Las enfermedades que causan más dolor

¿Qué enfermedades causan más dolor?

El servicio de Salud del Reino Unido (NHS) ha elaborado una lista con 18 enfermedades en el que el dolor es su síntoma común. El objetivo de esta clasificación es mostrar que enfermedades del dolor son las más difíciles de soportar.
Cualquier persona que esté pasando por estas enfermedades merecen respeto y apoyo, todas son importantes.

Las personas que viven con enfermedades del dolor conviven con dudas internas, a menudo se preguntan si su dolor es fruto de su mente, suelen compara su dolor con el de los demás. Dudan si tienen menos capacidad de afrontar el dolor que las personas de su entorno. Es una duda que les mortifica.

Hacer frente a todas esas dudas y convivir con cualquiera de estas enfermedades del dolor es un gran esfuerzo diario.

Y si dudas y lleva a superarte, estás haciendo un gran esfuerzo especialmente si el servicio de Salud del Reino Unido muestra que estas conviviendo con una de las enfermedades más dolorosas.

El servicio de Salud del Reino Unido ha enumerado 20 problemas de salud que causan un dolor tan incapacitante que pueden interferir en cualquier tarea diaria.

A continuación, se recogen estas dolencias. Algunas pueden parecer obvias, pero otras pueden llegar a sorprender:

1 – Dolores de cabeza en racimo

Los dolores de cabeza en racimo son ataques insoportables de dolor en un lado de la cabeza, que a menudo se sienten alrededor del ojo.

‘Casi nadie’ ha oído hablar de este gran problema de salud, según la Organización de cefaleas en racimos del Reino Unido. A pesar del hecho de que se estima que en el Reino Unido hay el mismo número de pacientes con cefalea en racimos que pacientes con Esclerosis Múltiple.

La mayoría de las personas diagnosticadas con esta enfermedad «devastadora» luchan solas y aisladas con su dolor.

2 – Culebrilla ¿Has oído hablar del herpes zóster?

La infección se conoce mejor como herpes zóster.

Es una infección de un nervio y la piel que lo rodea que generalmente afecta un área particular en un lado del cuerpo.

El síntoma principal es una erupción dolorosa que se convierte en ampollas con picazón que contienen partículas del virus.

Un ataque de herpes zóster por lo general dura entre dos y cuatro semanas, pero el 20 por ciento de los pacientes desarrollan dolor neuropático en el área afectada de la piel.  Este dolor puede ser intenso y durar varios meses o incluso más.

La culebrilla puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en personas mayores de 70 años.

Es mucho menos común en niños.

3 – Hombro congelado

El hombro congelado significa que su hombro está dolorido y rígido durante meses, a veces años.

El servicio de Salud del Reino Unido explica que la articulación puede volverse tan rígida que es prácticamente imposible realizar movimientos simples, como levantar el brazo. Las actividades diarias pueden convertirse en un calvario.

No está clara la causa el hombro congelado, puede ocurrir después de una lesión en el hombro o el brazo, y es más común en personas con diabetes.

4 – Ataque cardíaco

Un ataque al corazón pone en peligro la vida y priva al músculo cardíaco de sangre rica en oxígeno.

La mayoría de los ataques cardíacos son causados cuando las arterias se estrechan y se llenan de materiales grasos e impiden correctamente que la sangre fluya.

Fumar y vivir un estilo de vida poco saludable son los principales factores que contribuyen a los ataques cardíacos, por lo que el ejercicio regular y el mantenimiento de una buena dieta son vitales.

Pero por causas ajenas a su voluntad, algunas personas son más propensas a tenerlas ya que las enfermedades cardíacas pueden ser hereditarias.

Los signos más comunes de un ataque cardíaco son:

Dolor en el pecho: opresión, pesadez, dolor o sensación de ardor en el pecho
Dolor en los brazos, el cuello, la mandíbula, la espalda o el estómago: para algunas personas, el dolor u opresión es intenso, mientras que otras personas simplemente se sienten incómodas
Transpiración
Sentirse mareado
Quedarse sin aliento
Sensación de náuseas o vómitos.
Sociedad Española del Corazón

5 – Fracturas oseas

Suena obvio, pero si se rompe un hueso, duele.

Las fracturas oseas pueden sanar por sí mismas, pero es posible que deban alinearse y fijarse en posición para que se fijen correctamente.

Como regla general, cuanto más edad se tenga y más grande sea el hueso que ha sufrido la fractura, más tardará en curar.

6 – Síndrome de dolor regional complejo (SDRC)

Como en el caso de los dolores de cabeza en racimo, muchas personas no habrán oído hablar de síndrome de dolor regional complejo.

El sitio web del NHS lo describe como una «condición con escasa comprensión y conocimiento» en la que una persona experimenta un dolor persistente intenso y debilitante.

