores habían cambiado, lo que podría deberse al estrés.”

Indicadores de inflamación

Uno de esos indicadores, el que más llamó la atención a la investigadora, fue el de la inflamación, que suele estar asociada con la aterosclerosis y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Claro que, la respuesta exacta aún se desconoce. “Existen varios mecanismos -puntualizó Söndergaard-. Uno es la sensación exacerbada a largo plazo de alerta y excitación propia del estrés postraumático. Esto puede aumentar la presión arterial y la tensión muscular, que produce dolor y fibromialgia. Otro mecanismo es la variación en distintas hormonas esteroides, como el cortisol o dehidroepiandrosterona, que pueden alterar la respuesta inflamatoria del sistema inmune y provocar enfermedad.”

La recuperación del estrés postraumático depende de muchos factores, entre ellos, el apoyo social, la asistencia terapéutica, las estrategias de autorrecuperación, las creencias religiosas, la valoración personal de la realidad y las experiencias previas.

“Si alguien ha sufrido una experiencia traumática previa, el delito puede disparar muchísimas consecuencias para la salud”, concluyó Pfitzer.

Fuente: LA NACION

Valora la información

Valora esta información

, , ,

Las emociones en fibromialgia

Las emociones en fibromialgia, existen muchos articulos de opinión o periodisticos no basados en fuentes cientificas normalmente tiulados la “enfermedad de las emociones”, en este estudio sobre las emociones en fibromialgia se determina que papel juega el factor emocional comparado con otros tipos de dolor crónico y fibromialgia.

Redacción fibromialgia Noticias

Los efectos de la ira y la tristeza en los informes de dolor clínico y experimental inducida por el umbral del dolor en mujeres con y sin fibromialgia.

OBJETIVO:

Conmúnmente las emociones negativas se encuentran en la fibromialgia y pueden afectar a el dolor. Este estudio examina los efectos de la ira y tristeza en el dolor crónico, umbral del dolor y tolerancia a la respuesta a estimulación eléctrica en mujeres con y sin fibromialgia.

Las emociones en fibromialgia

Las emociones en fibromialgia

Como se hace el estudio de las emociones en Fibromialgia

En este estudio 62 mujeres con fibromialgia y 59 controles sanos fueron sometidos a una situación neutral para depués inducirle a situaciones de tristeza y enfado. El efecto de estas emociones en las repuestas a el dolor (dolor clinico no inducido, inducido experitalmente el umbral sensorial, el umbral sensorial y la tolerancia a el dolor) fueron analizados con las medidas de las variaciones en el analisis.

En un estudio experimental, 62 mujeres con fibromialgia y 59 mujeres sin diagnóstico de fibromialgia recordó una situación neutral seguida por recordar un tanto enojo que inducen y una situación de tristeza que inducen, a fin de contrarrestar. El efecto de estas emociones en las respuestas de dolor (no inducida por el dolor clínico y experimental inducida por el umbral sensorial, el umbral de dolor y tolerancia al dolor) fueron analizados con análisis de medidas repetidas de la varianza.

RESULTADOS:

Los informes en la clinica de el dolor aumentó (p <.001) en mujeres con fibromialgia y el umbral de dolor (p <.001) y tolerancia (p <.001) disminuyeron en ambos grupos como respuesta a la ira y la inducción de tristeza. La reactividad de la ira se predijo tanto en la clínica como en la estimulación eléctrica en la respuesta al dolor.

CONCLUSIÓN:

La experiencia de la ira y la tristeza amplifica el dolor en mujeres con y sin fibromialgia. Una respuesta al dolor más fuerte se encontró induciendo la emoción y se observa una mayor rectividad emocional.

No existe evidencia convincente, se encontró una sensibilidad mayor a la ira y la tristeza en las mujeres con fibromialgia que en las mujeres sin diagnóstico de fibromialgia. O una sensibilidad mayor a la ira que a la tristeza en la fibromialgia. La aparición de la rabia y la tristeza parece ser un factor de riesgo general para la amplificación del dolor. Técnicas de regulación emocional puede atenuar la sensibilización al dolor emocional en los pacientes con fibromialgia. Los efectos de la ira y la tristeza en los informes de dolor clínico y experimental inducido, el umbral del dolor aparecen en mujeres con y sin fibromialgia.

