, ,

Lady Gaga o Joanne lo que nadie quiere ver

Así fuerte, haciendo lo que muy pocos harían por su público. Arriesgando más allá de lo que una artista ya consagrada necesita hacer, quizás midiendo las fuerzas de la enfermedad y lanzandole un pulso, lo que no debería hacer en su situación y ahí está, mostrando que se puede hacer a pesar del dolor.
Esto es tan sólo una métafora, de lo que muchos, demasiados hacen día a día estar hasta que pueden. Hasta que su cuerpo dice basta.
Corren miles y miles de opiniones, muchos no ven nada más que música pero lo que de verdad se muestra es reservado a muy pocos. A los que han mirado frente a frente a su dolor y saben hasta dónde puede llegar el dolor y hasta dónde pueden llegar ellos y …pactan. Un pacto obligado con el diablo.

Escuchar para entender, ver para comprender

Para poder entender el dolor crónico hay que escuchar, simplemente escuchar o ¿Siempre estará maldito y no se podrá comprender nunca?

Joanne está haciendo un pacto…un gran pacto con el dolor. Pero a la vez se está riendo de él, podrás arrebatarme lo que más quiero pero te voy a mostrar al mundo entero. En una de sus conversaciones muestra cuando ha tenido situaciones con hombre incómodas, hombres poderosos que se creían con derecho a algo que ella no estaba dispuesta a doblegarse.

Y le preguntan:- ¿y qué has hecho en esas situaciones? Contesta “les he dado la vuelta hasta que he conseguido que estuviera a mi favor”. Un reflejo de lo que quiere mostrar…mostrar el dolor hasta que sus fuerzas aguanten, no es cuestión de ser más fuerte que nadie. Es cuestión de lucha, la de muchos que el tiempo va minando esa fortaleza.
El pacto con el diablo tiene un precio, antes lo vá a dejar al desnudo.

Y eso ha hecho, ha desnudado su alma y con él su dolor, lo ha dejado al descubierto. Y no le ha importado mostrar su soledad…sus incertidumbres, sus miedos, sus fracasos de la misma forma que sus triunfos.

Al silencio, paso de estar rodeada a la soledad…la soledad del dolor. Joanne siente la soledad del dolor.

Todo está medido, no es coincidencia lo que se muestra y lo que quiere mostrar….cientos de horas de grabación se habrán realizado para llevar a cabo esta hora y cuarenta minutos que ya forma parte de la historia de todos.

Joanne se muestra en el mejor momento de su vida, en el momento de haberse aceptado esas son sus primeras frases resumidas.

Muchas frases, muchos guiños y referencias al dolor que pasan inadvertidos hasta para quien los sufre. Y es que sufrir dolor no quiere decir implícitamente que lo conozcas, lo sufres pero no se conoce, conocerlo como un antipático amigo que tienes que aguantar por obligación es otra forma de vivir el dolor.

Hablando de la enfermedad

Dice Lady Gaga “Tienes que ahondar en el dolor de tu corazón para componer canciones” .Su canción un millón de razones…refleja mucho de esa lucha interna contra lucha con el dolor crónico, no sólo del dolor emocional ante cualquier pérdida que se sufre cualquiera a lo largo de la vida.

Estás dándome un millón de razones para dejarte ir.

Estás dándome un millón de razones para abandonar el show.

Estás dándome un millón de razones, me das un millón de razones.

Estás dándome un millón de razones, casi un millón de razones.

Si tuviera una carretera, correría por las colinas.

Si pudieras hallar una entrada, estaría tranquila siempre.

Pero estás dándome un millón de razones,me das un millón de razones,estás dándome un millón de razones,casi un millón de razones.

Hago una reverencia para rezar,intento hacer que lo peor parezca lo mejor.

Señor, muéstrame el camino.Para atravesar su desgastado cuero.

Tengo cien millones de razones para marcharme pero, cariño, necesito solo una buena para quedarme.

Mi cabeza está atrapada en un ciclo,miro a la distancia y observo. Es como si hubiera parado de respirar

Para muchos…tiene sentido esas palabras, palabras que sienten cuando bajan al infierno del dolor. Palabras que desaparecen, pensamientos que se desvanecen cuanto más te alejas del dolor y todo vuelve a estar…todo vuelve a cobrar sentido.