Aunque la mayoría de los casos de síndrome de dolor regional complejo son provocados por una lesión, el dolor resultante es mucho más severo y duradero de lo normal.

El dolor generalmente se limita a una extremidad, pero a veces puede extenderse a otras partes del cuerpo.

La piel de la parte del cuerpo afectada puede volverse tan sensible que solo un ligero toque, golpe o incluso un cambio de temperatura puede provocar un dolor intenso.

Las áreas afectadas también pueden hincharse, ponerse rígidas o sufrir cambios fluctuantes de color o temperatura.

Muchos casos de síndrome de dolor regional complejo mejoran con el tiempo gradualmente  con el tiempo.

Sin embargo, algunos casos de síndrome de dolor regional complejo nunca desaparecen, y la persona afectada experimentará dolor durante muchos años.

7 – Hernia discal

El sitio web del NHS explica que una de las causas más comunes de dolor de espalda es la hernia de disco.

A menudo es la consecuencia de una lesión por torsión o elevación. Uno de los discos de la columna se rompe y el gel del interior se escapa.

La mayoría de las personas con hernia discal experimentan dolor de espalda repentino y severo.

Las caracteristicas del dolor por lo general, se alivia al acostarse, y a menudo empeora al mover la espalda, toser o estornudar. Una hernia discal también puede causar dolor en las piernas.

8 – Enfermedad de células falciformes

La enfermedad de células falciformes es el nombre de un grupo de enfermedades hereditarias que afectan a los glóbulos rojos.

Un episodio repentino de dolor, conocido como crisis de dolor, es uno de los síntomas más comunes en la enfermedad de células falciformes.

El dolor, generalmente, ocurre en los huesos y en las articulaciones, puede variar de leve a intenso y durar hasta siete días.

Algunas personas pueden tener un episodio cada pocas semanas, mientras que otras pueden tener  uno al año.

9 – Artritis

Las personas con artritis sufren dolores articulares constantes y a menudo incapacitantes, generalmente en las caderas, rodillas, muñecas o dedos.

El dolor puede aparecer repentinamente o con el tiempo, y a menudo está relacionado con dolores musculares y rigidez en las articulaciones.

10 – Migraña

Más que “solo un dolor de cabeza”: la migraña es un trastorno neurológico incapacitante y complejo.

Para muchas personas, la  principal característica es un dolor de cabeza limitante. Otros síntomas incluyen visión alterada, sensibilidad a la luz, el sonido y los olores, sentirse enfermo y nauseas.

«Los ataques de migraña pueden ser desgastantes y necesitar quedarse quieto durante varias horas».

«Los síntomas variarán de persona a persona y las personas pueden tener síntomas diferentes durante los diferentes ataques.

«Los ataques pueden variar en duración y frecuencia. Los ataques de migraña generalmente duran de 4 a 72 horas y la mayoría de las personas no presentan síntomas entre cada ataque de migraña.

«La migraña puede tener un enorme impacto en el trabajo, familia y vida social».

11 – Ciática

La ciática es un problema de espalda que afecta el nervio ciático.

El nervio ciático es el nervio más largo del cuerpo y se extiende desde detrás de la pelvis hasta los pies.

La ciática ocurre si se irrita o comprime de alguna manera, lo que generalmente implica que se ejerza presión sobre el nervio por una  hernia discal, por ejemplo, y el dolor básicamente seguirá el camino del nervio, se describe que comienza en la parte baja de la espalda y avanza hasta la pierna.

Otros síntomas pueden incluir sensaciones de hormigueo,  alfileres y agujas en la pierna, calambres y dolor punzante que comienza en la región de los glúteos y viaja rápidamente hacia el pie.

El dolor de la ciática puede variar de leve a extremadamente doloroso, hasta el punto de que en casos severos es imposible poner peso sobre la pierna afectada.

La ciática puede afectar a casi cualquier persona, pero es menos probable en personas jóvenes.

12 – Cálculos renales

Un cálculo renal es tener un dolor repentino, agudo y con calambres en la parte baja de la espalda o en el costado del abdomen, u ocasionalmente en la ingle.

El dolor puede durar minutos u horas, con pausas en el dolor.

El dolor a menudo comienza a mitad de la noche y puede ser tan intenso que quienes lo experimentan pueden sentir la necesidad de acudir a los servicios de urgencia.

La mayoría de los cálculos renales son lo suficientemente pequeños como ser expulsado por la orina, y el dolor desaparece una vez que se expulsa el cálculo.

13 – Endometriosis

La endometriosis es una afección ginecológica donde el tejido similar al revestimiento del útero crece en otras áreas del cuerpo, más comúnmente en la región pélvica.

Este tejido responde a las hormonas de la misma manera que el revestimiento del útero, puede causar inflamación, cicatrices y adherencias, lo que provoca dolor intenso y muchos otros síntomas.