Traducción por Fibromialgianoticias.com©

Arthritis Res Care (Hoboken). 21 de abril de 2010.
H van Middendorp, MA Lumley, JW Jacobs, JW Bijlsma, R. Geenen
Departamento de la Universidad de Utrecht Psicología Clínica y de Salud,, los Países Bajos
Arthritis Res Care
PMID: 20506177 [PubMed – según lo provisto por el editor]

(Actualizado a 2016) Más estudios sobre el papel de la emociones en fibromialgia

4.67/5 (3)

Valora esta información

, ,

Estudio prevalencia fibromialgia en España

La UCA lleva a cabo un estudio sobre la fibromialgia con el Institut de Recherche Pierre Fabre

Estudio prevalencia fibromialgia

La Universidad de Cádiz a través del Dpto. de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia, está actualmente realizando un proyecto de colaboración con el Institut de Recherche Pierre-Fabre a través del cual se pretende estudiar la prevalencia de fibromialgia en España.

Este estudio pretende conocer a través de una metodología similar a la utilizada en otros países de Europa como Portugal, Francia e Italia, la prevalencia de esta patología en la población española y compararla con la obtenida en estos países de Europa.

El estudio consta de 2 fases; una fase de validación de la versión española del cuestionario que sirve para el screening en la población general de “posibles casos de fibromialgia “ y una segunda fase que trata de confirmar de entre estos posibles casos cuáles son verdaderos.

exploración de estos pacientes por un grupo de reumatólogos

La participación de la UCA en el estudio se centrará en el asesoramiento en los aspectos metodológicos de la validación en el cuestionario, y de esta labor es responsable la profesora y doctora Inmaculada Failde Martínez . La primera fase del proyecto, de validación del cuestionario y realización de la encuesta telefónica a una muestra representativa de la población adulta española, ya se ha realizado y actualmente el estudio se encuentra en fase de confirmación de los posibles casos a partir de la exploración de estos pacientes por un grupo de reumatólogos participantes en el estudio.

Articulo extraido de Boletín mensual sobre innovación y transferencia nº 19. Mayo 2006 .

Valora la información

Valora esta información

,

Fibromialgia y dopamina: Un estudio

Actividad reducida en la actividad presipnatica dopaminergica en Fibromialgia

demostrado con Tomografia de emisión de Positrones; Un estudio piloto

Edición  y traducción | Fibromialgianoticias.com 7-Enero-2006

Patrick B. Wood , James C. Patterson , John J. Sunderland , Kerrie H. Tainter , Michael F. Glabus , David L. Lilien

dopamina

dopamina

Extracto

Aunque la patofisiología subyacente el dolor del síndrome del fibromialgia (FMS) sigue siendo desconocida. Una variedad de resultados clínicos y de investigación sugiere un desregulación de la neurotransmisión dopaminergica. Por lo tanto investigamos la función dopaminergica presinaptica en 6 pacientes femeninos del SFM con respecto a la edad 8 y género-emparejamos controles según lo determinado por tomography de la emisión del positrón con 6 el fluoro-L-DOPA [18F] como trazalíneas.

El análisis semiquantitativo reveló reducciones en 6 uptake del fluoro-L-DOPA [18F] en varias regiones del cerebro esto indica una interrupción de la actividad presipnaptica de la dopamina. Donde la dopamina desempeña un papel supuesto en analgesia natural. Aunque el tamaño de muestra pequeño hace que sean datos preliminares aparece que la Fibromialgia  se puede caracterizar por una interrupción de la neurotransmisión dopaminergica.

Perspectiva

Una asociación entre Fibromialgia y el metabolismo reducido de la dopamina dentro del neuromatrix del dolor proporciona penetraciones importantes en la patofisiología de este desorden misterioso.

Fuente;www.jpain.org

Guardar

Guardar

Valora la información

Valora esta información