El dolor curte a la persona, cuando se deja llevar. Cuando le dá su lugar. Pero vivir con dolor físico está reñido con la realidad. La realidad abruma, te exige. No te deja frenar. La realidad no quiere de momentos de ausencias, ni de momentos de presunta “debilidad”. Lo real no deja espacios para vivir con la discapacidad.

Momentos de desconcierto cuando se dá cuenta de que ha perdido el tiempo, quizás por demasiadas energías invertidas, demasiado coste físico que duele y no le llevan a ningún sitio.

frustración ante los cambios, miedo a no poder llegar

Momentos en el que quizás aún no es consciente de la realidad, y como muchos en su rutina diaria han vivido como conflictos en la lucha por seguir, por estar con sus compromisos laborales. Hasta que el dolor es insoportable y en el futuro se descubrirán en esta situación y visualizarán que no querían control (era realmente esto lo que pasaba yo no soy así), simplemente luchaban por administrar el tiempo para poder seguir…una lucha de supervivencia.

Joanne está en un momento de pérdida, el homenaje a su tía fallecida de Lupus, sus amigas, hacen que nazcan estas palabras “Siento que viviré cada día con más pasión, más determinación, más compasión y más generosidad que nunca” y probablemente esto sea lo que le ha llevado a desnudar su alma y compartir la lucha contra el dolor físico de la enfermedad de fibromialgia. Al estar tan cerca del mundo de la enfermedad/des y sus sufrimientos apuesta por mostrar, por concienciar a pesar de los riesgos que supone no ser entendida, como a día de hoy no es entendido por muchos.

Llora por la muerte de su tía, de sus amigas…llora pero puede que realmente detrás de esas lágrimas esté la propia lucha contra su propia enfermedad de la que es muy consciente. Duda de su futura maternidad, los dolores que sufre en sus caderas le hace plantearse sí será capaz de afrontar un parto, un miedo y una realidad cuando se sufre el dolor crónico que incapacita cuando se vive a niveles intolerables.

Joanne repite una y otra vez ahora “ya no soy una chica soy una mujer madura con problemas”.

En el desierto sabe que hace sus últimas tomas como una chica que lo dá todo para sus little mosters, la grabación muestra como cae por el dolor, como es asisitida. Pero también muestra como no quiere dar explicaciones y Está inflamado” “lo he aceptado”…lo que muchos han vivido y que la incredulidad de su entorno les ha llevado a repetirlo una y mil veces para que le crean.

Joanne se derrumba ante la extenuación del esfuerzo fisico

Al final esas mil y unas veces el entorno cruelmente lo transforman en “quejas” y esa es la mayor lucha interna de un afectado de dolor crónico, como su escasa necesidad de justificarse se ha convertido en “siempre tienes dolor, a cada momento”. Joanne empieza con esa lucha entre la no necesidad de justificarse y convivir con el dolor de cara a los demás, por que los demás también han de convivir con su dolor aunque no lo vean.

El gran problema está ahí uno lo vive y es invisible para los demás. Y es que para quien no lo sufre cree que es imposible que todos los días y a todas horas se pueda sufrir, choca con la idea de supervivencia. Nadíe lo aguantaría se piensa desde la salud.

Joanne horas antes de su aparición ante sus fans mezcla los momentos de dolor, inyectables, ejercicios, inseguridades llantos demandas de querer estar con quien le proporciona seguridad. Hasta que sale y se muestra accesible y cuando todo pasa su primera palabra es SILENCIO.

Silencio, silencio, duele…esto es lo que no ve nadie y oculta…¿Oculta? No es una imagen casual, de horas de grabación elige esta…muestra lo que se necesita con dolor, lo que necesita y no tiene Silencio.

“Lo siento…soy una chica”- solloza arropada por brazos que le quieren, el miedo, el miedo a lo que ha sufrido con el dolor está latente y la inseguridad del futuro, de ser capaz sobrevuela.

Visita al médico

A pesar de llevar cinco años con dolor crónico, no se sabe cuántos médicos habrá visitado, en su espalda si se observa lleva marcas de ventosas. Un cuerpo dispuesto a sufrir todo con múltiples terapias y que no consigue descansar, sucumbe una vez tras otra al dolor crónico. En esta cuenta que ya sufría de dolor antes del accidente de cadera, el dolor crónico se ha intensificado por un disparador más un trauma físico un accidente.

Huellas de lucha contra el dolor, huellas de ventosas

Sus dudas de porque puede subirse a un escenario y poder hacer lo que hace, para después bajar y proseguir con el calvario del dolor. Como con el dolor puede permitirse hacer lo que hace…algo que muchos saben, no saber de dónde se sacan las fuerzas en determinados momentos y vuelven a ser otros…pero por momentos, luego vuelve todo.

Con la cronicidad se sabe que esos momentos acaban por desaparecer, con las décadas de sufrir dolor crónico, la discapacidad cada vez abarca más.

Lo que queda de manifiesto es que a pesar de tener ayuda, de poder permitirse los mejores especialistas se vé obligada a parar…el dolor discapacita…el dolor necesita readaptación. El dolor no perdona y rompe la carrera profesional de cualquiera…

Sí esto sucedia hace unos meses, cuando se grabó ahora ha cancelado sus giras ¿De verdad existen tratamientos a los que unos puedan acceder para seguir y para otros no estan permitidos?

NO… y eso muestra una y otra vez que sólo hay un camino…parar, bajarse del tren la cronicidad del dolor crónico obliga. Antes o después, con o sin ayuda.

Muestra, se reafirma en que finaliza una etapa de su vida.

En una sesión de maquillaje, deja evidente que no se rinde, lucha como cualquiera, como prosigue a pesar de sus ganas de llorar por no aguantar el dolor. Se distrae, distrae el dolor tocando un teclado, mientras manos se posan sobre ella y le tocan…sólo quien sufre de dolor crónico sabe el gran sacrificio que supone que te toquen mientras lo sientes, como se amplifica a niveles intolerables.

La concentración le empieza pasar factura, los niveles de dolor hace que te distraiga, exige que todo esté perfecto…si no lo está “le distrae”, una vez más el dolor condiciona las exigencias a las que está sometida.

El final

Joanne sabe que lo ha conseguido es número uno, se sube a un gran escenario en la Super Bowl, sólo sabe ella la lucha encarnizada que ha sufrido, su lucha contra el dolor. Sabe también que no volverá a suceder hasta el más fuerte sucumbe al dolor crónico.

Cada día personas fuertes se bajan de un tren, del tren que les pasa factura el dolor crónico y que es imposible vencer. Una amistad “endiablada”.

Print Friendly, PDF & Email
4.85/5 (34)

Valora esta información

Comparte
5 comentarios
  1. María A
    María A Dice:

    Si ,es muy duro y como siempre dicen muy difícil de explicar,yo ya no pierdo mi tiempo en explicarle a nadie al final el dolor es mío e igual nadie me lo puede quitar ,cuento con el apoyo de mi familia y eso para mí es suficiente cdo sé q muchos son incomprendidos,solo me levanto cada día tratando de mantenerme en pie y luchando conmigo misma,no quiero dejarme derrumbar ,me resisto y trato de seguir en pie pues también se que aunque pare el dolor no lo hace,él duele de todas formas.

    Responder
  2. beatriu
    beatriu Dice:

    Tengo fibro desde que naci sospechaban ya. A los 10 años de vida fue cuando oi su nombre Fibro….que? Ahí se quedo a los 15 lo volví a oír Y ha los 18 años me diagnosticaron fibromialgia fatiga cronica y sensibilidad quimica. Adios a mis sueños adios a mi vida….lo unico que se que nunca podre ser quien quiero ser ya que esto impide mi dia dia y la sociedad no es coincidente xk es invisible y mas cuando te quedas sin vida tan joven….ves como todos a tu alrrededor disfrutan cumplen sus sueños tu intentalo que estas 1mes que ni Te puedes mover. No puedo trabajar de dependienta no puedo trsbajar de maquilladora no puedo cantar ya que tengo mal la respiracion y problemas en cuerdas nódulos etc….cuando cantaba como un agel no puedo tocR n i la bateria xk se me duermen los brazos y me cogen espasmos ni Tocar instrumentos de viento xk me ahogo. Ni dibujar mucho rato xk me canso de vista y de manos aaa y estudiar es un chow fsta de memoria bloqueos dispersacion etc… .pero tengo que hacer vida normal como si no estuviese enferma y esty casada pero asta que no me toque la loteria no podre mantenerme el lujo de e d tar enferma.salusos

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Responder a Patricia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.