Los síntomas clásicos de la endometriosis son dolor intenso durante o entre períodos; períodos muy largos, pesados ​​e irregulares; deposiciones dolorosas; dolor en la vejiga y dolor durante o después del sexo.

La fatiga extrema es muy común y la fertilidad también puede verse afectada.

Aparentemente le cuesta a la economía del Reino Unido £ 8,2 mil millones cada año en tiempo perdido de trabajo y costos de atención médica y afecta a 1,5 millones de mujeres en el Reino Unido.

Pero se estima que la endometriosis tarda 7,5 años en diagnosticarse.

No existe cura para la endometriosis, pero la condición es manejable y el diagnóstico oportuno podría salvar a las mujeres de muchos años de vivir con dolor constante.

No existe una causa definitiva para la endometriosis y la única forma concluyente de determinar si una mujer tiene endometriosis es a través de una laparoscopia, generalmente realizada bajo anestesia general.

14 – Gota

La gota,  conocida desde hace 2.000 años, es una enfermedad reumática dolorosa que causa la inflamación de las articulaciones y a menudo comienza en los pies o los dedos de los pies: para el 70% de los pacientes, la articulación del dedo gordo es la primera en verse afectada .

El ácido úrico se acumula y cristaliza en la articulación, causando hinchazón y calor, y la piel a veces se vuelve rojo púrpura.

La gota, que afecta principalmente a hombres de entre 40 y 60 años, causa ataques agudos, intermitentes y dolorosos de artritis en las articulaciones del pie, rodilla, tobillo, mano y muñeca.

Se trata con fármacos o un cambio radical en el estilo de vida.

15 – Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda es la inflamación del páncreas, órgano del tamaño de un plátano que forma parte del sistema digestivo.

El síntoma más común es el dolor abdominal intenso que aparece repentinamente.

Este dolor sordo a menudo empeora constantemente y puede recorrer la espalda o debajo del omóplato izquierdo.

Comer o beber, especialmente alimentos grasos, también puede hacer sentir dolor más rápido.

Inclinarse hacia adelante o acurrucarse en una pelota puede ayudar a aliviar el dolor, pero acostarse boca arriba a menudo lo aumenta.

16 – Úlcera estomacal

Una úlcera estomacal, o úlcera péptica, como a veces se las conoce, es una llaga abierta en el revestimiento del estómago o el intestino delgado.

La causa principal de estas úlceras son las bacterias, son responsables de hasta el 90 por ciento de los casos.

La segunda causa más común es el uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), incluida la aspirina y el ibuprofeno comúnmente utilizados, que pueden irritar el revestimiento del estómago.

Fumar en exceso o abusar del alcohol también puede aumentar las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Otra causa importante de úlceras es el estrés. El estrés crónico puede aumentar las posibilidades de desarrollar una úlcera estomacal y esto, combinado con los malos hábitos en los que muchos de nosotros caemos, como los patrones de comidas irregulares y generalmente comer en movimiento, puede ser un factor importante.

Las personas que padecen una úlcera estomacal a menudo describen sus síntomas como similares a la indigestión, la acidez estomacal y los dolores de hambre: una sensación de ardor o dolor en la parte superior del abdomen que puede viajar hasta el cuello o hacia abajo hasta el ombligo.

Sin embargo, es el dolor abdominal que distingue una úlcera de estómago de la acidez estomacal y la indigestión, a menudo unido a hinchazón y plenitud abdominal.

En algunos pacientes, comer puede aliviar el dolor, mientras que otros describen que empeora el dolor.

La mayoría de las personas encuentran que los alimentos grasos, las bebidas cítricas y los alimentos picantes irritan la úlcera.

Es importante evitar este tipo de alimentos para reducir las posibilidades de un brote.

17- Fibromialgia

Fibromyalgia Action UK explica que la enfermedad crónica causa «dolor generalizado y fatiga profunda».

Explica: «El dolor tiende a sentirse como dolor o ardor difuso, a menudo descrito como de pies a cabeza. Puede ser peor en algunas ocasiones que en otras. También puede cambiar de ubicación, usualmente volviéndose más severo en las partes del cuerpo que más se usan.

“La fatiga varía desde sentirse cansado hasta el agotamiento de una enfermedad similar a la gripe. Puede ir y venir y las personas pueden de repente sentirse sin energía, como si alguien simplemente se «desconectara».

18 – Dolor postquirúrgico.

Es común tener algo de dolor después de la cirugía, aunque la intensidad del dolor variará según el tipo de operación.

Pero demasiado dolor después de la cirugía no es deseable, explica el sitio web del NHS, y nunca debe sentir que tiene que «resistirlo».

Print Friendly, PDF & Email
5/5 (4)

Valora esta información

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *